×
Ricardo Torres
Ricardo Torres
ver +

" Comentar Imprimir
01 Febrero 2019 03:53:00
¡Ya estamos completos!
A diferencia de lo que sucede en el escenario nacional, en donde por lo menos 52 agrupaciones políticas presentaron este enero su carta de intención para constituirse como un partido político nacional, en Coahuila, al día de hoy, el Instituto Electoral a través de su Comisión de Prerrogativas y Partidos Políticos, en sesión extraordinaria, dará cuenta ya del número de solicitudes de registro definitivo presentadas por organizaciones de ciudadanos que están a punto de concluir el trámite para constituirse como partidos políticos locales.

Y es que la Ley General de Partidos Políticos en sus artículos 15 y 16, establecen que una vez realizados los actos relativos al procedimiento de constitución de un partido, la organización de ciudadanos interesada, en el mes de enero del año anterior al de la siguiente elección, presentará ante el organismo público local competente, la solicitud de registro y una vez recibida dicha solicitud, el Instituto verificará el cumplimiento de los requisitos y del procedimiento de constitución establecidos en esa ley, y formulará el proyecto de dictamen correspondiente.

Como es de verse, nuestro estado está a pocos días de saber si a su escenario político se suben otros cuantos partidos locales, lo que sin duda causará el enojo de la ciudadanía, lo anterior dado a que por la experiencia vivida, al coahuilense muy mal sabor de boca le ha dejado el multipartidismo local, que recién empezaba a disminuirse.

Y es que a la lista de desventajas que tiene el pluripartidismo coahuilense, ahora mismo debemos sumarle una más: la de lo innecesario que resulta, dados los resultados de la última elección, en la cual además de elegir al Presidente, se disputaron 3 mil 400 cargos a nivel nacional y que se desarrolló en un ambiente de franca democracia, según los resultados.

Así pues, y en atención a lo anterior, debemos entender que hasta antes de esa elección de 2018, el pluripartidismo era necesario si en verdad se quería construir un estado democrático, dado que hasta entonces, a nuestra nación siempre la habían gobernado las corrientes de derecha materializadas a través de los partidos mayoritarios, que invariablemente seguían y mantenían una misma línea de política económica y social, a pesar de presentarse como alternativas distintas. Lo que traía como consecuencia que las corrientes de izquierda, se quedaran sin representación y sin más alternativa que intentar conformar o adherirse a nuevas opciones políticas, en busca de un verdadero cambio, lo que ahora es totalmente innecesario.

Es decir que con la llegada de este otro nuevo régimen de verdadera izquierda al gobierno de México, es evidente que en la palestra política hoy como nunca, todos los sectores de la sociedad pueden sentirse identificados con las alternativas ya existentes, por lo que la creación de otros partidos, además de ser ociosa e infundada, pudiera ahora hasta tornarse peligrosa, ya que pone en riesgo la evolución de la naciente democracia, por agregarle ingredientes superfluos. O lo que es lo mismo, en materia de alternativas políticas, ahora sí, ¡ya estamos completos!
Imprimir
COMENTARIOS


6

  • 8 9
  • 7
1
3 4
5 6 7 8 9 60 61 62 63 64 65