×
hace 1 mes
Evlyn Cervantes

Buscan defensa internacional contra Sta Lucía

Agencia Reforma

Centro de DH Zeferino Ladrillero dijo que recurrirá a órganos internacionales contra aeropuerto de Sta Lucía por daño a pueblos originarios.

Imprimir
El aeropuerto de Santa Lucía está condenado al fracaso porque violenta los derechos humanos de los pueblos originarios que se ubican en la zona, por lo que se dispondrá de una defensa legal en instancias internacionales, advirtió el Centro de Derechos Humanos Zeferino Ladrillero.

Luego de publicarse el resolutivo de impacto ambiental que autorizó la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) para la construcción del aeropuerto de Santa Lucía, el Centro de Derechos Humanos anunció que recurrirá a instancias internacionales como la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos.

"Es evidente que los habitantes de los pueblos originarios de alrededor de la base aérea militar de Santa Lucía no permitirán que sus derechos sean vulnerados, por ello, nosotros hemos recibido la instrucción de los representantes de los pueblos para generar una defensa nacional e internacional de sus derechos", afirmó José Antonio Lara Duque, representante del Centro, en un comunicado.

Sobre el aval de la Semarnat, señaló que debe ser revisado desde la óptica de científicos y especialistas internacionales independientes de las pretensiones gubernamentales, de las presiones y directrices que se puedan generar desde el ámbito del poder, y con el objetivo de generar certeza al verdadero impacto ambiental que pueda causar la obra.

Lizbeth Laguna, vocera del Frente de Pueblos Originarios en Defensa del Agua, expuso que los pueblos originarios no están de acuerdo con la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) aprobada por la Semarnat, ya que no respeta su derecho humano a ser consultados sobre su territorio.

"No nos están tomando en cuenta y, como sujetos de derechos colectivos, consideramos que debemos ser consultados tal y como lo manda el convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo, donde las comunidades afectadas, con los megaproyectos, deben ser tomadas en cuenta en una consulta", apuntó.

Ricardo Ovando, también vocero del Frente de Pueblos Originarios en Defensa del Agua, planteó que la Semarnat no debió autorizar la MIA porque no existe la medida de mitigación para restaurar el caudal ecológico subterráneo del acuífero Cuautitlán-Pachuca.

"Lo que nos puede llevar a un posible colapso hídrico en nuestra ya deteriorada cuenca de México. Yo prefiero agua, no aeropuerto en Santa Lucía", expresó.