×
Isabel Arvide
Isabel Arvide
ver +
Periodista, ha colaborado en los principales medios nacionales desde 1976. Recibió el Premio Nacional de Periodismo en 1984, primera mujer en obtenerlo por opinión. Es conocida por sus comentarios políticos críticos, ha publicado novela, poesía erótica, crónica y entrevistas. Entre sus libros destacan, con más de diez ediciones vendidas, "La Decisión Presidencial" y "Asunto de Familia", ambos analizando la corrupta relación entre Manuel Camacho, Carlos Salinas de Gortari y Luis Donaldo Colosio. En "La Guerra de los Espejos" narra el conflicto armado de Chiapas desde la visión de los cuarteles militares, editorial Océano, noviembre de 1998. Por el mismo sello editorial publicó, en 1999, "La Sucesión Milenaria" analizando el proceso electoral que llevaría a la derrota del PRI. Fue la efímera directora del diario Summa, de la empresa Televisa, hasta el primer día de diciembre de 1994, de donde salió por el encabezado: "Decepcionó el Gabinete". Hasta junio del 2000 escribió una columna política diaria para Ovaciones. A partir de esa fecha colabora en el diario Milenio, así como en el semanario del mismo nombre. Su columna diaria se publica en 15 periódicos de provincia. Visite www.isabelarvide.com

" Comentar Imprimir
20 Abril 2009 04:00:18
Verdades incómodas en Durango
En esto del crimen organizado, del narcotráfico, de las complicidades oficiales, no se vale “nadar de muertito”. Y, menos todavía, como algunos gobernadores decir que no tenían ni idea del tema. Peor, que es mucho peor, el cinismo de Ismael Hernández que amenazó al obispo Héctor González.

Porque eso fue lo que hizo, en el lenguaje más vil, al afirmar que el titular de la Diócesis de Durango debe ser “resguardado” por autoridades federales.
No solamente significa que sabe de qué lado están sus policías, como todos en el país lo saben también, sino que le dijo con todas sus letras que no se ande metiendo en sus asuntos. O sea los asuntos de la impunidad que su gobierno otorga al “Chapo Guzmán”.

De ahí, tan burdo, que Hernández haya ordenado la desaparición de las declaraciones del obispo de todos los medios locales y haya confiscado los medios nacionales donde se hablaba al respecto.

¿Por qué esta conducta? No se necesita tener mucha inteligencia para saberlo. Como bien aseguró el prelado católico en Durango solamente la autoridad, local y federal, desconocen el paradero del prófugo de la justicia.

Y esto no tiene otro calificativo que impunidad garantizada por la autoridad.

El gobernador no puede hacerse de “la vista gorda”, no puede evitar el tema y menos todavía afirmar que el obispo tendría que levantar una denuncia ante la PGR cuando la obligación oficial, para eso les pagan sus sueldos, es investigar una denuncia pública de esta naturaleza.

Ismael Hernández es amigo de muchos apellidos duranguenses que hoy están sujetos a investigación por complicidad con el tráfico de drogas. La realidad de La Laguna, especialmente de Gómez Palacio, no podría existir con su cauda de violencia si no hubiese protección oficial. No más, tampoco menos.

Las confrontaciones con el Presidente Calderón han sido magnificadas políticamente, pero una cosa es pedir que no se politicen los problemas de seguridad pública de cara a las elecciones y otra muy distinta pelearse con un obispo que simplemente dijo lo que los demás dicen, saben en Durango.

Quien tendría que dar una explicación, pronto, es el gobernador Ismael Hernández.

A no ser que en el país de los cínicos, cualquier tuerto sea rey y opine que en Durango no hay tanta violencia como en Chihuahua o que él por qué, a la manera de Fox, a él nada más lo eligieron, le pagan para “gobernar”…
http://www.isabelarvide.com
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5