×
Sergio Sarmiento
Sergio Sarmiento
ver +
Empezó su carrera profesional en la revista Siempre! a los 17 años, cuando era todavía estudiante de preparatoria. Obtuvo la licenciatura en filosofía con honores de la Universidad York de Toronto, Canadá. A los 22 años entró a trabajar como redactor en Encyclopaedia Británica Publishers, Inc. y dos años más tarde fue nombrado director editorial de las obras en español de la empresa.

" Comentar Imprimir
29 Julio 2019 04:02:00
Xico y Bonilla
Este viernes 26 de julio el exgobernador bajacaliforniano Xicoténcatl Leyva comía en el restaurante Villa Saverios de Tijuana y saludaba de buen humor a los comensales que desde otras mesas se le acercaban. Durante muchos años fue inusual que apareciera en público.

Hace tres décadas sufrió una humillación cuando el entonces presidente Carlos Salinas de Gortari lo obligó a renunciar al cargo de gobernador; pero hoy, a los 79 años, está viviendo un renacimiento gracias al triunfo del morenista Jaime Bonilla Valdez, a quien muchos ven como su discípulo.

“Xico” fue el último gobernador priista de Baja California. Se le eligió en 1983, cuando ya se sentían en el estado tendencias hacia otras opciones políticas. En 1986, Ernesto Ruffo, un aguerrido panista, ganó la presidencia municipal de Ensenada; y cuando el Gobierno de “Xico” buscó recortarle el gasto, Ruffo salió a barrer las calles y se convirtió en un héroe popular.

“Xico” apostó por Manuel Bartlett en la lucha por la sucesión presidencial de 1988 y la nominación de Salinas representó un golpe fatal a sus aspiraciones políticas nacionales. En la elección presidencial de ese año, Cuauhtémoc Cárdenas triunfó en Baja California. Salinas destituyó a todos los gobernadores de estados ganados por el ingeniero. “Xico” fue obligado a renunciar el 3 de enero de 1989 y se le nombró “director adjunto” de Nacional Financiera en Washington, un cargo previamente inexistente.

El 2 de julio de 1989, Ruffo ganó la elección estatal y se convirtió en el primer Gobernador de oposición en el país.

Bonilla y “Xico” han sido cercanos desde hace décadas. En una entrevista con El Sol de Tijuana publicada el 15 de julio, el gobernador electo declaró: “Lo he considerado mi amigo porque su padre era amigo de mi padre. Yo considero que es una persona honesta, trabajadora”. En este 2019 “Xico” apoyó la candidatura de Bonilla y por ello fue expulsado del PRI. Supongo que no le importó mucho: el PRI es un cadáver político en Baja California desde hace tiempo.

Quizá por su edad “Xico” ya no tendrá un cargo oficial en el nuevo gabinete estatal, pero el gobernador electo y su equipo lo escuchan. Este viernes pasado su compañero de mesa era Guillermo Ruiz Hernández, “el Titi”, un abogado de amplia y controvertida trayectoria en Baja California quien fue en alguna ocasión representante legal de Jorge Hank Rhon y encabezó Morena MIA, un programa de apoyo legal a migrantes impulsado por Andrés Manuel López Obrador cuando este se encontraba todavía en la oposición.

La hija del “Titi”, Karla Ruiz MacFarland, fue candidata suplente de Arturo González Cruz, hoy alcalde electo de Tijuana por Morena. “El Titi” coordina el equipo de transición de Bonilla en materia de justicia. Este viernes pasado se reunió con Genaro Góngora Pimentel, el exministro de la Suprema Corte conocido por su simpatía hacia López Obrador, quien declaró que en su opinión la Corte declarará constitucional la reforma que amplía el mandato de Bonilla de dos a cinco años.

Lograr esta ampliación es en este momento la principal preocupación del gobernador electo y “el Titi” es el encargado de lograrlo.

Este próximo 1 de noviembre terminarán 30 años de gobierno panista en Baja California. Para algunos comenzará una nueva época. Para otros no es más que el regreso de un viejo PRI, que en 1988 se equivocó al apostar por Bartlett en vez de Salinas de Gortari.



Casetas tomadas

Desde diciembre pasado han estado tomadas las casetas de peaje de la Escénica, la autopista federal 1D que une Tijuana y Ensenada. La acción la realizan pequeños grupos de activistas que han hecho un negocio de la recolección de dinero de los conductores. Ninguna autoridad se atreve a intervenir. En la 4T el huachicoleo es perseguido, pero se protege la toma de casetas.
Imprimir
COMENTARIOS


6

  • 8 9
  • 7
1
3 4
5 6 7 8 9 60 61 62 63 64 65