×
Dan T
Dan T
ver +
[email protected]

" Comentar Imprimir
27 Agosto 2019 03:57:00
Yo no quiero mantener a Duarte
¿Cuánto nos cuesta a los mexicanos mantener a Javier Duarte en la cárcel? No debe ser nada barato, tomando en cuenta que el veracruzano es de los que pide doble guisado y se roba el postre de sus compañeros desde que era niño. Según cálculos de expertos, el Gobierno invierte 140 pesos diarios en mantener a cada reo, entre comida, personal de seguridad, asuntos administrativos y mantenimiento de las cárceles. ¿Te quieres indignar? Gastamos más en los presos que en los estudiantes, así de triste es la situación. Ante esto, me pregunto: ¿Querido Dan T., por qué diablos permites que el dinero de los mexicanos se desperdicie en esa cosa llamada Javier Duarte? Me parece una locura dedicarle un solo peso al exgobernador priista, sobre todo cuando sabemos todos que tiene escondidos cientos de millones de pesos en cuentas bancarias en paraísos fiscales, en bodegas en México y en cajas de seguridad en Europa. Duarte debería tener la decencia de, al menos, pagar su propia estancia en el bote. Bien lo podría hacer depositando la lana en la Tesorería o, si no lo quiere hacer, entonces que le apliquen un castigo terrible para él: ¡que lo pongan a trabajar! Sé que es algo que nunca ha hecho, pero no le hará daño, no sé, aprender a barrer las calles, a reparar patrullas, a bordar uniformes. Hay muchos trabajos en los que podríamos aprovechar la mano de obra que hay en los reclusorios, lo que serviría no solo para que no nos costaran dinero, sino también para tener a los presos ocupados, en lugar de que estén todo el idea pensando cómo seguir delinquiendo aunque sea desde adentro de prisión. ¿Por qué crees que las autoridades no hacen nada al respecto? Pues porque todo el sistema penitenciario es un gran negocio para los políticos. Quienes dicen que ya se acabó la corrupción, mienten con todos los dientes, pues en las cárceles del país se sigue cobrando mordida hasta para salir a tomar el sol, y los reclusos con más dinero (como los políticos) son los que tienen las mejores condiciones, las celdas más cómodas, los que tienen acceso a teléfonos y otro tipo de comodidades. Y si digo políticos es como si dijera también narcotraficantes, pues a fin de cuentas ambos son crimen organizado.

TIENE RAZÓN AMLO
Sabes bien que pocas veces coincido con lo que dice Andrés Manuel, pero esta vez el amado líder cabecita de algodón, siervo de la nación, Bambi de la austeridad, Dumbo de la República, tiene toooda la razón. El otro día casi le aplaudo a la televisión cuando salió el anuncio del primer informe de gobierno y AMLO empezó diciendo: “No es para presumir”.
Y, en efecto, no es para presumir lo que ha hecho en estos nueve meses, porque por cada cosa buena que hace, dos más le salen del carajo. Por ejemplo, es claro que sí logró que el Gobierno gastara menos en tonterías, pero también dejó de gasta en cosas importantes. Y una cosa es la austeridad (no gastar en lujos) y otra es la imbecilidad administrativa (no saber gastar en lo que se tiene que gastar). Los ejemplos ya nos los sabemos: se recortaron recursos para medicinas y ahora tenemos desabasto; se recortaron becas a investigadores y muchos de ellos perdieron sus maestrías o doctorados y México perdió su talento; se recortó el presupuesto para vacunas y ahora ya tenemos 12 casos de sarampión, que es una enfermedad que ya se había erradicado. Se quiso combatir el robo de combustible, lo cual está muy bien, pero ni se logró acabar con el huachicoleo y sí, en cambio, se gastaron miles de millones de pesos en comprar 600 pipas en lo oscurito, sin licitación de por medio y sin que hasta hoy se sepa si realmente están funcionando y cuánto fue lo que de verdad pagamos por ellas.

Y le podría seguir pero, por bien de mi hígado (y del tuyo), se nos acabó el espacio.

¡Nos vemos el jueves!
Imprimir
COMENTARIOS


6

8
  • 0 1
  • 7
3 4
5 6 7 8 9 60 61 62 63 64 65