0 1 2 3
×
4
Juan Latapí
Juan Latapí
ver +

" Comentar Imprimir
24 Noviembre 2019 03:10:00
Valentín
Escuchar Nota
MUY A MENUDO SE NOS olvida que Monclova es una ciudad obrera, que desde hace 75 años la mano de obra es la que mueve a esta ciudad y la región, y que, paradójicamente, a pesar de ser mayoría, la participación de los obreros en los destinos de este lugar es mínima. Paradójicamente, también, los partidos políticos y los movimientos de izquierda no han sabido ni podido tener eco entre los trabajadores, ya sea para bien o para mal.

LA HISTORIA DEL MOVIMIENTO OBRERO de Monclova es un tema que no interesa a los cronistas e historiadores, y con la excepción del libro del periodista Beto Rojas, son muy escasos los textos que hacen referencia a esa historia que está pendiente por escribirse. Y cuando alguien se atreva a escribirla mencionará cómo en Monclova el antiguo Partido Comunista nunca pudo tener eco entre los trabajadores, con la excepción del movimiento ferrocarrilero de finales de 1959, encabezado por Demetrio Vallejo y Valentín Campa, en la entonces Villa Frontera. De Demetrio Vallejo (1910-1985) se sabe más, e incluso recientemente Elena Poniatowska, en su libro “El tren pasa primero”, narra su biografía, sin embargo, de Valentín Campa (1904-1999) poco se habla pesar de haber sido fundamental en las conquistas de los derechos laborales que hasta la fecha se tienen.

VALENTÍN CAMPA NACIÓ EN MONTERREY y muy pequeño, junto con su familia, se trasladó a Torreón donde le tocó presenciar el injusto linchamiento de varias decenas de chinos -narrada por Julián Herbert en su libro “La casa del dolor ajeno”. A los 16 años se fue a Ciudad Madero para trabajar en una empresa petrolera y posteriormente, en Ciudad Victoria, pasó a trabajar como estibador de embarques de los Ferrocarriles Nacionales, donde inició su actividad sindical, y en 1927 participó en la gran huelga ferrocarrilera. Ese mismo año ingresó al Partido Comunista Mexicano (PCM), fue apresado e incluso Plutarco Elías Calles ordenó su fusilamiento, lo que fue evitado por Emilio Portes Gil, gobernador de Tamaulipas, quien le ofreció un cargo público, a lo que Campa se negó.

AL POCO TIEMPO SE CONVIRTIÓ en uno de los principales dirigentes de la Federación Obrera de Nuevo León, lo que le valió ser secuestrado durante varios días y ya con una reputación de líder sindical incansable, participó en 1929 en la formación Confederación Sindical Unitaria de México, y un año después fue designado secretario general de esa organización. Como miembro del PCM asistió en 1931 al Congreso Internacional Sindical en Moscú; a su regreso, luego de sufrir represión, organizó varias huelgas a favor de los derechos de los trabajadores.

POSTERIORMENTE -SEGÚN NARRA LA INVESTIGADORA Doralicia Carmona Dávila-participó en la integración de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), al lado de Vicente Lombardo Toledano. Desde ahí apoyó la unidad de los trabajadores a pesar de que mantuvo un fuerte conflicto contra el grupo encabezado por Fidel Velázquez quien con el paso de los años se adueñó de dicha Confederación hasta convertirla en un sindicato blanco.

EN 1940 FUE EXPULSADO DEL PCM al oponerse al asesinato de León Trotsky, ordenado desde Moscú; sin embargo, su actividad sindical no disminuyó y en la década de los años 40, por su activismo desde el sindicato ferrocarrilero, volvió a ser encarcelado. Fue uno de los principales participantes del movimiento ferrocarrilero al lado de Demetrio Vallejo en 1959 y otra vez fue encarcelado en Lecumberri y liberado hasta 1970. Al salir reingresó al PCM donde continuó con su activismo y en 1979 fue diputado plurinominal por el PCM que luego se convertiría en el PSUM y después en el tristemente célebre PRD.

VALENTÍN CAMPA SIEMPRE FUE LEAL a sus principios, no le importó sufrir represión al luchar por los derechos laborales y sindicales de los trabajadores, así como por la democracia del país, siempre fue ejemplo de honestidad y rectitud en la lucha sindical y en la que, desafortunadamente, ya no hay líderes como él. Su limpia trayectoria le valió que apenas antier se publicara el decreto para que sus restos descansen en la Rotonda de las Personas Ilustres, en la CDMX.

ES DE ESPERARSE QUE LOS líderes históricos de la izquierda de Monclova y la región recuerden el día de mañana a Valentín Campa al cumplirse 20 años de su fallecimiento. Veremos que tan buena memoria tienen.

.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)2
Imprimir
COMENTARIOS


3

  • 4
5
7 8
9 0 1 2 3 4 5 6 30 31 32