×
Dan T
Dan T
ver +
[email protected]

" Comentar Imprimir
16 Octubre 2018 04:00:00
¡Ya chole!
El otro día, en la casa de transición del presidente electo, entró el próximo secretario de Comunicaciones y Transportes, don Javier Jiménez Espriú, a la sala de juntas donde estaba todo el equipo de transición y les gritó:

–¡Yo soy el enviado de Dios! Y de una vez les digo que nuevo aeropuerto no se construirá en Texcoco, porque así me lo ordenó Dios, porque yo soy su enviado.

Al escuchar aquello, el próximo secretario de Educación Pública, Esteban Moctezuma, se puso de pie de un salto y reclamó airado:

–¡Momentito, abuelo! El enviado de Dios, ¡soy yo! Y en verdad os digo que la reforma educativa la vamos a echar para atrás como Jesús echó a los mercaderes del Templo. Y de esa reforma no quedará ni una coma, como no quedó una sola piedra de pie cuando Sansón derribó el templo de los infieles. Se los digo yo, que soy el enviado de Dios.

En este momento, el amado líder dio un manotazo en la gran mesa de la sala de juntas. Todos se sorprendieron de ver a Andrés Manuel López Obrador tan enojado:

–¡Ya chole! ¿Se calman? Vamos a aclarar las cosas: ¡Yo no tengo enviados!

Últimamente el amado líder, el galán del trópico, el beso más rápido del sureste, el cebollita tabasqueña, anda de un humor peor que el de la famosa Lady Martillo. A López Obrador se le ve de malas, parece que anda más incómodo que un calzón apretado. ¿Alguna vez te has puesto unos calzones dos tallas más chicas que la tuya? Entonces entiendes a qué me refiero. El otro día, de plano, se enojó porque, según él, están criticando mucho su proyecto del trenecito maya. “¡Ya chole!, ¿no?”, reclamó durante su visita a Campeche. Según dijo, las críticas no tienen sustento ya que existe una encuesta que asegura que el 80% de la población apoya el proyecto del trenecito. ¿Quién hizo la encuesta? Quién sabe. ¿A cuánta gente le preguntaron? Ni idea. ¿En qué municipios se aplicó y en qué fechas? ¡Ay!, esos son detalles sin importancia. ¿Por qué diablos le tenemos que creer como si fuera el Evangelio? Pues porque Andrés Manuel es nuestro señor todo poderoso, creador de la izquierda y de la democracia, apóstol de la patria, profeta de la cuarta transformación y mesías de la república. O lo que es lo mismo: López Obrador piensa que debemos creerle y obedecerle, nomás porque lo dice él. ¡Cosita!

ANTES MUERTOS QUE SENCILLOS

De acuerdo con una reciente investigación de la Academia de la Salud, el pene puede ser tanto masculino como femenino. De acuerdo con el estudio, si mide más de 15 centímetros es, en efecto, un pene. Pero si mide menos de 15 centímetros. ¡es una pena!

De la misma forma es una pena que los nuevos diputados federales también la tengan corta. Su austeridad es corta, pequeña, escasa, miserable. Se suponía que iba a llegar exhibiendo una austeridad enorme, gruesa y muy dura. Durísima. Se suponía que iba a ser una austeridad de esas que se presumen trayéndola colgada por fuera. Pero no, no fue así. Su austeridad es chiquita e insignificante, ni cosquillas hace. Aunque se suponía que iban a recortar sus ingresos y a no gastar tanto en tonterías, los diputados de todos los partidos acordaron darse un aguinaldo de más de 200 mil pesos, ¡por tres meses de trabajo! Y no sólo eso: también se autorizaron darse cada mes 20 mil pesos para gasolina, ¡ni que manejaran un Uber! Y aunque ya dijeron que van a dar marcha atrás en la aprobación de estos privilegios, yo no les creo nada. Si rectifican es porque los agarramos en la movida, no porque sean austeros ni decentes. Y si ya lo hicieron una vez, ¡lo volverán a hacer!
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5