×
Eduardo Brizio
Eduardo Brizio
ver +
El ex árbitro profesional conoce el comportamiento del futbolista dentro y fuera del campo de juego. Gusta de escribir de forma amena las innumerables anécdotas que su paso por el futbol profesional le ha dejado, claro, sin dejar a un lado la crítica y el comentario puntual cuando un tema polémico está en el aire. Siempre va en favor de la libertad de palabra y acción. Correo Electrónico: [email protected]

" Comentar Imprimir
26 Agosto 2009 03:00:56
Zona de tolerancia
¿Qué está pasando con los árbitros en el balompié nacional? La verdad sea dicha, han abdicado a tener el más mínimo decoro y respeto por la investidura que representan.

Primero les impusieron ser designados por el ordenador y esto tiene más que ver con la desconfianza que genera su nombramiento, que con cualquier otra cosa.

Después les imponen a una persona ajena al medio arbitral como mandamás. Baste recordar la fallida insurrección para demostrar que fue una patada al hígado de los nazarenos.

Luego, la Comisión Disciplinaria, sí, ese “órgano de choque paramilitar” que emplea la FMF para acomodar todas las piezas del rompecabezas a su antojo, se ha convertido en una violadora consuetudinaria de la única doncella que quedaba en el balompié azteca… la cédula arbitral. Sirviendo con ello, a intereses mezquinos, socavando la credibilidad de los hombres de negro.

Ahora, so pretexto de utilizar una novedosa herramienta, conocida como “el aerosol de la ignominia”, han renunciado a ejercer su autoridad y han terminado de “entregar el barco”.

¿Para utilizar el famosos aerosol, es indispensable que los disfracen de mamarrachos?, porque oiga usted, les colocaron unas ridículas muñequeras que no vienen ni al caso. Además de que para sostener el botecito que contiene la efímera pintura, es menester utilizar un cinturoncito, que semeja al resorte de los calzones de muchas marcas por todos conocidas.

Hace muy poco tiempo, el gobierno declaró voz en cuello, ante una propuesta del narcotráfico, que: “no negocia con delincuentes”. Pues bien, las autoridades arbitrales sí negocian con los jugadores indisciplinados y mal educados que no respetan la regla y para tal efecto, implementaron la estrategia de “atrás de la raya que estoy trabajando”.

Se me figuró, guardando las proporciones, algo así como que el gobierno dijera: “Les vamos a pintar una raya y detrás de ella, pueden ejercer el narcomenudeo… con ello, lograremos librar a muchos individuos de la nefasta influencia, creando una… zona de tolerancia.

Comentarios: .(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)



Imprimir
COMENTARIOS



0 0 1 2 3 4 5