×
NOTAS MATUTINAS MÁS LEÍDAS
hace 10 años
Zacatecas [Mina

Vecinos incómodos llegaron hace más de tres años a Mazapil

Paulina Y. Jiménez

Desde hace más de tres años unos nuevos vecinos llegaron a Mazapil con grandes promesas de empleo

Imprimir
Foto Zócalo Saltillo | Homero Aguirre
Mazapil, Zac.- Desde hace más de tres años unos nuevos vecinos llegaron a Mazapil con grandes promesas de empleo, servicio médico y tantos planes para los ejidatarios de Cedros, Las Palmas, El Vergel, entre otros poblados cercanos.

Las promesas se quedaron sin cumplir y las esperanzas de mejorar se coartaron, recibiendo sólo del complejo minero Peñasquito la molestia de tener unos vecinos que contaminan tanto su entorno, que han ido acabando con su ganado y contaminado el agua que utilizaban para su servicio personal.

Los malos olores a cañería los atormentan todas las tardes, y más en el ejido Las Palmas, que se ubica a escasos metros del tajo abierto, quienes denuncian no sólo eso, sino continuas enfermedades entre los pequeños por los contaminantes que, señalan, expide el complejo minero.

“Todo ha sido un engaño, prometieron muchas cosas y vean nada más, sólo han hecho una capilla funeraria en El Cedro (…) hasta parece que nos están dando un mensaje de muerte o algo, porque nada de seguro ni nada”, comentó Rogelio Gutiérrez, ejidatario de La Palma.

La creación de carreteras para su uso, así como otras promesas, sólo quedaron en el tintero; al contrario, el continuo paso de camiones ha soltado aún más la tierra, que se vuelve un gran problema con los fuertes vientos que se sienten en el lugar.

“Sí, estamos muy desilusionados, esperábamos otra cosa y ya ni lo que pagan a nuestros esposos que trabajan ahí, es muy poquito, apenas para construir un cuartito y desgraciando toda la tierra”, mencionó Guadalupe Cepeda.

Son tantos los malestares que ha dejado el “nuevo” vecino, que hasta las ilusiones de poder volver a hacer algo con sus tierras quedan destrozadas, ya que cuando la minera deje el lugar sólo quedarán grandes cráteres en el suelo.

Además, los materiales con los que están realizando el trabajo para extraer el oro, la plata y el zinc están dejando grandes afectaciones en su ganado, matándolo poco a poco.

“Si tú vas dentro de la mina hasta atrás, vas a ver a todos los animales muertos, de todo tipo ahí están (…) lo digo porque yo los he visto”, añadió Rogelio, quien además de ser vecino del complejo minero es trabajador de ahí.

Esto se suma al desastre del drenaje del complejo minero, los desechos que van a dar a sus tomas de agua, los malos olores, las promesas sin cumplir que están por escrito y la negativa a ofrecer empleo a lugareños, más a personas de otros estados de la República.
TAGS RELACIONADOS:
Imprimir
te puede interesar
similares