×
Rubén Aguilar Valenzuela
Rubén Aguilar Valenzuela
ver +
Rubén Aguilar Valenzuela. Licenciado en Filosofía, Maestro en Sociología y Doctor en Ciencias Sociales. Presidente Ejecutivo de Afan y Asociados, S.C. Es profesor de Ciencias Políticas y de Comunicación en la Universidad Iberoamericana. Fue Coordinador de Comunicación Social y portavoz de la Presidencia de la República (2004 al 2006) y también de la Secretaría Particular del Presidente (2002 al 2004). Ha sido consultor de UNICEF, UNESCO, OEA, PNUD, BID, BM, UE y agencias de cooperación de Holanda, Alemania y Estados Unidos. En México del IMSS, DIF-Nacional, INI, la Secretaría de Desarrollo Social del gobierno de la Ciudad de México y de la Coordinación Presidencial para la Alianza Ciudadana. Fue editor de la revista Cuadernos del Tercer Mundo. Editorialista de El Universal (México), El Financiero (México) y articulista de las revistas Estrategia y Proceso. Actualmente su columna se publica dos veces por semana en El Economista (México) y una veintena de periódicos de los estados. Escribe mensualmente en la revista Etcétera temas de comunicación política. Es autor de quince libros. Los más recientes: La comunicación presidencial en México 1988-2012 en colaboración con Yolanda Meyenberg Leycegui (2015), Los saldos del narco: el fracaso de una guerra, en colaboración con Jorge Castañeda (2012), y La Sociedad Civil en México (2012).

" Comentar Imprimir
01 Octubre 2018 04:00:00
Urge legalizar-regular todas las drogas
El Gobierno que va a presidir el presidente Andrés Manuel López Obrador (2018-2024) puede hacer historia si deja atrás la política de sus antecesores con relación a la drogas, sobre todo la de Calderón y Peña Nieto, ante la evidencia del fracaso del paradigma prohibicionista y punitivo.

En México sabemos que la aplicación del paradigma son más de 100 mil muertos por sexenio. Está en manos de López Obrador si quiere o no seguir ese camino. La presidenta de la Comisión Global para la Política de Drogas, Ruth Dreifuss, dice que es un “fracaso fácil de probar” ante sus resultados.

Hace unos días en Nueva York, Peña Nieto, antes de dejar la Presidencia, firmó una propuesta del presidente Donald Trump para continuar con un paradigma que ha fracasado e incluso elevar su intensidad. Extraña que López Obrador ante esto no haya dicho nada cuando es común que todo lo comente. ¿Por qué?

Si el próximo Gobierno sigue con la implementación del actual paradigma se va a repetir lo que dice Dreifuss, quien fuera presidenta de Suiza, y es quien no se va a reducir la demanda de las drogas y tampoco el suministro de las mismas. Y sí va a suceder todo lo contrario.

Y seguro que de continuar con esa política lo que va a propiciar, como lo hace ahora, es que crezca el poder del crimen organizado y también, como consecuencia, se dañe el tejido social y la salud pública e individual, asegura Dreifuss.

López Obrador debe tener claro que si, pese a la evidencia, continúa la política de Calderón y Peña Nieto las instituciones estatales van a seguir siendo afectadas por la cooptación y corrupción del crimen organizado.

Y que los ciudadanos, sobre todo los más vulnerables, van a ser objeto, como ahora, de la desaparición y el asesinato, pero también del desplazamiento de sus lugares a causa de la guerra que se libra en ciertas regiones del país, como asegura la Comisión Global.

El próximo Gobierno no puede caer en “la ilusión de llegar a una sociedad libre de drogas”, como algunos, de manera ingenua, piensan es posible. La Comisión Global asegura “existe una demanda de drogas y si no se satisface por medios legales, será satisfecha por el mercado ilegal”.

Frente a esa realidad y ante el resultado del actual paradigma, sólo queda el camino de avanzar en el proceso de legalizar-regular todas las drogas, para evitar que “las organizaciones criminales controlen toda la cadena de drogas”, sostiene Dreifuss.

La Comisión Global a partir de evidencia asegura que “la regulación de las drogas actualmente ilegales no sólo es posible, sino que es necesaria” y añade que la “única respuesta responsable es regular el mercado, establecer regulaciones adaptadas a la peligrosidad de cada droga y monitorear y hacer cumplir estas regulaciones”.

Si el gobierno del presidente López Obrador quiere presentar resultados distintos a los de sus antecesores tiene que abandonar el paradigma prohibicionista-punitivo y empezar a caminar por la ruta de la legalización-regulación. Si no lo hace ya sabemos cuál es el resultado: más de 100 mil muertos en el sexenio.
Imprimir
COMENTARIOS


6

  • 8 9
  • 7
1
3 4
5 6 7 8 9 60 61 62 63 64 65