×
El Marques
El Marques
ver +
Columnista Político Puedes escribirle a: [email protected] También manda tus comentarios a: twitter @_palaciorosa

" Comentar Imprimir
28 Junio 2020 04:10:00
¿Y el profe Ponce?
Escuchar Nota
¿Y el profe Ponce?

En la Sección 5 del SNTE preguntan por José Luis Ponce Grimaldo, depuesto de la Secretaría General por el entramado familiar y de amistades que llevó al desfalco en el Fondo de Ahorro de los trabajadores.

¿Qué fue de él? Nada se ha dicho en la Fiscalía Anticorrupción, conocida también como la gran nevera.

“Contador, buenas noches, ¿qué se sabe del señor José Luis Ponce, exlíder de la Sección 5? ¿Siempre quién se transó la lana del ahorro? Saludos, familia Rangel Hernández”, preguntaron al director general de Grupo Zócalo, Francisco Juaristi Santos, durante la emisión del jueves de Tele Zócalo Nocturno.



No tienen remedio

La que está a punto de aventar la toalla es la secretaria general de la Sección 5 del SNTE en funciones, Sonia Rincón Chanona. El paisano Alfonso Cepeda Salas, dirigente nacional del organismo, le encomendó una tarea difícil, pero la originaria de Chiapas no imaginó qué tanto.

No hace mucho reviró al pleito casado entre los grupos de José Luis Ponce Grimaldo y Carlos Ariel Moreira Valdés.

Rincón Chanona llegó con la encomienda de poner orden al interior del vapuleado organismo magisterial, pero al parecer se convenció de que en realidad se trata de una bronca interminable.



En dimes y diretes

En la Región Carbonífera preguntan por Reyes Flores Hurtado, para más señas superdelegado en Coahuila, pues en la nueva batalla que los productores y trabajadores del carbón libran frente a la Comisión Federal de Electricidad no ha definido a cuál de los dos lados respalda.

Lo acusan de estar ausente en el desastre económico que la Cuatroté provocó por la cancelación de los contratos para abastecer a las termoeléctricas de Nava y se explican lo anterior al verlo metido en grillas y en dimes y diretes, que no alivian en nada los problemas de los ciudadanos.



A la distancia

Para no discrepar con las recomendaciones de las autoridades sanitarias, de manera virtual fue la presentación del libro Estudios de casos líderes nacionales. Cuestiones actuales de los delitos electorales, en enlace vía plataformas digitales desde Saltillo y la Ciudad de México.

Los detalles estuvieron a cargo del titular de la Unidad de Inteligencia Financiera del Gobierno federal, Santiago Nieto, quien tanto le sabe al tema, que en la pasada Administración estuvo a cargo de la Fepade.

También participaron el magistrado Luis Efrén Ríos, Yéssica Esquivel Alonso, investigadora de la Academia Interamericana de Derechos Humanos y, como moderadora, la directora de este último organismo, Irene Spigno.



Con el ‘librito’

En Frontera reportan muy activo al contador público Roberto Clemente Piña Amaya. Como buen pelotero, juega con el librito. Un día sí y otro también aparece en colonias y ejidos en la entrega de apoyos a la comunidad y al parecer trae buen manejo en las benditas redes sociales.

Está enfrente la meta de la alcaldía y al parecer tiene la venia del Alcalde de Monclova, Alfredo Paredes López, de quien es colaborador, y del secretario general del IMSS, Javier Guerrero García, aunque todavía no se decanta ni por el PAN ni por Morena. Ojo, nos aseguran que tampoco está peleado con el PRI. Veremos.



Se les acabó el permiso

Más a fuerza que de ganas, pero tuvieron que regresar a ocupar su puesto, lo cual no necesariamente quiere decir a trabajar. Se trata de personal médico y administrativo del ISSSTE e IMSS, en donde Álvaro Obregón y Leopoldo Santillán hacen las veces de delegados, que ante las primeras manifestaciones de crisis por la pandemia echaron mano de permisos económicos y comisiones sindicales para alejarse del peligro.

Durante la emergencia hubo falta de médicos y en buena medida el motivo fue que los privilegiados, como dirigentes o familiares de funcionarios de los respectivos sindicatos, abandonaron el barco. Ahora, cuando el riesgo de contagio permanece, empezaron a regresar. Se les acabó el corrido


Imprimir
COMENTARIOS