×
hace cerca de 8 meses
Evlyn Cervantes

Urgen a Gobierno prohibir fracking

Agencia Reforma

Organizaciones demandaron al Gobierno de AMLO y al Congreso apurar prohibición de fracking, técnica para extraer gas y petróleo de subsuelo.

Imprimir
Aunque nuevo Gobierno aseguró que no se permitiría el fracking, esta técnica para extraer gas y petróleo del subsuelo sigue vigente en el País y ha impactado, al menos, a 7 mil 879 pozos que reportan más de 36 mil fracturaciones, advirtieron organizaciones.

Frente a este escenario, la Alianza Mexicana contra el Fracking, la Fundación Heinrich Böll Stiftung y Cartocrítica urgieron al Ejecutivo y al Legislativo apurar su prohibición.

En conferencia de prensa, recordaron que existen cuatro iniciativas (tres en la Cámara de Diputados y una en el Senado) que proponen prohibir el fracking, no obstante, ninguna ha sido discutida.

"Son cuatro iniciativas de partidos diferentes y creemos que esta es una gran oportunidad para que se pueda materializar una prohibición del fracking en nuestra legislación", dijo Claudia Campero, integrante de la Alianza contra el Fracking.

"El llamado al Ejecutivo es que materialice que no se siga utilizando esta práctica, y al Legislativo, el llamado es que ya lo legisle. Ahora, el Ejecutivo también puede enviar una iniciativa para prohibir el fracking".

El fracking es una técnica para extraer gas o petróleo del subsuelo que consiste en la perforación de un pozo vertical u horizontal a más de 2 mil 500 metros de profundidad.

La perforación de cada pozo requiere entre 9 y 29 millones de litros de agua que son mezclados con sustancias tóxicas, como el benceno, tolueno, etilbenceno y xileno.

Las organizaciones señalaron que tiene un impacto ambiental negativo porque ocasiona la contaminación de acuíferos, compromete la disponibilidad de agua y aumenta la sismicidad.

Para ilustrar el impacto del fracking en México, la organización civil Cartocrítica mapeó los pozos que han sido fracturados con este método, basados en información proporcionada por la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH).

De acuerdo con el mapeo, la CNH reportó el año pasado que de 1996 a 2016 se usó la técnica en 7 mil 879 pozos, con una suma de 36 mil 159 fracturaciones.

Los estados donde se concentró la mayor actividad fueron Nuevo León, Tamaulipas, Veracruz y Puebla.

En tanto, en Coahuila un pozo fue facturado más de 104 veces.

Respecto a los contratos y asignaciones vigentes, Cartocrítica detalló que para la explotación y extracción de hidrocarburos no convencionales existen 26 bloques ya adjudicados, de los cuales 25 son asignaciones a Pemex.

El contrato restante se otorgó apenas en noviembre y fue firmado por Pemex, CNH y la empresa Operadora de Campos DWF S.A. de C.V. para la exploración y extracción de recursos no convencionales entre Veracruz y Puebla.

No obstante, la organización advirtió que de cumplirse la palabra de López Obrador, ninguno de estos bloques podrá ser fracturado.

"Esta Administración arranca con una promesa de que no habrá más fracking y queremos que esta promesa se materialice, pero actualmente cualquier empresa pueda presentar todo lo que la ley le requiere y la autoridad no tendría razón para rechazar estos proyectos, por eso lo que urge es una prohibición y, enseguida, una transición energética real hacia las energías renovables", apuntó Manuel Llano, investigador y fundador de Cartocrítica.

Roberto Ochandio, experto argentino en extracción de hidrocarburos y en los impactos del fracking, explicó que esta técnica representa impactos ambientales negativos debido a la cantidad de sustancias tóxicas que emplea y la facilidad que tienen para contaminar acuíferos que abastecen a la población.

"El riesgo acá es agotar el agua, sobre todo en el norte de México que es un lugar seco, muy frágil. Hoy en día, en una fractura de un yacimiento ubicado en la frontera de Texas con México se están usando 43 millones de litros de agua promedio por fractura, es una gran cantidad de agua solamente para una fractura", expuso.

"La responsabilidad que tienen los parlamentarios mexicanos es prohibir el fracking".