×
Aracely Rodríguez Guardiola
Aracely Rodríguez Guardiola
ver +

" Comentar Imprimir
15 Noviembre 2020 02:48:00
¿Votaremos por una candidata a Gobernadora en 2023?
Escuchar Nota
Hace 65 años, por primera vez en la historia de nuestro país, las mujeres tuvieron derecho a votar y ser votadas. La participación de la mujer en la historia política y democrática de México es relativamente reciente, fue hasta 1947 cuando a raíz de una promesa de campaña del entonces candidato Adolfo Ruiz Cortines, se modificó la legislatura vigente con la publicación en el Diario Oficial de la modificación del artículo 115, estableciendo que: “En las elecciones municipales participarán las mujeres, en igualdad de condición que los varones, con el derecho de votar y ser votadas”.

Sin embargo, fue hasta un 17 de octubre de 1953, seis años después, cuando surtió efecto esa modificación y se promulgaron las reformas constitucionales para que las mexicanas gozaran de la ciudadanía plena.

Ese derecho, se ha llevado a la práctica en el sufragio efectivo que han llevado a cabo millones de mexicanas a los largo de esos 65 años, pero no de la misma manera en las oportunidades para ocupar cargos de elección.

Tuvieron que pasar 24 años para que en México se tuviera la primer gobernadora, cuando en 1979, la candidata por el PRI, Griselda Álvarez, ganara la elección por su estado en Colima.

En la historia democrática de nuestro país se han elegido un total de 351 personas para gobernar los estados, únicamente siete de esos 351 cargos han sido ocupados por mujeres a través del voto directo, dos más han suplido en el cargo a otro gobernador, lo que significa que en el 98% de los casos, las entidades federativas han sido dirigidas por hombres y solo en el 2% por una mujer. En 25 estados nunca se ha tenido a una mujer como gobernadora y actualmente solo dos de las 32 entidades son dirigidas por una mujer.

El pasado viernes 6 de noviembre, el Instituto Nacional Electoral (INE) aprobó los lineamientos para garantizar el principio de paridad en las candidaturas a gubernaturas para el proceso electoral de 2021, lo anterior con nueve votos a favor y dos en contra de sus consejeros. Esto significa que los partidos deberán postular al menos a siete mujeres en los 15 estados en donde se estará disputando este cargo.

Los representantes de Morena y del PAN, así como los consejeros Uuc-Kib Espadas y José Roberto Ruiz se pronunciaron en contra de esta postura al considerar que no es facultad del INE resolver en torno a este tema. Por su parte, los representantes del PRD y del PRI estuvieron a favor así como el resto de los consejeros que argumentaron dar seguimiento a lo establecido en la reforma constitucional de 2019 a los artículos 35 y 41 en materia de paridad de género aplicables a todos los cargos de elección popular.

Sin embargo, dichos lineamientos fueron rechazados casi de inmediato por el Senado de la República, argumentando que el INE estaba tomando atribuciones que no le corresponden o competen y acusando incluso al Instituto de invadir atribuciones que solo le corresponde a los Poderes de la Unión.

El Coordinador de Morena en la Cámara incluso expresó que no se puede imponer a un estado el género por el que debe de ser gobernado, que eso iba en contra de los principios de la democracia.

Algunos otros legisladores argumentaron que al ser el cargo a la gubernatura un puesto unipersonal, no se deben de aplicar los criterios de paridad de género y se solicitó a los consejeros del INE una mesa de discusión con los representantes de los partidos y los consejeros para discutir el tema.

La realidad, es que en la mayoría de los partidos no cayó en gracia la idea de tener candidatas para el próximo año. Argumentando temas legaloides quieren salirse del tema y mantener las cosas como hasta el día de hoy, es decir, dominadas únicamente por el sexo masculino.

Yo invitaría a todos los partidos a que, independientemente del foro en donde se deba discutir el tema, fijaran una postura clara en la materia, a que estuvieran dispuestos a darle espacios de esta importancia a la mujer, a que fuera más allá de ser un discurso meramente político.

¿Usted qué opina?, ¿deben las autoridades electorales o legislativas generar esos espacios para la mujer por ley, o es algo que se debe de seguir dejando a criterio de los partidos políticos?

Imprimir
COMENTARIOS