×
Dalia Reyes
Dalia Reyes
ver +
Comentarios a: [email protected]

" Comentar Imprimir
28 Febrero 2019 04:00:00
Yo pecadora
Cometí un delito, soy culpable; volveré al lugar del crimen. Así actúan los delincuentes y yo, con una conciencia más grande que mi cerebro, me empuja a estar otra vez, y otra, frente al agraviado.

Más en mi agravio, el delito lo he venido cometiendo desde hace 35 años, y no es mi descargo el hecho de que no estuve consciente de ello; muy al contrario: Me sentía la heroína, salvadora, redentora de decenas, cientos de chiquillos y adolescentes atropellados por la escuela.

Tengo por regla -y mis alumnos de ayer, hoy y siempre lo saben- permitir a los estudiantes que propongan, diseñen, hagan y piensen todo lo que les es dado por la imaginación siempre y cuando cubran un único requisito: Hacerlo todo con la ropa puesta.

“Hacerlo todo con la ropa puesta” es una manera de pedirles que sus acciones, tan libres como nos sea posible hacerlo en la escuela, no tengan más acotación que el respeto; hasta ahora todos lo han entendido, desde alumnos de primaria hasta universitarios. Hoy, tres décadas después, me doy cuenta de cuánto una parte de mi metodología no estaba siendo asimilada: La libertad.

No les sucede a los chicos en educación básica, sí a los pre y universitarios. La libertad de acción, la posibilidad de opinar de construir significados, de generar conceptos se ha convertido en una posibilidad tan amenazante que parece malintencionada. He notado, con tristeza, como alumnos brillantes se tornan inseguros porque no he incluido en clase la imposición de un significado, la letanía de un autor, la memorización de una teoría.

Cada día expongo a mis alumnos al riesgo de pensar; cada día me demuestran cuánto puede avanzar una mente joven si se le deja volar. Cada clase, ellos han estado esperando la verdad, una verdad única e indiscutible y, lamentablemente, no tengo esa respuesta porque ni quisiera tenerla.

En mi próxima clase vestiré con sobriedad, me calaré mis anteojos y recitaré un par de teorías con sus conceptos; luego vendrá el examen. Esto me hará ganar una evaluación docente favorable, aunque yo, en mi interior, me sienta reprobable.

.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)6
Imprimir
COMENTARIOS


7

9
  • 1 2
  • 8
4 5
6 7 8 9 0 70 71 72 73 74 75