0
×
1
Luis Carlos Plata
Luis Carlos Plata
ver +
Luis Carlos Plata (Saltillo, 1984) es abogado (UAdeC), maestro (UPF, Barcelona) y candidato a doctor (URV, Tarragona), pero practica el periodismo desde hace 17 años, y su trabajo de investigación le ha merecido premios estatales e internacionales. Ha sido articulista de catorcenarios, revistas y periódicos del norte del país desde 2002, además de fungir como director editorial de medios de comunicación en Veracruz.

" Comentar Imprimir
03 Noviembre 2019 04:08:00
Y Reino Unido dijo no; ¿Coahuila de Guadiana cuándo?
En una espléndida entrevista realizada en Tele Zócalo Matutino, el pasado lunes, el director general de Grupo Zócalo, Francisco Juaristi Santos, cuestionó al senador por Coahuila y presidente de la Comisión de Energía en la Cámara alta, Armando Guadiana Tijerina, sobre las “nuevas técnicas” de fractura hidráulica que, a su juicio, son amigables con el medio ambiente; argumento que había propagado a los medios de comunicación a principios de octubre, en defensa unilateral del método extractivo.

Cuáles son, en qué consisten, dónde se han aplicado, qué resultados han obtenido, fueron las preguntas. Y no, no hubo respuesta. No la hubo sencillamente porque dichas “prácticas novedosas” no existen. Como se ha explicado en este mismo espacio con anterioridad, el secreto industrial impide conocer las fórmulas químicas utilizadas en conjunción con el agua a presión para perforar pozos de manera no convencional y obtener gas Shale. Así que quien diga tenerlas, miente.

Juaristi preguntó entonces a Guadiana si presentaría en noviembre del presente año la iniciativa de ley para regular el fracking pese a la oposición del Presidente de la República, como aseguró haría durante un conversatorio con el Consejo Coordinador Empresarial los días 2 y 3 de octubre, en Saltillo, codo a codo con el exgobernador y también expriista, Rogelio Montemayor.

Al respecto el legislador respondió, sin afirmar o negar nada, que en diciembre concluye el periodo ordinario de sesiones –lo cual es una obviedad– y que, parafraseando a Timbiriche, “si no es ahora, será mañana”. Es decir, podría hacerlo incluso en 2020.

El asunto no es menor: denota improvisación, interés personal y de grupos de poder, por encima del interés colectivo y contrario al medio ambiente. Guadiana, cabe recordar, cambió de parecer (o sacó el cobre, según se vea).

En campaña, durante una gira de López Obrador por Monclova en abril de 2018, manifestó ahí su oposición al fracking. Y tampoco es cualquier persona: se trata de uno de los actores principales en materia energética. Alguien que debería tratar el tema no solo con responsabilidad, sino con evidencia científica.

Acaba de ocurrir en Reino Unido antier, 1 de noviembre. El Gobierno Británico decretó suspender la fractura hidráulica con carácter inmediato para evitar las perturbaciones que causan los sismos asociados a la práctica, mismos que se intensificaron en agosto pasado. La medida, por si fuera poco, durará hasta que se demuestre se puede utilizar de forma segura.

La noticia es relevante por una razón: el fracking se había reanudado apenas en 2018, luego de siete años de prohibición con base en lo mismo: los terremotos. Así, con elementos objetivos, es el modo ideal para tomar decisiones importantes. No con chistoretes ni aprovechando la coyuntura política para tomar por asalto la tribuna, como sucede en el contexto que nos ocupa.

Es muy simple: para qué experimentar en suelo propio lo que otros ya vivieron en el suyo, si para eso existe ya el derecho comparado. ¿O acaso nuestra entidad es un territorio continental aislado del resto del mundo donde no habría afectaciones porque “Fuerte, Coahuila es”? Como si no habitásemos la misma casa: el globo terráqueo, independientemente que Reino Unido sea un archipiélago.

Con información de la Dirección General de Proceso Legislativo de la Cámara de Diputados, al día de hoy existen tres iniciativas presentadas por la actual Legislatura, dos en la anterior, y tres más en la antepasada, a fin de prohibir el fracking en México.

Ocho en total.

¿A qué esperan? ¿Acaso no hacer nada y dejar la legislación como está –permitiendo la inversión extranjera privada– forma parte de algún acuerdo en el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y Canadá?


Cortita y al pie

Si usted no tiene aún en el radar a Santana Guadiana como representante, traeré a cuento un antecedente que acaba de ocurrir hace 10 días como ejercicio de rendición de cuentas.

El jueves 24 de octubre por la noche se votó en el Senado el trascendental tema del Fondo Minero en el Paquete Fiscal para 2020. Recurso del cual se ve beneficiado anualmente Coahuila, en específico las regiones Centro y Carbonífera, y se estima en 400 millones de pesos por cada ejercicio.

Como se sabe, el legislador es empresario minero y oriundo de Múzquiz. Quién mejor que él, por tanto, para defender a los suyos con conocimiento de causa.

Particularmente cuando había expresado su desacuerdo público con la mayoría de Morena respecto de la nueva aplicación que se daría, de ahora en adelante, a los recursos del Fondo (se seguirán acopiando en una bolsa común, sí, pero ya no serán distribuidos entre los municipios afectados por la minería, sino que financiarán un proyecto específico de la Secretaría de Educación Pública).

El debate se antojaba de antemano dividido y, en efecto, así fue. En una votación cerrada, la mayoría de Morena ganó por 49 a 45 y hubo además dos abstenciones (la Cámara se compone, cabe recordar, por 128 escaños; es decir, faltaron 32).

Ahora bien, ¿qué cree usted sucedió con Guadiana? Pues no asistió al salón de sesiones, como tampoco lo hizo su compañera de fórmula, la monclovense Eva Galaz.

De haber acudido –y votado– el resultado habría sido 49 a 47 y, con su cabildeo para incorporar a otros, tal vez habría cambiado la historia. Y aquí llegamos a un punto medular: si no es en el tablero de votación, entonces dónde se van a reflejar, y especialmente a materializar, los puntos de vista y eventualmente sus posturas.

“No tenía caso”, “ya lo presentaron muy tarde”, “me salí”, fueron sus justificaciones durante la referida entrevista en Tele Saltillo, interpelado acerca del incidente. No habrá, como consecuencia, más dinero del Fondo para Coahuila el próximo año ni los subsecuentes.


La última y nos vamos

Por lo demás, ¿para qué sirven los escaños de mayoría relativa por Coahuila ocupados por Armando Guadiana y Eva Galaz, mismos que obtuvieron 493 mil 462 votos de confianza el 1 de julio de 2018?

Ahora resulta que los presuntamente diferentes, por lo menos en el caso que nos ocupa, son iguales hasta la ignominia. Y sucede a solo un año de haber tomado protesta; cuando todavía faltan cinco para concluir, el distanciamiento de los ciudadanos es acelerado.

Por ello un legítimo clamor popular de cambio expresado en las urnas no puede, ni debe, quedar reducido a la incompetencia e indolencia de alguien que –ahora sabemos– nunca estuvo preparado ni comprometido con el cargo.

Lo que faltaba: estar a las vivas para defendernos de nuestros propios representantes elegidos. Antes opositores. Tenerlos en la mira todo el tiempo ya que son una amenaza latente.
Imprimir
COMENTARIOS


9

  • 1 2
  • 0
4 2
6 7
8 9 0 1 2 90 91 92 93 94 95