0
×
1
Dan T
Dan T
ver +
[email protected]

" Comentar Imprimir
02 Abril 2019 03:49:00
¿Y si no fuera AMLO?
México es un país surrealista, dijo alguna vez un experto en decir obviedades. Si algo sabemos los mexicanos es que vivimos en un país más raro que el wolframio, en el que nada es lo que parece, los que están no son, lo que se dice no se cumple y los que dicen ser distintos resultan ser iguales. ¡o peores!

Y en este mundo raro en el que nos tocó vivir, desde el 1 de diciembre sucede un fenómeno de lo más curioso: el Presidente de la República se volvió perfecto. Como si hubiéramos entrado a un universo paralelo gracias a los poderes de Doctor Strange, las cosas son muy distintas o, al menos, algunas de ellas lo parecen.

Para empezar el Presidente tiene millones de seguidores, a diferencia de Enrique Peña al que no lo quería ni su esposa, mucho menos sus gobernados. Y más que seguidores se trata de auténticos fanáticos que le tienen más fe a Andrés Manuel López Obrador que los americanistas al “Piojo” Herrera.

Vaya, ni los aficionados del Atlas, que tiene más de 50 años de no ser campeón, tienen tanta fe. El detalle está en que esa fe en AMLO se ha convertido, más bien, en fanatismo pues lo ven más milagroso que San Judas, más sencillo que San Francisco de Asís y más generoso que Santa Clos. Y eso está bien para Andrés, pero no para el país ya que se le aplauden, justifican y perdonan cosas que, si lo hubieran hecho otros presidentes, se los habrían comido vivos.

Peña, por ejemplo, no pudo pronunciar infraestructura en inglés una sola vez y fue meme seis años. En contraste López Obrador dice “Donaltrum”, para referirse a Trump, y a nadie parece importarle. Pero, bueno, eso es más bien un detalle tonto, veamos los asuntos importantes: hasta la fecha se siguen cargando a la cuenta de Felipe Calderón todos esos muertos que dejó el crimen organizado. ¡Asesino!, le gritan en las redes sociales al expresidente panista, como si él mismo hubiera andado por todo el país, cuerno de chivo en mano, rafagueando cristianos como quien riega las plantitas.

En contraparte, ayer en las páginas de este nuestro periódico se informó que solo en lo que va del año ya van 3 mil 764 ejecutados en todo el país. Eso significa que, en promedio, cada media hora es asesinada una persona al estilo del narco. ¡Cada media hora!

Y sin embargo, no veo a nadie diciendo ¡AMLO asesino! ¡Genocida! ¡Exterminador! Habrá quienes digan, bueno, en un país de 120 millones de personas, 48 asesinatos al día tampoco son tantos. Y no, de acuerdo, pero entonces, ¿por qué sí te indignaba en los gobiernos anteriores?

Te pongo otro ejemplo, ¿qué pensarías si te dijera que el ratero de Enrique Peña Nieto creó una auténtica red de empresas favorecidas de manera irregular e ilegal con millonarios contratos del Gobierno? Y que, además, esos contratos ni siquiera tuvieron el cuidado, la decencia o el pudor de dismularlos dentro de una licitación abierta, sino que los entregaron de manera directa y sin concurso de por medio.

¿No te parece que es un hurto infame que merece ser castigado? ¿Verdad que sí? Pues déjame te cuento que eso no lo hizo Peña, sino que lo está haciendo el Gobierno de AMLO que ha entregado el ¡74%! de sus contratos sin licitación ni concurso, nomás por sus pistolas. ¿A poco porque Andrés dice que es honesto ya le crees? ¿En serio te compras el discurso de que el país ya cambió?

Si la respuesta es sí, comparte esta columna con 20 personas o de lo contrario te pasará lo que al primer ministro de Brasil, quien no la compartió y sufrió horriblemente cuando su hija murió de un cáncer repentino. Que conste que te lo advertí.

¡Nos vemos el jueves!
Imprimir
COMENTARIOS


9

  • 1 2
  • 0
4 2
6 7
8 9 0 1 2 90 91 92 93 94 95