×
Luis Carlos Plata
Luis Carlos Plata
ver +
Luis Carlos Plata (Saltillo, 1984) es abogado (UAdeC), maestro (UPF, Barcelona) y candidato a doctor (URV, Tarragona), pero practica el periodismo desde hace 17 años, y su trabajo de investigación le ha merecido premios estatales e internacionales. Ha sido articulista de catorcenarios, revistas y periódicos del norte del país desde 2002, además de fungir como director editorial de medios de comunicación en Veracruz.

" Comentar Imprimir
02 Diciembre 2019 04:11:00
Villa Unión 2019 Vs. Allende 2011: reacciones distintas a hechos iguales
Otra vez Los Cinco Manantiales. Otra vez grupos de civiles armados asaltando en convoy. Otra vez a plena luz del día y en fin de semana. Aterrorizando. Como en 2011.

Pero entonces nadie respondió. Mil 451 llamadas telefónicas a los servicios de emergencia realizadas del 18 al 22 de marzo desde Piedras Negras y Allende nunca fueron atendidas. El Estado abandonó a su suerte regiones completas.

Tanto el Gobierno federal (encabezado por Felipe Calderón) como el Gobierno estatal (encargado a Jorge Torres López) renunciaron al monopolio del uso de la fuerza. Lo cedieron, más bien, al crimen organizado.

Sin embargo en 2019 ha sido diferente. A cada acción siempre se opone una reacción igual pero de sentido contrario, reza la Tercera ley de Newton. Y así sucedió. La irrupción de grupos paramilitares a Villa Unión el sábado 30 de noviembre, a escasos 65 kilómetros de la frontera con Estados Unidos, se puede resumir con datos que necesariamente arrojan un resultado, como el número de muertos (20), la duración de “la balacera” (hora y 45 minutos), los vehículos decomisados (17) o a qué grupo pertenecían abatidos y fallecidos en el enfrentamiento con armas de fuego (14 presuntos delincuentes, 4 elementos de seguridad y 2 civiles). Adyacente a lo anterior hay seis heridos y un helicóptero dañado.

En el tema de la seguridad pública, cabe señalar, el Gobernador de Coahuila no ha repartido culpas ni escurrido el bulto, como sí lo han hecho irresponsablemente ante circunstancias similares otros mandatarios, especialmente de extracción panista.

Su presencia en el lugar del enfrentamiento encabezando el operativo apenas horas después de rendir su Segundo Informe de Gobierno en el Congreso del Estado, y no en el siempre lucidor evento de encendido del pino navideño en la Plaza de Armas, da un mensaje en el sentido correcto el día más importante del calendario.

Hace ocho años Torres López –hoy encarcelado en Estados Unidos– abandonó una boda en Piedras Negras luego de ser avisado de los hechos en Allende, y fue resguardado en Saltillo. Nunca dio la cara y la masacre fue ocultada.

Mientras en Allende se supo de la masacre hasta semanas después, como si al Municipio lo hubiese tragado una dimensión desconocida, en Villa Unión los hechos fueron reportados en tiempo real. Al momento de redactar estas líneas todo mundo ya vio circular en redes sociales los videos grabados por sus habitantes.

Sin un objetivo definido, más allá de violentar las instituciones –en este caso materializadas en el inmueble de la Presidencia Municipal– los pistoleros dejaron su impronta en la fachada del edificio, agujereada cientos de veces por balas de grueso calibre. La estrategia de la sicosis. O asolar territorios enteros, de por sí escasamente poblados; provocar un éxodo. Cabeza de Vaca, desde Tamaulipas, le puso nombre al fenómeno: Narcoterrorismo.

Por su parte Ignacio Alvarado, autor de Terror en Coahuila: Hasta 300 De-saparecidos en la Masacre Olvidada de México, lo resume con economía de palabras: “allí, donde supuestamente se disputan el territorio grupos de traficantes, es donde se concentran recursos naturales a punto de ser explotados por las oligarquías locales, en contubernio con conglomerados transnacionales”.

Al respecto existen múltiples trabajos periodísticos interesantes donde sobresale la misma hipótesis: un alto nivel de violencia con asesinatos y desapariciones en las zonas con recursos naturales importantes, a fin de agilizar el desplazamiento forzado de las poblaciones en cuyo subsuelo hay recursos energéticos.

Ahí están, por ejemplo, Los Cárteles No Existen: Narcotráfico y Cultura en México”, de Oswaldo Zavala; Las Guerras Ocultas del Narco, de Juan Alberto Cedillo; Los Zetas Inc., de Guadalupe Correa-Cabrera; Ni Vivos Ni Muertos: La Desaparición Forzada en México como Estrategia de Terror”, de Federico Mastrogiovanni; y Capitalismo Antidrogas: Una Guerra Contra el Pueblo, de Dawn Paley.


Cortita y al pie

Un detalle a considerar: las brechas de terracería que comunican Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas, mismas que sirven para que grupos delincuenciales se internen en territorio estatal, fueron abiertas por Lewis Energy, la única empresa que tiene autorización para practicar la fractura hidráulica en una parcela de 398 kilómetros cuadrados, en Coahuila, y desde 2004 opera en la entidad con un contrato (414104806, en poder de quien esto escribe) por 15 años que fue renovado en 2018 por otros 15. Inclusive a esos caminos se les conoce como “La Brecha del Gas”.

Por ello conviene poner especial atención a los asuntos ocurridos en la franja fronteriza en los últimos días, pues el orden de los factores sí altera el producto. Me explico.

El pasado 26 de noviembre Trump declaró en una entrevista que ha estado trabajando “los últimos 90 días” en un plan de intervención militar en México a partir de designar terroristas a los narcotraficantes, cuando el extrañísimo caso Le Barón –que supuestamente motiva su amenaza– había ocurrido solo 22 días atrás a 150 kilómetros de la frontera con Estados Unidos. Como si el interés existiese de tiempo atrás, y los Le Barón sirviesen solo de coartada y caballo de Troya.


La última y nos vamos

Por lo demás, la disputa es eminentemente territorial (de ahí el concepto sugerentemente llamado “efecto cucaracha”) y ante situaciones de alerta y máximo riesgo para la población civil uno esperaría acciones contundentes como las demostradas por el Estado Mexicano el 30 de noviembre (aunque se pueden cuestionar también los protocolos policiacos y militares: ¿exceden el uso de la fuerza, se trata de ejecuciones sumarias?).

En el inoperante sistema de justicia, donde la corrupción e impunidad imperan, estos cuentan con respaldo popular. Luego de librar situaciones de crisis y fuerza mayor uno esperaría también inteligencia y estrategia, ojos bien abiertos a factores externos como la hipótesis de “calentar” la Cuenca de Burgos, en la “República del Río Bravo”.

Huele a gas. Las venas energéticas de Coahuila pasan por Villa Unión y Allende. No está de más considerarlo.
Imprimir
COMENTARIOS


6

8
  • 0 1
  • 7
3 4
5 6 7 8 9 60 61 62 63 64 65