×
Encuentro Matrimonial
Encuentro Matrimonial
ver +
El Encuentro Matrimonial Mundial está integrado por matrimonios y sacerdotes que se comprometen y se ayudan a vivir en plenitud, de manera responsable e íntima en sus respectivos sacramentos. Tuvo sus orígenes por el año de 1962 en España donde el Padre Calvo, que trabajaba con jóvenes, se dió cuenta de que los mejores alumnos, positivos, generosos y alegres, provenían de matrimonios muy unidos; quienes en general tenían una buena comunicación y la conciencia de su ser matrimonio como sacramento. Más información en: http://www.encuentromatrimonialmx.org

" Comentar Imprimir
24 Noviembre 2011 04:00:07
Salto generacional
Entre viajes y visitas por una boda quedaron perdidas estas líneas, menos por olvido que por una noticia que revoloteó en la vida familiar de Ikke. No fue para menos porque le hicieron dar un salto generacional. Así la cosa, se tuvo que sentar más que un rato para acoplarse de nuevo a su vida de futuro abuelo.

Así como las páginas quedaron en blanco, quedó Ikke sin palabras cuando los hijos casados les anunciaron con una primera foto ecográfica la bella noticia de un [email protected] en camino. Ni una palabra le quedó a Ikke para expresar sus sentimientos. De plano se quedó atorado al brincar a una nueva dimensión de su vida, a una nueva época, al club de los abuelos. Brinco generacional al que le impulsaron el joven matrimonio con su amor y su fe en su poder de nuevos padres.

Recuerda Ikke que hace un buen de años también le sucedió cuando le anunciaron los análisis no dejaban lugar a dudas que el brinco a la paternidad se había cumplido. El gusto le sobresaltó y ahogó sus palabras de alegría y sorpresa. Se sentó con Lucita a hacer planes. Esta ampliación de la familia sugería nuevas reglas de vida.

Pero, el tren de vida no les permitió terminar la lista, mucho menos aplicarla en plenitud. Ahora, Ikke sí las tiene ya bien claras y apuntadas, listas para el arranque.

Como abuelo:

Dejará que la casa parezca casa de muñecas con juguetes regados.

A los papás a encargarse de enseñar que todas las cosas tienen su lugar.

Jugará y perderá el tiempo con los nietos cuando sea.

A los padres a demostrar a sus hijos que ningún recurso tan valioso como el tiempo.

Comprará en la tienda juguetes y se perderá con los nietos en los pasillos para probarlos.

A los padres a hacerles saber que hay juguetes educativos y otros.

Comerá con los nietos, disfrutando de lo que se antoje porque la comida en la mesa de los abuelos será un placer.

A los papás a mostrar a sus hijos a distinguir lo nutritivo de la chatarra.

Estudiará con los nietos la naturaleza y la gente porque conocer será un placer. A sus padres a explicar que mucha sabiduría está escrita en los libros, y por supuesto en Internet.

Compartirá el dinero con los nietos como si fuera algo que llegó y se va.

A sus padres a enseñar que está escrito que el dinero no cae del cielo sin sudar.

Caminará con los nietos por caminos y veredas por gusto.

Otros ya les dirán que caminar sin norte es de locos y la vida se va llevando de meta en meta.

Ahora que Ikke relee sus propósitos, parece que está viendo su vida en reversa. Pero, la vida es así, y no se vive en reversa. A disfrutarla en familia, y con el nuevo miembro de la familia en camino. El regocijo ya inició: la comadre está diseñando los recuerdos para el bautizo. Ikke por su parte, él, al menos ya rescató los discos de Cri-cri.

Sus amigos Lorenzo y Lucero.
28 Septiembre 2011 03:00:49
Somos más
Hoy en dia se respira un aire tenso cargado de cosas no fáciles de digerir. Ha sido un despertar no muy agradable a una realidad en nuestra sociedad de dejar de creer en una paz social que por mucho tiempo, creímos era una de nuestras fortalezas. Pero este ambiente de adversidad es una oportunidad de volver a los básicos y a todo aquello que poco a poco ha perdido nuestra sociedad.

Estos tiempos complejos pasarán más rápido si en lugar de enfocarnos en lo negativo que, por mucho, no lo es tanto; nos empezamos a poner atentos en lo mucho que parece poco, pero que en realidad nos mueve y no permitíra que nos caígamos. Y es que aunque pensamos que hay muchas personas que no saben que pueden ser buenos y se la pasan mortificando a sus semejantes, también es cierto que somos más los que todos los días nos levantamos temprano y nos preocupamos por nuestros hijos y esposa y salimos a ganarnos el pan de manera honrada y que luchamos por tener una familia únida, que aquellos que optan irse por la libre heredando sus miserias interiores a aquellos que engendraron y dejaron.

Y aunque parece que cada vez los buenos médicos cada vez son más escasos, la realidad es que somos más los que traemos la vocación bien arraigada y cada día ponemos lo mejor para sacar adelante a los pacientes.

Se puede pensar que hoy hay pocos servidores públicos que cumplan con cabalidad sus tareas, pero la realidad es que somos más los que nos interesa hacer el trabajo mejor, y somos más los politicos que si nos interesamos por el país, que aquellos que sólo persiguen sus intereses personales, y también somos más los estudiantes que queremos prepararnos para un futuro mejor y no improvisar en la marcha de nuestras profesiones, que aquellos que sólo andan en grilla y calientan los asientos, y somos más los sacerdotes que trabajamos por un mundo mejor llevando la nueva nueva, que aquellos que han dejado sus votos guardados en un baúl, y somos más los policías que en realidad queremos una sociedad segura, que aquellos que prefieren entregarse a los que lastiman a la sociedad, y también somos más los maestros que nos interesa el enseñar y llevar la profesión magisterial a su plenitud, que aquellos que se la pasan de conductores de vehículos aereos, y somos más aquellos que nos interesamos por los demás y respetamos los espacios para hermanos con capacidades diferentes, que aquellos que son limítrofes en el entender y hacen mal uso de ellos.

En esta sociedad somos más los que tenemos valores bien arraigados, como la honestidad y la solidaridad, que por mucho nos hacen más fuertes, que esas minorías que por ignorancia interior y falta de amor quieren amedrentarnos.

Nunca en la historia del hombre, por más negra que haya parecido la noche, ha podido impedir que salga el sol. Los que somos más unámonos en mostrar actitud positiva y propositiva, haciendo las cosas que nos tocan bien y a la primera, si nos equivocamos rectifiquemos, pero sigamos adelante, unámonos en oración para pedir por aquellos que por ignorancia y comodidad dejan de hacer cosas buenas, pero a la larga no podrán disfrutar. Al final, los que queremos un mundo mejor… Somos más.

Encuentro Matrimonial Mundial Saltillo tiene una propuesta para ti, si quieres mejorar tu relación. ¿Por qué ser un matrimonio común y corriente? Si podemos hacer de nuestra relación, la mejor experiencia de nuestras vidas.

Si estás interesado en vivir un fin de semana al estilo del Encuentro Matrimonial para mejorar tu relación matrimonial escríbenos a .(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo) (o en Facebook) o comunícate al 4-31-33-10. O visita la página:
http://www.encuentromatrimonialmx.org

“Con fe, un sueño es posible alcanzar”
02 Septiembre 2011 03:00:05
Hoy
Hoy despierto con la firme convicción de ser feliz a cada instante, de aprovechar cada ocasión para agradecer la oportunidad de estar vivo. NO voy a buscar la felicidad como un fin, voy a dejar de añorarla, a dejar de pensarla, a dejar de soñarla…

Y es que la felicidad es una decision también, es una cuestión de actitud. La felicidad no es algo que alguien nos pueda dar o que podamos comprar.

La felicidad brota de adentro de nosotros y se proyecta al exterior. Entiendo hoy que nada del exterior podrá dármela.

El mundo me distrae y poco a poco me convence de que la felicidad es tener lo último de la moda y la tecnología y el cuerpo más joven, más bello y más sano. Me invita a vivir de una manera fugaz y audaz. Poniendo límites a lo bueno y quitandolos a aquello que no lo es. Todo esto, lejos de ayudarme a ser feliz me condiciona a que si no lo obtengo me haga sentir frustrado o poco realizado. Y así, distraído, me la paso desaprovechando el tiempo.

Hoy voy a ser feliz a cada instante. A disfrutar cada momento y si se me presentan adversidades las tomaré como experiencias de aprendizaje, de crecimiento y formación. Si se me presenta dolor, lo ofreceré por todos aquellos menos afortunados que cohabitan este mundo, por todos aquellos que ante los problemas sonríen y se ponen a resolverlos.

Hoy voy a empezar a valorar más cada instante, como si fuera éste el último que me quede de vida. No buscaré la felicidad… hoy voy a vivirla a cada instante de manera incesante.

Antonio y Gina Natera
26 Agosto 2011 03:00:45
Hijos adolescentes
La adolescencia es el proceso en el que los niños se convierten en adultos.

Aun cuando la educación se les haya proporcionado desde muy pequeños, antes de la adolescencia, ésta es una etapa que puede resultar dura para padres e hijos.

Una de las principales dificultades entre padres y adolescentes, es la confianza, comunicación y comprensión. Es muy probable que un adolescente se sienta más comprendido por un amigo (a) que por sus padres, debido a que no sienten la suficiente confianza hacia sus padres para conversar acerca de sus problemas y alegrías.

Aquí mencionamos algunos puntos para llevar una relación por demás sana entre padres y nuestros hijos adolescentes.

Confiemos en nuestros hijos, aunque nos resulte difícil, como por ejemplo, si en alguna ocasión nos hacen una confidencia que no sea tan agradable para nosotros, como el que sacaron una mala calificación en la escuela y armamos un escándalo o los castigamos severamente, perderemos su confianza. Escuchemos primero y después demos un sabio consejo que les ayude.

Una manera de que sientan comprendidos es platicarles acerca de nuestra juventud y experiencias, como el decirles “cuando yo tenía tu edad también tenía problemas parecidos”, ellos se sentirán más identificados con nosotros y les dará la pauta para que confíen y nos platiquen sobre ellos.

El ejemplo que reciban los adolescentes por parte de padres, durante esta etapa maravillosa pero difícil, es crucial, ya que de ello dependerá mucho su futuro y las elecciones que tomen.

Con fe un sueño alcanzar

Antonio y Gina Natera.

Si estas interesado en vivir Un Fin De Semana al estilo del Encuentro Matrimonial para mejorar tu relación matrimonial escríbenos a .(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo) (o en Facebook). Ó visita la página:
http://www.encuentromatrimonialmx.org
05 Agosto 2011 03:00:45
Sonríe
Parecen lejanos los días aquellos cuando los saludos mañaneros eran acompañados por una sonrisa, como al entrar a la tienda de la esquina y el tendero amable saludaba y sonreía honestamente a los clientes. Hoy pareciera que todos estuviéramos enemistados con todos y no saludamos a desconocidos y mucho menos sonreímos. Como por ejemplo, al entrar a una tienda, un banco o ni siquiera en la iglesia. Y es que andamos metidos en nuestros pensamientos, preocupados por todo y por nada, enojados por todo y por nada y basta observar en un semáforo en rojo cuánta gente va en sus autos con el ceño fruncido, esperando ansiosamente el verde para tan pronto cambie, arrancar como en prueba de velocidad, y si alguien tarda unos segundos en moverse, no faltará el oportuno espontáneo sonando la bocina para que los demás apuren la marcha.

Y es que la ausencia de sonrisa en nuestra vida es el reflejo de cómo el brillo de la misma se ha ido opacando. Vivimos en un mundo distraído, disperso en un mar de información, que en la mayoría de las ocasiones está cargada de negatividad. La preocupación desmedida por nosotros mismos nos inunda por dentro, no permitiendo que la sonrisa aflore espontáneamente. Podemos verlo en un estacionamiento de supermercado, donde los autos entran y salen presurosos al mando de sus conductores celosos, que ni siquiera se preocupan por el tránsito de peatones… y que éstos no se descuiden, porque hasta el auto le echan encima o, si bien les va, un recuerdo maternal les propinan.

Podemos mencionar un sinnúmero de factores para culpar por no sonreír, pero esto sólo sería justificar agentes externos de un mal que es interno. Y es que no se trata de que toda la gente ande con una sonrisa de oreja a oreja o a carcajada abierta, que pudiera denotar un trastorno; mas que un estado de conciencia apacible. Estamos hablando de una sonrisa amable para nuestros semejantes, un semblante de tranquilidad interior.

Hoy es raro encontrar personas desconocidas que nos saluden amablemente ó que nos contesten con una sonrisa, ya que hasta llegamos a pensar mal de ellos tratando de averiguar que más quieren de nosotros. No se trata tampoco de fingir una sonrisa, como la de un empleado de caja en tienda de autoservicio, que denotan más desgano que entusiasmo.

La sonrisa amable es resultado, en definitiva, de un interior en paz, de un carácter maduro y una forma de ser sencilla y veraz. No podemos dar lo que no tenemos, y si no sonreímos lo suficiente, es porque algo interiormente no anda bien.

Si pretendemos cambiar alguna actitud en nosotros, empecemos por una sonrisa autentica, del interior, de corazón, sin pretensiones, por el simple hecho de ser agradecido por vivir. Empecemos en la casa con nuestros familiares, vecinos amigos y los que no son tanto, y sonriámosle a la vida.
28 Julio 2011 03:00:23
Vacaciones de Verano
Llegó el verano y los niños en la casa se emocionan. El inicio de las vacaciones hace palpitar el corazón de los llamados reyes de la casa y el temblar de los padres  de ellos.   Alrededor  de  6 semanas  lejos de la escuela  que parecen difícil de llenar para entretener a los chicos.  Todo un reto que los padres deben de tomar. Un reto para transformar un tiempo de ocio en un tiempo fértil de productivas experiencias para los pequeños y los padres.

Aquí hacemos una serie de recomendaciones para pasar el tiempo en familia en este periodo vacacional.

Aunque el periodo vacacional es sólo para los niños y los padres tienen que seguir con sus labores cotidianas; es importante recalcar que lo importante es pasar con nuestros hijos  tiempo de calidad; no de cantidad.  Así que el ingrediente más importante en esta lista de recomendaciones va a ser el disfrutar al máximo el tiempo que pasemos con nuestra pareja y los pequeños.

» Proponemos  organizar manualidades en familia como podría ser,  decorar las macetas del jardín,   esculturas  de plastilina, portalápices con botes de aluminio y decorarlas.

» Organizar una venta de garaje y aprovechar para sacar esos cachivaches que no dejan espacio en el clóset.  Lo que se obtenga de la venta se puede disponer para actos de caridad y para pago de algún curso de verano para los chicos.

» Organizar un día de playa en el patio; poniendo una alberca inflable en el patio e invitar a los primos de los chicos y organizar una hamburguesada al carbón.

» Aprovechando que los chicos tienen a los primos de visita hacer una pijamada.

» Preparar una comida que les guste mucho y que ellos cooperen en la elaboración de la misma.

» Acampar en el patio de la casa. Con casita y bolsa de dormir y si el terreno lo permite su fogata con bombones asados.

» Organizar una visita a un museo local en familia y proponer llevar cuaderno para hacer anotaciones de lo más interesante que vean en él para después en la comida compartir las anotaciones.

» Inscribir a los niños en los cursos parroquiales (Vacaciones con Jesús, catecismo de verano, etc.) y los padres participar en las actividades que se les invite.

Definitivamente que la lista puede ser tan larga como la imaginación nos lo permita.  Lo importante es que este tiempo lo aprovechemos en familia. 

Con fe, un sueño es posible alcanzar. Antonio y Gina Natera.
21 Julio 2011 03:00:28
Abuelos
Julio y agosto se deberían de considerar como los meses de los abuelos, ya que en este periodo se recurre a ellos como los cuida-niños por excelencia por aquellos padres que trabajan. Y aunque los cursos de verano entran al quite, no hay quien salve a los abuelos de un buen periodo de cuidar a sus nietos. Son seres especiales que nos agrada visitar. Bueno, para los que aún los tienen. Recuerdo con alegría cuando los visitaba o vivía con ellos en periodos vacacionales.

El olor a salsa molcajeteada, los frijoles freídos con manteca, las tortillas de harina en el comal, así como sus palabras amorosas y también sus regaños, que de alguna forma me han ayudado a rectificar cuando desvío el camino y aquilatar más a la familia. Lo que más tengo presente en mi memoria de mis abuelos maternos es cuánto se querían, cómo se apoyaban uno al otro en las buenas y en las malas, juntos hasta que la muerte los separó. Que no fue por mucho tiempo, ya que poco después de partir ella, él a unos meses la siguió. Cuánto tengo que aprender de esa hermosa historia de trabajo, sacrificio y amor.

Esos recuerdos de mis abuelos y sus enseñanzas de entrega me hacen sentir dichoso, afortunado, como cuando te hacen una distinción muy especial en la escuela o en el trabajo; pero que junto a esa distinción se contrae un gran compromiso. Un compromiso de no dejar que su legado muera. Y no estamos hablando del negocio que dejó el abuelo o de la receta del asado de la abuela, sino de los valores inculcados, de la fe heredada, del legado de amor que ellos dejaron en este mundo. Al ver la situación actual de nuestro país y el mundo tecnificado e individual donde se exalta a la estética y lo extremo como fuente de fugaces alegrías, es importante que volvamos a las raíces. A los valores que promulgaban los abuelos, por la solidaridad, honestidad, respeto que hoy tanta falta nos hace.

Hay que acercarnos a los abuelos; demostrarles nuestro cariño y respeto. Escucharlos con atención; tenemos mucho que aprenderles y mucho amor que darles. Ellos son nuestros cimientos y hay que mantenerlos vigentes. De ahí brotan nuestra cultura y la fe que profesamos. Son ellos que como eslabones mantienen unidos a los padres, hijos, primos, sobrinos y nietos.

¿Qué sería de las familias sin los abuelos? Definitivamente, no imagino una infancia sin ellos. Qué bendición los que todavía disfrutan de tenerlos. Gracias a todos los abuelos.
01 Julio 2011 03:00:09
Decisión de amar
Podría decirse que esta pareja llevó un noviazgo de ensueño. Ni muy largo ni muy corto. No más de un lustro de madurez en su relación bastó para tomar la decisión individual y voluntaria de unir sus vidas en matrimonio. Planes sobre su vida futura juntos fue el tema de interminables charlas con que los enamorados pasaban las horas imaginando la vida ideal. En ésta no habría cabida a la falta de ilusión y el día a a día sería un romance sin fin.

Al fin llega el día; frente al altar los dos enamorados hacen su promesa de indisolubilidad matrimonial, ante lo próspero y lo adverso, en la riqueza y en la pobreza en la salud y en la enfermedad, en la riqueza y en la pobreza. Promesa que los dos hacen enfrente de un público que los escucha con atención. Después de la solemne ceremonia, ¡la fiesta! Luces, risas, música, comida, baile y todo mundo se congratula con la unión, y los ahora esposos disfrutan cada momento deseando alargarlo y guardando cada detalle en la memoria y por si llegara a fallar, se apoyan con los electrónicos de hoy. Así boda y fiesta pasan a ser un bonito recuerdo con momentos entrañables que servirán para remembrar la historia de un amor sin igual.

Pasan los primeros meses y los primeros años. El vaivén de las actividades propias de toda pareja, poco a poco, va opacando el brillo de esa relación que al inicio resplandecía con gran fulgor. Con la llegada de los hijos se refuerza la rutina que poco a poco va ganado terreno como enfermedad silenciosa, sin dar muchos síntomas y grandes sobresaltos, y se va apoderando de la relación. Poco a poco él deja de interesarse en las cosas de ella. Ella deja de preocuparse por los asuntos de él y así de manera casi imperceptible, comienza un espiral de incomunicación que se va transformando en un huracán de mal entendidos que los llevan a discusiones absurdas. Entre los asuntos del trabajo, los hijos y la casa, poco a poco la desilusión se instala y de aquel noviazgo de novela, de la brillantez de la unión en la boda y la alegría de la fiesta, ahora sólo se respira tensión en la relación.

¿En qué momento se rompió el encanto? ¿En qué momento el príncipe se convirtió en un ogro? ¿Y la princesa en arpía? ¿Qué fue lo que falló? ¿Dónde se quedaron los planes? ¿En qué momento el egoísmo tomó el control de sus vidas y puso en la lona su relación matrimonial? Ellos, al llegar a la crisis, en lugar de separarse como lo dictan ahora los tiempos y cargar con la factura de dolor a sus hijos, toman la decisión de luchar por su relación, de librar los estorbos en el camino juntos, buscando reavivar la flama que en su relación existió. Toman la decisión de aceptar sus errores, de reconocer sus defectos que antes no parecían tan grandes y problemáticos. Vuelven a reconocer esas virtudes que al principio de la relación los ilusionó y enamoró. Toman la decisión de aceptarse en toda su maravillosa imperfección, para apoyarse para que su matrimonio no sea de esos que tienen fecha de caducidad, tan de moda ahora. Abren su corazón dejando conocer sus sentimientos, limitaciones y alcances para de una manera responsable salir adelante. Ellos entienden que el camino no será fácil y que seguirán encontrando piedras, chiquitas, grandotas, pero que juntos podrán hacer de su relación, la mejor experiencia de sus vidas. ¿Y ustedes qué decisión van a tomar?
24 Junio 2011 03:00:15
Evaluación
La pareja atravesará etapas en la vida matrimonial, en las cuales podrá sentirse no completamente satisfecha con la relación. Dicen que para mejorar algo, primero hay que evaluarlo y conocer el estado en el que se encuentra; el matrimonio no es la excepción. Si en su relación siente desgano, aburrimiento, tedio, sería bueno realizar una evaluación de la relación para corregir actitudes en busca de la plenitud en la relación. Definiendo la plenitud como el mejor momento de algo.

En ocasiones se prefiere no hablar sobre actitudes que provocan situaciones y sentimientos negativos que dañan y hieren al no saber cómo entablar un diálogo productivo y propositivo con la pareja. Así se van ocultando, pretendiendo que el tiempo los desaparezca o que la resignación nos permita acallar el dolor que produce. De esta forma los problemas crecen creando el clima de insatisfacción que va dañando la relación poco a poco.

Pareciera fácil que sólo platicando pudiéramos resolver cada conflicto, pero para esto se requiere que exista confianza y respeto a los sentimientos que expresa el cónyuge y donde se puedan expresar las necesidades de cada uno, sin temor a represalias.

Para esto se requiere ejercitar la comunicación. Se debe de desarrollar la capacidad de escuchar sin juzgar y la de expresar sin herir, procurando en todo momento respetar los sentimientos y pensamientos de la otra persona. Para poder conocer las expectativas y necesidades de la otra persona. Evaluando de esta manera la condición de su relación. Conociendo cómo se encuentra ésta y las necesidades de cada uno, se pueden efectuar ajustes a conductas para mejorar la relación. Al detectar algo que daña la relación es importante no dejar pasar el tiempo y buscar sanarlo, ya que de no hacerlo, crecerá y causará| más daño después.

Al realizar una evaluación de la relación, no se pone en tela de juicio la existencia del amor en la pareja. Al contrario, porque existe la decisión de amar se somete a un examen de la condición de la relación para buscar su crecimiento. Para una evaluación es importante que se den un tiempo exclusivo los dos y hagan una lista de aquello que les gusta y lo que no de su relación y hagan propuestas de cómo mejorar y compartan sus impresiones.

Una pareja feliz no es aquella que no tiene diferencias, más bien es aquella que mediante el diálogo profundo llega a resolverlas tomando la decisión de amar. Encuentro matrimonial te ofrece una herramienta de evaluación y mejora de tu relación. Atrévete a vivir un fin de semana de encuentro matrimonial.
17 Junio 2011 03:00:38
¡El reloj ha vuelto!
Ocho meses duró fuera de casa, y a los más de 100 años de vida, por fin regresó el reloj a casa. Prudente lo coloca Ikke en su lugar de honor: sobre el trinchador en el comedor. Antiguo reloj de chimenea de antaño, que a falta de aquélla se contenta marcar las horas y las medias horas con sonoros campanazos. Ikke está de plácemes, y no es para menos.

Años duró este reloj en casa de la bisabuela de sus hijos, marcando el paso de su vida, hasta el final. Regalazo que le hizo una agradecida señora a la bisa, quien lo recibió como grata despedida al terminar su ciclo de trabajadora doméstica. Lo puso en la chimenea de su casa donde nunca le faltó cuerda. Cuando en vida gozaba con el abuelo, le daba ella cuerda los sábados. Ritual que extrañamente con los años se empezó a adelantar, aunque el reloj nunca chispeó ni falló. Se adelantó a despedir el abuelo, y entonces como que el reloj necesitaba cuerda ya los viernes. A los 10 años ya era jueves el día de darle cuerda. Hasta rondando ella los 90 años fue el miércoles día del ritual de la cuerda. Pero, para entonces ya le recordaba ella a su hijo –quien con mano más segura– que sin cuerda la vida y los campanazos peligraban. Mientras la memoria de la bisa se empezó más a cubrir en mantos de olvidos, los días y las horas se tocaban de principio a fin.

Ikke se siente feliz y realizado, puede percibir cómo pasan las horas como la bisa las sintió durante años de ausencia del bisabuelo. Ella empezó a perder la vista, algo del oído y la mente deambulaba de un tiempo a otro, o se deslindaba del presente. Sin embargo, fiel siguió el reloj su curso, acercando las horas y el momento del retorno de algún familiar o de Ikke, único nieto, quien se fue de su tierra, joven e impetuoso. Ya cuando conoció la bisabuela a su tercer bisnieto, entregó el reloj porque la vida se la había marcado fiel y campaneando, hasta allí. Ahora era preciso que en nuevas tierras siguiera dando la pauta a las nuevas generaciones de una rama verde del tronco familiar.

El reloj no resintió el viaje a la nueva tierra. Lo desempacó Ikke, le dio cuerda y vámonos andando parecían cantar los campanazos. Una vecina comentó que por qué por la noche sonaba algo tan solemne en casa de Ikke, hasta le parecía un tanto lúgubre. Pero Ikke no le dio mucha importancia, porque más risas que campanazos había en su casa. Él no creía que tuviera que ver el ruido con el espíritu de la bisa. Más bien era la insomnolencia y la curiosidad de la vecina que atravesaban las paredes.

Aunque en casa se dieron cuenta que el día cuando Lucita estaba cantando sobre la bisa a unos niños de visita, un 2 de noviembre, el silencio en la historia se interrumpió con los campanazos. A los chiquelos les sonó como la voz de la bisabuela. Ninguno se espantó, seguro porque ella era apacible y alegre. En vida nunca le dio cuerda de más al reloj para que sonara siempre, toda su vida igual y con cadencia del tiempo que nadie para y todos aceptan.

A Ikke sí se le pasó la mano hace 8 meses. Tanto esmero le puso al darle cuerda que la reventó. Batalló bastante el relojero para sacar y componer las tripas, rueditas y engranes del marcatiempo. Pero ahora está de vuelta en casa, gozando de una nueva vida, así como Ikke al sentir parte de su lejana familia en casa con el regreso del reloj amigo. Siente emoción de niño como cuando recibió su primera bicicleta y le empezó a dar vueltas a la manzana, a su ciudad para seguirlas dando al mundo, y ahora para recordar le da cuerda al reloj. Reloj que lo transporta en el tiempo y en el espacio para coincidir con toda su familia cuando suenan los campanazos, en gozar de los gratos recuerdos de quien les heredó el reloj.

El Encuentro Matrimonial ofrece una experiencia en un fin de semana para mejorar su relación conyugal y familiar. Próxima experiencia 17, 18 y 19 de Junio.

Escríbenos a .(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo) ó comunícate al 415-8782.
11 Junio 2011 03:00:44
Nudos en la vida
Hay una mamá sentada en el banquillo, al lado de la cancha de futbol. Ésta luce abandonada después del glorioso partido que entregaron su hijo y los amiguitos. Hecha un polvorín, la cancha ahora se presta con los altos vientos del atardecer como plataforma de lanzamiento del papalote que trae el niño. Bien entretenida ve Ikke a la señora, pasando el ovillo del hilo de un lado a otro para desenredar lo que los niños en el juego enredaron. Inquieto va y viene la palomilla de chamacos rojizos de polvo, y tostados por el sol que no cede aún, para ver cómo va la cosa, prestos para volar el papalote.

Cómo le da gusto a Ikke que aquellos tercos nudos pueden reunir a familia y amiguitos con la esperanza de ver tomar altura su papalote. Se imagina así como esta mamá, otros más desenredan los nudos de su propia vida o la de otros, con paciencia, tranquilamente sentados como si fueran espectadores de la existencia. Así eran sus abuelos que ya habían pasado tormentas familiares, huracanes económicos y tempestades internas y sabían por dónde pasaba el hilo. Cuando sus hijos salieron a volar como papalotitos con su par, esperaban que bajaran para darles un norte, para decirles cómo desenredar lo que en sus primeros impetuosos vuelos de casados hicieron bola. ¡Ahora venían sus hijos a aterrizar para aprovechar sus consejos!

Admira Ikke la paciencia de aquella madre, porque sabe que en un solo vuelo del papalote el hijo puede enredar el hilo de nuevo. Pero su confianza es firme. Su ardua búsqueda del camino del hilo le enseñará también a su hijo a encontrar con la misma delicadeza por dónde pasar el cordón cuando le toca a su vez desenredar y a veces atar los cabos de su vida.

Tan fácil que parece buscar el camino del nudo y desamarrarlo, que muchos ni le prestan atención. Dejan el enredo a un lado porque no lo consideran de su responsabilidad, lo dejan al niño jugador de papalote, quien sin idea ni visión de cómo resolverlo busca otro juguete. Al paso del tiempo el nudo se atora más, menos tiene solución y ya no vuela nunca el papalote para levantar ilusión y sueños en los ojos del niño. Por eso tanto más valiosa el empeño de la mamá que se da a la terca tarea de desamarrar los nudos. Hoy nudos de hilo de papalote, mañana no dejará este niño su vida en nudos, ni abandonará proyectos de vida por buscar otros más fáciles. Tomará en sus manos los nudos y resolverá los problemas como lo vio hacer a su madre, capaz con la ayuda de ella.

Ahora se acuerda Ikke de los nudos en la garganta que le platica su Lucita cuando se acuerda de su hija de días de nacida en la incubadora, o cuando la hacen nudo en el estómago las sirenas de ambulancia el sábado por la noche, con sus hijos fuera de casa.

Estos nudos pronto se desvanecen con una llamada por teléfono.

Y el corazón, se pregunta Ikke, ¿no conoce nudos? ¿Será que tiene privilegio sobre la garganta y el estómago que sí conocen los nudos? Más bien es porque caras vemos, corazones no conocemos. Anidan los nudos allí, dando batalla a los que no abren su corazón y no logran despejar las penas que los atan, en una comunicación abierta con amigos y amados. Nudos eternos que vuelven por nuestra torpeza, terquedad o angustias que pueden desvanecer con una palabra de amor, sino los arrastramos toda la vida.

Hay quienes le dan vueltas al hilo de su vida, sin preguntar por qué se atoran en algún punto, con algún familiar, en alguna tarea. Como un puesto no alcanzado, un desafío abandonado, o porque siguieron un camino de vida donde el lunes es traumático por día de trabajo, que nada más lleva a un destino de retiro seguro, más no de plenitud o gozante felicidad.

Por eso Ikke ve con tanto interés a aquella madre que a conciencia y con paciencia se siente a desatar los nudos del papalote de su hijo, para que con tiempo y en vida vuelen las ilusiones del chiquillo y no se hagan nudos que tropiezan su vida.

El Encuentro Matrimonial ofrece una experiencia en un fin de semana para mejorar su relación conyugal y familiar. Escríbenos a .(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo) (o en Facebook) ó comunícate al 415-8782.



01 Junio 2011 03:00:31
Familias unidas
La familia es la base de la sociedad y en ella se pretende formar hombres y mujeres de bien con principios y valores.

En este artículo hablaremos de la importancia y beneficios de mantener una familia unida, así como algunos tips para fomentar la unión familiar.

La familia es parte muy importante de nuestra vida cotidiana. Nos ayuda a mejorar nuestra personalidad. También nos ayuda a dar forma a nuestra vida. Nos enseña el valor del amor, el afecto, el cuidado, la veracidad y confianza en sí mismo y nos proporciona las herramientas y sugerencias que sean necesarias para obtener éxito en la vida.

La familia es un lugar donde puedes ser tú mismo. El lugar en el que te aceptan por lo que eres. Y donde todo el mundo está ahí para ayudarte. La familia te alienta cuando estás rodeado de problemas. Te ayuda a sobrevivir en tiempos difíciles y llevar alegría y felicidad en la vida.

Tips para mantener una familia unida.

» Una familia permanece unida si se fomenta una comunicación familiar transparente sin secretos y diálogo constante.

» Que no exista el favoritismo y ser equitativo en el trato con todos los miembros.

» Realizar actividades grupales.

» Respetar las decisiones de uno de los miembros y no criticar.

» Tener un lugar de encuentro el casa para comunicar, puede ser la hora de la comida, desayuno, etcétera.

» Y por último siempre trabajar en equipo, donde los padres son los guiadores y ser conscientes de que es un trabajo de día a día.

Al mantener una familia unida se obtienen resultados como:

Personas más alegres, generosas, responsables, leales, con mayor autoestima y que muestran respeto por los demás.

Hoy en día, la mayoría de las personas no se dan cuenta de la importancia de la familia. Prefieren pasar la mayor parte de su tiempo con sus amigos. Pero cuando están rodeados de problemas, su familia les ayudó a deshacerse de los problemas.

En ese momento, cuando incluso nuestros mejores amigos se niegan a ayudarnos, era nuestra familia que vinieron a ayudarnos. Así que es muy importante para todos dar importancia a sus familias por encima de todo y disfrutar de pasar tiempo con sus familiares.

Encuentro matrimonial te invita a vivir Un Fin De Semana al estilo del Encuentro Matrimonial para mejorar tu relación matrimonia. Si te interesa, escríbenos a .(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo) (o en Facebook) ó comunícate al 4-15-87-82 o visita la página:
http://www.encuentromatrimonialmx.org
28 Abril 2011 03:00:29
Hay de tsunamis
Boquiabierto, incrédulo, estupefacto se queda Ikke cuando contempla las imágenes del tsunami en Japón. Se queda impresionado los días siguientes, más cuando las cifras de muerte y destrucción van abriendo un abismo hacia el futuro de la atormentada región. El acongojo que siente lo lleva a plantearse si en su país pudiera llegar un tsunami. Sabios al respecto lo niegan; él opina que ya lo tienen, pero vienen desde adentro.

Ola destructora es aquella corruptela que le platica su sobrina que no encuentra trabajo como maestra. Porque para enseñar a los niños en el sistema oficial, hay que pagar. Al parecer los conocimientos adquiridos no cuentan suficientemente, ni hay fuerza ni razón humana que detiene a los que mueven las olas, allí. Deja a su sobrina y a muchos jóvenes con una desilusión de desamparo.

O como la ola de violencia que azota cualquier punto cardinal en el mapa del país. Esa ola tampoco viene del mar, pero arrasa parejo a un futuro incierto.

Ola destructora también aquella que desintegra familias porque los padres ya no saben andar de a dos. Cuando el divorcio va disipando los lazos amorosos y familiares, las olas posteriores después del rompimiento llevan los recuerdos, pertenencias y personas a dispersos rincones para ya nunca encontrarse de verdad.

Se va acordando Ikke también de los tsunamis de devaluaciones que cimbraron las arcas nacionales, bajaron la bolsa y su bolsillo. No tuvo adónde correr, y cuando menos acordó ya estaba congelada y a la mitad su cuenta de ahorro. Con trabajo se levantó su familia, así como la nación. Pero no se les quitó un aire de extrañeza, ¿por qué los meteorólogos financieros no divisaron la ola que les iba a caer? Parece que aquí tampoco no se pudo levantar barrera suficiente alta para ampararse. El polvo atómico allá en el lejano oriente se levanta igual de alto para dejarse sentir por años, como las sacudidas en los bolsillos de muchos aquí que Ikke vio sumergirse y quebrarse.

Después de olas altas viene el recuento de daños. En Japón no terminan de lamentar a los fallecidos; en nuestro país, en las familias devastadas por tormentas internas o externas, el proceso de curación, recogida y sanación también toma tiempo. Será hasta encontrar de nuevo tranquilidad para reconstruir y con paz al interior para planear con fe que ninguna ola podrá vencernos.

Así Ikke no pierde la oportunidad para platicar en familia sobre las tormentas de la vida, y más que nada sobre las barreras que está a nuestro alcance contra esas olas, como la educación, nuestra salud mental y equilibrio sentimental. A excepción de un tsunami, las demás tormentas y olas tienen remedio en nosotros mismos.

Si estás interesado en vivir un fin de semana al estilo del Encuentro Matrimonial para mejorar tu relación matrimonial escríbenos a .(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo) (o en Facebook) o visita la página
http://www.encuentromatrimonialmx.org
09 Abril 2011 03:00:50
Anillo
¿Cuál es el significado del anillo de matrimonio?

Más allá del valor material que tienen los anillos, éstos tienen valor especial por la promesa que se hace al momento de entregarlos a la pareja.

El matrimonio es una ceremonia que sella un pacto con nuestro Dios y/o con nosotros mismos y nuestra pareja, mediante el cual nos comprometemos a cuidarnos, respetarnos y seguir un camino juntos hasta el final de nuestros días. Y como todos esperamos y deseamos que esta unión sea para toda la vida, buscamos a la persona ideal, con la que compartamos muchas cosas en común, y que nos ame y amemos profundamente.

Los anillos de boda son un círculo que simboliza la eternidad, donde no hay principio ni fin de un amor y devoción entre marido y mujer.

En la actualidad los anillos son entregados en uno de los momentos más importantes en la vida de las parejas, en la cual se sella el compromiso que los une, es el símbolo de una promesa de amor para toda la vida. Las palabras dichas durante el intercambio de anillos deben reflejar las esperanzas y sueños de la pareja por su matrimonio.

Así como el anillo de bodas es un símbolo importante de la promesa de amor hacia la pareja, la vida de matrimonio debe ser un testimonio que refleje esa promesa, por medio de la aceptación, confianza, y decisión de amar en los buenos y malos momentos.

No debemos olvidar que por encima de todo lo lujoso que los anillos sean, más peso y valor tienen los sentimientos de compromiso y amor de nuestra pareja demostrados con este pequeño acto simbólico.

Si estás interesado en vivir Un Fin De Semana al estilo del Encuentro Matrimonial para mejorar tu relación matrimonial escríbenos a .(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo) (o en Facebook) Ó visita la página:
http://www.encuentromatrimonialmx.org
17 Marzo 2011 03:00:23
La culpa
Como que se le atora algo en el cuello de la camisa. Un roce apenas notable le sigue molestando al que desde la mañana y hasta ahora se da cuenta que la etiqueta Tamaño CH. de la camisa es la que ya le sacó una roncha. Así mero siente la culpa por no hablarle al amigo que estaba en el hospital, y a fin de cuentas no resistió la operación a corazón abierto la semana pasada. La siente, y tanto se tardó en descubrirla que ya le tiene que poner pomada a la roncha.

Esta culpa la tiene como la pelota que se usa nadando para mantenerse a flote, pero cuando menos pensado se le resbala y busca de nuevo la superficie, dejándolo a uno con el trago de agua en la boca, escurriéndose el buche por la nariz. La culpa no se deja domar tan fácil y cuando menos pensado lo tiene a uno con el ojo pelón toda la noche. Por mucho esfuerzo que se utiliza para sumergir la pelota, siempre saldrá a flote, como la culpa. Echar la culpa a otros no es solución para Ikke, porque en su mente estuvo su amigo, todo el tiempo. Sólo podrá sacarla si la reconoce, la saca a flote y la desinfla para que no siga saliendo, no se le atraviese más ya en el camino y dejarla atrás. Si no, la culpa seguirá molestando como el grano de arena en el zapato que a la larga revienta la piel, hace tirar la toalla sobre la marcha a sentarse en la banca mientras siguen pasando los demás compañeros en el maravilloso parque.

La culpa que siente ahora no se le quita; la trae atorada en la garganta. No se acuerda Ikke de los pretextos que sacó por no hablarle para animarlo. Ahora trae atravesada esa espina que ni con lupa la percibe, tan adentro está metida.

Hay culpas que nos desvirtúan del camino, que nos atoran en el ascenso de nuestra vida y que son difíciles de liberar. Algún accidente, una imprudencia, hasta palabras que abren heridas. Pero la culpa que siente Ikke es por lo que no hizo. Escrito en el destino y en manos más poderosas está la vida, mas no le impide a uno hablar y animar a un buen amigo. Pero, cuando menos se acordó Ikke después de la noticia de la hospitalización del enfermo, él ya estaba hasta la orejas en las tareas diarias.

Buena lección le deja Ikke la herida: que el tiempo no es un buen aliado, porque va que vuela; no respeta ni altos en el camino y las tareas a corto plazo nada más le cegaron.

Echar la culpa a otros tampoco es la solución porque es peligroso, conflictivo, injusto cuando sabe que él no tomó la decisión de llamar a tiempo. En vida, pues, está la solución, porque cerrar ojos y oídos a los focos rojos, nada más cosecha golpes que después se convierten en culpas que no se curan con una pomada.

Sólo viendo la vida de frente, sin olvidarse de los límites personales y superando pretextos y barreras internas sabe Ikke que ahora caminaría sin roncha, ni ampolla en su consciencia, ni sentiría culpa alguna.

Si estás interesado en vivir un fin de semana al estilo del Encuentro Matrimonial para mejorar tu relación matrimonial escríbenos a .(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo) (o en Facebook) o visita la página
http://www.encuentromatrimonialmx.org
11 Marzo 2011 04:00:20
Tiempo de reflexión
El Miércoles de Ceniza marca el inicio de la Cuaresma, fecha por demás significativa para todo cristiano que practica con devoción su fe. Es una época donde se nos invita a reflexionar y hacer un cambio interior y modificar nuestra conducta para vivir plenamente. Donde plenamente significa ser libre sin ataduras, de esas ataduras que pueden ser los rencores (nuevos y añejos), los complejos, los miedos, los vicios, malos humores, sarcasmos; en general, esas malas actitudes que tomamos ante la vida, que, lejos de hacernos sentir satisfechos y felices, nos hacen sentir huecos, sin sentido. Cuaresma significa algo más que dejar de comer carne los viernes, es algo más que modificar la dieta. Es una invitación a la conversión de la mente y el alma para bien nuestro y de los que nos rodean.

El ayuno propuesto por la doctrina cristiana que se invita a practicar en la Cuaresma tiene el fin de mortificar el ego que es causa de todos los males del hombre; no se trata de infligirnos castigo rayando en el masoquismo, sino de dejar de hacer, de ver, de comer algo que nos guste mucho como preparación para fortalecer nuestra voluntad y con esto ejercitar el autodominio sobre nuestros instintos y conductas que no nos permiten ser libres y desarrollar las virtudes del hombre

En estos tiempos de confusión, más que nunca, necesitamos fortalecer nuestra voluntad, nuestra esperanza y nuestra fe para neutralizar el miedo y la intranquilidad que se respira en nuestra sociedad.

Hoy es tiempo de empezar a cambiar actitudes y comportamientos. Empecemos por cosas pequeñas, poco a poco se va lejos. Aprovechemos ese tiempo que ahora nos vemos forzados a estar en familia y en casa, para aquilatar lo que realmente vale la pena. Esta Cuaresma que sea una oportunidad de ser mejores y de volver a Dios y a nuestra familia.

Encuentro matrimonial te invita a vivir Un Fin De Semana al estilo del Encuentro Matrimonial para mejorar tu relación matrimonial. Si te interesa, escríbenos a .(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo) (o en Facebook) o visita la página:
http://www.encuentromatrimonialmx.org
03 Marzo 2011 04:00:44
Actuar
Hoy en nuestros días es tan común el divorcio, que ya no nos asustamos al respecto. No deberíamos aceptar esta situación como algo normal y sí actuar en consecuencia en la prevención del mismo. El divorcio debería de verse como un daño a la sociedad que a la larga traerá consecuencias incalculables y dificiles de resolver. Se pudiera pensar que el divorcio es una solución inteligente en un mundo práctico y moderno, donde dos personas que no logran conciliar sus diferencias (o ceder en sus egoísmos) prefieren optar por la separación definitiva para así poner fin a su desdicha.

En las situaciones de divorcio los niños son los más vulnerables, ya que nadie piensa en ellos como víctimas directas. Los cónyuges en su egoísmo enardecido se ciegan y difícilmente toman en cuenta el daño que se les puede ocasionar.

En definitiva, el divorcio en la mayoría de las ocasiones se debe a un egoísmo intransigente de uno ó de los dos cónyuges, que en lugar de conciliar diferencias, prefieren concluir su relación cuando el efecto del enamoramiento desaparece. Olvidando que en sus cinco sentidos aceptaron el compromiso de unir sus vidas y ser fieles en la salud y en la enfermedad, en lo próspero y en lo adverso. Dejando este legado de intransigencia y egoísmo a sus hijos.

Daño colateral que puede acarrear otras situaciones adversas a nuestra sociedad que, lejos de engrandecerla, la degrada y la corrompe.

Actualmente nuestra sociedad requiere de matrimonios sólidos y maduros en su forma de actuar y pensar, para formar a los hijos moralmente para enfrentar una vida cada vez más individualista y materialista. Matrimonios que tomen la decisión de amar y rescatar su matrimonio.

Debemos de empeñarnos en salvaguardar la estructura ideal de la cual esperamos cosechar frutos para una mejor sociedad: La familia enraizada en un sólido matrimonio.

El Encuentro Matrimonial ofrece una experiencia en un fin de semana para mejorar su relación conyugal y familiar. Escríbenos a .(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo) (o en Facebook) o visita la página
http://www.encuentromatrimonialmx.org. Próxima experiencia 25, 26 y 27 de marzo 2011. Tel. 4 15 87 82.
25 Febrero 2011 03:59:59
Salve su matrimonio
Es frecuente que recibamos correos de personas solicitando ayuda urgente para salvar su matrimonio. Buscan una tabla de salvación para salir a flote de la tempestad y no dejar que se ahogue la relación. ¿Por qué esperar hasta que ya es demasiado tarde? ¿Por qué pedir ayuda cuando ya la relación está tan dañada?

En la actualidad vivimos en un mundo de prisas y empujones y basta dar una vuelta por nuestra hermosa ciudad a eso de las 18:30 horas por cualquier punto que usted quiera para ver el vértigo y la vorágine de la vida actual. Este ritmo en ocasiones nos hace dejar para después todo aquello que de inmediato no presenta problemas significantes, como por ejemplo un dolor de garganta o una simple tos, que mientras no presente fiebre y malestares mayores, para que molestarse el consultar a un doctor. Si bien en la mayoría de los casos no pasa a mayores, también es cierto que otros terminan en una neumonía que ponen en peligro la vida. Y lo mismo nos pasa en la vida matrimonial; se presentan síntomas de enfermedad como la indiferencia, la falta de intimidad en el diálogo… pequeños síntomas que creemos pasarán sin hacer un mayor daño. Y como en el ejemplo de la tos, probablemente no pase a mayores, pero estos síntomas con el tiempo se hacen crónicos y generan otros que pueden ir de leves a moderados o graves, como pudiera ser la infidelidad o la separación definitiva.

Nuestra recomendación al empezar a presentar síntomas de enfermedad en la relación es solicitar ayuda. Ya sea a un consejero matrimonial, a un psicólogo a un sacerdote o a un grupo espiritual de ayuda matrimonial. No esperar hasta que se padezca una neumonía matrimonial para solicitar ayuda, y a que se corra el riesgo de tener secuelas o poner en riesgo la vida de la relación.

Es importante que ante el fracaso matrimonial que reina en la sociedad actual y la proliferación de relaciones desechables y no naturales, hagamos el esfuerzo por salvar nuestro matrimonio como única institución que puede garantizar un mejor futuro en nuestra sociedad. Pidamos ayuda a tiempo; nuestros hijos nos lo agradecerán.

Encuentro Matrimonial Mundial Saltillo tiene una propuesta para ti, si quieres mejorar tu relación.

Si estas interesado en vivir un fin de semana al estilo del Encuentro Matrimonial para mejorar tu relación matrimonial escríbenos a .(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo) (o en Facebook) ó comunícate al 4-15-87-82. Ó visita la página: “http://www.encuentromatrimonialmx.org”
http://www.encuentromatrimonialmx.org
19 Febrero 2011 04:00:45
En tus ojos me veré
Con detención observa Ikke pasar a unos señores mayores por la calle. De repente le entra un escalofrío al verlos caminar tan encariñados y se ve proyectado a unos cuantos años. Ellos van del brazo, el uno prevé donde el otro pudiera tropezar; los años a cuestas sí que les pesan. Porque van contentos, aun cuando ella reniega del paso más veloz que él agarra de pronto.

Así espera verse Ikke caminar con su esposa, tanteando los pasos de su compañera de vida. Se imagina la historia de aquellos señores como la suya. Cuánto han caminado ya desde aquella vez que se miraron de novios a los ojos, sin pestañar. Supieron de inmediato que ésa era la persona que detenía su destino y se dieron gusto perderse en aquellos ojos. De novios se miraban en juego y desafío para fundirse en el otro, sin nunca retroceder. Ahora ya son uno desde hace buen tiempo. Sus ojos miran más allá que el febril instante joven, contemplan una y otra vez pasado y presente de sus vidas. Y mientras Ikke se está acordando de su juventud, los viejitos ya dieron la vuelta a la esquina, o al menos ya no los distingue.

Al paso del tiempo sus ojos ya no ven como antes, pero cuando Ikke y su esposa se miran, se entienden. Sus ojos ahora hablan y dicen: en tus ojos me veré. Como que reflejan tristeza, enojo, gozo que su compañero siente. Tan bien se conocen ahora que con los ojos penetran al corazón, hasta al alma y allí se apaciguan sus inquietudes en amor.

Esto de mirarse a los ojos de joven es todo una aventura, de novios un gozo, de esposos una búsqueda a las profundidades del amado. Cuando no se practica, se pierde un equilibrio, es cuando entran las cejas y muecas a perturbar la vista. ¡Cuánta razón al llamar a la amada “mis ojos”, porque por ellos entró primero en nuestro ser, con ellos nos comunicamos y hasta los hijos son “nuestros ojos”, para el mundo y al mundo. Ya no teme abrirse el corazón, ni abrir los ojos a las realidades que enfrentan siempre juntos, porque sus dos miradas captan lo que ambos necesitan para su felicidad.

Ikke se propone seguirle mirando a su Lucita. Que sus ojos siempre sean la muestra de sus pensamientos, sentimientos e intenciones.

Que su corazón y sus ojos sean siempre sintonizados en un solo canal, para tranquilidad de sus almas que un día se miraron para anclarse allí, en la suave brisa del amor.

Que en un abrir y cerrar de ojos se reflejen sus tristezas, para que pronto se disuelvan entre las miradas de los dos.

Que su mirada sea infinita cuando se llena de amor, y cuando ya no se puedan ver a los ojos será simplemente porque el tiempo aquí se acabó, que entonces quedará de ti en mí y de mí en ti lo que nuestros ojos vivieron.

El Encuentro Matrimonial ofrece una experiencia en un fin de semana para mejorar su relación conyugal y familiar. Escríbenos a .(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo) (o en Facebook) o comunícate al 4 15 87 82.
10 Febrero 2011 04:00:29
Amor incondicional
Los seres humanos tendemos a exigir lo que no estamos dispuestos a dar.

¿No es gracioso? Esperamos y exigimos que alguien nos dé lo que nosotros no estamos dispuestos a dar.

El amor incondicional es el tipo de amor que se entrega sin condiciones. Es el amor que le tienes a tu pareja cuando el amor romántico al estilo de Hollywood se ha ido. Una vez que la etapa del enamoramiento termina para transformarse en “verdadero” amor, es el amor que sientes por tu pareja a pesar de saber que no es perfecta, en el que sabes que tu pareja tiene defectos y que comete errores a veces, pero eso está bien. Todavía lo/la amas. Esto es el amor incondicional.

Si tenemos la creencia de que el amor incondicional lo tuvimos que aprender ya sea leyendo o habiéndolo visto en alguna película o en algún lugar, en algún momento, estamos equivocados. Nacimos conociendo el amor incondicional. Es un don, un derecho de nacimiento que se nos da desde el principio y que con el tiempo es borrado y reemplazados por pensamientos del mundo.

El sentido del amor verdadero no es claro para muchas parejas al creer que éste sólo habita en una relación de reciprocidad. El amor por definición se entrega sin esperar retribución. Cuando se da a la espera de recibir algo o lo mismo a cambio, el amor deja de ser tal y se convierte en un trueque: tú me das y yo te doy, y si no me das no recibes nada.

La falta de amor incondicional es la causa de la mayor parte de nuestra ira y confusión. No es exagerado decir que nuestra necesidad emocional de amor incondicional es tan grande como nuestra necesidad física de aire y alimento.
Es especialmente lamentable que la mayoría de nosotros no tenemos idea de lo que realmente es el amor incondicional, y hemos demostrado nuestra ignorancia con nuestra tasa de divorcios en nuestro país.

Sólo hay una clase de amor que nos llena, y nos dará la felicidad que todos queremos: el amor incondicional o amor verdadero. Es preocuparse por la felicidad de otra persona sin ningún tipo de egoísmo de lo que podríamos conseguir para nosotros mismos.

Encuentro matrimonial te invita a vivir Un Fin De Semana al estilo del Encuentro Matrimonial para mejorar tu relación matrimonia. Si te interesa, escríbenos a .(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo) (o en Facebook) ó comunícate al 431-3310.

03 Febrero 2011 04:00:15
La abuela
La abuela está en todo y con todos. Entre familia, trabajo, diversiones se la pasa abriendo paso entre todos con gran corazón. Es por eso que el médico que la revisó, encontró tan grande su corazón, no por la otra cosa que le pasó. Nosotros ya lo sabíamos les comenta Ikke a sus hijos, mucho antes del infarto que sorprendió a la abuela en plena calle.

Ni el lugar en primera ni las circunstancias nos sorprendieron. Lo primero, porque le gusta a ella andar, fuera y dentro de su casa; lo segundo, porque venía de una presentación de canto con un nieto y si de cantar se trata, ella se apunta en primera fila.

Su sonrisa le abre las puertas en todas partes. En dependencias para algún trámite; en algún consultorio da la pauta para largas pláticas de confesionario de una paciente al lado, que le cuenta lo que nadie en su familia sabe. Ahora también en este suceso le abrió su sonrisa las puertas de la ambulancia y del hospital para una recuperación más pronta que ni el doctor Patch Adams lograra. Y sin olvidar su sonrisa cuando llena la puerta del kínder, donde ella recibe a los pequeños que con el beso de bienvenida de la abuela dejan sin volver la cabeza a su mamá en la puerta para adentrarse en su segunda casa de vida.

Un verdadero remolino es la abuela. Entre sus constantes viajes para hacerse presente entre sus hijos y nietos dispersados por el país, sus labores de costura y manualidades diversas, ventas de temporada como negociante nata que es. Su visión de negocios es épica, llegando a veces a lo heroico. Como cuando vendió la camada de sus cachorros de pedigrí para llevar a una de sus nietas a dar una vuelta por el viejo continente y hasta el Vaticano fue a dar. Faltan renglones para completar el rosario de actividades remuneradas y fortuitas que ha desempeñado. Hay una, la más favorita de Ikke, que no se le escapa: la cocina. ¡Ah, qué santas manos de cocinera, las de la abuela! Se apunta Ikke para pasar a estornudar en la cocina donde chile y aromas premuran agua en la boca y un paladar encantado.

Además, es visionaria para los negocios; busca vender cuando a nadie se le ocurriría. Así, en la cama de terapia intensiva y ya consciente después del infarto, le comenta a un visitante que sería bueno que se diera una vuelta a este hospital su hijo. Porque en una ampliación les falta equipo médico que aquel muchacho vende.

Esa misma inquietud la ha mantenido siempre con todos sus poros abiertos, ha vivido y dado vida a muchos y en muchas partes. Como aquellos años cuando una hija vivía en el sur, y les ayudó a enseñar un tejido que se difundió después en la región.

La abuela también es suegra. Como tal es muy cuidadosa al andar por los tan distintos lugares y hogares que sus hijos e hijas han ido formando en varios rincones del país. Ella es ecuánime y justa; sabe guardar en su corazón lo que ve y experimenta. Con razón su corazón creció tanto, concluye Ikke. Buena lección nos está dando la abuela, suegra y sobretodo madre, con su vida misma.

Ahora que el motor le respingó por tanta combustión interna, la abuela ha de adaptar sus pasos a lo que su corazón le dicte. Que va a seguir dictando la ley, ni quien lo dude... Ser una abuela así, o tener una abuela así en familia, es una gracia que Ikke les desea a todas las familias.

El Encuentro Matrimonial ofrece una experiencia para profundizar en nuestra relación de matrimonio, para conocernos más y a nuestra pareja Escríbenos a .(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo) o háblanos al 4 313310.
20 Enero 2011 04:00:32
De ahora en adelante
Se llena el cielo de pirotécnicos y la calle de Ikke se pinta de fiesta esta noche en que un año se va y otro hace su entrada. Cuando en los cálidos abrazos de amigos y familiares, Ikke recibe el nuevo año, tiene un solo propósito para fijar sus pasos y proyectos de ahora en adelante y está seguro que ese es suficiente para ser feliz y hacer feliz a todos.

A las primeras llamadas del campanario, hasta el último fiestero quedó en sueños que le prometen un despertar nuevo: el año con nuevo número, propósitos que ahora sí va a cumplir, y todo que va a estar mejor de ahora en adelante.

Ikke se propone un solo propósito: no mirar atrás –salvo en caso para buscar dónde dejó sus lentes–, sólo ver lo mejor de ellos dos, de su esposa Lucita y él. Quiere observar a sus hijos, casados y casaderos, que van extendiendo sus alas; sentirse queridos como cuando recién los invitaron a ser compadres y estrecharon lazos de amistad que estaban tejiendo desde hace tiempo; o disfrutar de las fotos de esta última reunión familiar de año nuevo donde con tanta gracia están todos presentes, ni faltó el cachorro en su canasta.

Listo está Ikke para sacudirse las cargas del año viejo, con las viejas deudas saldadas, iniciar nuevas. Pero sólo compromisos que lo lleven a él y a la familia a emprender beneficios de ahora y más allá, porque no se puede iniciar algo nuevo tan fabuloso como un año largo como parece arrastrando penas, deudas o culpas del año viejo. Está decidido que este año no habrá pláticas ni reflexiones sobre “el hubiera”, porque no existe. Este propósito se los comunicará a la familia y será suficiente motivo para vivir unidos y lo necesario para planear y convivir.

Con intensidad desea Ikke mirar el futuro para prestarse a lo bueno que puedan ejercer como pareja: en los desafíos para compartir su vida de casados con otros matrimonios y enriquecerse en amor. En la familia al recibir a los que vienen a buscar calor de hogar, consejo, un taco. En los retos del trabajo como brindarles espacio a los que necesitan apoyo y asesoría.

Deseos todos nobles y grandes, que Ikke sueña en estos primeros días del año nuevo. Sabe que están envueltos con el papel de regalo y moños vistosos que lucieron en las pasadas fiestas. Desea abrirlos con la misma curiosidad que chicos y grandes abrieron sus regalos y con las mismas ganas de poner sus deseos en práctica.

Ikke siente cierto alivio que brincaron el año, como que siempre le trae nuevos aires y esperanzas ponerle un numerito más al año; no así a sus años de vida. Pero esto también ya aprendió a aceptar. Es como ir sacando más hilo de su ser, cómo van agrandando los círculos cuando tira piedritas al río que por muy lejos que llegan, se van a hundir y juntarse con las que llevará el agua a destino desconocido, aunque seguro corriente abajo para hacerse uno con las experiencias de vida de todos sus seres queridos.

El Encuentro Matrimonial ofrece una experiencia en un fin de semana para mejorar su relación conyugal y familiar. Escríbenos a .(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo) (o en Facebook) ó comunícate al 4-31-33-10. Ó visita la página:
http://www.encuentromatrimonial.mx.org
13 Enero 2011 04:00:57
¿Derecho?
Antonio y Gina Natera
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)


“Yo tengo derecho a ser feliz” me decía un buen amigo al anunciarme su propósito de abandonar a su mujer y a sus hijas para formar una nueva familia con otra mujer que también está casada. Me impresionó demasiado que una persona adulta e inteligente estuviera decidida a echar por la borda 15 años de vida familiar argumentando que la felicidad es un derecho como los de la Declaración universal de derechos humanos.

No es fácil aclarar a qué llamamos felicidad. Algunos creen que es un estado de ánimo y pretenden encontrarla en la euforia de la borrachera o de la droga o en los libros de autoayuda. (Muy común ahora y en todas las esferas sociales de nuestro país). Para otros, es la satisfacción de todos los deseos y, como están insatisfechos, se sienten casi siempre tristes. (No por nada la depresión y el suicidio son tan comunes en nuestra sociedad)

De hecho, lo que está más en boga es la identificación de la felicidad con el sentirse querido, con el estar enamorado (Gracias a los medios de comunicación que sólo se preocupan por vender más, sin ningún escrúpulo). Quizá por ese motivo vuelan por los aires tantos vínculos matrimoniales, derruidos por la erosión del tiempo, el aburrimiento mutuo o el desamor infiel.

Ya Aristóteles, hace más de 2 mil 300 años, advirtió que la felicidad no era algo que pudiera buscarse directamente, esto es, algo que se logrará simplemente porque uno se lo propusiera como objetivo. Como todos hemos podido comprobar en alguna ocasión, quienes ponen como primer objetivo de su vida la consecución de la felicidad son de ordinario unos desgraciados.

La felicidad es más bien como un regalo colateral del que sólo disfrutan quienes ponen el centro de su vida fuera de sí. En contraste, los egoístas, los que sólo piensan en sí mismos y en su satisfacción personal, son siempre unos infelices, pues hasta los placeres más sencillos se les escapan como el agua entre los dedos.Me gusta pensar que, en vez de un derecho, la felicidad es un deber.

Los seres humanos hemos de poner todos los medios a nuestro alcance para hacer felices a los demás; al empeñar nuestra vida en esa tarea seremos nosotros también felices, aunque quizá sólo nos demos cuenta de ello muy tarde. Creer que los seres humanos alcanzamos la felicidad acumulando dinero o coleccionando mujeres (u hombres) como si fueran trofeos de caza es un grave error antropológico. El secreto más oculto de la cultura contemporánea es que los seres humanos sólo somos verdaderamente felices dándonos a los demás.

Sabemos mucho de tecnología, de economía, del calentamiento global, pero la imagen que sistemáticamente se refleja en los medios de comunicación muestra que sabemos bien poco de lo que realmente hace feliz al ser humano. Amar no es un sentimiento producto de sensaciones derivadas de las hormonas o pensamientos románticos o por simpatías correspondidas; amar es una decisión consciente, producto de una voluntad bien dirigida que no siempre resultará fácil, pero es la única manera verdadera de ser feliz.

Encuentro Matrimonial Mundial Saltillo tiene una propuesta para ti, si quieres mejorar tu relación. ¿Por qué ser un matrimonio común y corriente si podemos hacer de nuestra relación, la mejor experiencia de nuestras vidas?

Si estás interesado en vivir Un Fin De Semana al estilo del Encuentro Matrimonial para mejorar tu relación matrimonial escríbenos a .(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo) (o en Facebook) o comunícate al 431 3310, o visita la página:
http://www.encuentromatrimonialmx.org
07 Enero 2011 04:00:22
La pedida
Están ocupados en la casa de Ikke, y él muy preocupado. La ocasión no es para menos: van a recibir a la familia del novio de su hija para la pedida de mano. Las ocupaciones en casa van desde la cocina hasta la limpieza del último rincón. La preocupación de Ikke va entre cuáles palabras decir, hasta no saber cuáles responder a lo que no sabe qué le van a decir. Aunque –a decir verdad– sí sabe, pero tiene que esperar a que rompan el hielo de allá para acá.

No le ocupan tanto los formalismos, ni las formalidades, más bien cree que es bueno que los novios formalicen su relación. Así manifiestan de manera clara y abierta su decisión para el salto definitivo a la vida en matrimonio. Sin miramientos de qué pasará, o si funcionará, pronuncian su seguridad de que harán hasta lo imposible para lograr su felicidad. El compromiso no está de menos, y eso sí mantiene a Ikke de repente muy pensativo.

Sabe que los novios han crecido, porque ha visto cómo pasaron de fiestas juntos a reuniones y compromisos en familia. Muestra que van en camino a una vida nueva, a un camino de a dos.

¿Qué falta? ¿Camino por recorrer? Claro, al menos su hija aún después de la uni no sabe, bien a bien, de todas las ollas en la cocina, y aunque la lavadora en casa es automática, le consulta a su madre para ponerla a jalar.

Cosas de juventud de hoy. Aún cuando antes era diferente, igual Ikke y su mujer tenían que ir buscando y afianzando su felicidad. Experimentaron menos medios comunicativos para la rápida consulta y ponerse de acuerdo en aquellos tiempos, pero igual los novios de ahora dependen de su mutuo cariño, de su voluntad para hacer de esta aventura del matrimonio un éxito. Buen punto para mencionárselos, pero entre el bullicio de la pedida podría perderse, así que con esto queda apuntado en la memoria de Ikke.

Riesgo también que pasemos de la formalidad de la pedida rápido a las cosas prácticas como los cuándo y dónde de la boda. Los novios ya dieron su sí con el anillo de compromiso, momento destellante entre ellos que no pasó desapercibido para ambas familias. Ikke vio con buen agrado las lucecitas brillar en los ojos de su hija y la repentina exclamación de alegría en su familia. Para pronto estaban al tanto sus compadres al otro lado del país, y muy prestos para venir a celebrar. Así, la practicidad va arrollando el tiempo antes del gran evento de la boda. Es bueno entonces que los novios se tomen un tiempo de reflexión y disfruten de los detalles de la preparación –otro tema para apuntar– sin ansias, porque de todos modos no hay fecha que no se cumpla.

Mientras los preparativos van tomando su buen cauce, Ikke se da cuenta que por mucho que se esfuerza, no recuerda tanto empeño y tiempo dedicado en su juventud a preparativos, ni de la pedida ni de su boda. Punto bueno esto para los novios de hoy, siempre y cuando es para abrir más paso a su pareja, consultando y comunicando sobre sus expectativas y aspiraciones para un común acuerdo.

La pedida es otro paso en el caminar del amor de los novios. No puede faltar este paso, con toda su intensidad e ilusión, porque la vida se conjunta en decisiones alentadas por ilusiones que van armando nuestro destino, y nada mejor que en unión con el ser que nos pide acompañarlo.

A Ikke le parece que ya se le esfumaron las preocupaciones. Cierra sus ojos ahora por la noche, sabiendo que su respuesta en la pedida será corta, bastarán estos apuntes, y un breve sí.

30 Diciembre 2010 04:00:03
Propósitos
Es la época del año cuando muchos de nosotros hacemos propósitos de Año Nuevo. Los más comunes incluyen cosas como perder peso o ponerse en forma, ordenar nuestras finanzas, la organización de nuestra vida, un esfuerzo para dejar de fumar y reducir o dejar de beber e incluso tratar de tener más diversión.

Pero ¿qué pasa con los propósitos de Año Nuevo, específicamente para el matrimonio?

La mitad de los matrimonios terminan en divorcio. Las investigaciones han encontrado que sólo la mitad de los que permanecen casados en realidad llevan el apodo de “felizmente casados”. Así, este año hay que considerar hacer un propósito para dar prioridad a su matrimonio.

Las parejas que invierten en sus matrimonios obtienen más frutos en su relación y en su familia.

El primer paso es sentarse con su cónyuge, y escribir juntos ideas y algunos propósitos de Año Nuevo para su matrimonio.

1. Comience con lo positivo. Lo que tanto le gusta y valora en su relación ¿Cómo se puede mejorar y resaltar los aspectos positivos?

Por ejemplo:

Pasar tiempo juntos a solas es esencial para la salud de su relación. Comprometerse a una noche de cita mensual o semanal.

2. Eliminar las barreras.

¿Cómo manejan los conflictos? Recuerde que el conflicto es inevitable en un matrimonio. No evite los conflictos, sino encuentre la forma productiva para hacer frente a las diferencias.

Hagan un propósito de Año Nuevo para eliminar estas interacciones hostiles que son predictivos de divorcio

¿Sabe usted cómo su esposa/o prefiere ser amado? Hacer un propósito de Año Nuevo para mostrar su amor a su cónyuge en la forma en que quiere ser amado.

3. Hacer un compromiso más profundo para tener la mejor relación posible.

Considere la posibilidad de leer algunos libros juntos o tomar un seminario, pláticas o retiro sobre el matrimonio.

¿Qué clase de matrimonio quiere tener? ¿Está siendo la gente que quiere ser y tiene la relación que realmente desea?

Haga que su matrimonio sea una prioridad. El regalo más importante que usted puede dar a sí mismo y a sus hijos es el sentimiento de un matrimonio sano y amoroso.

¡Feliz Año Nuevo a todos!

Escríbenos a .(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo) (o en Facebook) o comunícate al 431-3310, o visita la página
http://www.encuentromatrimonialmx.org

Con fe un sueño alcanzar
23 Diciembre 2010 04:00:26
Sabores
En la mesa de la cocina, con el fogón bien prendido, pide Ikke que le sirvan unas chimichangas. Mientras degusta el platillo, reflexiona: “Así como no se saborea sazón como en la cocina de la madre, no existe sabor igual que deleite el paladar en la cocina del casado, con la esposa.”

Cuando se casó, extrañó en un principio las sentadas en la mesa de su casa, con sus padres y hermanos. Las comidas allí se prolongaban por las pláticas sobre familia y las noticias del barrio, y porque los sabores los tenían a todos casi atados de ombligo a la mesa. Los platillos le eran tan conocidos que, nada más anduviera llegando, cerca del patio, el olor ya le golpeaba el apetito.

Vaya que Ikke se considera afortunado, porque desde su noviazgo había notado que su prometida tenía buena mano para los platillos de su región, tan exóticos para su gusto que podían desorientar su estómago, más nunca su interés por ella. Aunque nunca se perdieron las reminiscencias de la cocina donde creció con ávidas mordidas y sorbos, aquel gusto se le fue alojando en la parte remota de su memoria. Ahora se enorgullece de ver cómo sus hijos, amigos y familia política gustan de la mesa en la casa e intercambian secretos que guardaban las ollas de las abuelas. Esto enriquece su vida y la integración de las familias, ni quién compara cuál abuela cocinaba o aún cocina mejor cuando prueban los bocados.

Aprendió Ikke que el sabor comunica, como la sal predetermina y hay que andarse con cuidados con la cocinera, o cuando el picante llama al agua para apagar lengua e interiores, un incipiente incendio que pinta que no menos bravas han de estar las manos que movieron la olla. Comida, cena, siempre momentos de reunión. Así coinciden la cocina de antaño y la de hoy cuando buen sabor y amena sobremesa se mezclan. Más aún cuando cada quien aporta una nueva idea, un repentino recuerdo de su cocina de antes. Logran entonces una mayor integración, porque cocinar juntos significa comunicarse con manos, mente y dedicación.

Nuevos sabores y olores hacen quedar los sabores de antes en el grato recuerdo, y unen Ikke ahora a su esposa, diestra en la cocina. Lo hace un hombre feliz y se le antoja considerarse más pleno, ¿o “lleno” será?

El Encuentro Matrimonial ofrece una experiencia en un fin de semana para mejorar su relación conyugal y familiar. Escríbenos a .(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo) (o en Facebook) o comunícate al 431-3310, o visita la página
http://www.encuentromatrimonialmx.org
10 Diciembre 2010 04:00:13
¿Es nuestro matrimonio luz para otros?
Hoy hablaremos acerca de lo que proyectamos como pareja hacia nuestros seres queridos, no hablaremos de proyección desde el punto de vista estético y superficial, que es lo que interesa al mundo en general, pero que produce vacío y soledad.

La proyección de la que hablaremos es acerca de lo que tenemos en nuestro interior y cristalizamos en nuestra relación de pareja y que como una vela o lámpara en la oscuridad proyectamos a los demás.

¿Es nuestra relación un reflejo de amor, comprensión y caridad a los demás? ¿Nuestros hijos se alimentan de esa luz? ¿Es nuestra relación un nido de sarcasmo entre cónyuges, de faltas de respeto, de incomprensión, infidelidad, violencia o indiferencia? ¿Qué es lo que proyectamos a nuestros hijos?

Nuestra sociedad es un reflejo de cómo nuestras familias como células de la sociedad se han ido descomponiendo desde el núcleo, el núcleo de la célula (familia) es el matrimonio. El que hoy vivamos en una sociedad de violencia, inseguridad, drogas, corrupción es debido a que los núcleos de la familia están descompuestos.

Esperamos a que un partido político, gobierno o fuerza extranjera arrase con los males de la sociedad, esto no pasará sino empezamos desde el núcleo, es en la pareja donde se empieza a construir una mejor sociedad, ya que la mejor manera de inculcar valores, no es en el gobierno, ni en la escuela o con los amigos, es en la familia a través del testimonio de los padres.

Reflexionemos :

¿Qué irradia mi matrimonio a nuestros hijos? ¿Somos como matrimonio testimonio positivo para que ellos sean personas de bien? ¿Deseo que nuestros hijos sean mejores y tengan un mundo mejor?

Si queremos cambiar el mundo debemos empezar por nosotros mismos, después mejorar nuestra relación en pareja para así, como un faro en la tormenta, irradiar luz y ser guía positiva para otros.

Encuentro Matrimonial Mundial Saltillo tiene una propuesta para ti, si quieres mejorar tu relación y tu familia para contribuir a la construcción de un mundo nuevo y mejor.

Encuentro matrimonial te invita a vivir Un Fin De Semana al estilo del Encuentro Matrimonial para mejorar tu relación matrimonia. Si te interesa, escríbenos a hyperlink “mailto:[email protected].(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo) (o en Facebook) o comunícate al 431 3310 o visita la página: hyperlink “http://www.encuentromatrimonialmx.org”
http://www.encuentromatrimonialmx.org
02 Diciembre 2010 04:00:15
¿Sabemos escuchar?
Al comunicarnos debemos tomar en cuenta que lo importante no es lo que decimos, sino lo que los otros escuchan, ya que un buen escucha es aquel que brinda al otro la oportunidad de ser como realmente es, y es de vital importancia ser quien soy y permitir que el otro lo sea mientras lo escucho. Es fundamental también que cuando escuchemos a una persona estemos disponibles y atentos a lo que se nos dice y que no tratemos de adivinar lo que está sintiendo o pensando la otra persona, ya que esto nos lleva a poner etiquetas que dificultan o bloquean el proceso de comunicación.

Nunca debemos esperar que la comunicación sea perfecta, ya que dada nuestra condición humana, siempre habrá áreas que necesitaran ser corregidas. Algunas barreras en nuestra comunicación, por mencionar algunas, son: competir, aconsejar, distraer, soñar, filtrar, resentimiento, ignorar, etiquetar, aplicar, el sarcasmo.

Tenemos que tomar en cuenta que la comunicación implica ir hacia fuera de nuestras zonas de seguridad. Éstas son aquellas ideas, situaciones o formas de actuar en donde sentimos que todo está bien. Como cuando yo escucho a mi esposo(a) posiblemente no sea todo fácil o color de rosa, va a haber cosas y situaciones que me hagan sentir vulnerable, lo cual significa que me hagan sentir fuera de mis zonas seguras.

Ya sea que escuchemos o que hablemos, el motivo por el cual debemos hacerlo es por amor. El amor esponsal hace que en el matrimonio queramos comunicarnos de una manera especial.

La comunicación es una conexión de una persona con otra. Hay muchos tipos de comunicación personal, el más importante es aquél en el que sólo pido que me entiendan. Necesito que me escuchen, para que puedan entrar en mi mente y saber quién soy yo en realidad. En muchas ocasiones no nos entienden o no entendemos porque tenemos algunos términos que debemos aclarar en el proceso de la comunicación.

Escuchemos a nuestra pareja para después ser escuchados.

“Con fe un sueño es posible alcanzar”.

Si estás interesado en vivir un fin de semana al estilo del Encuentro Matrimonial para mejorar tu relación matrimonial escríbenos a .(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)

(o en Facebook) ó comunícate al 4-31-33-10.
10 Noviembre 2010 04:00:50
De un hilo
Ikke divisa que su vida afectiva depende de la fuerza del vínculo que tiene con sus familiares, en primer lugar con su esposa

Junto a millones, Ikke estuvo clavado en días pasados por más de 20 horas en el milagro del rescate de 33 mineros. Y no era para menos, una primicia era aquello de ver surgir de las entrañas de la tierra a hombres que se la vieran de cerca, a oscuras. Una experiencia que al momento los medios la propulsaron a evento del año, explotando la mina de sentimientos que se afloraron.

Ikke sintió un sobresalto de alegría y lágrimas al observar al primer y al segundo trabajador subterráneo. Sentimientos que se diluyeron conforme iban pasando las horas, pero creciendo la admiración por los que hacían posible la proeza.

En los ratos que no salía ningún minero, que no había familiar de ellos en la pantalla, y que el presidente del país se fue a tomar café, Ikke se fijó cómo el cable grueso iba soltándose sobre la polea. Sostenía la cápsula de rescate, el ave fénix que regresó a la vida común de la superficie a los afortunados.

Así como estas vidas pendieron de un hilo, aunque fuera un cable en apariencia fuerte, Ikke divisa que su vida afectiva depende de la fuerza del vínculo que tiene con sus familiares, en primer lugar con su esposa. Este hilo resulta fuerte o débil según lo mantiene él mismo.

Entre más tiempo y atención le da a la emotividad de vivir junto con su esposa, su familia y los amigos, más fuerte la relación y el vínculo. Seguro que allá abajo, los rescatados tuvieron su tiempo para profundizar y fortalecer sus relaciones.

Entonces, antes de caer en una profunda letargia donde reina la oscuridad, vale la pena de fortalecer los vínculos que le proporcionan su propia capacidad de disfrutar, reír y amar.

Para no depender de un hilo endeble, hay que escoger un cable de calibre considerable para seguir vivo, para alcanzar la superficie. Ikke elige estar el más tiempo posible con su familia, en su casa y de esta forma este lazo con la vida lo lleva a la luz, a la alegría.

Hay momentos, por cierto, cuando Ikke siente que el cable se quiere atorar. Es cuando necesita tener toda la confianza que junto con los demás, en un gran equipo, obtendrá la fuerza de su relación para salir del bache. Entonces en las reuniones y pláticas surgen el entendimiento y los planes para salir a flote.

Sabe Ikke que la polea de su vida sigue girando. Llegar a la superficie, mantenerse allí con la alegría de vivir sólo se logra con vínculos fuertes, relaciones de familia verdaderas y amistades sinceras. Si se deshilan, la vida se le puede desgarrar hasta dejarlo en el fondo.

Para descender a lo profundo de la vida y salir como aquellos con el ave fénix, Ikke no puede menos que procurar un verdadero vínculo con todos a su alrededor, en confianza, amistad y amor.

El Encuentro Matrimonial ofrece una experiencia en un fin de semana para mejorar su relación conyugal y familiar. Escríbenos a .(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo) (o en Facebook) ó comunícate al 4-31-33-10.
21 Octubre 2010 03:00:34
Crecer bajo la sombra del amor
Nuestro amigo Ikke creció bajo la sombra del amor y es feliz y realizado. Porque la sombra del amor de sus padres –que lograron celebrar 50 años de matrimonio– lo protege, motiva y lo descansa del sol picante que se da en su tierra se siente pleno. Bajo este árbol tiene la fortuna de crecer en armonía con viejos y jóvenes de la familia; los más grandes aquí descansan del arduo pasado y del trabajo, los jóvenes se reúnen en alegre compañía y hacen planes para el futuro.

Así crecen todos en la familia de Ikke, a la sombra del amor, sabiéndose protegidos por el amplio follaje de la experiencia familiar que escucha historias, graba tristezas en su tronco y entierra penas en sus raíces para que todos disfruten de la sombra, contra el calor de la vida tempestiva y las prisas. En esta sombra se sientan para escucharse, para animarse cuando así se requiere por un problema, un error o un plan que no salió.

Con el paso del tiempo la sombra del amor va creciendo así como aumenta la capacidad de escucha y plática entre los miembros de la familia de Ikke. Es un deleite ver ese crecimiento abarcar a otros que vienen a disfrutar y conocer la sombra. Además, en el pueblo de Ikke hay más árboles que se pueden nombrar donde se disfruta de la sombra del amor, todos alimentados con el temporal de la buena charla y donde hay siempre quienes escuchan.

El vecino de Ikke, que hasta primo le llama, también tiene un árbol cerca, pero a él la sombra le produce frío. Mientras Ikke y los suyos disfrutan allí del cosquilleo de la alegre convivencia bajo aquella sombra del amor, al vecino la relaciona con una vida de cruz y cargas. Para él no es un alivio, pero una prolongada obligación que recuerda haber iniciado el día que se casó. Ahora se siente a años luz de aquel momento lleno de esperanza, que perdió en una vida de trabajo y compromisos, que llevan a él y a su familia en una vida ordenada, rutinaria con una felicidad que se mide en tener y vivir en paz aparente.

Ellos no se reúnen bajo la sombra de su árbol, porque lo estiman una pérdida de tiempo. El vecino ya no tiene la decisión de amar y su vida se rige por una voluntad y un empuje para progresar. Él pasa como vacunado contra el polen de amor del árbol, desapercibido por la sombra del amor.

Ikke y muchos más que lo conocen se deleitan de la sombra, viven la alegría del amor con una sonrisa hacia la vida, en unión a su pareja, comparten con su familia y en un entorno de paz que les pega la sombra.

¿Y tú, a qué sombra te arrimas? El Encuentro Matrimonial ofrece una experiencia para profundizar en nuestra relación de matrimonio, para conocernos más y a nuestra pareja y vivir bajo buena sombra, felices y con amor. Escríbenos a .(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo) o háblenos al 4 313310 para informarse de esta experiencia que será próximamente en Saltillo, del 5 al 7 de noviembre.
07 Octubre 2010 03:00:08
Relaciones: ¿multi o uni?
¿Cuenta también con amigos, o tal vez familiares, que le han comentado de problemas en casa, o que se han separado? O tal vez conoce a algunos que no se han decidido a reunirse con una pareja por algún tiempo, a no ser por un breve espacio? Tanto la separación como la ausencia de una relación estable encuentran causa común en la tendencia multidimensional de nuestro mundo moderno.

Vivimos hoy en un entorno multi: multimedia que nos envuelve, multirracial, con viajes como inicio de conocer y compenetrarnos con otros países y sus culturas; nos hacemos multiculturales a la vez. Nos acostumbramos al “multi”. Los medios súper rápidos y vastos de internet son un arma poderosa, estimulante al multicambio. La comunicación nos ubica en una posición para averiguar de todo en cualquier parte que vivamos. Así, al parecer ningún campo de especialización, llámese medicina, finanzas o cualquier especialidad, resulta exento de indagaciones por cualquier persona que al rato ya se cree conocedor en la materia. Este aspecto multidimensional de nuestro acceso a la comunicación no queda sólo allí, a nivel de conocimientos.

Lo “multi” parece encontrar una aprobación generalizada en modas y tendencias que nos llegan de novelas, noticias, revistas. Allí, el ambiente “multi” invita a vivir lo cambiante de nuestra sociedad también en las relaciones, así como cambiamos de ropa, algunos de coche, o algún otro artículo de consumo, cambiar de pareja ya no es nada descomunal.

Las relaciones se han hecho materia de comercio, se les trata como importantes, fundamentales, pero sólo a corto plazo. Se pueden cambiar relaciones y personas en cualquier momento, bajo cualquier argumento. Cambiar por cambiar, por novedad, al parecer la moda hace estragos en nuestras relaciones humanas e íntimas. Por muy enriquecedor que podría ser la vida multidimensional que se nos ofrece, se va haciendo superficial en una vasta red de relaciones sin profundizar en ellas, terminando solos y con un gran vacío.

Entre más alternativas nos ofrece la vida moderna, menos fácil o evidente se hace vivir en una relación matrimonial única. Entre más diferencias existen en nuestras sociedades, más opciones de vida se ofrecen, menos se le da importancia a lo único e irrepetible de un ser querido con quien compartir el presente y el futuro.

Todo está en la decisión de amar, de optar por una relación única, querer que lo “uni” prevalezca sobre lo “multi” para que nuestras relaciones no sean dispersas, no se pierdan por modas o tendencias.

Si deseas conocer una experiencia del Encuentro Matrimonial que se enfoca sobre la relación en tu matrimonio para profundizar en ella, entonces escríbenos .(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo), o comunícate al 431-3310.
30 Septiembre 2010 03:00:51
Crisis: oportunidad de mejora
En todos los matrimonios existen crisis; pero en tiempos de crisis donde se generan las mejores oportunidades de mejora, si se toman las decisiones maduras y responsables. Cuando se presenta una crisis se tiene la disyuntiva de ¿Seguir o terminar?

En la actualidad, el individualismo generalizado ha tomado un auge sin precedente y la cantidad de divorcios se ha incrementado de manera importante. Qué clase de sociedad pensamos tener si la célula se está desintegrando. La familia está sustentada en el matrimonio. Es en el matrimonio donde los hijos adquieren los valores y los modelos a seguir. Pero si en la familia lo que se les inculca es conflicto, desintegración, individualismo, entonces en un futuro será lo que cosecharemos, y con creces.

Cuando existe una crisis en nuestro matrimonio debemos de actuar. Y al decir actuar nos referimos a hacer lo posible por salvar la relación. De pedir apoyo. Pero se deberá de buscar apoyo de aquellos que sean expertos en la materia, como un consejero matrimonial, un sicólogo, un sacerdote o consejero espiritual que de alguna manera nos guíe de manera acertada para sacar adelante al matrimonio. Se deberá de evitar pedir consejo a los amigos o familiares que de algún modo toman partido por alguno de los cónyuges y que, lejos de ayudar, pudieran complicar la situación.

Es en tiempo de crisis donde se deberá de poner a prueba la decisión de amar, recordando la promesa que alguna vez se hizo de “en la salud o en la enfermedad”; deberá de ser la época de crisis una oportunidad de fortalecer la relación y sacar adelante el matrimonio. Si damos ejemplo de fortaleza y responsabilidad en nuestra relación, nuestros hijos se empaparán de esto y nuestra relación se verá fortalecida. Y así pondremos nuestro granito de arena para la construcción de una mejor sociedad, donde las crisis se enfrentan con valor y la salida fácil y falsa de la separación se cierra. De nosotros depende que la crisis sea una oportunidad de mejorar.

Con fe un sueño alcanzar.

Si estás interesado en vivir Un Fin De Semana al estilo del Encuentro Matrimonial para mejorar tu relación matrimonial escríbenos .(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo) (o en Facebook), comunícate al 431-3310.
17 Septiembre 2010 03:00:05
Buen matrimonio, buenos hijos
Para todo padre o madre de familia una preocupación esencial es la de educar a los hijos. Todos como padres queremos lo mejor para nuestros hijos y que estos crezcan sin temores y con valores para tener una vida plena. Pero qué importante es empezar a darles una buena formación empezando desde el ejemplo de nuestro matrimonio. En la medida que nuestro matrimonio sea sólido, empezaremos a proyectar a nuestros hijos seguridad con el ejemplo; ya que de la armonía que exista en la relación, emanará la luz que guiará a los hijos en su formación para la vida.

Los hijos al crecer en un hogar donde se sientan seguros con unos padres que se aman y se respetan, irán anidando en su subconsciente el modelo de familia que desearán formar en un futuro. Un matrimonio sano es como tierra fértil donde los padres podrán cultivar valores en los hijos más fácilmente. La mejor manera de enseñar y educar es mediante el ejemplo.

Nosotros como padres de familia tenemos la responsabilidad de tomar con madurez cada situación familiar que se nos presenta en la vida en familia. Ya que cada acción y reacción que se tenga frente a los hijos irán marcando el desarrollo del mismo. Como dicen los psicólogos; repetimos patrones de conducta que aprendimos en nuestros hogares.

El mejor ejemplo y regalo que se le puede dar a un hijo es amar a nuestro cónyuge. No se puede esperar que un hijo crezca y desarrolle el valor del respeto cuando en su casa vio peleas y discusiones entre los padres, no se puede esperar que un hijo desarrolle el valor de la honestidad cuando uno de los cónyuges engaña al otro; no podemos esperar que un hijo desarrolle la perseverancia ante la vida cuando en su casa se presentó el divorcio de los padres.

Por estas razones es sumamente importante dedicar tiempo a nuestro matrimonio, cultivarlo, mejorarlo y desarrollarlo. Dedicándole tiempo, preocupándonos por mejorar la comunicación. Si nos preocupa tanto la educación de nuestros hijos, empecemos por darles el ejemplo de un buen matrimonio. Recordemos que al árbol se le conoce por sus frutos.

“Con fe un sueño es posible alcanzar”.

Si estás interesado en vivir un fin de semana al estilo del Encuentro Matrimonial para mejorar tu relación matrimonial escríbenos a HYPERLINK “mailto:[email protected].(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo) (o en Facebook) ó comunícate al 4-31-33-10. Ó visita la página: HYPERLINK “http://www.encuentromatrimonialmx.org”
http://www.encuentromatrimonialmx.org
10 Septiembre 2010 03:00:09
¿Sentimiento o decisión?
Si le preguntáramos qué opinaría acerca de lo que es el amor ¿qué respondería? ¿Es un sentimiento? ¿o es una decisión? Nosotros hace un tiempo creíamos que era un sentimiento. Nos lo decían las canciones populares y nos lo hacían creer las novelas románticas y hasta por televisión lo veíamos.

Y es que cuando se inicia una relación de pareja los sentimientos brotan por doquier y el enamoramiento hace que no pensemos con claridad. Ya en alguna ocasión se tocó el tema del enamoramiento. El amor es mucho más que mariposas en el estómago o poner la carne de gallina cuando se le toca la mano a la pareja. El amor podría describirse como un acto de voluntad para hacer algo en beneficio o hacia alguien que no necesariamente lo merezca. De ahí radica la diferencia del amor hacia un sentimiento. Para poner un ejemplo sobre el amor podemos hacer referencia hacia el acto de amor entre una madre hacia un hijo por nacer y, aun a sabiendas que tiene un defecto congénito, la madre acepta tener al hijo y recibirlo y cuidarlo. Eso es un acto de voluntad que se le puede denominar amor.

El amor se decide vivirlo y entregarlo como aquel cónyuge que al conocer la realidad de que su pareja no es el príncipe azul de los cuentos y que no tiene todas las virtudes que ella creía cuando estaba enamorada al inicio, se decide aceptar a su pareja tal cual es; con todos sus defectos y virtudes también.

El amor es aceptación y la aceptación es otro acto de voluntad reflejo de la decisión de amar. El amor es paciente y no se encoleriza como cuando un padre no desespera cuando el hijo está aprendiendo a caminar y el padre a pesar del cansancio de espalda aguanta, al final el mejor pago es ver al hijo caminar por sí solo. O como cuando la pareja enferma y el esposo(a) toman con paciencia el largo reposo, el tratamiento y la recuperación de la pareja, sin tomar represalia con el enfermo. La paciencia es otro acto de voluntad reflejo del amor. Y así podemos enumerar casos y casos que nos demuestran que el amor no es para nada un camino fácil, ya que requiere entrega, sacrificio, valentía, coraje y tenacidad por parte del que demuestra amor.

Es por todo lo anterior que el amor en nuestros días no figure ni siquiera en la mayoría de las familias. Ya que como parte de la cultura del no dolor que estamos adoptando todo acto de voluntad que requiera el dar algo sin esperar algo a cambio está fuera de moda. Hagamos esta reflexión ¿Cuándo hacemos algo que nos cueste un poquito por alguien sin esperar recompensa a cambio? Si este mundo está cómo está no es cosa de la casualidad. Vivimos en un mundo sin amor a causa de todos los egoísmos que cada uno de nosotros aportamos a nuestra sociedad. Grandes y chicos, cada uno contribuye a vivir en un mundo sin amor. Y cada acto cuenta, desde aquel que sin merecerlo se estaciona en el lugar reservado a aquellos con capacidades diferentes, desde no dar el paso a los peatones en los supermercados, de no saludar al vecino, de no ceder el paso en el carril cuando alguien nos pone la direccional, de no dejar de ver la novela para platicar con nuestro cónyuge o con nuestros hijos, de no dar limosna en la calle o en la iglesia. Cada acto egoísta por pequeño que sea contribuye a vivir en un mundo sin amor. Decidámosnos a amar, a ceder un poco, a ser más pacientes, a dar sin esperar. No esperemos a que el amor nos brote de la nada sin ni siquiera nosotros decidirnos a amar. Empecemos con el prójimo. Prójimo viene de cercanía y que más cercano tenemos que nuestra pareja. Empecemos a amarlo(a) sin esperar nada a cambio. Ni esperemos a sentir, decidamonos a amar. El amor no es un sentimiento; es una decisión.
31 Agosto 2010 03:00:48
Lo importante y lo urgente
Antonio y Gina Natera
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)


En estos días, en los cuales nos encontramos arrebatados por las urgencias y las carreras diarias, pareciera que nada es más importante que el cumplir con todo y con todos. Andamos con prisa para todos lados y no podemos estar mucho tiempo en alguna parte, ya que el tiempo no es suficiente. Si vamos manejando nos urge llegar, y cuando llegamos nos urge irnos; ya que tenemos cosas más importantes todavía por hacer.

Ya NO nos interesa el adentrarnos en una conversación interesante tomando un café con nuestros padres, hermanos, vecinos y ya ni hablar de la pareja. Mucho menos nos interesa leer un buen libro con historias clásicas. ¿Para qué? Al rato lo consulto en Internet y saco un resumen de lo más importante o mejor veo la película. Con eso de que cualquier historia escrita la adaptan para llevarlas al cine, al fin de cuentas lo más importante de la historia se respeta.

Y así pasan las horas en el día, y al llegar la noche se pasa de una actividad en otra para no dejar nada importante olvidado, para el día siguiente que se pudiera convertir en algo urgente. Rápidos y fugaces, transcurren los días, los meses y los años. hasta que una mañana nos levantamos y vemos que los hijos crecieron y ya hasta se fueron. ¿Y en qué momento se nos fue lo más importante? Sólo por interesarnos en lo urgente.

¿Cuántas veces en nuestros días solo pensamos en lo siguiente por hacer, sin disfrutar lo que hacemos en el presente? desperdiciando lo más importante de la vida. Dejamos pasar momentos con los hijos, con los padres, con los hermanos y con el cónyuge. Nos pasamos la vida sin compenetrarnos en el presente y robarle esos momentos a la vida que jamás volverán. Como el de platicar más con nuestro cónyuge, de cargar más a nuestros hijos y jugar con ellos, de leer más, de orar más.

En estos días de ciber-superficialidad, donde el tener y el saber son más importantes que el ser, debemos buscar volver a vivir urgentemente los valores que dan posibilidad a una sociedad de ser mejor. De no dejar pasar los momentos importantes de convivencia en familia por las urgencias de la vida cotidiana. De no dejar nuestra vida en pareja y nuestra relación matrimonial para después, ya que esto debería ser nuestra prioridad.

No dejemos que lo urgente nos robe lo importante. Vivamos con más calidad, sin tanta prisa, que seamos menos egoístas y más corteses. Hay que preocuparnos por lo importante y menos por lo urgente. Recordemos aquellas palabras de vida eterna: “Marta, sólo una cosa es importante, María ha escogido la mejor y esa nadie se la quitará”. No sea que el día de mañana ya sea demasiado tarde tratar de recuperar lo importante, que dejamos pasar por lo urgente.

Si estás interesado en vivir un fin de semana al estilo del Encuentro Matrimonial para mejorar tu relación matrimonial, escríbenos a .(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo) (o en Facebook). Ó visita la página:
http://www.encuentromatrimonialmx.org

¡Con fe, un sueño es posible alcanzar!
19 Agosto 2010 03:00:29
¡Perdone usted!
En alguna ocasión, leyendo un artículo de la madre Teresa de Calcuta, ella recomendaba que para tener un matrimonio exitoso se debería ejercitar el perdón diario hacia el cónyuge. Que en ninguna vocación se necesita tanto el perdón continuo y diario como lo es en la vocación del matrimonio.

El perdón es una virtud que debemos ejercitar y desarrollar para llevar una vida saludable. No sólo en pareja, sino individualmente. El no saber perdonar es como cargar un costal y poner en él cada ofensa que recibimos.

Cada ofensa en el costal se convierte en una piedra que nos dificultará el andar libres por el camino de la vida. El perdonar nos liberará de esa carga y así poder disfrutar el camino sin rencores, con la capacidad de amar. No podemos amar si en nuestro corazón existen sentimientos de rencor y peor aún, de venganza.

El no saber perdonar poco a poco nos envenena el alma como plomo en el ambiente. En el matrimonio guardar cada ofensa, por pequeña que sea, irá agriando la vida matrimonial hasta convertirla en vinagre amargo. De ahí la importancia de seguir el consejo de perdonar cada día y cada ofensa de nuestro cónyuge.

Practicar el perdón es un acto de voluntad consciente, donde se acepta el hecho y se decide no actuar en consecuencia. Otorgando el perdón, no olvidando el hecho, pero sí dejándolo atrás, sin reproches. Cuando se otorga el perdón de corazón, la más beneficiada es la persona que lo otorga, ya que de esa manera se libera del espiral destructivo del rencor.

En todas las relaciones humanas y más en las de pareja, los malentendidos son comunes, sobre todo en el matrimonio. Estos malentendidos si no son resueltos mediante un diálogo íntimo, respetuoso y profundo pueden llegar a convertirse en un gran problema en la pareja.

Todos cometemos errores y en ocasiones decimos y hacemos cosas que no queremos, por esto es que todos necesitamos pedir perdón y saber perdonar.

Si la pareja no es capaz de perdonar a su cónyuge, permanecerá estancada en el pasado acarreando sucesos que ya no son relevantes en la relación, pero que sin embargo todavía le molestan y afectan de manera negativa la relación.

Si uno de los cónyuges quiere ser perdonado pero nunca otorga el perdón, no experimentará los beneficios del perdón; los matrimonios que están en estas circunstancias no llegarán muy lejos. Del otro lado existen matrimonios que humildemente perdonan y piden perdón.

Estos a la larga obtendrán beneficios que resaltarán a la luz. Si en el matrimonio existe el perdón mutuo se aumentará la confianza y, se creará un ambiente en donde existe una comunicación abierta.

Pero, ¿cómo ejercitar el perdón?

Ya mencionamos que lo primero es aceptar el hecho y no responder de la misma manera. Tomar la decisión de perdonar de corazón y nunca buscar la revancha o venganza. Además de aceptar que posiblemente nunca se sabrá la razón de la agresión o herida y lo más importante: nunca hacer reproches en el futuro de la falta cometida, ya que esto hablaría de que realmente nunca perdonamos.

También es importante ser paciente, ya que el perdonar a la pareja requiere tiempo, por lo cual no se deberá de pretender acelerar el proceso del perdón.

¿Cómo pedir perdón?

Primero ser humildes de corazón y reconocer las malas acciones sin poner excusas, deshacernos de la ira y estar tranquilos; esto denotará madurez de nuestra persona y fortalecerá nuestra voluntad al no dejarnos llevar por arrebatos. Deberemos compartir nuestros sentimientos y no nuestros pensamientos; y desarrollar la capacidad de escuchar al cónyuge sin reprochar.

El perdonar y el pedir perdón son actos de voluntad, que sólo las personas valientes se atreven a ejercitar y llevar como forma de vida para trascender en el camino de la vida.

“Perdonar es el valor de los valientes. Solamente aquel que es bastante fuerte para perdonar una ofensa sabe amar”. Gandhi

Si estás interesado en vivir un fin de semana al estilo del Encuentro Matrimonial para mejorar tu relación matrimonial, escríbenos a .(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo) (o en Facebook). O visita la página:
http://www.encuentromatrimonialmx.org

¡Con fe, un sueño es posible alcanzar!


13 Agosto 2010 03:00:38
La perseverancia hace la diferencia
Es inspirador ver matrimonios que afrontan dificultades, que son padres responsables y que son comprometidos en su matrimonio, sabiendo que las estadísticas de divorcio son muy altas. ¿Qué hace que estos matrimonios sean más perseverantes que otros? ¿Tendrán alguna fórmula mágica para ser matrimonios más sólidos?

Perseverar es una cuestión de coherencia y de empeño a lo largo de la vida, de mantener la promesa en el altar, y en particular, de mantener esa palabra cuando lleguen los días malos. Porque es fácil ser coherente por un día, o por una temporada. Pero lo importante es ser coherente toda la vida. Es fácil ser coherente a la hora del entusiasmo o de la exaltación, pero hay que serlo también en los días malos, a la hora de la tribulación. Y sólo puede llamarse fidelidad a una coherencia que dure toda la vida.

Todas las parejas atraviesan situaciones adversas que los hacen sentirse desilusionados, con depresión, malhumorados, cansados, o simplemente con ganas de rendirse. Las razones pueden ser muchas, como el dinero, los hijos, la casa, el trabajo, el alcohol, la familia política. ¿Qué es lo que hace que algunas parejas se rindan y que otras perseveren?

La madurez emocional de ambos cónyuges es sin duda uno de los factores más importantes para que una pareja persevere. Sin madurez es casi imposible mantener la coherencia y cualquier situación puede exagerarse de tal modo que se convierta en un problema difícil de resolver.

¿Pero, qué significa madurez y cómo lograrla?

La madurez es una cualidad de la persona que expresa una elevada perfección humana. La cual se puede lograr mediante la repetición de buenas acciones para después transformarlos en buenos hábitos que estas a su vez se llegaran a convertir en virtudes humana; que después proporcionan a la persona de la facilidad y naturalidad para reaccionar acertadamente.

La madurez nos ayuda a enfrentar las dificultades con paciencia y a la vez fortaleza, también nos ayuda a dominar nuestros propios impulsos para actuar con templanza, castidad y no ceder ante las tentaciones. Nos proporciona prudencia (que no es tan común ahora), ser reflexivos y de esta manera poder dar consejo a quien lo necesita. La madurez nos ayuda a ser sinceros, realistas y responsables de nuestros actos.

La madurez no se adquiere con el paso de los años; ya que podemos ver ejemplos de personas adultas casi entrando a la vejez que jamás han alcanzado esa madurez. La madurez se adquiere desarrollando las virtudes mencionadas arriba y para eso es necesario procurar tener amistad con personas virtuosas, personas que practiquen el servicio a los demás, que sepan escuchar, que sean ejemplo de vida a los demás, procurar lecturas de calidad, así como espectáculos y películas que propongan cosas positivas. Recordemos que somos lo que comemos y no precisamente lo que entra por la boca; sino todo aquello que escuchamos, vemos y hacemos. Como podemos notar, la perseverancia nos hará madurar y al madurar estaremos perseverando.

La diferencia entre una relación matrimonial rota y una que lucha día a día por ser mejor y dar frutos en su familia; es la perseverancia.

Con fe un sueño puedes alcanzar.

Si estás interesado en vivir Un Fin De Semana al estilo del Encuentro Matrimonial para mejorar tu relación matrimonial escríbenos a .(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo) (o en Facebook) o comunícate al 431 3310. O visita la página:
http://www.encuentromatrimonialmx.org
12 Agosto 2010 03:00:48
La perseverancia hace la diferencia
Es inspirador ver matrimonios que afrontan dificultades, que son padres responsables y que son comprometidos en su matrimonio, sabiendo que las estadísticas de divorcio son muy altas. ¿Qué es lo que hace que estos matrimonios sean más perseverantes que otros? ¿Tendrán alguna fórmula mágica para ser matrimonios más sólidos?

Perseverar es una cuestión de coherencia y de empeño a lo largo de la vida, de mantener la promesa en el altar, y en particular, de mantener esa palabra cuando lleguen los días malos. Porque es fácil ser coherente por un día, o por una temporada, pero lo importante es ser coherente toda la vida. Es fácil ser coherente a la hora del entusiasmo o de la exaltación, pero hay que serlo también en los días malos, a la hora de la tribulación. Y sólo puede llamarse fidelidad a una coherencia que dure toda la vida.

Todas las parejas atraviesan situaciones adversas que los hacen sentirse desilusionados, con depresión, malhumorados, cansados, o simplemente con ganas de rendirse. Las razones pueden ser muchas, como el dinero, los hijos, la casa, el trabajo, el alcohol, la familia política. ¿Qué es lo que hace que algunas parejas se rindan y que otras perseveren?

La madurez emocional de ambos cónyuges es sin duda uno de los factores más importantes para que una pareja persevere. Sin madurez es casi imposible mantener la coherencia y cualquier situación puede exagerarse de tal modo que se convierta en un problema difícil de resolver.

¿Pero qué significa madurez y cómo lograrla?

La madurez es una cualidad de la persona que expresa una elevada perfección humana. La cual se puede lograr mediante la repetición de buenas acciones para después transformarlas en buenos hábitos, que a su vez se llegarán a convertir en virtudes humanas que después proporcionan a la persona la facilidad y naturalidad para reaccionar acertadamente.

La madurez nos ayuda a enfrentar las dificultades con paciencia y a la vez fortaleza, También nos ayuda a dominar nuestros propios impulsos para actuar con templanza, castidad y no ceder ante las tentaciones. Nos proporciona prudencia (que no es tan común ahora), ser reflexivos y de esta manera poder dar consejo a quien lo necesita. La madurez nos ayuda a ser sinceros, realistas y responsables de nuestros actos.

La madurez no se adquiere con el paso de los años; ya que podemos ver ejemplos de personas adultas casi entrando a la vejez que jamás han alcanzado esa madurez. La madurez se adquiere desarrollando las virtudes mencionadas arriba y para eso es necesario procurar tener amistad con personas virtuosas, personas que practiquen el servicio a los demás, que sepan escuchar, que sean ejemplo de vida a los demás, procurar lecturas de calidad, así como espectáculos y películas que propongan cosas positivas. Recordemos que somos lo que comemos y no precisamente lo que entra por la boca, sino todo aquello que escuchamos, vemos y hacemos. Como podemos notar, la perseverancia nos hará madurar y al madurar estaremos perseverando. De esta manera cerramos un círculo que cada vez nos hará mejores personas y como resultado podremos tener relaciones constructivas.

Es tiempo de empezar a acotar el tiempo a las relaciones desechables y a esa moda del “no sufrir” y demos paso a las relaciones coherentes que afrontan los problemas con madurez y que perseveran en el amor y en la relación a pesar del tiempo, de los problemas y las diferencias. La diferencia entre una relación matrimonial rota y una que lucha día a día por ser mejor y dar frutos en su familia; es la perseverancia.

Con fe un sueño alcanzar.

Si estás interesado en vivir Un Fin De Semana al estilo del Encuentro Matrimonial para mejorar tu relación matrimonial, escríbenos a: .(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo) (o en Facebook), o comunícate al 431-3310. Visita la página:
http://www.encuentromatrimonialmx.org
05 Agosto 2010 03:00:39
La familia política
Al decidirnos a contraer matrimonio se adquiere también el compromiso de aceptar la familia de nuestro cónyuge e integrarnos a ella. Es la familia de origen de nuestro cónyuge una parte importante en su vida y la cual no se podrá ni deberá excluir de la vida de pareja. Es por eso que el mantener una sana relación con la familia política contribuirá también a tener una buena relación matrimonial. Al casarse se ha llegado el momento de hacer una vida independiente, lejos de los padres, y hay muchas parejas que no son capaces de romper ese enlace familiar y dejan que la familia política se involucre una y otra vez en su nueva vida en pareja. Es común ver a parejas con conflictos entre ellos porque los padres no les dejan vivir: se meten en todo asunto, quieren organizarles la vida y, por otro lado, el hijo en cuestión no hace nada para pararles, con lo cual su pareja está malhumorada y negativa.

Éste es un conflicto que los padres propician por no aceptar que su hijo ya ha crecido y es independiente, y también de los hijos por no romper el enlace de dependencia que tienen con sus padres. De esta manera se cae en una espiral muy complicada de resolver que alterará, sin duda, alguna la relación matrimonial y que hará que la comunicación con la pareja cada vez se haga más complicada, generando más conflictos.

Es importante establecer acuerdos en pareja para tener independencia y evitar conflictos con las familias políticas. Estos acuerdos deben resultar del diálogo de pareja y la comprensión entre ambos, de la importancia de esa independencia para beneficio de la relación.

Algunos acuerdos podría ser:

Que exista un límite permitido hasta dónde se pueden entrometer en sus decisiones o asuntos.

Resolver todos sus conflictos en pareja y no ventilarlos con la familia política.

No poner a la familia política como prioridad antes que el cónyuge.

Otorgar el perdón en situaciones de conflicto con la familia política,

Dedicar el tiempo a la pareja y no pasar todo el tiempo en casa de los padres.

Y así se pueden enumerar muchas más; pero lo más importante es la comunicación en pareja para que puedan llegar a un acuerdo y ceder un poco de cada quien para llegar a tener una armonía y convivencia sana con la familia política; pero debemos considerar que lo más importante es nuestra relación matrimonial. Y a ella se le deberá invertir lo mejor y no permitir que terceras personas afecten nuestra relación. Con esto no queremos decir que la relación con la familia política no exista, pero de ninguna manera se pueden entrometer en los asuntos de pareja.

Encuentro Matrimonial Mundial Saltillo tiene una propuesta para ti. Si estás interesado en vivir un fin de semana al estilo del Encuentro Matrimonial para mejorar tu relación matrimonial escríbenos a .(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo) (o en Facebook) o comunícate al 4-31-33-10. O visita la página:
http://www.encuentromatrimonialmx.org

“Con fe un sueño es posible alcanzar”
29 Julio 2010 03:00:18
Cuidar nuestro tesoro
Hablando de tesoros, nos echa a volar la imaginación en cuentos y películas con héroes en búsquedas tan valientes como estrepitosas, siempre con el fin feliz predecible.

Nuestro tesoro de familia no es ningún producto de la imaginación. En búsqueda de la felicidad nos aventuramos por los caminos de la vida con nuestra arma más grande: nuestro amor de pareja y luego con nuestros hijos, para originar, conservar y el deseo de hacer crecer nuestro tesoro familiar, pero sin fin predecible, hasta que la muerte nos separe.

Ahora bien, para encontrar el tesoro de familia hay que ponerse las botas y cargar la mochila como los mejores héroes de los cuentos. El calzado, porque a la familia le toca recorrer caminos inhóspitos, de difícil acceso, con pasos accidentados. El morral nos sirve para las herramientas y las provisiones, ya que el viaje es largo. Aun cuando debemos tratar de viajar ligero para llegar lejos en la búsqueda de los sueños compartidos en familia, más vale prepararnos con algunas herramientas indispensables. Así la corazonada que tuvimos al escoger a una pareja para formar una familia podrá tener éxito.

Uno de los principales útiles que debemos cargar es el diálogo. No la simple conversación para aligerar el camino. Nuestra comunicación debe ser la apertura para la profundización sobre nuestros problemas, logros, anhelos, alegrías. Buscar en nosotros mismos y en nuestra pareja, en nuestros hijos los sentimientos y los sueños que nos mueven nos dará alimento para el camino, y una luz en todo momento. Si nos atrevemos a tomar la comunicación en serio, descubriremos qué tan grande es el tesoro que guardamos bajo nuestro techo.

Para esto son necesarias algunas actitudes. A pesar de las botas y la mochila, la vida no es puro caminar. También hay que saber contemplar, concentrarse, hacer un alto en el camino. Para esto el diálogo nos fortalece en nuestro núcleo familiar. Es de suma importancia regularmente sentarse, descansar con nuestros seres queridos. Ahora en tiempo de vacaciones para muchos, ojalá se den un tiempo para estar juntos sin grandes planes, simplemente disfrutando de la presencia en familia, y comunicándose.

Otra de las actitudes que hace falta para lograr una comunicación satisfactoria es la sinceridad, la apertura para recibir y escuchar sin querer remendar o corregir el pasado. La mira puesta hacia el futuro es como la comunicación sana logra ser la base de una familia feliz.

Con estas actitudes en nuestra comunicación estaremos cuidando nuestro tesoro en familia, que pronto resultará en una alegría de vivir, fin predecible si se toma la comunicación como una de sus bases fundamentales.

Si quieres saber más, entonces el Encuentro Matrimonial Mundial te ofrece un fin de semana para practicar la comunicación con tu pareja y tu familia. Comunícate con nosotros.

Si estás interesado en vivir un fin de semana al estilo del Encuentro Matrimonial para mejorar tu relación matrimonial escríbenos a .(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo) (o en Facebook) o comunícate al 4-31-33-10. O visita la página
http://www.encuentromatrimonialmx.org

“Con fe un sueño es posible alcanzar”.
21 Julio 2010 03:00:15
Detalles en el matrimonio
Se dice que la atención en el detalle hace la diferencia en cualquier trabajo; un artista es como llega a consagrar sus obras; con base en los detalles, y en las relaciones no es la excepción. Con nuestra pareja los detalles deben de tener una atención especial, son la sal y la pimienta en una relación, demuestran cuánto nos interesa y cuán importante es para nosotros y de esta manera la chispa en la relación se hace presente. Los detalles por sí solos no son capaces de sostener una relación, pero son la especia que le da sabor o toque especial a la misma.

Detalles como una rosa, una tarjeta, una invitación a comer o a cenar improvisada, dan ese toque a la relación que después preparará el tiempo de calidad que debemos dedicar a la pareja. Debemos de reconocer que los hombres en la mayoría de los casos no son muy buenos con los detalles y más en nuestra cultura machista. Pero vale la pena hacer la lucha y mostrar a nuestra pareja cuán importante es en nuestra vida. Mostrar detalles en nuestra relación, también demuestra sencillez de nuestro trato a la pareja, ya que cada detalle que planeamos para nuestra pareja nos hace olvidarnos un poquito de nosotros para entregar lo mejor a nuestra pareja. Los detalles casi siempre los relacionamos con cariño. Si a su pareja le gusta recibir detalles; tenemos que aprender a darlos. El más grande de los regalos que su pareja puede tener es su presencia, es dedicarle tiempo, es estar en los momentos más importantes y muchas veces difíciles. Los detalles que entreguemos no tienen que ser costosos, el amor está en el detalle de darlos.

Los mejores detalles son los que cuestan poco o nada, un detalle está revestido de sinceridad y de espontaneidad. Esa espontaneidad que nace del corazón para reconocer a quien se le da el detalle, lo mucho que significa para nosotros. Si nuestra relación atraviesa una situación difícil, empecemos a darnos la oportunidad de darle un respiro empezando con los detalles. Un buen detalle para nuestra pareja seria invitarla a vivir un fin de semana al estilo del Encuentro Matrimonial Mundial para volver a encender la chispa del amor en nuestra relación.
14 Julio 2010 03:00:30
Cuando los hijos emprenden el vuelo
Lorenzo y Lucero Slowack.
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)

Cuando los hijos salen de casa para hacer su propia vida con otra persona que les ha llenado el corazón y con quien inician una vida independiente, decimos que ya sabíamos porque, "los hijos son prestados", "enseñamos a los hijos a volar para este día".

Sin embargo, muchas de nuestras actitudes y comentarios posteriores a la salida de casa de los hijos son contrarias a lo que supuestamente antes profesamos. Nos enfrentamos con el pequeño o grande síndrome del "nido vacío". Cuando empezamos a sentir el hueco en nuestra casa después de todo el bullicio, prisas y apuros que la organización de ella conlleva, nada más anhelamos llenar de nuevo este espacio. A veces con recuerdos, pero no solamente: también con nietos con quienes queremos retomar el tiempo perdido de nuestra propia juventud. Todo esto para hacernos sentir todos en familia, unidos, pertenecidos y contrarrestar lo que la salida de casa de un [email protected] significa.

Para protegernos como matrimonio y como padres y prever lo que la vida nos ampara como casados con hijos hay que fortalecernos desde adentro, esto es: en nuestra relación como padres. Nuestra unión como pareja debe ser el tronco del árbol familiar que da frutos, y que los comparte con alegría y generosidad con otras familias, como con la familia política que acoge a nuestro [email protected] A la vez va a ser nuestra propia relación fuerte y unida un ejemplo para los [email protected] casados.

Esta fortaleza la podemos fomentar no sólo viviendo juntos y apoyándonos en las tareas domésticas, que además disminuyen cuando hay menos personas en nuestra casa. Nuestra fuerza la vamos a sacar de nuestra comunicación en pareja, de nuestro diálogo. Cuando practicamos expresar los sentimientos al respecto de la salida de casa de nuestros hijos, sobre lo que nos espera en una vida juntos sin los [email protected] en casa podemos vivir en intimidad y amor. Esto lo que hizo crecer el árbol a lo que es ahora, roble en su tronco, palma en sus raíces, sauce con sombra, donde otros más se vienen a arrimar por nuestra comprensión, nuestro cariño y la fortaleza de las ramas que sienten como apoyo para su futura vida. Tronco, raíces y sombra solamente podremos ofrecer si como matrimonio y padres nos hemos preparado desde siempre para este momento cuando salen los hijos a emprender el vuelo.

Para enfocarnos a otros periodos de nuestra vida como matrimonio, o para dirigir el periodo de la época actual que estamos viviendo como matrimonio existe una experiencia que el Encuentro Matrimonial Mundial, presente en Saltillo, tiene como propuesta para ti. Conviene hacer un alto en la vida, de vez en cuando, para ver dónde estás y para dónde te diriges. Si te interesa saber cómo hacer de tu relación la mejor experiencia de tu vida y de los seres que amas, comunícate con nosotros a .(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo) (o en Facebook), ó comunícate al 4-31-33-10. O visita la página:
http://www.encuentromatrimonialmx.org
07 Julio 2010 03:00:43
Palabras de aliento
Todos como seres humanos siempre necesitamos palabras de aliento; en todo momento y dentro del matrimonio también es indispensable tenerlas, para cultivar y alimentar la relación.

¿Hace cuánto que no le dice un cumplido a su cónyuge? ¿Pasa usted más tiempo criticando a su cónyuge que considerando sus rasgos positivos y agradables?

Hoy hablaremos de lo valioso que es dar un cumplido o unas palabras de aliento a nuestra pareja, ya sea resaltar una cualidad con comentarios como: “Te quedó deliciosa la comida”; “Eres el mejor papá” o “Gracias por lavar los platos o la ropa”.

Es muy importante que estos comentarios se hagan con amor, ya que la manera de decir las cosas le da sentido a todo, por ejemplo: “¡Por fin lavaste los platos!” le da un tono y enfoque distinto a decir “Gracias por lavar los platos”.

Hay que ser cuidadosos en la forma de decir las cosas. No hay que enfocarse sólo en los defectos de la otra persona, sino todo lo contrario; hay que valorar sus cualidades y manifestárselas.

Ya en algunas reflexiones mencionamos la importancia de los detalles en la relación, y es importante mencionar que no hay mejor detalle que el decir las cosas positivas de la otra persona. Palabras de afirmación que la hagan sentir valorada.

Si le cuesta trabajo decir palabras de aliento o afirmación, puede empezar con pequeñas notas con comentarios positivos y dejarlas en lugares estratégicos para que su pareja las vea de sorpresa, y verá cómo habrá muchos cambios positivos en su matrimonio.

El decir palabras de afirmación o palabras positivas que motiven a nuestro cónyuge NO siempre resultará fácil, ya que para eso debe existir una motivación, y si la relación no atraviesa el mejor de los momentos puede resultar difícil expresarnos positivamente. Pero esa motivación debe salir de nuestro interior, al decidirnos a expresar nuestro amor a la pareja.

Debemos tomar la decisión de amar a nuestra pareja, y empezar por reconocer todo lo bueno, aquello que en un principio de la relación fue el principal motivo por el cual se decidió unirse en matrimonio con esa persona.

Las palabras de afirmación hacia nuestra pareja se convertirán poco a poco en el combustible que impulse nuestra relación a expresar nuestro amor a la pareja de otras maneras.

Así que –como conclusión en esta reflexión– la clave es cambiar el tono y enfoque de nuestras expresiones hacia nuestro cónyuge, de tal manera que lo hagamos sentir motivado, entusiasmado, querido, admirado y amado, como quisiéramos que nos hablaran a nosotros.

Necesitamos sembrar buenas semillas en nuestra relación para después cosechar buenos frutos de ella.

“El hombre bueno, del buen tesoro de su corazón saca lo bueno; y el hombre malo, del mal tesoro de su corazón saca lo malo; porque de la abundancia del corazón habla la boca.” Lc 6:45

Encuentro Matrimonial Mundial Saltillo tiene una propuesta para ti si quieres mejorar tu relación. ¿Por qué ser un matrimonio común y corriente si podemos hacer de nuestra relación la mejor experiencia de nuestras vidas?

Si estás interesado en vivir un fin de semana al estilo del Encuentro Matrimonial para mejorar tu relación matrimonial, escríbenos a .(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo) (o en Facebook), o comunícate al 431-3310. Ó visita la página:
http://www.encuentromatrimonialmx.org

“Con fe un sueño es posible alcanzar”.
29 Junio 2010 03:00:41
Tiempo de Calidad
Al ver hoy la velocidad en la que se desenvuelven la mayoría de nuestras actividades diarias en nuestro matrimonio, reflexionamos que la mayoría de las cosas las hacemos mecánicas y no nos damos la oportunidad de valorar la belleza y la gracia que se nos ha dado. Esa gracia que se llama vida y todo lo valioso que ella ofrece.
La rutina nos absorbe y nos envuelve en su vertiginoso andar como si fuéramos en un río caudaloso que nos impide observar el paisaje que bordea el río. El trabajo y sus múltiples responsabilidades. Como cuando salimos del trabajo y todavía hay que cumplir con lo demás, recoger a los niños al colegio, llevarlos a la natación, a las clases de inglés, para llegar después a la casa a cumplir con las tareas y preparar lo que sigue para el día siguiente y en ocasiones apenas y hay tiempo para compartir alguna charla en la cena; eso si no se atraviesa la novela nocturna. Nos decimos “Ya vendrá el fin de semana para que nos dediquemos el uno al otro”. Y llega el fin de semana y de nuevo la rutina de los días de descanso nos vuelve a atrapar.

Que si hay evento de los niños, que un cumpleaños, que hacer una reparación en el hogar, el juego de futbol con el equipo de la fábrica o el juego de mi equipo favorito y al final dejamos el espacio para nuestro cónyuge para después. “Hoy no hay mucho tiempo para dedicarnos a nosotros ya que lo primero es lo primero” nos decimos nuevamente. Perdemos la oportunidad de dedicarnos tiempo a nosotros como matrimonio. Perdemos así la oportunidad de estrechar y fortalecer nuestros lazos, dándole más importancia a lo urgente. Perdiendo el enfoque por el cual algún día y muy enamorados decidimos unirnos en matrimonio. Cuando en ese entonces el enfoque éramos nosotros como pareja y sé que con base en la comunicación, respeto y amor cada día nuestra relación se debería de fortalecer.

Hoy reflexionamos sobre nuestras vidas en pareja y hacemos un análisis de cómo la rutina ha erosionado nuestra comunicación y cómo nuestros vínculos se van debilitando como cuando un tronco es corroído por polilla. Al hacer esta reflexión entendemos de que como pareja es muy importante no dejar las responsabilidades para después; pero es más importante nuestro matrimonio, ya que de nuestra relación se desprenderá lo que queremos sembrar en nuestros hijos. El respeto, la confianza, la comunicación y el amor. El no darnos un tiempo de calidad como pareja poco a poco nos aleja el uno del otro y nos va convirtiendo en extraños en la misma casa. Y no solamente con la pareja sino también con nuestros hijos. Dediquémonos un tiempo de calidad como pareja y así como agendamos nuestras responsabilidades y compromisos, como pareja hay que darnos un espacio para salir solos. Como novios cuando salíamos a cenar, a caminar, a visitar un museo, etc. Al dedicarnos un tiempo exclusivo como pareja propiciara el ambiente para comunicarnos, volver a interesarnos en lo que nos gusta de nuestra pareja y lo que le gusta a ella. Que lo importante no sea devorado por lo urgente y que no pongamos en segundo lugar aquello que después no podremos recuperar: Tiempo de calidad. Tiempo de calidad con nuestra pareja y nuestros hijos. ¡Hay que darnos la oportunidad!

Encuentro Matrimonial Mundial Saltillo tiene una propuesta para ti, si quieres mejorar tu relación. ¿Por qué ser un matrimonio común y corriente? Si podemos hacer de nuestra relación, la mejor experiencia de nuestras vidas.

Si estás interesado en vivir Un Fin De Semana al estilo del Encuentro Matrimonial para mejorar tu relación matrimonial escríbenos a .(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo) (o en Facebook) o comunícate al 431 3310. O visita la página:
http://www.encuentromatrimonialmx.org

“Con Fe un sueño es posible alcanzar”.
25 Junio 2010 03:00:49
La fantasía del noviazgo
Antonio y Gina Natera
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)

Después de un rompimiento o una profunda crisis matrimonial, surge entonces la pregunta: ¿Qué pasó con los jóvenes esposos que tanto se amaban cuando eran novios?

Si bien es cierto que durante la época de noviazgo se dieron en parte las condiciones para que la pareja se enamorara, al llegar al matrimonio, una vez “ conquistados” se descuidaron elementos que un día permitieron que se fijaran el uno en el otro.

El noviazgo es una época de intenso romance que indudablemente favorece la comunicación tanto verbal como no verbal.

Los enamorados se manifiestan continuamente que se aman. Comparten sueños, esperanzas, ilusiones, se ponen metas y, por qué no decirlo, comparten también preocupaciones, tristezas y frustraciones. Se saben interpretar los silencios y caras largas, que con una flor o un chocolate surge nuevamente la más alegre de las miradas porque el corazón enamorado busca la felicidad del ser que ama.

Recientemente, en un curso de preparación para el matrimonio se le preguntaba a una pareja de novios: “han hablado de sus diferencias, de sus gustos, de sus cualidades y sus defectos?” “Todo nos lo hemos dicho” fue la respuesta . ¿Y qué cualidad te atrae más de tu novia?, preguntaban al muchacho, y la respuesta fue: “TODO”.

Y al preguntársele por el defecto que más le disgustaba, su respuesta fue: “NINGUNO”.

Este tipo de respuestas nos hizo profundizar un poco más para indagar qué sucedía al llegar al matrimonio.

Este lenguaje absoluto de los enamorados es síntoma claro de la falta de objetividad que hay en el romance. Con razón se dice que “el amor es ciego, pero los vecinos no”.

Y esta falta de objetividad, que crea falsas expectativas en los enamorados, es la que causa, al llegar al matrimonio, las crisis más grandes en la comunicación. Porque al llegar al matrimonio se dan cuenta que la realidad es otra. Ni uno ni otro son tan virtuosos como para decir “Todo me gusta de él o de ella” o “Nada me molesta”.

Cuando empiezan a faltar el botón en la camisa, o la llegada tarde, o los malos genios, o la ropa tirada, o la crema dental destapada, para añadir a la lista las angustias por el pago del arriendo o la deuda y la plata no alcanza, o la pelea porque “hoy no quiero visitar a tu familia”, o “me molestan tu grupito de amigos” etc...

Todo esto contribuye a que la comunicación empiece a descender de nivel. Empiezan a fastidiarse por todo. El lenguaje absoluto que se utilizó durante el romance surge nuevamente, pero invertido. Si se le pregunta a un esposo desilusionado de su matrimonio: ¿Que te gusta más de tu esposa?, casi con seguridad la respuesta será “NADA”. Y ¿qué te molesta? Responderá “TODO”.

En una oportunidad, el consejero matrimonial le preguntaba a un joven que se estaba separando de su esposa ¿qué fue lo que te enamoró de fulanita? Respondió: “Su alegría, su orden y su franqueza”. Y ¿por qué te vas a separar? “por su alegría, su orden y su franqueza”, fueron las respuestas.

La comunicación no consiste simplemente en decir o en oír algo. La palabra comunicación en su sentido más profundo significa “comunión”; compartir ideas, sentimientos, etc. en un clima de reciprocidad. La comunicación es la acción de compartir; de dar a otro una parte de lo que tenemos. Y dentro del matrimonio es dar lo mejor que poseemos: ¡nosotros mismos!, y recibir en nuestro corazón a esa persona maravillosa con la cual un día decidimos, en plena libertad, unir nuestras vidas para siempre.

Sea pues éste el momento para hacer un llamado a todos los matrimonios de hoy, y también quienes están en plan de casarse: Aprendan a comunicarse, tomen cursos si es necesario, pero den a su relación la importancia que merece. La incomunicación mata el amor. La comunicación no sólo es urgente y necesaria. Es VITAL porque mantiene vivo el amor de los esposos.
17 Junio 2010 03:00:49
Tenemos un tesoro
Nuestro mundo de hoy se escribe con e-: email, e-conferencia, e-aprendizaje. Mientras los medios electrónicos más nos abren el mundo, más corremos el riesgo de perdernos en nuestra búsqueda de lo interesante y lo útil.

El tentador mundo inalámbrico nos sumerge, invade nuestros espacios, sea durante una plática dondequiera o hasta en la recámara. Así también nuestra paz interior es un bien que se va perdiendo.

Darle un sentido a nuestra búsqueda en este (e-)mundo es una tarea esencial, saber lo que pretendemos con nuestra vida primordial. Solamente con las metas claras, nuestro ajetreo puede llevarnos a la felicidad. Encontrar la felicidad en nuestra búsqueda, en cada etapa de nuestra vida es la única satisfacción que nos va a dar tranquilidad y paz interior.

El núcleo familiar, donde nos forjan los primeros valores, es el pilar donde iniciamos la construcción de nuestra felicidad. A la vez allí hacemos felices a nuestro entorno: a nuestros padres y hermanos, y posteriormente a [email protected] e .(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo). Sólo en un ambiente de aceptación, paz y amor nos nutrimos de valores. Ahora bien, el tesoro no es gratuito.

Como ningún otro bien cuesta trabajo descubrirlo, porque está dentro de nosotros y en las personas que nos rodean. Sólo con ojos de amor, viviendo en armonía podemos ver y vivirlo. Como todos los tesoros sale solamente a la superficie para ser descubierto con trabajo, poniéndole atención. En caso contrario queda bajo la superficie, escondido para todos y sigue allí mientras la vida nos va acumulando los años y corre el riesgo de desintegrarse nuestro tesoro: la familia.

Como todos los tesoros, también el nuestro necesita un plan para seguir la ruta que lleva hacia él. Este plan lo ideamos nosotros mismos, a veces sin estar conscientes del mismo, cuando como novios nos íbamos trazando metas hacia la formación de la futura familia que pensábamos formar. Pero, ¿dónde quedaron los planes y nosotros mismos? Los pasos para descubrir nuestro tesoro son sencillos: 1. Observar y reconocer nuestros problemas, 2. Ordenar nuestras prioridades, 3. Hacer un plan, 4. Aplicarlo con metas a corto plazo, 5. Evaluar los resultados.

Es bueno y necesario sentarse de vez en cuando para asegurarnos que ubicamos nuestro tesoro en nuestra vida, para regresar a las raíces, al origen de nuestra familia: el amor de nosotros como pareja.

Encuentro Matrimonial Mundial Saltillo tiene una propuesta para ti, si quieres mejorar tu relación. ¿Por qué ser un matrimonio común y corriente, si podemos hacer de nuestra relación la mejor experiencia de nuestras vidas? Si estás interesado en vivir un fin de semana al estilo del Encuentro Matrimonial para mejorar tu relación matrimonial escríbenos a .(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo) (o en Facebook) ó comunícate al 431 3310. O visita la página:
http://www.encuentromatrimonialmx.org
04 Junio 2010 03:00:49
La importancia del diálogo
Antonio y Gina Natera
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)

Se dice que “hablando se entiende la gente”. Pero NO se trata de sólo hablar por hablar, el hablar para entendernos debe de implicar poner nuestros sentimiento de por medio para mostrarnos cómo somos en realidad y más aún tratándose de las relaciones de pareja. El hablar de lo que sentimos ante las situaciones de la vida cobra vital importancia para mantener sana la relación.

El diálogo es una palabra que tiene su origen en la unión de 2 palabras griegas “dia” que significa a través y “logo” que significa palabra. Es por demás explicar su significado al unirlas. Pero como decíamos al principio, el diálogo es una manera de comunicarnos con otra persona. Para comunicarnos es necesario que exista un emisor o alguien que envía algún mensaje y un receptor que capta el mensaje, lo procesa e interactúa enviando un mensaje de respuesta.

En la actualidad se vive una crisis de comunicación que no permite que nos comuniquemos con efectividad, provocando problemas en nuestra manera de entender a nuestros semejantes y de también nosotros hacernos entender. Esto lo podemos constatar en nuestro ambiente laboral, en nuestro círculo de amigos, con nuestros padres y peor aún con nuestro cónyuge.

En este articulo nos enfocaremos en el diálogo con el cónyuge, ya que la falta de éste conduce a la relación a una crisis. Crisis que muchas veces terminan en separación; en la actualidad es más que evidente este hecho.

El diálogo en la pareja debe de ser la piedra fundamental para la relación. El diálogo nutre y mantiene viva la llama del amor.

El dialogar no resulta fácil, ya que no se trata de sólo hablar como decíamos al inicio. En el diálogo se trata de comunicarnos con nuestro cónyuge desde lo más profundo de nuestro ser.

Expresando cómo nos sentimos, como pensamos y qué queremos hacer de nosotros.

El expresarnos desde el fondo de nuestro ser no resulta fácil, ya que pueden haber barreras que nos limiten a expresarnos y mostrarnos como en realidad somos ante nuestra pareja.

Para romper estas barreras se recomienda confianza, veracidad en lo que queremos expresar y no tratar de manipular a nuestro cónyuge al expresar nuestros sentimientos. Se requiere ternura al momento de dialogar para crear un ambiente que propicie la apertura del corazón; además de entrega para ser capaces de dar todo de sí, prefiriendo: primero mi cónyuge, segundo mi cónyuge, tercero mi cónyuge…

La tolerancia no debe de faltar para aceptar ideas contrarias a la nuestra, y pacientemente ponernos de acuerdo. Para empezar a desarrollar el diálogo conyugal, se requiere disposición para buscar tener tiempo para dialogar y NO poner disculpas para no dialogar.

Pero aún más importante es que en nuestro diálogo exista amor para perdonarnos en pareja y decidirnos a aceptarnos a nosotros y a nuestro cónyuge tal como somos. Todos estos deben de ser los ingredientes principales para empezar a fomentar el diálogo en nuestra relación.

El diálogo es el oxígeno de la relación, sin él no es posible perseverar en la relación. Empecemos a poner un ingrediente de los mencionados arriba por día en nuestro diálogo, para que así con el tiempo el diálogo fluya natural y espontáneo y sea una necesidad como el comer o respirar.

Encuentro Matrimonial Mundial Saltillo tiene una propuesta para ti, si quieres mejorar tu relación. ¿Por qué ser un matrimonio común y corriente? Si podemos hacer de nuestra relación, la mejor experiencia de nuestras vidas.

Si estás interesado en vivir Un Fin De Semana al estilo del Encuentro Matrimonial para mejorar tu relación matrimonial escríbenos a .(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo) (o en Facebook) o comunícate al 4-31-33-10. O visita la página:
http://www.encuentromatrimonialmx.org

“Con Fe un Sueño es posible alcanzar”
26 Mayo 2010 03:00:15
Las etapas del matrimonio
En esta ocasión queremos compartir un artículo acerca de las distintas etapas del matrimonio, para que cada pareja reflexione acerca de qué etapa atraviesa su relación.

Se dice que en el matrimonio se pasa por tres etapas:

La etapa del “enamoramiento” o “luna de miel”. Donde todo se ve de color de rosa, y se hacen los planes para formar un proyecto de vida en familia. Se vislumbra donde la pareja planea vivir, el tipo de casa, cuántos hijos, etcétera. En esta etapa el matrimonio disfruta de estar juntos de compartir todo y el diálogo forma parte esencial de la relación. No hay nada más importante que nuestra pareja. Casi todas las parejas han pasado por esta etapa y todo se vuelve detalles el uno para el otro. En esta etapa no se tiene duda de que se ha dado el mejor paso de sus vidas al escoger a la pareja ideal

La etapa de “la desilusión” o del “final de la fiesta”. En esta etapa se abren los ojos y se conoce a la pareja en realidad. Como quien dice, se cae el velo y los detalles han desaparecido, ya que han sido suplantados por la rutina y la cotidianeidad. Las responsabilidades del hogar y el trabajo han desplazado al romance hacia el asiento trasero del vehículo de nuestra vida. Nuestra pareja ha dejado de ser la princesa o el príncipe azul y ha pasado de ser simples mortales con virtudes y a nuestros ojos, con muchos defectos. En esta etapa la rutina hace florecer dudas acerca de la viabilidad del matrimonio. Se empieza con el remordimiento de si se tomó la mejor decisión al casarse.

En esta etapa la pareja tiene tres opciones. La primera es decidirse a vivir en una relación apagada y con sentimientos de remordimientos convirtiendo su mutua existencia en un constante martirio, donde la indiferencia y la distancia son la constante, dando paso a múltiples problemas como, violencia o infidelidad. La segunda opción es divorciarse; tomando así una salida fácil y en el caso de que haya hijos de por medio se les deja la marca perene de la ruptura de sus padres. Y la tercera es la de decidirse a luchar por su matrimonio, renovando las promesas que se hicieron al casarse de un amor incondicional. En lo próspero y en lo adverso, en la salud y en la enfermedad. Buscando ayuda para superar las diferencias que han hecho de su relación un árbol a punto de secarse.

La etapa del “Júbilo” o de “Falta lo mejor”. Donde la pareja se decidió a luchar por su relación. Donde la decisión de amar se ha hecho presente y se tiene una actitud responsable y lejos de exageraciones se acepta a la pareja como es. El amor deja de ser ciego y se toma una actitud madura, donde se enfrentan las diferencias con responsabilidad y mediante el diálogo inteligente se sale avante ante cualquier situación que trate de empañar la relación. Donde ahora sí se puede decir que hay amor en la pareja. Donde el amor de la pareja todo lo sufre y todo lo soporta. Es en esta etapa a la cual debemos de aspirar todos los matrimonios, dejando de lado nuestro egoísmo y volver a pensar en el nosotros como pareja.

Encuentro Matrimonial Mundial Saltillo tiene una propuesta para ti, si quieres mejorar tu relación. ¿Por qué ser un matrimonio común y corriente si podemos hacer de nuestra relación la mejor experiencia de nuestras vidas?

Si estás interesado en vivir un fin de semana al estilo del Encuentro Matrimonial para mejorar tu relación matrimonial escríbenos a .(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo) (o en Facebook), ó comunícate al 431-33-10. Ó visita la página:
http://www.encuentromatrimonialmx.org

“Con fe un sueño es posible alcanzar”
20 Mayo 2010 03:00:43
Valor del amor
Hoy en día es común saber de algún conocido, amigo cercano o familiar que se ha divorciado o se encuentra en proceso de divorcio. Las estadísticas muestran cómo en los últimos 15 años se ha triplicado la tasa de divorcios. Tan común que ya no nos alarma mucho y hasta en nuestra sociedad se escucha la frase: “Que no batalle con ese (a), que se divorcien y asunto arreglado”.

Y es que en estos tiempos al amor y en especial al matrimonio se le ha dado muy poco valor y hasta se le está categorizando como desechable. Es en esta época donde el consumismo y el hedonismo han hecho una profunda cicatriz en la célula de la sociedad.Generando familias desintegradas y mixtas donde el mensaje claro que se plasma a las nuevas generaciones es: “No batalles”. Con los nefastos resultados que ahora vemos en la sociedad.

En el matrimonio cuando se presentan dificultades y desavenencias es cuando se debe de poner en marcha el motor del amor. De no esperar recompensa y dejar a un lado las actitudes egoístas que tanto dañan no sólo al matrimonio sino a cada una de las relaciones que nos rodean.

En esta vida para tener resultados positivos en cualquier aspecto de la vida es necesario entrega, dedicación, perseverancia, sacrificio; para cosechar mucho después buenos frutos. Con actitudes egoístas y de hedonismo desenfrenado tendremos satisfacciones prontas y tal vez excitantes; pero estériles y a la larga sólo cosecharemos dolor y vacío. No sólo en nosotros, sino en los que nos rodean.

Recapitulemos: El amor NO es un sentimiento; es una decisión. Tomemos la valiente decisión hoy y decidámonos a amar. Démosle una oportunidad al amor, otra oportunidad al matrimonio… Nuestros hijos nos lo agradecerán y en un futuro… la sociedad también.

para mejorar tu relación matrimonial escríbenos a .(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo) (o en Facebook) o comunícate al 431 3310. O visita la página
http://www.encuentromatrimonialmx.org. “Con fe, un sueño es posible alcanzar”.
06 Mayo 2010 03:09:33
¡Se vale pelear!
Antonio y Gina Natera
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)


Escuchando una conferencia sobre cómo mantener un matrimonio sano, lo que más nos llamó la atención fue cómo resolver conflictos. Donde el conferencista decía: “se vale pelear”. Pero hacía la aclaración de como en todo en la vida, para que haya una retribución constructiva y positiva de esto, se deben de poner reglas. Reglas no negociables que se deben respetar para no cruzar la línea de la intransigencia y pasar a la violencia y correr el peligro de no obtener nada positivo del conflicto.

No hay matrimonios perfectos, pero sí todos son perfectibles. Y es ilógico pensar que no habrá desacuerdos. Pero la salud de un matrimonio depende en mucho de la manera en que se resuelvan sus conflictos o divergencias. El expositor de la conferencia daba unos puntos a tomar como reglas para llevar los conflictos en el matrimonio a buen término y que estos conflictos se lleven de una manera que sirvan para hacer crecer nuestra relación matrimonial y no lo contrario. Vamos a enumerar algunos para que reflexionemos en pareja y nos demos cuenta de qué manera estamos resolviendo nuestros conflictos.

Respeto: El respeto es el primer no negociable para iniciar una pelea. No debemos jamás agredir verbal ni físicamente a nuestro cónyuge. El daño que se hace al matrimonio rompiendo esta regla básica dejará una profunda cicatriz en nuestro matrimonio y familia.

Dejar el pasado atrás: Nada de reproches ni de investigaciones o excavaciones arqueológicas al pasado de nuestra relación. Como ejemplo basta decir que debemos de eliminar frases como: ¿Te acuerdas cuando me dijiste….? ¡Ah, y no se me olvida cuando me hiciste…! El recordar el pasado sólo hace que nos desenfoquemos del hecho que queremos resolver y nos incita a dañarnos el uno al otro.

No comparar: El usar comparaciones con otros matrimonios o personas hiere a la otra persona haciéndolo sentir menospreciado y, lejos de que la comparación ayude, complica la situación. Así que evitemos frases como: “¿Por qué no eres como el esposo de fulanita? Él sí sabe cómo comportarse”.

Escuchar: En la mayoría de las ocasiones el que más habla cree tener la razón y también en la mayoría de los casos es el más equivocado. Así que primero escuchemos a nuestra contraparte, de manera asertiva. Escuchando y pensando hasta tres veces lo que vayamos a decir después. Recordemos que “el guardar silencio no denota sabiduría en sí; pero el hecho de saber cuándo guardar silencio sí”. Así que escuchemos primero y pensemos muy bien lo que vamos a decir después.

Ceder y conciliar: Hay un refrán que dice: “En un conflicto, ya de entrada no hay vencedores, sólo vencidos”. Así que si queremos salir victoriosos en un conflicto conyugal debemos ceder un poco y conciliar diferencias. Llegar a un acuerdo. Descubriremos que el que cede, en la mayoría de las ocasiones, gana más.

Y la última recomendación es aplicar cada una de estas reglas con amor. Sin este ingrediente esencial va a ser difícil obtener algo positivo y que dé frutos para mejorar nuestra relación. La conferencia fue más extensa y abarcó más temas, pero nosotros nos quedamos con estos puntos para compartirlos. Hagamos de nuestro matrimonio la mejor experiencia de nuestras vidas.

Encuentro Matrimonial Mundial Saltillo tiene una propuesta para ti, si quieres mejorar tu relación y tu familia para contribuir a la construcción de un mundo nuevo y mejor. Encuentro Matrimonial te invita a vivir Un Fin De Semana al estilo del Encuentro Matrimonial para mejorar tu relación matrimonial.

Escribenos a .(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
Contáctanos por Facebook
Por Teléfono: Comunícate al 431-3310
Internet:
http://www.encuentromatrimonialmx.org.

" Comentar Imprimir
columnistas