×
Hugo Sánchez
Hugo Sánchez
ver +
E-mail: [email protected]

" Comentar Imprimir
10 Abril 2013 04:00:24
Aniversario de plata
Ya son 25 años los que han transcurrido desde que tuve la satisfacción de haber anotado el gol que desde niño soñé.

El deseo nació cuando mi padre y mis hermanos jugaban “cascaritas” después de sus partidos en las fuerzas básicas de Pumas. Yo era muy pequeño (tenía cuatro años) y no me dejaban jugar.

A mi padre, Héctor Sánchez Velázquez, no lo había visto jugar, pero sus amigos y compadres hablaban mucho de él. Mi papá me contaba poco de sus aventuras futbolísticas. Viendo algunas fotos, me percaté de que tenía la pinta de un buen centro delantero, y sus amigos y compadres me decían que si se hubiera dedicado de lleno al fútbol (era mecánico automotriz) tenía todo para ser una estrella.

En aquellas “cascaritas” siempre hacía por lo menos una chilena. Y así fue como me enamoré de ese remate.

En homenaje a mi padre, comencé a practicar la chilena decenas, cientos de veces, hasta perfeccionarla.

Desde los cuatro hasta los 11 años, tanto en la Ciudad Deportiva, como en parques, en la escuela y hasta en la calle, practicaba la chilena.

A los 11 años, cuando debuté oficialmente en uno de los equipos de las fuerzas básicas de Pumas (la cuarta infantil, para ser exactos) seguí practicando y ejecutando este remate, y así se convirtió en mi favorito.

Metí muchos goles de chilena, pero mi sueño era meter un gol hermoso, plástico y espectacular, en un estadio maravilloso... y se me cumplió: en el Santiago Bernabéu, con el Real Madrid.

Tuve la oportunidad de anotar, tanto en la Selección Olímpica, y ya como profesional, muchos goles de chilena, muy bonitos y únicos: de diferente altura y posición, pero siempre con el mismo remate. Algunos quedaron para la historia, como el que le metí al Atlante —mi mejor gol en México— en el Estadio Azteca, a pase de mi amigo de siempre, Chucho Ramírez.

No fue casualidad, porque jugamos juntos, desde niños, y muchas veces, cuando hablábamos de fútbol, nos poníamos de acuerdo en las jugadas, y una de ellas era esa.

Pero no me llenó del todo. Necesitaba algo más. Siempre me he caracterizado por ser muy ambicioso.

Y sí, el Estadio Azteca es precioso y maravilloso, pero en el Santiago Bernabéu sería algo muy especial, sobre todo vistiendo los colores del mejor equipo de todos los tiempos.

El centro, con la pierna izquierda al minuto 9, fue de Rafael Martín Vázquez, con quien casualmente también tenía muy buena amistad. El servicio fue a buena altura, pero un poco atrasado, porque yo lo esperaba entre el manchón de penalti y el área chica; tuve que retroceder y medir la trayectoria del balón para poder sincronizar mis movimientos, calcular el efecto, la velocidad y la altura del balón para poder hacer contacto con él en el justo momento para que la pelota fuera a la dirección que deseaba.

Después de ver que el balón entraba en el ángulo superior derecho del portero Juan Antonio Pérez, del Logroñés, di mi clásica voltereta para festejar. El primero en felicitarme fue Emilio Butragueño, luego Michel y después todos los demás compañeros del Real Madrid.

Por supuesto lo festejé con todos los asistentes en el Bernabéu y cuál fue mi alegría que, ya reanudado el juego, pasaron tres o cuatro minutos con la gente, de pie, con pañuelos blancos, ondeándolos y gritando: “¡Hugo, Hugo, torero, torero!”.

Sin duda, han sido los momentos más sublimes que he vivido en mi etapa como futbolista. Me sentía en las nubes.

Cosas graciosas que me sucedieron después de ese gol en el mismo partido fue que jugadores rivales, incluido el portero, me felicitaron por ese tanto.

Y para redondear, al término del juego, el árbitro y sus asistentes, igualmente me felicitaron y me agradecieron por haber anotado ese gol, porque jamás habían visto un gol tan bonito como ese.

Agradezco a los periodistas que lo catalogaron como el gol más bonito del mundo.

Me ha dado mucho gusto que desde ese entonces, este gol le ha dado la vuelta al mundo. También estoy contento que esté entre los mejores 10 goles de todos los tiempos.

Agradezco a Televisa que me haya propuesto hacer un programa especial en el lugar donde sucedieron los hechos.

Me dio alegría volver a Madrid, tanto al Bernabéu, como a la sala de trofeos, a la Cibeles (donde se festejan todos los títulos del Real Madrid y La Roja) y hasta tuve la oportunidad de presenciar el juego del Madrid contra el Levante (en el palco presidencial junto con mi esposa e hijas).

Recordar es vivir. Pero estos 25 años me han pasado muy rápido o quizá los he vivido intensamente y eso no tiene precio.

¡Que te lo digo yo!

05 Abril 2013 03:00:35
Cada vez más cerca de la décima “Orejona”
Madrid.- Tuve la oportunidad de volver al Santiago Bernabéu para presenciar el partido de los cuartos de final de la Champions League, en el que el Real Madrid enfrentó al Galatasaray de Turquía.

Por supuesto, conseguir la décima copa de la Liga de Campeones de Europa es una misión que para el madridismo es trascendental.

El trámite hay que cumplirlo y el Galatasaray es el primer obstáculo en esta recta final para alcanzar tan importante logro.

Los turcos vinieron con mucha determinación, y no solamente ellos, sino los miles de aficionados que se desplazaron a la capital española para presenciar este partido, a pesar de no tener entradas para el estadio. Cientos, quizá miles de ellos se quedaron por una cuestión de logística, pues les habían designado un espacio del estadio para que se ubicaran todos los aficionados con boleto en mano, eso sí, resguardados por el cuerpo de seguridad del Bernabéu.

Parecía que el partido iba a ser tenso, pero esta tensión disminuyó gracias a la superioridad mostrada por los blancos desde el principio. La mentalidad y el objetivo prioritarios de esta temporada es, en definitiva, ganar la Champions, sin menospreciar la Copa del Rey.

Se notó el comportamiento de cada uno de los integrantes madridistas que querían conseguir el resultado satisfactorio para evitar disgustos en la vuelta.

Me jugué una cena, apostando con un grupo de amigos —entre quienes se encontraba Paco Buyo— a que el resultado iba a ser 3-0. Disfruté la cena, pensando en que la eliminatoria con el Galatasaray está prácticamente sentenciada para avanzar a las semifinales.

En España se desea que los tres equipos españoles lleguen a las semifinales de la Champions, lo cual sería algo insólito: que de cuatro equipos semifinalistas, tres de ellos sean españoles, Real Madrid, Málaga y Barcelona.

Y no es descabellado. Lo más complicado para este logro lo tiene el Málaga, pero en el fútbol, todo puede pasar.

CAMINO ESCABROSO

Con la Selección Nacional jamás pensamos que el inicio iba a ser tan escabroso, tomando en cuenta los resultados obtenidos hasta ahora. No es algo normal que de nueve puntos y dadas las circunstancias (dos juegos como local y uno más en Honduras), el Tri tenga apenas tres y ocupe el penúltimo lugar.

Viene lo difícil: recuperar los puntos perdidos en casa. Es algo que se puede conseguir, pero creo que el nerviosismo y la desconfianza que se perciben puede ser un factor en contra, que afecte a la consecución de las unidades que hacen falta para recuperar el rumbo normal o natural en el que debe estar ubicada nuestra Selección.

No dudo que estaremos en Brasil para el Mundial de 2014, pero una vez más será una misión complicada y, tomando en cuenta que México es el equipo a vencer en el área de Concacaf, el camino va a ser más escabroso de lo que ya era.

Sabemos que Carlos Vela no es la solución, pero sí podría ayudar a alimentar más al grupo, en calidad y talento. Las armas hay que utilizarlas cuando se tienen, y más cuando la guerra deportiva se está perdiendo.

¿Por qué no utilizamos todo nuestro poderío?

Creo que Carlos podría ser un revulsivo, que en estos momentos necesita el equipo mexicano. Me parece que El Chepo y algunos directivos se relajarían un poco, dándole a Carlos la oportunidad de demostrar que es el jugador mexicano en el extranjero más en forma, y esto hay que aprovecharlo.

¡Que te lo digo yo!

13 Marzo 2013 03:00:39
Gran remontada culé
El Barcelona hizo uno de esos partidos que la afición y los propios jugadores o la misma institución estaban deseando, una gesta de gran magnitud. Ya se echaba de menos. Fue una de esas remontadas históricas que se han vivido mucho en el fútbol de élite. Me hace recordar grandes partidos y remontadas que viví con el Real Madrid en competiciones internacionales.

En voz de Xavi Hernández, a esta generación de jugadores y a esta segunda época dorada del Barcelona, le hacía falta una remontada en la Champions, con un equipo de tal envergadura que quedará para el recuerdo. Y no se hizo esperar. Escogieron el día idóneo y aprovecharon el rival exacto para hacer la proeza deportiva que tanto anhelaban los catalanes, el fútbol español y, por qué no, también el fútbol mundial.

Hubo muchas dudas referentes a si los culés eran capaces de remontar ante un adversario propio del catenaccio. El contragolpe les funcionó en su casa y no iban a cambiar. El planteamiento que utilizaron los italianos fue un 4-4-2, todos juntitos, sobre todo en defensa y saliendo a la contra, la cual sólo les funcionó en el primer tiempo al minuto 37. Un disparo de Niang en el poste derecho. Fue un susto tremendo, porque ese gol hubiera dificultado la clasificación del Barcelona, pero antes de ese susto vino el magnífico gol de Messi. Este jugador que está anonadando al mundo y que lleva una disputa con Cristiano, no solamente en cuanto a cantidad de goles, sino en su juego distinto y llamativo, con el que están ayudando para que sus equipos sigan con vida en este campeonato, que es el de mayor prestigio en el mundo.

En el minuto 5, Messi dio muestras de ser ese jugador que se echa el equipo a la espalda y que de forma inverosímil, por el espacio que tenía en la zona del área, recibió el balón de una triangulación, a pase de Xavi Hernández, quien jugó excepcional como capitán, con pases variados, dado que Puyol no inició. Messi, rodeado de cuatro y hasta cinco rossoneros, sacó el disparo con la parte interna, en el ángulo superior izquierdo defendido por Abbiati.

Se abrió la lata. En el minuto 12 vino una aproximación clarísima, en un disparo de Iniesta en el cual, el portero desvía, pega en el larguero y posteriormente Messi, increíblemente solo, remata afuera. Pero estaba por llegar el empate, nuevamente obra de Messi, quien estaba con esa misión de ser el héroe del partido y lo consiguió anotando el segundo, en el minuto 39, a pase de otro genio, Iniesta. Ese “Triángulo de las Bermudas” que tiene el club catalán es trascendental. Xavi, Iniesta y Messi desarrollan las jugadas definitivas.

El pase genial permitió a Messi controlar y con un disparo cruzado, que me hizo recordar muchos de los goles que anoté, el defensa abre las piernas para tapar el disparo del palo largo, y Messi, con mucha inteligencia, tiró en medio de las piernas al palo corto.

El Barcelona igualaba la eliminatoria. El espectáculo era de alto nivel. Las dudas se fueron disipando, porque muchos críticos dudaban y pensaban que era el final de esta era gloriosa del Barcelona. Me agradó la valentía y la contundencia de Piqué al hacer públicas declaraciones y fungir como el líder y portavoz del cuadro blaugrana, al decir que no desconfíen de este equipo que seguirá dando satisfacciones a la afición catalana, española y mundial.

Él, al estilo de Guardiola, levantó el espíritu y les dio la confianza y la moral que les estaba haciendo falta, sobre todo después de los últimos dos partidos perdidos con el Real Madrid.

En el minuto 54, Xavi le da un pase magistral a Villa y éste hizo un control orientado para que le quedara el balón en tal zona que, con su calidad y talento, con la parte interna del pie izquierdo, mandó el balón fuera del alcance de Abbiati.

Después de algunos cambios que hizo el club italiano, tuvo una opción en el minuto 31, en el cual, Bojan desbordó por izquierda para mandar un centro a Robinho que desvió el portero culé a córner. Ese gol hubiera afectado muchísimo a la afición catalana.

Pero la ebullición llegó al 91’, cuando, en contragolpe, Messi esperó la subida de Alexis y éste desbordando por la banda derecha tomó a una defensa desubicada, dio un pase centro a Jordi Alba y este último fue el encargado de hacer una recepción en carrera muy buena y cruzar el balón para así celebrar el pase a cuartos de final en el Camp Nou.

Ahora van a llegar motivados, como fuertes candidatos al título, recordando que el próximo viernes se hará el sorteo para el emparejamiento de estos cuartos de final. Se puede dar nuevamente el Barcelona vs. Real Madrid y, la verdad, sería el colmo, porque no me gustaría verlos en esta fase, sino en la final. Sería un partido histórico. Ojalá que no se dé esto. No porque tema que el Madrid pueda quedar fuera. Los últimos enfrentamientos entre ellos nos hemos dado cuenta que Mourinho y los blancos ya le encontraron la cuadratura. Los más preocupados en el emparejamiento, ahora mismo, serían los catalanes. Pero a los que nos gusta la calidad y el buen juego, nos fascinaría una final de la Champions entre ellos.

Me da mucha ilusión pensar en la décima Champions. Tan deseada por todos los que pertenecemos a esta ideología blanca y que para Mourinho es una obsesión. Hubiera sido ideal ganar las tres competiciones, la Liga, la Champions y la Copa del Rey, pero esos casos se dan muy pocas veces y la Liga prácticamente es blaugrana.

Las ocasiones claras del Barcelona fueron siete y las del Milán, tres. Lo normal es que el resultado hubiera sido 4-1 o 5-2, pero el porcentaje de efectividad del Barcelona fue muy alto, eso habla de la calidad y el talento que tienen en las botas. Ojalá que partidos de tan alta calidad se sigan dando en lo que resta de esta gran competencia.

¡Que te lo digo yo!

28 Febrero 2013 05:00:13
La tensión blanca ha bajado
El partido del Camp Nou era trascendental, porque la olla de presión que se estaba generando en el santuario blanco estaba a todo lo que daba, pero este resultado ayuda a bajar en mucho la preocupación que se percibía en Madrid.

Estos enfrentamientos con el eterno enemigo se jugaban con mucho riesgo, tomando en cuenta el estilo que ha mostrado el Barcelona en los duelos más recientes, en los que los catalanes salieron victoriosos.

El empate en el juego de ida en el Santiago Bernabéu fue como un triunfo para el Barcelona. Creo que muy poca gente creía que el Real Madrid iba a dar esa exhibición de buen juego, pero sobre todo, la táctica que planteó Mourinho. Esa fue la clave del partido.

Fue el mejor planteamiento, hasta ahora, junto con la final de la Copa del Rey de hace dos años, cuando el Real Madrid, con otro gol de Cristiano Ronaldo (de cabeza), dio este primer título copero en la era Mourinho.

Este pase a la final le da al Real Madrid la confianza y motivación, primero para afrontar de diferente manera los siguientes dos partidos que se avecinan. El primero, el sábado nuevamente ante el Barcelona, en la Liga. Tomando en cuenta la distancia que hay entre estos dos clubes en esa competencia, intuyo como entrenador, que el técnico portugués reservará a algunos “peces gordos” para que no se desgasten en un partido que no es crucial para los blancos, porque la Liga está casi sentenciada a favor de los catalanes.

Conociendo a Mourinho, desde hace varios días estaba planeando estos tres partidos trascendentales: los dos ante el Barcelona y, sobre todo, el del próximo martes, pues la Casa Blanca apuesta fuerte para avanzar a los cuartos de final de la Champions. Para ello necesita eliminar al Manchester United, que salió del Santiago Bernabéu con el empate 1-1.

Después de lo visto en el Camp Nou, donde el Real Madrid tenía que remontar para vencer al Barcelona, los merengues han tomado esa motivación extra para que el partido en Old Trafford no sea una misión imposible. Al revés, creo que esta victoria sobre el club catalán es una inyección muy importante de ánimo para vencer a los ingleses y acercarse a esa ansiada Copa de la Champions.

Quiero resaltar el planteamiento táctico y estratégico de Mourinho, para mí, el mejor desde que llegó a Madrid. En la final de la Copa del Rey de hace dos años se jugó con contundencia, orgullo y carácter, pero tal vez no se vieron tantas pinceladas técnicas, tácticas y estratégicas como en este juego.

El técnico portugués ha dado un manotazo en la mesa, con esa seguridad que le caracteriza (acompañando a sus declaraciones previas al partido), pues supo manejar el juego de manera excelente.

Tapó las bandas para evitar esas penetraciones habituales del conjunto barcelonés, haciendo un trabajo defensivo muy bueno. Y en ataque también, con Di María y Coentrao, tanto en defensa como en ataque, creando peligro. El Real Madrid también tapó el centro, punto clave para el Barcelona, donde brillan Xavi, Iniesta y Messi.

Las coberturas fueron muy buenas porque fueron efectivos esos movimientos de Arbeloa, que cuando se “botaba” un delantero, él salía y Di María se quedaba como lateral. Ese movimiento defensivo fue fantástico, porque no le dio opciones a los catalanes para desarrollar sus jugadas clásicas.

Es importante resaltar que ya son varios partidos en los que CR7 anota en estos clásicos ya que, tiempo atrás, se le estaba achacando que en juegos importantes como éste no se echaba el equipo a los hombros, pero, reitero, hace mucho tiempo que Cristiano está convertido en el líder de este equipo, no sólo con su juego y personalidad sino también con sus goles.

El llegar a la final ya es una meta, ahora falta el objetivo de salir nuevamente campeones de esa competencia, que es muy bonita. No es la más importante, pero tiene un colorido muy especial.

Por supuesto, deseo que el Real Madrid gane una vez más esta Copa de su majestad el Rey.

La Champions es el “premio mayor” de la temporada y Mourinho sabe de su importancia y trascendencia, porque si no llega a la final y no la gana reviviría esa desconfianza que generó desde hace tiempo.

Ganar la Copa del Rey, tal vez no sea suficiente, porque los madridistas siempre quieren más. Si hace dos años ganó la Copa del Rey y la campaña pasada la Liga, ahora lo que la afición blanca quiere es la Champions.

Esa necesidad la percibe José Mourinho y creo que ha llegado el momento de que sea una fijación, y sabiendo cómo es el portugués, marcharse con la Champions y la Copa del Rey sería irse como lo ha hecho con otros equipos: por la puerta grande.

Jugando como se jugó este partido en el Camp Nou, no creo que haya machotes que se paren enfrente y frenen a este poderoso y motivado equipo. ¡Hala Madrid!

¡Que te lo digo yo!

26 Enero 2013 05:00:13
Hay que mimar a nuestras estrellas
Estoy convencido que para todos los jugadores es un privilegio, un honor, una satisfacción y un gusto ser llamado a la Selección Nacional, pero también hay que entender y valorar lo que ocurre con varios profesionales, sobre todo aquellos que están jugando fuera de México, para que la convocatoria sea tomada con placer y seriedad.

Por ejemplo en España, que es el lugar que mejor conozco, la convocatoria resulta atractiva porque los ingresos que se generan en la selección son inmensos y éstos son repartidos, según las informaciones que he recibido, al 50% entre la Federación y los jugadores, en cuanto a temas publicitarios. Además las primas, premios y viáticos que recibe cada integrante del equipo son muy buenos. Todo esto influye para que el entusiasmo de ir a esa selección sea tremendo.

Siempre hay que seguir lo bueno y fijarnos en lo que están haciendo los mejores. Debe imitarse la relación profesional y el trato que hay con los jugadores, porque es ahí donde los futbolistas comparan.

Es una realidad que los clubes cuidan sus intereses y presionan al jugador para que éste busque excusas para no acudir con sus equipos nacionales por diferentes razones: molestias físicas, personales, en fin, hay muchas justificaciones que se pueden mencionar. Muchos jugadores, no sólo en México sino en el mundo, en partidos oficiales han renunciado a su selección, algunos temporalmente, otros en definitiva y lo digo por experiencia propia...

Yo fui uno de esos casos, pues en la etapa de Emilio Maurer y Francisco Ibarra en la Federación (1992), manifesté que mientras estuvieran estos dos directivos no iría al equipo nacional. ¿Recuerdan ese episodio? Tenía mis motivos.

Obligación es una de las palabras que nunca me han gustado y que jamás utilizo en mi lenguaje deportivo. Hoy parece que quieren establecer que los llamados a la Selección sean una obligación y esto es un gran error.

No sé qué razones tenga Carlos Vela para negarse a acudir a los llamados de José Manuel de la Torre, al final ellos las sabrán, como yo supe las razones de Carlos Salcido, Pável Pardo y Ricardo Osorio, quienes después de haber disputado la Copa de Oro en 2007, me solicitaron no ser tomados en cuenta para la Copa América de Venezuela, que se disputó inmediatamente después.

A esto se juntaron otras situaciones que podrían haber afectado el desempeño de esta importante competición, pero afortunadamente se dieron soluciones sanas, humanas, con criterio, coherencia y los jugadores que llegaron: Jaime Correa, Fausto Pinto y Juan Carlos Cacho, estuvieron fascinados y motivados en colaborar, contribuyendo a esa gran actuación, al quedar en el tercer lugar, que es donde le corresponde estar al futbol mexicano: sólo detrás de Brasil y Argentina.

Hubo otro caso distinto, pero parecido en esa misma competencia. Jared Borgetti se lesionó en la Copa de Oro, pero estaba considerado para ir a Venezuela; ya se había dado la lista para esa competición, por reglamento y José Francisco Fonseca, El Kikín, no estaba considerado para la Copa América. Dados los acontecimientos, lo más lógico era que Kikín fuera, pero Paco se sintió menospreciado, lo cual no era cierto, y rechazó viajar con nosotros; su lugar fue ocupado por Luis Landín. Sólo se podía llevar a 22 jugadores.

Otro caso similar fue la petición de Rafael Márquez para no jugar el partido por el tercer lugar de la Copa de Venezuela, lo que yo acepté, por lo que concedí el permiso.

Lo de Carlos Vela hay que tomarlo con la coherencia e inteligencia suficiente para no meterle miedo a los jugadores de que es obligatorio ir a la Selección. Los futbolistas deben querer estar por su propio gusto. Ahora la han tomado con Carlos, a pesar de haber existido muchos casos. Reitero, no conozco sus motivos, mas los puedo suponer, y todo lo haré de forma positiva, no de forma destructiva, como lo hacen otros.

A jugadores de tanta calidad y tanto talento como Carlos Vela nunca hay que renunciar a tenerlos, al revés, tenemos que apoyarlo si es que tiene algún problema; hay que entenderlo, si tiene algún motivo especial, y hay que motivarlo para que siga por el camino que ha llevado desde hace ya algunos años. Por el bien de él, por el bien de su equipo, por el de la Selección, por el bien del futbol mexicano, hay que mimar a nuestras estrellas, para que puedan rendir más y mejor.

¡Que te lo digo yo!

14 Diciembre 2012 04:00:49
Messi: Maradona, Pelé o tú
El destino marca a un grupo selecto de gente para que puedan destacar en diferentes actividades. En el fútbol, uno más de la privilegiada lista es Lio Messi. Está claro que por el ritmo y la ruta que lleva, va encaminado a romper todas las marcas existentes a nivel mundial.

Messi batió el domingo el récord que poseía Gerd Müller, de 85 goles en un año. El argentino tiene ahora 88 y aún le quedan dos partidos en 2012. No sé cuántos años más van a pasar para que otro jugador logre tal salvajada.

Quiero recalcar que en 1972, cuando Müller estableció la marca de 85 goles, lo hizo en 60 partidos. Messi llegó a 86 en 66 encuentros.

Me da gusto que en el fútbol actual cada vez se protege más al espectáculo. Me hubiera gustado mucho que en mi época los delanteros hubiéramos estado protegidos por tantas cámaras de televisión y tantos ojos “sancionadores” para evitar el juego duro, brusco, violento y en algunas ocasiones malintencionado.

Antes los delanteros estábamos más pendientes de esquivar las patadas o las entradas malintencionadas que nos distrajeran para evitar contactar con el balón. Ahora, el fútbol es más rápido, por supuesto, es más técnico y hay mejor preparación física por parte de los jugadores.

Viendo las cosas en perspectiva, creo que hay que darle todavía más crédito a Gerd Müller, porque en la época en la que jugaba no había tantas cámaras de televisión, ni sanciones. Recuerdo su imagen (en el Mundial de Alemania 1974) y su estilo, que me sirvió de referente para saber cómo moverse en el área y proteger el balón; Müller usaba su corpulencia física —por cierto, no era muy alto— y sabía sacar provecho de sus virtudes para hacer daño.

Eso aprendí de él. Utilicé mi cuerpo, particularmente dentro del área, para desestabilizar e incomodar a los rivales, a pesar de ser más altos y corpulentos que yo. Al igual que Müller, con habilidad, intuición, astucia e inteligencia, podía sacar provecho de la fortaleza del rival.

A sus 25 años de edad, Messi está logrando cosas trascendentales. La más difícil y complicada para una figura como él es el convencimiento. Y no sólo es el cómo juega, sino también su manera de ser, porque agrada su sencillez como persona.

Ese incluso puede ser un factor a su favor en la votación para designar al próximo Balón de Oro, que este año disputa con Cristiano Ronaldo, del Real Madrid, y Andrés Iniesta, su compañero en el Barcelona. Si lo gana el argentino, será su cuarto Balón de Oro consecutivo.

Sin embargo, Messi tiene un reto y ese reto no se va a separar de él porque ya está señalado. Obviamente, donde lo han señalado es en su propio país. Necesita ganar cosas importantes con la selección de Argentina. Constantemente surge la conversación y el cuestionamiento de por qué no juega como en el Barcelona y consigue con su selección esos títulos que le están faltando para poder estar involucrado de manera absoluta entre los más grandes de todos los tiempos. Es joven, está en un camino magnífico para superar a su paisano Diego Armando Maradona y después hasta a quien ahora sigue siendo el más grande de todos los tiempos: Pelé.

Pelé es grande por todo lo que consiguió, tanto a nivel individual como a nivel colectivo. Y los números están ahí en cuanto a goles y títulos, tanto a nivel club como a nivel selección nacional. Pelé, a sus 16 años, ya había ganado una Copa del Mundo. Y no solamente eso. Ganó tres. Y eso trasciende.

Yo gané muchas cosas como jugador: títulos con equipos, metí muchos goles, presumo de estar ubicado en el lugar número 11 entre los máximos goleadores de todos los tiempos (debajo de Gerd Müller, quien es décimo lugar). Pero, cuando jugaba en España, con el Atlético de Madrid, pero sobre todo con el Real Madrid, lo hacía muy bien, con armonía, con mucha eficacia y lamentablemente con la Selección Mexicana no era lo mismo.

Algo similar le pasa a Messi.

Cuando juega con el Barcelona es el mejor del mundo, pero cuando juega con la selección argentina las cosas son diferentes.

Le deseo mucha suerte a Messi en sus próximas aventuras como seleccionado argentino, porque si no gana títulos internacionales importantes como lo consiguió Maradona, va a ser difícil que cambie ese concepto e imagen que se tiene de él en Argentina. Para poder ser señalado en un futuro como el más grande de todos los tiempos primero tiene que superar a Maradona, y después a Pelé.

Con esos 88 goles en el año y su corta (que ya es mediana) y esperemos larga trayectoria ya está ubicado en el grupo de los más grandes jugadores de todos los tiempos.

¡Que te lo digo yo!

02 Noviembre 2012 03:00:32
Mis amores en el Azteca
Las emociones son muchas, sobre todo cuando recuerdo momentos especiales que he vivido en el majestuoso Estadio Azteca, en el cual tengo muchísimos recuerdos maravillosos y poquitos desagradables.

Fue ahí donde gané la medalla de oro en los Juegos Panamericanos de 1975. Fue una noche extraña en el Coloso de Santa Úrsula, porque se fue la luz y los organizadores decidieron entregar la medalla de oro a los dos finalistas, México y Brasil.

Mi primer gol como profesional lo hice precisamente ahí, contra el América, a Paco Castrejón, que después sería mi compañero en la Selección en el Mundial de Argentina 1978.

Cómo olvidar ese momento. Ante grandes jugadores de jerarquía en Pumas en ese momento, como Spencer y Cabinho, agarré el balón y en una falta directa les dije a todos: “esta falta es mía”. Tenía 18 años de edad y me impuse a jugadores de tal dimensión.

Me arranqué, disparé al ángulo superior derecho de Paco Castrejón y ahí inició mi historia goleadora de manera profesional contra el América en el Estadio Azteca.

Previo a la Copa del Mundo de 1978 fui seleccionado por primera vez al Tri Mayor. Y en mi debut en la Selección Nacional, en el Azteca, anoté justo a los 17 segundos de iniciado el partido. Fue mi primer gol oficial con la Selección Mayor en un partido oficial.

También en ese escenario, en la temporada 1976-77, conseguí mi primer título con Pumas en el torneo de Liga. Era, además, mi debut como profesional.

La final se celebró ahí y (tras vencer a la Universidad de Guadalajara) dar la vuelta olímpica en el Azteca fue fantástico. Mi hermano Horacio era el portero suplente en ese partido.

En el Estadio Azteca anoté uno de los mejores goles de mi vida. Fue el 27 de enero de 1980, cuando vencimos 2-3 al Atlante, cuando los Potros de Hierro jugaban como locales en Santa Úrsula.

Tuve la oportunidad de anotar los tres goles, pero este del que les platico es uno de los mejores que he metido. Siempre que recuerdo a mi querido amigo, Ángel Fernández (qepd) y su maravillosa narración de la “Huguina”, la piel se me enchina y mi cuerpo palpita más rápido.

El Azteca también sirvió como el escenario para despedirme de la Selección Mexicana, en un partido contra Paraguay, en el cual Manolo Lapuente, entonces el entrenador, me dio oportunidad de despedirme como quisiera.

Y como el entonces titular de la FMF, Juan José Leaño, no me dejó despedirme en el Mundial de Francia 1998, entonces lo que hice fue hacer el saque inicial y posteriormente tomar el balón con las manos y decir adiós. Y nunca más jugué en la selección de todos los mexicanos.

Mucha gente que fue al estadio o vio el partido por televisión se quedó con ganas de verme jugar. Pero creo que lo justo y lo que realmente me merecía era haberme despedido en el Mundial de Francia en 1998, en un partido oficial de Copa del Mundo, porque creo que me lo gané.

Al negármelo, mi alma y mi espíritu me dictaron hacer lo que hice en ese momento. Porque merecía algo más digno.

¡Que te lo digo yo!

28 Septiembre 2012 03:00:12
La Copa del Ascenso
La Copa MX no ofrecía incentivo alguno, pero sí trascendencia deportiva, y por ello, el Pachuca se la tomó con la seriedad debida.

Pero, por increíble que resulte, en los cuartos de final, los cuatro equipos de Primera División hemos quedado eliminados a manos de nuestros rivales de la Liga de Ascenso.

En España, la Copa del Rey se juega a ida y vuelta, no a un solo partido. Lo mismo pasa en Alemania, con la Copa DFB, y en Italia, con la TIM Cup, por citar algunos ejemplos.

Quizá sea conveniente copiar ese modelo, “exportarlo” a la Copa MX.

Y lo comento únicamente con el fin de contribuir y colaborar desde mi tribuna, que es esta columna, atendiendo a la solicitud de Decio de María, presidente de la Liga local, hacia todos los miembros que pertenecemos al futbol mexicano para que hagamos nuestras críticas y sugerencias a través de los conductos adecuados.

Espero que nadie lo tome a mal, porque no es mi intención. Simplemente quiero que todos mejoremos.

El Pachuca, por indicaciones de Jesús Martínez y Andrés Fassi, tomó la Copa MX con toda seriedad. Pero resulta que el formato no fue bondadoso con los Tuzos, porque siendo superlíderes nos tocó jugar como visitantes en los cuartos de final.

Si queremos mejorar tenemos que hacer de esta competición lo mismo que sucede en esos países desarrollados en los que se juega el mejor futbol del mundo. Y ahí también hay sorpresas.

Sin ir más lejos, hace tres años, el Real Madrid fue eliminado por el Alcorcón, entonces equipo de Segunda B, algo así como la Tercera División.

Otro aspecto a mejorar en esta Copa MX está en el arbitraje, porque los cuatro duelos de cuartos de final fueron dirigidos por planillas de la Liga de Ascenso. Ahí hay que tener mucho cuidado, porque si de por sí, no tienes ventajas (ni siquiera siendo superlíder), juegas como visitante y con arbitrajes de la categoría inferior, todo eso se traduce en que la Copa MX es la copa del Ascenso.

Creo que el reglamento debe contemplar mayor justicia deportiva con los equipos —de Primera o la Liga de Ascenso— que se han ganado los merecimientos en el campo.

Insisto, todo esto lo comento con el único fin de ayudar a mejorar.

Me parece muy buena idea la creación de este torneo o campeonato, pero debemos tener cuidado en ciertos aspectos del reglamento de competencia; debe haber consenso de todos los clubes, no solamente de algunos.

Bien dicen que “todo lo que bien inicia, bien termina”, y al revés, “todo lo que mal inicia, mal acaba”.

Al Pachuca, como a los otros tres equipos de Primera División que quedamos apartados de esta competición, nos permite concentrarnos en la Liga, que es el torneo que realmente nos trae alicientes, los cuales tienen mayor repercusión e importancia.

Esto no significa que no teníamos intención de ganar la Copa MX. Por supuesto que la teníamos. A mí, como persona, como jugador y ahora como técnico, me gusta ganarlo todo.

Pero lamentablemente en esta ocasión, las condiciones no se dieron para llegar a la final de esta Copa y ganarla. Ese era nuestro deseo.

Ahora que nos queda la Liga, queremos, como siempre, la comprensión y el apoyo de la afición.

El primer interesado en ganar títulos con el Pachuca soy yo, y estoy convencido de que si hay paciencia, como la directiva del Pachuca ha tenido siempre con sus técnicos, los resultados serán extraordinarios.

Espero que conmigo haya la misma paciencia de siempre. Para eso estamos aquí, para ganar títulos.

¡Que te lo digo yo!

01 Septiembre 2012 04:00:21
Entre copas anda el juego
LA SUPERCOPA ESPAÑOLA BLANCA

La Supercopa española del siglo es blanca. Y blanca espero que sea la Liga también, porque este título ha sido muy esperanzador en cuanto a motivación y confianza se refiere para el Real Madrid. Me dio un enorme gusto ver como una Supercopa más se fue a las vitrinas de la casa blanca, al museo de trofeos del Madrid, que pronto se tendrá que agrandar por la cantidad de logros que se están consiguiendo.

En la Liga, el Real Madrid no ha arrancado bien, pero la Supercopa servirá de motivación para ir recuperando los puntos de diferencia que le lleva el Barcelona. El orgullo y la dignidad aumentaron aún más al haber ganado la Liga en la temporada pasada, para cortarle al Barcelona la racha de tres títulos seguidos. Espero que venga la racha merengue y que podamos conseguir nuevamente una buena dotación de títulos de Liga. Sé que es difícil pero ahora el Real Madrid está en el momento de poder hacerlo, tomando en cuenta los jugadores que tiene en cuanto a calidad y talento, pero también en su juventud.

Hay Madrid para dos o tres años más, obteniendo títulos de forma consecutiva. Esa es la pelea constante entre el Real Madrid y el Barcelona. Por eso sigo disfrutando la obtención de este nuevo título merengue y lo digo como uno más de todos los madridistas que somos millones no sólo en México, sino en el mundo.

LA SUPERCOPA EUROPEA COLCHONERA

Me dio mucha alegría también al ver la forma en que ganaron este título europeo los rojiblancos. El Cholo, Diego Simeone, ha caído de pie en este equipo madrileño que necesitaba de un entrenador que le inyectara garra y lucha constante, que con la calidad y talento de sus jugadores han hecho la mezcla perfecta.

Superar de esa forma a un rival dificilísimo como lo es el Chelsea, que cuenta con sus grandes figuras, fue formidable, así como importante es ver que nuevamente un equipo español demuestra el gran nivel con el que se juega en ese país desde hace años.

Ahora mismo el centro o el núcleo del futbol en el mundo está ubicado en Madrid; así como el Real Madrid celebra sus títulos en La Cibeles, el Atlético los festeja en la glorieta de Neptuno. Madrid vive días futboleros muy festivos.

LA COPA MX TUZA

Ya que hablamos de Copas (futboleras) y con la buena racha que llevamos en esta nueva Copa MX, me gustaría que nuestro paso ascendente en esta competición sea tan exitoso como lo hicieron los equipos de Madrid.

Tal vez no tenga la misma trascendencia que las que conquistaron los blancos y los rojiblancos, pero esperemos que los Tuzos podamos festejar en nuestro lugar de celebraciones esta primera Copa que —si bien no tiene incentivos muy atractivos— sí tiene la satisfacción y el orgullo de haberla conquistado por primera vez y compartirla con la familia del Pachuca. Ese es nuestro deseo, porque de verdad sí me da envidia de los madridistas y los atléticos por estos logros. Ojalá que los Tuzos celebremos algo pronto.

¡Que te lo digo yo!

23 Agosto 2012 04:07:01
La Supercopa del siglo
Sin duda, el partido más atractivo de hoy es el de siempre, y lo digo de esta forma, porque cada que se enfrentan Real Madrid y Barcelona se califica como el partido del siglo.

Y esto es desde antes que yo llegara al Real Madrid. Recuerdo que los duelos que más me gustaban, que más me agradaban e inspiraban, eran precisamente estos, contra el Barcelona.

Aprovecho el tema para contarles que estuve a punto de firmar por el Barcelona en 1984, cuando el presidente José Luis Núñez y el vicepresidente Joan Gaspart estaban interesados en contratarme.

Hubo dos intentonas, la primera cuando jugaba con el Atlético de Madrid. Fue en 1983, pero se tasó muy cara mi posible venta al Barcelona y esta operación se vino abajo. Tuve entonces que continuar un año más con los Colchoneros.

Cuando el Barcelona, al siguiente año (1984), intentó nuevamente contratarme, había otros equipos italianos que también buscaron hacerlo y la anécdota surgió al momento de que si Diego Armando Maradona se iba del Barcelona al Nápoles, yo me iba con los culés; si Nápoles no contrataba a Maradona, entonces yo me iba con los italianos.

Joan Gaspart, vicepresidente del Barcelona, y Josep María Minguella, quien era director deportivo, estuvieron en mi casa negociando mi contratación y prácticamente llegamos a un arreglo, que fue de forma verbal.

Luego, estaba yo de vacaciones en Cancún o Acapulco, y recibí una llamada de Gaspart diciéndome que el técnico Terry Venables había preferido fichar a un paisano suyo, Steve Archibald. La llamada resultó desagradable, porque me dio la noticia que no se podía concretar mi fichaje con el Barcelona. Me dijo: “Hugo, siento mucho el informarte que no vas a poder ser fichado”, y mi respuesta fue que efectivamente lo iban a sentir mucho, porque si a futuro intentaban de nuevo adquirirme, les iba a costar el doble.

La contestación agradó a Joan Gaspart y me dijo: “Me gusta tu mentalidad, la confianza que tienes contigo mismo. Te deseo mucha suerte y hasta luego”. Después de esa llamada permanecí un año más en el Atlético de Madrid, y antes de finalizar la temporada de 1985 y después del primer intento de 1983-84 recibí nuevamente una llamada de Gaspart diciendo: “Hugo, tenías toda la razón. Estamos de vuelta para contratarte. Sabemos que nos vas a costar el doble y te lo vamos a pagar. Y en años, los que quieras”.

Pero mi respuesta fue que ahora sí lo iban a sentir, porque había llegado a un arreglo con el Real Madrid. Él me preguntó: ¿Hugo, ya firmaste contrato? Y le dije que no. Entonces Gaspart me ofreció un cheque en blanco para que pusiera la cantidad y los años que quisiera.

Luego, hubo un largo silencio cuando le dije que lo sentía, pero ya había dado mi palabra al Madrid. Posteriormente firmé un contrato por cuatro años y de dinero no hubo ningún problema, así que acepté encantado.

A partir de ahí, cada enfrentamiento que tenía contra el Barcelona era de una motivación especial. Tuve la oportunidad de ganar dos Supercopas con el Real Madrid a los blaugranas (1988 y 1990), en el propio Camp Nou, y recuerdo muy bien la manera como festejé con mis compañeros, dando la vuelta olímpica en ese estadio. Fue algo maravilloso.

Tengo experiencia en ese tipo de partidos. Y muchas vivencias. Por eso, la expectación mundial ahora será ver quién es el que da el manotazo sobre la mesa con este primer enfrentamiento de la temporada, sea Real Madrid o Barcelona, en esta pelea encarnecida que se está dando entre los dos mejores equipos del mundo. Real Madrid es ahora el mejor equipo de la historia de todos los tiempos, nombrado por la FIFA como el mejor club del siglo XX, así que tenemos que esperar un ratito para ver quién es el merecedor y ganador de este siglo.

Ya escribiré una columna para cuando el Real Madrid sea nombrado nuevamente ganador del siglo XXI, jajaja.

¡Que te lo digo yo!

09 Agosto 2012 03:00:50
Estos chavales mexicanos valen oro
Qué alegría nos dio a todos los mexicanos el pase a esta final en Londres. Todos estábamos deseando que México consiguiera por primera vez en su historia una medalla olímpica en el futbol.

Quienes tuvimos la oportunidad y la suerte de jugar en unos Juegos Olímpicos, siempre tuvimos el sueño de conseguir una medalla. En 1976, en Montreal, tuve esa gran fortuna que ahora tienen los actuales jugadores, cuerpo técnico y dirigentes que representan al futbol mexicano en Londres 2012.

Fue una gran experiencia. De hecho, mi etapa como amateur (en ese tiempo no se aceptaban jugadores profesionales en los Olímpicos) culminó en esos Juegos. Mis 80 partidos internacionales me ayudaron a formarme como jugador antes de convertirme en profesional, y los Olímpicos fueron algo así como un examen final para iniciar una nueva etapa de mi vida, ya que arranqué mi carrera profesional con los Pumas, inmediatamente después de Montreal.

Cuento todo esto, porque pienso que estos jugadores no sólo pueden hacer historia por tener ya segura la medalla de plata, sino por la referencia que están dejando, de ser los primeros en esta larga historia de participaciones de México en Juegos Olímpicos, que comenzó en 1900. Esto los convierte en héroes deportivos mexicanos.
Pasarán a la historia por ser los primeros. Eso es único.

La experiencia, madurez y éxito que están adquiriendo en esta aventura londinense espero les sirva a la mayoría de los integrantes del Tri y que se vea reflejado en el próximo Mundial, particularmente aquellos que no han tenido oportunidad de participar en Copas del Mundo, como sí lo hicieron los refuerzos Salcido, Gio y Corona.

Ojalá los Sub-23 puedan completar una formación integral como futbolistas, tras las buenas vivencias que han tenido jugadores como Marco Fabián, Héctor Herrera, Hiram Mier,

Diego Reyes, Dárvin Chávez y Miguel Ponce —por mencionar algunos— al participar en los Juegos Panamericanos, el Torneo de Toulon y ahora los Juegos Olímpicos de Londres.

Ojalá que muchos de estos chicos puedan estar en la próxima Copa del Mundo de Brasil 2014, porque sería redondear una historia rica en aventuras y resultados exitosos.

Tuve la oportunidad de ganar la medalla de oro ante Brasil en los Juegos Panamericanos de 1975, celebrados en México. Estábamos en igualdad de condiciones, tanto que, debido a un apagón en el Estadio Azteca, el Comité Organizador tomó la decisión de que la medalla se compartiera entre México y Brasil. Fue una premiación histórica, pues jamás había sucedido algo así en unos Panamericanos.

En esta final del sábado en Wembley deseo que México gane la medalla de oro ante Brasil, que por increíble que suene, también está en busca de su primer título olímpico, pues es, sin duda, el país en el que mejor futbol se juega en el mundo. Vencerlos representaría subir un escalón muy importante en cuanto a la imagen y jerarquía internacional del futbol mundial.

Si en el Mundial de Sudáfrica, Uruguay se adelantó, creo que con este prestigio e imagen que están dando los mexicanos en Londres, estaríamos peleando nuevamente con los uruguayos para ubicarnos en el tercer lugar, después de Brasil y Argentina, en el continente americano.

Como mexicano estoy muy contento de que se van ganando y consiguiendo logros importantes en el futbol. No tantos ni en poco tiempo, pero sí dando muestras de mejoría.
Desde salir campeones en los torneos internacionales de Cannes (1975) y Toulon (2012), hasta el oro en los Panamericanos (2011), el título de la Copa Confederaciones (1999),
los campeonatos mundiales Sub-17 (2005 y 2011) y ahora, con la medalla olímpica que nos han asegurado estos chavales.

Habrá quien diga que son pocos logros, pero tenemos lo que merecemos y, lo más importante, es que estamos avanzando. Tal vez no a la velocidad deseada, pero tenemos que trabajar todos (sin que nadie se escape) para ayudar y promocionar al futbol mexicano en general. Desde los dueños de los equipos, presidentes y directivos, entrenadores, preparadores físicos, doctores, medios de comunicación, aficionados y, por supuesto, los jugadores. Debemos esforzarnos en trabajar más y mejor para que, en armonía, podamos hacer las cosas correctamente y ayudarnos entre nosotros mismos.

Me da envidia que muchos otros países (como Brasil y Argentina) cuando se refieren a sus jugadores o se expresan de sus técnicos, de sus leyendas, de sus estadios, hablan siempre con mucho orgullo y presumen que son los mejores del mundo.

Los mexicanos no lo hacemos. Tenemos que copiar lo bueno y promocionarnos entre todos. Si nosotros no lo hacemos, no podemos vendernos al precio que realmente valemos, que es muchísimo más de lo que internamente decimos que valemos. Los mexicanos valemos mucho, pero tenemos que promocionarnos entre todos y debemos de hacerlo con estos integrantes del Tri olímpico en cuanto a su valor y cotización.

Ojalá que todos, incluido el cuerpo técnico, puedan encontrar contratos en países y equipos que les ayuden a consagrarse profesionalmente. Tenemos que empujarlos todos a que se den su lugar y valor. Y nosotros debemos ser los primeros en reconocerlo. Porque estos chavales mexicanos valen oro.

¡Que te lo digo yo!
27 Julio 2012 03:00:31
Un empate para los optimistas

Los Juegos Olímpicos empezaron sin haber arrancado, porque la ceremonia de inauguración apenas se va a realizar esta tarde. Es algo que no he comprendido y jamás entenderé.

Que alguien me explique por qué hay actividad olímpica —en este caso, los torneos femenil y varonil de futbol— antes de que sean inaugurados los Juegos Olímpicos. En fin.

Los mexicanos deseamos lo mejor para los nuestros, y ni se diga en futbol, el deporte rey en el mundo, a pesar de la competencia de otros deportes y que los “gringos” quieren hacer con el futbol americano, el beisbol y el basquetbol. Pero la realidad es que el deporte reina y rey en el mundo es el futbol soccer, de toda la vida; no hay limitaciones en cuanto a la práctica de este deporte.

Por eso, todos estuvimos muy pendientes (con todo y desvelo por la flamante Copa MX) del debut de nuestra Selección olímpica. Haber empatado contra Corea del Sur no significa ni que se va a ganar medalla ni que no se va a ganar medalla. Recordemos que en el Mundial anterior, España perdió su primer partido y fue campeona en Sudáfrica 2010.

México empató sin goles con los coreanos y de inmediato algunos mexicanos son los primeros en descalificar a la Selección, cuando fueron ellos mismos quienes dijeron que había calidad y talento para ganar una medalla.

Qué gracioso es leer, escuchar y ver a tantos y tantos “expertos” dar esta clase de bandazos.

Con antelación escribí en este mismo espacio que no es nada fácil jugar contra equipos que están preparados bien física, técnica, estratégica y psicológicamente, tanto como para causarle problemas a cualquier selección.

Hablamos de calidad y talento, pero la calidad y el talento abundan en pocos países. No hay que confundirnos. Acá en México tenemos buenos jugadores, pero nos hace falta mucho talento; hay calidad, pero no talento suficiente. Eso hay que dejárselo a selecciones como Brasil, Argentina y España, que tienen talento de sobra.

El talento es algo divino, así que no nos dejemos una vez más engañar de que esta Selección Mexicana está lista para ganar una medalla. Comprendo que eso vende, que puede tratarse de una campaña, pero no es una realidad.

La realidad es lo que vemos, no lo que escuchamos ni lo que leemos.

Lo repito: lo de México ya es un logro por el simple hecho de haber calificado a los Juegos Olímpicos. Y haber empatado tampoco es un problema mayor, más bien, es la manera en la que nos tomamos el resultado.

Y yo me lo tomo de manera optimista.

Lo más interesante es lo que está por venir, por la experiencia y madurez que nuestros jugadores están acumulando en Londres. Eso no lo adquiere ningún crítico ni nadie más que diga o piense que México no va a ganar ninguna medalla.

A todos esos pesimistas les digo que es mejor que apoyen, porque la buena imagen de México en los Juegos Olímpicos nos va a hacer sentir contentos y orgullosos a todos.

Y como yo soy uno de los millones de mexicanos que no nos dejamos engañar, solamente quiero repetir que el hecho de que hayan conseguido estar ahí, ya es un triunfo.

¿Cómo queremos exigirles a ellos una medalla si nunca la hemos conseguido? ¿Ustedes, amigos lectores, han ganado alguna medalla olímpica? Entonces, apoyemos a los mexicanos que sí pueden conseguir una, y si no, apoyemos a los que por lo menos participan y compiten dignamente en nombre de este gran país que es México.

¡Que te lo digo yo!

.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
06 Julio 2012 03:00:04
La mejor de todos los tiempos
La selección española nos está demostrando cuál es el camino correcto para entender qué es el futbol global, en el que hay de todo un poco. Pero, indudablemente, nos enseña el valor de un factor muy importante y escaso en estos días: la paciencia.

Cuando haces las cosas bien, bien te irá. El futbol español, durante años y años, ha luchado por tener la mejor Liga del mundo y creo que definitivamente lo ha conseguido.

Pero faltaba algo que pesara a nivel mundial. Se había y se ha conseguido a nivel de clubes. Como ya comenté anteriormente, el Real Madrid es el mejor equipo de todos los tiempos, no solamente por sus títulos, sino por todo lo que ha conseguido a lo largo de su historia, como educación, formación, criterio, cultura, valores, mentalidad y algo también muy importante que es jugar bien, bonito, buscando siempre ganar. Esa ideología siempre me ha encantado.

Por lo anterior, muchos equipos y muchas selecciones han querido imitar al Real Madrid por siempre, pero ahora han salido otros competidores en este nuevo siglo, porque, sin discusión, en el siglo pasado, el Real Madrid fue el mejor y por mucho.

Ahora que empezamos el siglo XXI, la competencia es mayor. Tenemos a un Barcelona que está mostrando una metodología de trabajo basada en una infraestructura y fundamentos que nos hace revalorar el potencial de las fuerzas básicas, amén de esa mentalidad que ha poseído siempre el Real Madrid y que ahora el Barcelona aplica también.

Entre merengues y culés están creando, en este nuevo siglo, una competencia muy bonita, que sólo confirma, de manera contundente, que el futbol español es el mejor del mundo. Porque no hay discusión: los equipos que actualmente mejor juegan y más espectáculo ofrecen, son justamente el Real Madrid y el Barcelona.

¿Y dónde juegan el Madrid y el Barcelona? Claro está, en el país que es campeón del mundo. Y no solamente eso, sino que es bicampeón de Europa. Y esta ideología futbolística que tiene el futbol español actualmente, creo que va para largo, porque la hegemonía, el modelo y el estilo que ha creado la Liga española es el resultado de un círculo virtuoso: los mejores jugadores del mundo quieren ir a jugar a España, a la mejor Liga del mundo, que sólo mejora con la presencia de más y más jugadores de primera talla mundial. Por eso, el futbol español es un modelo a seguir.

Por consiguiente, la selección española, favorecida también por jugadores españoles que han sido contratados en diferentes ligas europeas, y también fuera de Europa, han ayudado para que muchos de los seleccionados a La Roja hayan fortalecido su personalidad y su carácter para hacer una selección española casi imbatible.

Resumiendo: a nivel de clubes, estas figuras mundiales que van a España, además de los jugadores ibéricos que están en otras ligas competitivas de Europa, dan un resultado maravilloso, que es la España que reina actualmente el futbol en el mundo, tanto a nivel de clubes como a nivel de selecciones nacionales.

Así que agradezco a muchísimos medios de comunicación y a muchísima gente del medio futbolístico que hayan hecho eco a mi columna de la semana pasada, en la que dije, señores, entra a debate la pregunta: ¿cuál es la mejor selección de todos los tiempos: la de Brasil del 70 o la actual selección española?

Para mí, como lo dije en su momento, la española es y será durante muchos años, la mejor selección de todos los tiempos.

¡Que lo digo yo!

24 Junio 2012 03:00:12
Cumplí otra meta
Recibí una invitación de parte del Real Madrid para dirigir al equipo de veteranos, en un juego a beneficio a los que el equipo merengue —con su fundación— siempre está dispuesto a colaborar.

Como ya dije, con sentido del humor, marcho invicto al frente de Real Madrid. En mi primera experiencia en el Deportivo Chapultepec, en un torneo de Indoor Soccer, ganamos el primer juego, después el Real Madrid salió campeón y comenté que ya había cumplido otra meta: Dirigir a los Merengues, aunque sea de veteranos.

En esta segunda intervención en un juego de once contra once contra los veteranos del Veracruz en el Luis Pirata Fuente, también salimos con el triunfo por 2-3.

Siempre me ha gustado estar en Veracruz porque los jarochos son muy simpáticos, tienen gran sentido del humor y son muy agradecidos. El ambiente fue grandioso y la batucada jarocha nunca dejó de sonar.

Tuve la oportunidad de reencontrarme anecdóticamente con mi ex compañero Emilio Butragueño. El estado de forma del Buitre, así como el de Amavisca, Redondo y Alfonso Pérez es impresionante. Fue grandioso estar en el vestuario y ver a Emilio cambiarse junto a Iván Zamorano. Quién lo diría, ahora yo soy su técnico. No jugué porque, ya lo he dicho, quiero que mi última imagen como futbolista sea la de mi partido de homenaje, en mayo de 1997, contra el París Saint Germain.

Los hermanos Alfonso e Iván Pérez anotaron un tanto cada uno; el otro fue obra de Zamorano, quien no podía dejar de marcar como el goleador inolvidable que fue.

Vino a mi memoria cuando en el 90, ya que México no pudo ir al Mundial por los cachirules, Real Madrid hizo una gira y jugamos en Veracruz. Lo que más recordamos fue el calor infernal que hacía a la hora del partido. El técnico Benjamin Toshack le comentó al gobernador: “Me gustaría que usted jugara un partido de 90 minutos a esta hora”. La molestia de Toshack era el horario. Jugamos a las tres de la tarde, cuando hubiera sido mejor hacerlo a las 8 de la noche, como fue en esta ocasión.

En el juego fue anecdótico que los dos tiempos se hicieron de 40 minutos. El tablero comenzó el segundo lapso en el minuto 45. Así que el minuto 80 era el 75.

Uno de los momentos más agradables fue el reencuentro con amigos y compañeros del pasado como Isaac Terrazas, Luis Hernández, Eduardo Moses, el Archie Flores y viejas glorias de los Tiburones como Jorge Comas y Ángel El Matute Morales.

Fue hermoso, aunque otra cosa graciosa aconteció: ¡hubo cachirules! Es que se permitía sólo un jugador activo por equipo, pero creo que Veracruz de inicio metió cuatro: Jorge Bernal, Walter Lorito Jiménez, Lucas Ayala y el Pony Rodrigo Ruiz, quien por cierto se conserva como en sus mejores años. Veracruz se fue arriba 1-0, gracias a los cachirules. Cuando salieron tres de ellos se niveló la balanza.

Repito, estamos invictos, junto a mi colega José Luis Morales. Hacemos buena dupla blanca.

Después del juego hubo un coctel, donde hablé con muchos amigos. Me dio gusto saber que Luis Hernández se prepara para ser entrenador y hablamos de varios temas más. El gobernador Javier Duarte hizo acto de presencia y nos agradeció la colaboración.

Trepidante Eurocopa

La Euro se calienta más y más y se quedan los que se lo merecen. De inicio era lógico que Alemania avanzara. La sorpresa agradable es la presencia de Portugal, la cual en los últimos certámenes internacionales no había podido destacar, a pesar de la gran cantidad de jugadores de calidad que tiene. Cristiano Ronaldo sigue mostrando liderazgo y personalidad. Vamos a ver hasta donde llega, pero con sus actuaciones gana votos que le permitirán pelear con Messi la designación a mejor jugador de Europa y —claro— del mundo.

España sigue siendo el equipo a vencer, después de derrotar a Francia en un partido complicado, en donde ha podido dejar en el camino a un rival que se le ha dificultado a lo largo de la historia. Su futuro inmediato es enfrentarse en semifinales a Portugal.

El juego Italia-Inglaterra de hoy será de mucha incertidumbre, porque son dos estilos completamente distintos, pero que inculcan el buen trato al balón. El famoso catenaccio ahora aporta un poco más de calidad y talento; y los ingleses conservan ese estilo directo de mucho juego aéreo y jugadas de rebote, pero con un buen toque de calidad.

Trabajo incansable en Pachuca

Desde que fui presentado en mi nueva aventura como entrenador de los Tuzos del Pachuca he estado trabajando incansablemente con mi cuerpo técnico y con el respaldo de Jesús Martínez y Andrés Fassi, para recuperar el nivel al que la gente estaba acostumbrado.

La directiva también contribuye con las presentaciones. La mía fue espectacular y nunca me imaginé que la bienvenida fuera de tal magnitud; jamás se había vivido en México algo semejante. La presentación de los refuerzos en otro de los escenarios del Grupo Pachuca —el auditorio Gota de Plata— fue llamativa.

Estoy percibiendo una sinergia. El optimismo que se ha creado tanto dentro como alrededor y fuera del equipo es muy interesante.

Se habla de que Pachuca puede ser un candidato para el título. Yo diría que somos uno de los 18 favoritos para ganar el torneo. Todos los equipos se preparan para lo mismo y unos se refuerzan más que otros por las necesidades. La idea es alcanzar primero la Liguilla y posteriormente pelear por conseguir el campeonato. Ninguno de los 18 participantes piensa distinto y nosotros somos uno más.

¡Que te lo digo yo!

18 Mayo 2012 03:00:57
El futuro ya llegó
Como lo comenté a finales del año pasado, estaba esperando una oferta atractiva, una propuesta ambiciosa de algún club que, como yo, tuviera ganas de seguir trascendiendo y hacer cosas importantes.

Nunca me ha gustado dejar ninguna puerta cerrada. Y las de México, menos.

Todo comenzó cuando fui invitado por Toño Moreno, director del Salón de la Fama, a ser uno de los primeros investidos a ese recinto que, por cierto, está trascendiendo a nivel internacional, por su importancia y el aval de FIFA.

Acepté con gusto esa invitación para conocer las instalaciones de ese gran proyecto. Me desplacé desde Madrid y quedé gratamente sorprendido con la majestuosidad del Salón de la Fama, aquel que Toño Moreno visualizó desde hace muchos años, un sueño que se cristalizó gracias al apoyo de Jesús Martínez y la directiva del Pachuca, así como del gobierno del estado. Entre todos ellos crearon ese gigante.

Como mexicano, me sentí orgulloso de ese proyecto.

Después de haberlo recorrido de arriba a abajo, Martínez nos invitó a una comida en su casa. Me llevé una impresión muy agradable, particularmente de Jesús Martínez y su familia, así como de Andrés Fassi y sus colaboradores más cercanos.

Hablamos de todo y dejamos abierta la posibilidad de que, en un futuro, podría contribuir a la causa. Y el futuro ya llegó.

Me comprometí a asistir al evento de apertura del Salón de la Fama con mi familia. Por cierto, mi madre nació en Tulancingo, Hidalgo, y estaba muy feliz de regresar a su estado natal.

Esos momentos reafirmaron la buena vibra que hay con Jesús Martínez y me quedó claro que sólo sería cuestión de tiempo para que trabajáramos juntos.

Estoy contento por cómo se han dado las cosas, porque desde hace tiempo he manifestado que echaba de menos a mi país, y ahora que he regresado trabajaré como siempre, con todo entusiasmo, toda entrega, toda pasión y todo profesionalismo. Defenderé los intereses del Pachuca al 100%. Como lo he hecho, como jugador y entrenador, en todos los equipos en los que he estado.

A mi llegada a México, esta semana, me reuní con Jesús Martínez en el Distrito Federal. Ahí tuve la oportunidad de charlar con Hans Westerhof, director de rendimiento, y Marco Garcés, director de análisis de rendimiento. Andrés Fassi, vicepresidente del Pachuca, no estuvo en esa primera reunión, porque estaba fuera de México.

Llegar a un acuerdo con Jesús no es nada difícil. Con él se habla de manera clara y directa. Me gusta que así sea la gente. Que no le dé vueltas, como decimos en México. Por eso creo que la relación y los resultados van a ser muy buenos.

La ideología es la misma. Y también el deseo de ganar.

Hoy me reuniré con Fassi, Hans y Marco nuevamente para afinar los detalles de cara a la pretemporada y el Apertura 2012.

Sé que es una decisión acertada y que será una aventura muy productiva, en la que vamos a ganar todos. Porque nuestra idea no es sólo colaborar y contribuir con los Tuzos, sino con el futbol mexicano, para que éste mejore en todos los aspectos.

Gracias por la bienvenida que me están dando. Vaya a donde vaya, toda la gente me ha estado mostrando su gusto de saber que nuevamente estoy aquí, en mi casa, en mi querido México.

No sé realmente lo que tenga preparado el Pachuca esta noche para mi presentación, pero conociendo a Jesús, sé que será algo especial y diferente.

Para mí, va a ser un momento inolvidable, porque será la primera vez que dirijo a este gran club del futbol mexicano. Y espero que sea por muchos años.

¡Que te lo digo yo!
05 Abril 2012 03:00:41
Qué bonito ser olímpico
Haber conseguido el boleto a los Juegos Olímpicos de Londres es muy importante para el futbol mexicano, pero sobre todo, para esos jugadores que quieren trascender a nivel nacional e internacional.

Yo no tuve la oportunidad de poder vivir una experiencia similar como profesional, porque en los Olímpicos de Montreal 1976, los jugadores profesionales no podían participar, solamente los amateur.

Pero, ojo, los profesionales (refuerzos) no garantizan una medalla en Londres, porque en este tipo de eventos en una sola sede cuesta muchísimo trabajo acceder a las preseas.

Pero qué bueno que ahora El Chepo de la Torre ha tenido el respaldo y la protección, porque todos sabemos que, en caso de que el Tri no hubiera calificado a los Juegos Olímpicos, a quien iban a destituir era al Flaco Tena.

Qué bueno que ahora sí, jugadores de equipos importantes —que en mi proceso no pudieron colaborar, como los de Chivas— fueron la base y tuvieron muchos minutos de por medio en sus equipos antes de llegar a la selección preolímpica.

Además, se logró la clasificación sin la necesidad de elementos que juegan fuera de México (los clubes no prestan a sus jugadores por no ser fecha FIFA), ya que los jóvenes de la Liga local tuvieron más participación con sus equipos en la Primera División y deben aprovechar esta experiencia para ser considerados en la Copa del Mundo. Porque no hay mejor escuela que los Centroamericanos, Panamericanos y Juegos Olímpicos.

Felicitaciones al Chepo de la Torre, porque salvó la cabeza. A mí me la “cortaron” por no haber clasificado a los Juegos Olímpicos de Beijing; en su caso, el director de Selecciones Nacionales utilizó al Flaco Tena como carne de cañón y lo mandaron al matadero, o sea, a la Copa América de Argentina. La continuidad del Flaco estuvo en riesgo, pero como fue una decisión de Concacaf más que de la FMF, eso de llevar a una Selección Sub-23, entonces ese fracaso de terminar en el último lugar del torneo, lo pasaron por alto. Y no hay que olvidar el bochornoso incidente de la comitiva previo a la Copa América.

Luego vinieron los Juegos Panamericanos de Guadalajara y eso ayudó mucho, porque se aprovechó la localía y México ganó la medalla de oro.

Ese paso ascendente de los jugadores que han participado en estas competencias, así como la manera en que los dirigentes han tomado sus decisiones, han hecho que estos jóvenes mejoren y ojalá alimenten a la Selección Mayor.

Afortunadamente, ahora las cosas se están haciendo de manera coherente, sin engaños ni traiciones (espero). Y esto dará buenos resultados. Enhorabuena, primero para El Flaco Tena, porque tuvo que aguantar todo tipo de críticas y presiones, y pese a ello supo salir adelante con el compromiso.

Por supuesto, él sabía que sería el escudo humano del Chepo, pero lo importante es que salió airoso de esta misión.

También felicito al Chepo, porque ahora tiene la tranquilidad de trabajar con el equipo grande. Qué envidia me da, porque lo que está haciendo Héctor González Iñárritu es lo correcto. Es un acierto que el responsable de las Selecciones Nacionales sea una sola persona y no cinco, porque con una es más fácil llegar a soluciones y acuerdos, siempre y cuando, los responsables de la FMF no tengan injerencia en sus decisiones.

Porque nunca faltan los directivos que creen saber más de futbol que el propio director técnico del Tri y pretenden manipularlo o condicionarlo, como me pasó a mí con la Comisión de Selecciones Nacionales, porque algunos de sus miembros trataron de condicionarme. Por favor, déjenlo trabajar.

Y no es que me preocupe el bienestar del Chepo, sino el bienestar del futbol mexicano.

¡Que te lo digo yo!
02 Febrero 2012 04:00:43
La “mano del diablo”
Con cuatro goles en dos fines de semana, Nery Castillo vuelve a ser tema de conversación en México. Lo más importante, sin embargo, es que El Chepo tiene otra opción en la delantera de la Selección Nacional.

Estoy contento, y los mexicanos debemos estarlo también, por un posible nuevo regreso de Nery Castillo al Tri. Y digo de un nuevo regreso, porque después de pasar por problemas extra deportivos, como el fallecimiento de sus padres, pasaron varios años para que este potente crack pudiera enchufarse de nuevo.

También pasó por malos momentos deportivos, por la falta de continuidad en los equipos en los que participó.

Su regreso a Grecia le ha dado un segundo o tercer aire que nos recuerda al Nery de la Copa América de Venezuela, en 2007, de la que fue no sólo el máximo goleador, sino la gran figura.

Todos merecemos otra oportunidad.

EL JUICIO A EMANUEL VILLA

El caso Emanuel Villa ha levantado mucha polémica. No es de extrañar, porque es un asunto delicado que ha dado la vuelta al mundo.

La FIFA tiene establecidos una serie de reglamentos para el juego de futbol en el mundo, pero cada federación desarrolla ciertos criterios, con el visto bueno de FIFA, por supuesto.

Siendo miembro de la Comisión de Futbol de FIFA, nosotros sugerimos constantemente ideas o aspectos que puedan ayudar a solucionar los problemas (incluidas las reglas) que se suscitan en el futbol del mundo. Y éste va a ser otro tema a tratar, ya que el anotar un gol con la mano puede resultar anecdótico, gracioso, alevoso, doloroso o hasta causar la eliminación de un equipo o selección en eventos internacionales.

Bastaría con preguntarle a Francia, que por medio de un gol con la mano clasificó al Mundial de Sudáfrica. Por supuesto, cómo olvidar el gol que Diego Armando Maradona le anotó a Inglaterra, bautizado como “La mano de Dios”.

Ni Maradona ni el árbitro y sus asistentes de ese partido fueron sancionados. Tampoco nadie castigó al francés Thierry Henry ni al cuerpo arbitral de aquel partido contra Irlanda, que concedió tal gol.

La de Emanuel Villa habría que bautizarla como “La mano del diablo”, porque a él sí lo sancionaron y no así al árbitro, junto con sus asistentes del partido en Cancún.

¿Con base en qué reglamento o “constitución futbolística” se tomó la decisión de castigar al jugador de Cruz Azul? La cédula arbitral es el documento oficial con el que se amparan las sanciones.

No creo que el equipo afectado, en este caso, el Atlante, haya solicitado el castigo a Villa o al cuerpo arbitral. Más bien habrá pedido que le devuelvan los dos puntos que le quitaron, cosa que sería justa, pero imposible, porque creo no está estipulado en el reglamento o “constitución futbolística mexicana”.

Al equipo francés Olympique de Marsella, después de ganar la Copa de Europa, se le comprobó que había comprado algunos partidos, y fue despojado de ese título, y quien fungía como dueño y presidente estuvo en la cárcel.

Si esta sanción se la sacaron de la manga, creo que habría que rectificar y quitarle la suspensión a Villa, porque es muy diferente tomar como precedente este caso para poder añadir en el reglamento —con el consentimiento de FIFA— de que efectivamente se puede sancionar y actuar en consecuencia.

¿Por qué la de Maradona es “La mano de Dios” y la de Emanuel Villa es “La mano del diablo”? ¿Qué diferencia hay? Tenemos que ser justos y para ello, primero hay que ser muy claros en la “constitución futbolística”. De esa manera, todos conoceremos nuestros límites y tendremos precauciones.

Y cuando haya un caso nuevo hay que tomarlo como precedente y rectificar el reglamento para poder sancionar.

Pero no hay que sentenciar a un jugador que por reacción o reflejo anotó un gol de esa manera. Tampoco hay que sancionar a un árbitro y sus asistentes por dar como válida en su cédula esa anotación.

Hay que tener la conciencia tranquila, porque si no actuamos con la justicia y coherencia que debe de existir en la vida, creo que alguno o algunos no podrán dormir tranquilos.

Y la vida es tan bonita como para no disfrutarla cada vez que uno concilia el sueño.

¡Que te lo digo yo!
26 Enero 2012 04:00:55
La final adelantada…
Qué pena que el Real Madrid y el Barcelona se encontraron en estos cuartos de final, porque todo mundo perdió la ocasión de presenciar una gran final en la Copa del Rey, como sucedió en 2011, cuando el Madrid le arrebató al Barcelona el único título del año pasado.

En esta ocasión, no fue a un solo juego, sino un partido de 180 minutos, en el que el Barcelona fue superior al Madrid, en los primeros 90 minutos en el Santiago Bernabéu, que hizo dudar a muchos aficionados merengues de la alineación y planteamiento del entrenador José Mourinho.

Ese mal juego del Madrid como local, poco agresivo, poco habitual, por el estilo e imagen de la Casa Blanca, trajo mucha polémica esta semana.

Para el partido de vuelta, los siguientes 90 minutos, ahora en el Camp Nou, se generó la expectativa por la alineación que usaría Mou y, por ende, el planteamiento táctico y estratégico del equipo.

Además, esta semana hubo temas extradeportivos, pues un periódico español publicó que algunos “topos” (le llaman así a una “oreja” o un chismoso) filtraban información a los medios de comunicación, situación que incomodó al vestuario del Real Madrid.

Parece ser que Mourinho, inteligentemente, consiguió su propósito de distraer la atención y la presión meramente futbolística en temas extradeportivos. Es un manejo que ya ha hecho en anteriores clubes y en determinados momentos y le ha salido bien.

El encuentro fue muy diferente al del Bernabéu. Un planteamiento más agresivo por parte del Madrid, de mayor tensión y presión en todas las líneas y eso provocó incomodidad en el juego del Barcelona.

El cuadro culé no está acostumbrado a que los equipos que lo visitan arriesguen, sino que juegan con cierto temor. El atrevimiento de los merengues provocó que el Barcelona solamente llegara dos veces con peligro de gol a la meta de Casillas. Una en el minuto 42 y otra en el agregado de la primera mitad (47’).

Increíblemente estas dos únicas ocasiones en que llegó con peligrosidad las convirtió en goles.

El Madrid fue muy criticado, porque en el primer partido en el Bernabéu solamente llegó en dos ocasiones claras de gol. En cambio, ayer generó siete oportunidades manifiestas en las que sólo concretó dos.

Dentro del apartado polémico, el Madrid siente que hubo jugadas que le afectaron; existen dos penaltis que pudieron ser pitados a su favor, como el gol anulado a Ramos por un forcejeo con Dani Alves. En el seno madridista hay cierto malestar por esas decisiones que casualmente casi siempre se dan cuando se enfrentan con el Barcelona, porque desde hace tres años a la fecha, en los momentos clave, cuando hay equivocaciones, 99% son a favor del Barcelona.

Este resultado deja fuera al Real Madrid, pero le ayuda mucho, pues demuestra que está cada vez más cerca del Barcelona en cuanto a nivel de juego.

No falta mucho para poder dar en la tecla de cómo derrotar a este equipo, que en los últimos tres años da la apariencia de ser invencible. El Real Madrid mejoró en imagen, orgullo, confianza y estilo, a pesar de quedar eliminado en esta Copa del Rey, de la que aún es campeón.

Este partido va a darle motivación y seguridad para lo que resta del campeonato de Liga, en el que aventaja a los culés en cinco puntos. Además, a los madridistas les encantaría enfrentarse en la Champions nuevamente a los catalanes.

Y creo que el Real Madrid ya está listo o está muy cerca de arrebatarle uno o dos de los grandes torneos en esta temporada. Primero la Liga, en donde reitero, el Madrid tiene cinco puntos de ventaja, y también la Champions. Si son las dos, mejor, porque le ponen punto final al reinado culé. Si es uno, el Real Madrid subirá un escalón e igualaría al Barcelona, que está por entrar en su segunda época dorada.

Creo que lo que resta de la temporada, tanto en la Liga española como en la Champions, va a ser muy interesante y apasionante a partir de ahora, porque la Copa del Rey sin el Real Madrid ha quedado descafeinada.

¡Que te lo digo yo!
19 Enero 2012 04:00:29
“Mou”, tienes tarea
Me parece que el hecho de que Ricardo Tuca Ferretti haya sido reconocido como Mejor Entrenador es una cosa lógica y coherente, y no como el año pasado, cuando el mismo Tuca reconoció que el ganador debió ser Memo Vázquez. Eso habla bien de Ricardo, como ya lo dije en columnas anteriores, y ahora lo tiene más que merecido, tras obtener el ansiado título para los Tigres, después de casi 30 años.

Felicito también a los otros ganadores de la velada: Hugo Ayala (Mejor Defensa Central), Enrique Palos (Mejor Portero), Lucas Lobos (Mejor Jugador y Mejor Medio Ofensivo), Jorge Torres Nilo (Mejor Defensa Lateral), Joe Corona (Novato el Año), Juan Pablo Rodríguez (Mejor Medio Defensivo) y Oribe Peralta (Mejor Delantero). Todos lo tienen bien merecido por su calidad, talento y profesionalismo.

Sin embargo, creo que la versión mexicana del Balón de Oro debería imitar al de la FIFA y hacer un “Equipo Ideal”, es decir, entregar 11 reconocimientos, uno para cada posición, desde el mejor portero hasta los mejores delanteros.

Hay que aprender de los que están delante de nosotros. Así es que si FIFA nos pone el ejemplo, en México tendríamos que hacerlo parecido.

También hay que decir que el reconocimiento al Novato del Año es algo que la FIFA no hace, y lo mismo con los árbitros y sus asistentes. Son aciertos del Balón de Oro mexicano.

Otro cambio que sugiero es que los premios lleven el nombre de una leyenda en la posición en cuestión. Por ejemplo, ahora que le entregué a Neymar el reconocimiento al Mejor Gol, ese premio lleva el nombre de “Puskas”. La idea es que, por ejemplo, el premio al Mejor Director Técnico lleve el nombre de José Antonio Roca, Ignacio Trelles o Raúl Cárdenas; el Mejor Portero recibiría el reconocimiento Antonio Tota Carbajal o Nacho Calderón, y así en cada puesto. Es una manera de honrar a quienes son leyenda y a quienes sueñan con serlo.

Otra idea sería reconocer al mejor presidente de un club, así como al director deportivo, doctor, masajista y utilero. De esta manera se es incluyente y no excluyente y se premia a todos y cada uno de los actores en el deporte de equipo por excelencia.

Aplaudo también lo que hicieron con Arturo Yamasaki, a quien se le hizo un reconocimiento por su aporte al arbitraje en México, al estilo de lo que la FIFA hizo con sir Alex Ferguson por su trayectoria de más de 20 años ininterrumpidos como técnico del Manchester United.

Y LA HISTORIA SE REPITE...

Estos cuartos de final de la Copa del Rey iniciaron como si fuese otra final, como aquella de la campaña pasada en Valencia. Sólo que el resultado fue diferente.

Y, como últimamente ha sucedido, la historia se repite: el Real Madrid todavía no encuentra la manera de vencer al Barcelona.

Ya comenzaron las críticas, porque si contrataron a Mourinho fue para tratar de quitarle el reinado lo más pronto posible a este Barcelona, que ya lleva tres años en España.

Todo comenzó con un gol esperanzador de Cristiano Ronaldo a pase de Benzemá. Circulaba el minuto 11 del partido y, con la colaboración de Pinto, el portero del Barcelona en la Copa del Rey, fue que los merengues abrieron el marcador.

El gol le vino bien al famoso CR7, a quien se le había criticado por no brillar en partidos contra el Barcelona.

Pero el equipo de Pep Guardiola, con ese estilo ya definido, comenzó a hacerse dueño del balón y de las acciones del primer tiempo. Primero fue un remate de Alexis al poste… y luego Messi e Iniesta.

La afición del Real Madrid estaba intranquila, porque los merengues no estaban siendo ni agresivos ni verticales para crear ocasiones de gol en la meta contraria.

El segundo tiempo inició casi igual que como terminó la primera parte: con constante dominio y ocasiones claras de gol del Barcelona. En total fueron cuatro, incluido el tanto de Puyol en un tiro de esquina, en el minuto tres de la parte complementaria.

Y no sólo fue el empate. Iniesta tuvo otra ocasión clara de gol, que desvió Sergio Ramos; luego, en una falta, a centro de Xavi Hernández, remató Busquets con la cabeza y así, de tanto insistir, llegó el gol: pase de Messi a Abidal, quien remató por abajo para darle el segundo a los visitantes.

El Madrid sólo tuvo una ocasión de gol en el segundo tiempo, cuando Benzemá, de cabeza, remató al poste.

¡Sólo dos ocasiones de gol en todo el partido! Es muy por debajo de lo que se necesita para vencer al Barcelona, y más en el Santiago Bernabéu.

Esto no deja nada contentos a los aficionados y las críticas lloverán de nuevo. El asunto es que todavía no se da con la tecla para vencer al Barcelona. Y Mou se pasará toda la semana pensando de qué manera va a vencer a los culés.

Lo que se le pide al técnico es que el Real Madrid sea más armonioso, que es justo la gran diferencia entre estos dos equipos. Por supuesto, se necesita tiempo, pero la inquietud y la presión en la “Casa Blanca”, cada vez son mayores.

Vaya tarea que tienen Mou y sus jugadores para darle la vuelta a este marcador en la final adelantada de la Copa del Rey.

¡Que te lo digo yo!
13 Enero 2012 04:00:51
Messi, Neymar y el Balón de “orégano”
Asistir a la ceremonia del Balón de Oro fue un hecho sublime, pues se trató de una congregación en la que estuvo la élite del futbol mundial: los mejores jugadores, los mejores entrenadores, la gente más destacada del medio futbolístico.

También tuve una “congregación” de sentimientos, provocada por la buena idea de la FIFA de fusionarse, desde hace años, con la revista France Football, que originalmente era la encargada de premiar a los mejores del año en el futbol europeo, donde regularmente están los jugadores más cotizados del mundo.

La revista francesa instituyó un par de reconocimientos, a los que llamó la Bota de Oro (máximo goleador) y el Balón de Oro (mejor jugador). Tuve la oportunidad de ganar una Bota de Oro en 1990 y —como ya había comentado en alguna de mis columnas— al recibirla estuve a punto de rechazarla, porque en ese entonces, no me parecía justo que sólo consideraran candidatos al Balón de Oro a los futbolistas europeos.

Recordé que no pude ganar un Balón de Oro porque no entraba en la clasificación; fui tristemente discriminado por pertenecer al continente americano. Creo que jugadores como Diego Armando Maradona y yo, que militábamos en Europa, hicimos campañas como para merecer ese premio, y me da coraje saber que en mis mejores años, Van Basten ganó tres Balones de Oro y yo no pude ganar ninguno. De esos tres que ganó el delantero holandés, creo que al menos dos me los merecía yo.

Pero ahora me da mucho gusto que, con el formato actual, Messi lleve esos tres Balones de Oro de forma consecutiva, porque se los merece, por su talento, por su calidad y por los títulos que ha conseguido. Lo único que le falta a La Pulga es un logro importante, internacional, con la selección argentina.

Messi me hizo recordar cuando estaba en el Real Madrid, cuando ganaba todo con el equipo merengue y con la Selección Nacional no. Lamentablemente, en ese entonces, el Tri no estaba en un nivel apto para ganar copas del mundo o torneos trascendentales.

Messi tiene la fortuna de contar con una generación de jugadores en el Barcelona que le está ayudando a ganarlo todo, no así con la selección albiceleste.

Sin embargo, el delantero culé todavía tiene tiempo y juventud para conseguir cosas importantes con su selección, siempre y cuando tenga la ayuda de sus compatriotas; está en camino a ser reconocido no sólo como el mejor jugador del mundo, sino como un candidato a destronar a alguno de los grandes de todos los tiempos, como Pelé, Cruyff, Maradona, Beckenbauer, Di Stéfano o Platini.

Creo que todavía es pronto para catalogarlo como el mejor de todos los tiempos, pues le faltan títulos de peso internacional con su selección.

Como miembro de la Comisión de Futbol de FIFA, soy invitado constante a eventos como este y estoy contento, pero ahora más, porque me pidieron que entregara el premio Puskas, al mejor gol del año. Fue un honor y me dio mucho gusto por ser el único representante del futbol mexicano.

Durante el ensayo conocí a quien, junto con Ruud Gullit, fue la presentadora del evento, quien por cierto resultó ser una comentarista de Real Madrid Televisión, y me ayudó a redactar el texto del discurso que pronuncié durante la entrega del premio Puskas, tanto en inglés como en español, porque poca gente habló en nuestro idioma, el más bonito del mundo.

Justo antes de acudir a la premiación, mi esposa y yo nos encontramos a Neymar en el estacionamiento del hotel en el que nos hospedamos todos los invitados. Cuando lo vi, le dije: “Mucho gusto en conocerte. Sé que estás muy feliz y contento en el Santos [de Brasil], pero con el debate que hay sobre si irás al Real Madrid o al Barcelona, solamente quiero comentarte una cosa: el Real Madrid es el mejor equipo de la historia y el equipo que realmente te va a encumbrar para toda la vida, así que si tienes dudas, te sugiero que no las tengas, porque el Real Madrid te va a dar todo lo que necesites para ser feliz”.

Además, le comenté que iba a entregar el premio Puskas: “No sé quién va a ganar, porque no soy quien decide, voté, pero no depende sólo de mí, aunque me encantaría entregarte ese reconocimiento”.

Fue una noche muy bonita, de encuentros con mucha gente importante en el futbol del pasado, del presente y del futuro, como Bilardo, Passarella, Butragueño y Zidane, ambos en representación de los cuatro jugadores del Real Madrid del 11 ideal del año (Íker Casillas, Sergio Ramos, Xabi Alonso y Cristiano Ronaldo).

A mi llegada tuve la oportunidad de ver a Pacho Maturana y saludar al presidente Joseph Blatter, quien correspondió, como siempre, muy afectuosamente. También platicamos con Shakira, la invitada especial y colaboradora de los mundiales de 2006 y 2010, con su famosa canción del Waka-Waka.

Pude saludar al presidente del Barcelona, deseándole mucha suerte en su etapa como directivo, y también conviví con Pep Guardiola, quien amablemente les envió su autógrafo a mis hijas.

Felicité y saludé a los jugadores del Barcelona, que igualmente estuvieron en el 11 ideal de 2011: Dani Alves, Piqué, Iniesta, Xavi Hernández y Messi. Todos me demostraron que su calidad como personas y jugadores, contribuye a la grandeza de lo que están consiguiendo con el equipo blaugrana.

Messi, por cierto, también nos regaló su autógrafo dedicado a mis hijas Isabella y Hana, a quienes les hacía mucha ilusión tener la firma del mejor jugador del mundo.

Justo a la entrada del evento, me dio muchísimo gusto ver a un grupo de mexicanos que esperaban ver a los invitados a la gala, desde la alfombra roja.

Dicen que los mexicanos estamos en todos lados, y es verdad. En esta gala, ellos como aficionados, y yo para entregar uno de los reconocimientos.

¡Que te lo digo yo!
05 Enero 2012 04:00:10
Año nuevo austriaco
Austria me trae hermosos recuerdos. En 1996 jugué en ese país, para el equipo de la ciudad de Linz, justo antes de mi retiro como jugador profesional.

Durante esa experiencia disfruté tanto personal, junto a mi esposa, como profesionalmente. Entendí que se pueden combinar ambas facetas.

Siempre he sido sentimental y romántico, por eso quise que mis hijas, Hana e Isabella, conocieran lo que vivimos mi esposa y yo, así que vinimos a Austria a pasar las fiestas.

Así, visitamos Viena y luego hicimos escala en Linz, donde mi esposa y yo tomamos alguna vez clases de alemán.

Linz también fue lugar de encuentro con ex compañeros, con los que hasta ahora mantengo amistad. Nos vimos con Günter y también con Hans, el fisioterapeuta del Linz en ese entonces; con ambos, acompañados de sus esposas, tuvimos la oportunidad de cenar en uno de los restaurantes que tanto nos gustaban, para después pasar la noche del 31 junto a nuestras hijas.

Recibir el Año Nuevo lejos de México, lejos de España, me provocó melancolía, pero en esta ocasión quisimos probar otro estilo, de una celebración diferente a la que estamos habituados.

Hubo momentos sublimes, como bailar el vals del “Danubio Azul” junto a mi esposa e hijas justo al lado del río Danubio y en el momento en que sonaban las 12 campanadas que le daban la bienvenida a 2012.

Nuestro siguiente paso fue visitar la ciudad más antigua de Austria, Hallstatt, que tiene un lago precioso que nos hizo recordar al de Valle de Bravo (sólo que en México no hay nieve y éste estaba cubierto de ella); de Hallstatt nos fuimos a Salzburgo, una ciudad que respira la música clásica por todos lados, además de ser muy futbolera, tanto, que me reuní con otro ex compañero belga, Didier, junto a su esposa, y también con Jurgen, el manager del equipo en ese entonces.

Toda Austria es futbolera, pero Salzburgo tiene un equipo importante, que en algún momento se interesó por mis servicios, pero no se dio la oportunidad (como jugador, porque ahora como director técnico no descarto entrenar a un club de este hermoso país).

Después de Salzburgo fuimos a Attersea, a donde me iba con mi esposa cada vez que tenía un fin de semana o un día libre. Posteriormente viajamos a Innsbruck, una ciudad que me recuerda mis épocas con el Real Madrid cuando disputamos una eliminatoria contra el Tirol; en el partido de vuelta, en el Santiago Bernabéu, igualé a Di Stéfano con cuatro goles, en aquel 9-1, la máxima goleada madridista en la Copa de Europa.

En ese equipo austriaco jugaban Gorosito y Mani Linzmayer, a quien también tuve la oportunidad de saludar en este viaje.

Fue un fin de año melancólico y de mucha satisfacción por el hecho de convivir con mi familia, en estos momentos que hay que disfrutar, valorar y que trascenderán en nuestras vidas.

Carta a los Reyes

Como me sigo sintiendo un niño grandote, mantengo la ilusión y aprovecho este espacio para escribir mi carta a los Reyes Magos.

Queridos Melchor, Gaspar y Baltasar: Les pido que pueda continuar mi carrera como entrenador, con un equipo que quiera trascender, en el cual me sienta ilusionado, respaldado (ah, y en el que no sea traicionado).

También quiero desearles, tanto a México como a España y a todo el mundo, mucha salud, mucha paz y mucha felicidad.
Es algo que siempre deseamos, pero si se lo pedimos a los Reyes Magos, creo que nos pueden ayudar en estos momentos difíciles por los que atravesamos.

Por último, deseo que los deportistas mexicanos entreguen buenos resultados en este 2012, un año importante no sólo para México sino para todo el mundo, porque en verano se celebrarán los Juegos Olímpicos de Londres. Específicamente, en el futbol, deseo que el Tri clasifique para tales Juegos y, en caso de que no lo logren, que no destituyan a El Chepo de la Torre.

¡Que te lo digo yo!

16 Diciembre 2011 04:00:33
La fiera del “Tuca” se puso tigre
Tenemos que felicitar a los Tigres, que después de 29 años y medio consiguieron el tan deseado título del futbol mexicano, primera ocasión que ganan un torneo corto.

En la temporada 1981-82, bajo el mando de Carlos Miloc, el equipo regio consiguió el que era el campeonato más reciente de los Tigres hasta el domingo por la noche.

Por cierto, el primero de los dos títulos que Miloc le dio a los Tigres fue en la temporada 1977-78, cuando Pumas era el vigente campeón y los felinos le ganaron la final a la UNAM. Sin embargo, cabe señalar que no estábamos todos los integrantes de Pumas, pues Muñante (Perú), Cuéllar, López Zarza, Vázquez Ayala y yo no jugamos esa final porque estábamos concentrados previo al inicio del Mundial de Argentina 78. La UANL no sufrió ninguna baja “mundialista” para esa final.

Por eso creo que ese título de los Tigres fue un tanto descafeinado.

Hay que felicitar al Tuca Ferretti, quien tiene 20 años como entrenador, todos en México y ya suma tres títulos con tres equipos diferentes, lo cual habla bien de él.

Hay otros técnicos extranjeros que se hicieron en México que tienen igual o más años que él y no han ganado nada. Si acaso, un título en más de 40 años.

Como jugador lo tuve como compañero y también tiene dos títulos en el futbol mexicano, ambos, por supuesto, con los Pumas. A él ya no se le puede considerar extranjero, porque más bien es un brasileño-mexicanote.

Disfruté con él el título de mi despedida del futbol mexicano, en aquel 1980-81, cuando vencimos a Cruz Azul, curiosamente con un gol de Tuca y otro mío en el duelo de vuelta en CU.

Felicidades a la afición felina, a los Tigres, a su directiva y a Ricardo Tuca Ferretti.

Oportunidad perdida

Todo el mundo esperaba que el Real Madrid aprovechara su calidad de local en el clásico español, porque Barcelona no estaba jugando bien como visitante.

El equipo de Mourinho dejó escapar una buena oportunidad de ampliar su ventaja hasta a nueve puntos de diferencia de los culés.

Ahora, el Madrid va a tener que buscar la manera de arrebatarles a los blaugranas esta campaña el campeonato de Liga, que es el que más valoro por la regularidad.

Si los merengues pueden enracharse de nuevo son capaces de ganar la Champions, porque si acaso se llega a topar con el Barcelona en la final, a un solo partido, como sucedió en la pasada Copa del Rey, el Real Madrid podría vencer a su acérrimo rival.

Es mi deseo e ilusión, pero el Barcelona todavía está fuerte y con ganas de seguir trascendiendo.

El viaje a Turquía

Vengo regresando de Estambul, donde recibí una invitación por parte de la Universidad Mecidiyeköy para aceptar un reconocimiento a varios deportistas internacionales y turcos.

Pasé unos días especiales, no sólo porque se me reconoció como uno de los jugadores más representativos en la historia del futbol mundial, sino porque no conocía Estambul, que es una ciudad preciosa que me hizo recordar, tanto por su ambiente social como por su comida, a mi México querido.

Me hicieron muchas entrevistas. Me preguntaron si me gustaría dirigir en el futbol turco, y dije que por supuesto, porque ese balompié ha crecido mucho, tanto a nivel futbolístico como en infraestructura.

Muchos jugadores extranjeros que han ido a jugar a Turquía siempre se expresan muy bien de ese país, aunque también “sufren” la inmensa pasión que viven ahí sus aficionados.

Ya he comentado que disfruto mucho los reconocimientos que me hacen en México, pero cuando son en otro país los disfruto todavía más, porque eso quiere decir que mi trayectoria ha trascendido, incluso en lugares insospechados como Turquía.

¡Que te lo digo yo!

09 Diciembre 2011 04:00:44
Real Madrid-Barcelona, un platillo suculento
En esta ocasión quiero compartirles a través de esta columna una bella experiencia que tuvimos, mi familia y yo, acá en España, al sur de la provincia de Burgos (Pedrosa del Duero).

Resulta que recibí una invitación por parte de los propietarios de un viñedo de las bodegas “Hermanos Pérez Pascuas”, que está en La Ribera del Duero.

La tercera generación de la familia (José Manuel) fue quien nos invitó, para conocer cómo se hace uno de los vinos más prestigiosos que hay en España y en el mundo.

Esa visita nos abrió los ojos, a mi esposa, hijas y a mí, y nos hizo entender este mundo de la viticultura, que era desconocido para nosotros.

Aprovechamos para degustar, en la zona del Duero, el típico cordero asado, que sería algo así como la barbacoa en México, además, por supuesto, del magnífico vino de la localidad.

Otra de las tradiciones es la morcilla o, lo que es lo mismo, la moronga.

Disfrutamos de una comida deliciosa en esta bodega, por la que han pasado personalidades de la talla de Juan Pablo II, así como el Rey de España y presidentes españoles, como José María Aznar, entre otros.

En Aranda del Duero comimos en uno de los restaurantes de mayor tradición, y ahí repetimos cordero, morcilla y probamos las mollejas. Toda una delicia.

Y de plato fuerte: el clásico

El clásico del futbol español se ha convertido en un clásico mundial. Hay mucha expectación en España, pero también en el resto de Europa, y en América y en Asia y en África y cualquier rincón del mundo. Estoy seguro que será el clásico más visto de la historia.

En estos días me han hecho muchas entrevistas previas al gran duelo. Una de las preguntas recurrentes es cómo se prepara el jugador para un compromiso de esta dimensión.

“¿Qué se sentía antes de un clásico entre Real Madrid y Barcelona?”, me preguntó un periodista español.

Le dije: “Sentía esa motivación y ese deseo de victoria, porque está en juego algo más que sólo tres puntos; está en juego la dignidad y el orgullo”.

Y también está en juego un título, porque dadas las circunstancias del campeonato actual, no es descabellado pensar que si el Real Madrid aprovecha su calidad de local y derrota a los culés, se alejaría a nueve puntos, pues el equipo merengue tiene un partido menos que los catalanes.

Eso dejaría toda la presión al Barcelona, que podría sentir que se le está acabando el reinado de tres años en la mejor Liga del mundo.

También me preguntaron cómo calificaría este encuentro, al que han llamado “El partido del siglo”. El calificativo me resulta muy familiar, porque desde que yo era jugador, siempre que juegan estos dos equipos se dice lo mismo. Así que hay muchísimos partidos del siglo. Hasta gracia me causa.

El año pasado hubo siete partidos del siglo, y pienso que eso desgastó a las directivas, cuerpos técnicos, afición, medios de comunicación y, por supuesto, a los jugadores.

Ahora ha pasado tiempo suficiente como para que este partido sea distinto a los anteriores. Se recomienda a los dos equipos que se preocupen más en lo deportivo; que se olviden de lo extradeportivo para evitar conflictos mayores.

El Real Madrid está colocado como favorito, tomando en cuenta la clasificación y el estado de forma en el que se encuentra el equipo merengue.

El Barcelona va a sufrir mucho para conseguir una nueva victoria en el Santiago Bernabéu.

Por supuesto, existe el morbo que rondará en este encuentro, en el que espero que el vencedor sea el espectáculo, la pasión, la entrega, la emoción, el deporte y, por supuesto, el Real Madrid.

Me gustaría que sea por un resultado abultado pero, siendo realista, creo que el partido va a estar muy cerrado. Aquel que esté más concentrado y despliegue mejor su estrategia es el que se va a llevar la victoria.

Si el Real Madrid juega con la intensidad con la que jugó la final de la Copa del Rey —en la que venció al Barcelona en Valencia— no tengo dudas de que la Casa Blanca festejará un triunfo y se encaminará a la consecución de un título de Liga más. Sería delicioso.

¡Que te lo digo yo!

14 Octubre 2011 03:00:44
Hasta siempre, Oswaldo
Los partidos México-Brasil o Brasil-México siempre van a ser importantes, ya sea a nivel amistoso u oficiales.

Afortunadamente, ahora se consiguió que Brasil viniera a Torreón, en un estadio nuevo y con una despedida para Oswaldo Sánchez.

No sé si deportivamente haya habido buena recaudación, porque en primera instancia se perdió lo invicto; en segundo, se cayó ante un equipo con 10 hombres y en casa.

Se cumplió el compromiso, pero no sé si el compromiso era deportivo, económico, administrativo o social. Lo que sí me queda claro, es que mientras se jueguen muchos partidos contra Brasil, Argentina, España, Inglaterra, Alemania, etcétera, bienvenidos sean, aunque se utilice la imagen de un jugador para promoverlos. Y creo que Oswaldo Sánchez merecía algo más que este partido.

IMPOSIBLE

Recién escuchaba a Emilio Butragueño, quien hablaba en la televisión española a propósito de lo que ha acontecido en los últimos tres años en La Liga: el Barcelona ha conseguido el reinado del balompié ibérico, no sólo por su juego, ni por sus resultados, sino por su trabajo estructural, muy efectivo y que no es resultado de uno, ni de dos, sino de muchos años.

En Barcelona aún se nota la influencia de Johan Cruyff, pues Guardiola es uno de sus fieles seguidores y le ha dado continuidad a esa escuela, que hoy cosecha los frutos de la gloria.

Guardiola ha sabido aprovechar a una generación de jugadores con la misma cultura futbolística, ese estilo de toque, que en algunas ocasiones puede ser tedioso, pero que da resultados. El principio es el toque constante de balón, que va de un lado a otro, en espera del espacio para atacar.

Los recientes títulos del Barcelona, tanto en La Liga como en la Champions, les han dado a ganar muchos aficionados jóvenes, no sólo en España, sino en todo el mundo.

Pero, ¿podrá el equipo blaugrana quitarle simpatizantes al Real Madrid? Imposible. El equipo merengue tiene su propia historia.

Si se ganan títulos, se ganan también adeptos; si se pierden partidos y no llegan los títulos, los simpatizantes disminuyen, porque la gente siempre está con los triunfadores.

En este momento, los gana el Barcelona, pero el Real Madrid sigue siendo el mejor equipo de todos los tiempos. Es el reinado blaugrana… y esperemos que pronto llegue a su fin.

RÉCORD

La selección de España mantiene su estilo y calidad. Contra Escocia, Vicente del Bosque tuvo la tranquilidad de darles oportunidad a jugadores que no son habituales, pensando en posibles bajas.

Jordi Alba (Valencia), quien debutó de lateral izquierdo, destacó y sobresalió, como también David Silva (Manchester City), quien se quejó porque Del Bosque no lo estaba considerando tanto y por no estar en el equipo titular.

España es favorito natural para ganar la Euro el próximo año y, para ser honesto, no veo quién le va a poner enfrente.

¡Que te lo digo yo!
06 Octubre 2011 03:00:27
Te echamos de menos, Burillo
Esta semana estuve presente en un evento que aquí en España es conocido como “el Óscar del futbol”, organizado por el periódico deportivo “Marca”, que entregó el Pichichi a Cristiano Ronaldo, por esos 40 goles que anotó el torneo pasado y con los que rompió mi récord de 38 (temporada 1989-90).

Marca asegura que fueron 41 tantos, argumentando que a CR7 no le acreditaron aquel polémico gol de tiro libre, pero oficialmente son 40 en las cédulas arbitrales.

De lo que sí estoy seguro, es que el récord de haber anotado todos esos goles de un solo toque, va a ser casi imposible que alguien me lo pueda igualar y menos romper, y no sólo en España, sino en cualquier lugar del mundo. Con eso me quedo.

Otros galardonados fueron Messi (Mejor Jugador), Mourinho (Mejor Técnico), Negredo, quien fue pupilo mío en el Almería (Mejor Goleador Español), Valdés (Mejor Portero) y Mateu Lahoz (Mejor Árbitro).

Fue una bonita oportunidad para saludar a ex compañeros, ex entrenadores y ex pupilos, como por ejemplo a Luis Aragonés, quien es mi referente como entrenador, o a Fernando Hierro, quien ahora es director deportivo del Málaga, Emilio Butragueño, Martín Vázquez, Miguel Pardeza, Raúl Martín (actual presidente del Rayo Vallecano), Luis Suárez, Amancio, Zoco y Gento, entre muchos otros.

SALÓN DE LA FAMA

También me gustaría compartir con todos ustedes que el club Pachuca, presidido por Jesús Martínez, y a través de Antonio Moreno, director del Salón de la Fama, me pidió que acompañara a la comitiva conformada por Toño y Luis Baraldi (director de Asuntos Internacionales de los Tuzos) para entregar personalmente a Alfredo di Stéfano la invitación para la ceremonia del próximo 8 de noviembre.

La intención también era entregársela a Zinedine Zidane, lamentablemente el francés, no estaba en Madrid y por ello fue Emilio Butragueño el encargado de darle la invitación a su regreso.

Todo esto se desarrolló, gracias a una cita previa que Antonio Moreno le solicitó a Butragueño, para que Di Stéfano estuviera presente en el “rincón” que los veteranos del Real Madrid tenemos en la “Casa Blanca”.

La ceremonia en Pachuca se llevará a cabo el 8 de noviembre, y por supuesto que estaré por allá (si Dios quiere), pues se trata de un momento trascendental para la historia del futbol mexicano, para la historia del Pachuca y para la historia del futbol mundial. Este Salón de la Fama es avalado por la FIFA, así que por supuesto apoyé a “Toño” Moreno para entregarle la invitación a Di Stéfano, con quien comparto el privilegio de estar en esos primeros 30 elegidos, 15 del futbol mundial y 15 del futbol mexicano.

Sin embargo, debido a su estado de salud, es muy complicado que Di Stéfano pueda hacer el viaje a México, pero grabó un testimonio que será mostrado durante la ceremonia. Se dice contento, agradecido y apenado por no poder estar presente.

LAS DECLARACIONES

Me dio mucho gusto leer que Alejandro Burillo aún está preocupado, porque el futbol mexicano no está avanzando como podría avanzar.

Jorge Guzmán, de “El Universal”, le hizo una muy buena entrevista, en la que el dueño del Atlante da sugerencias e ideas que podrían ayudar a nuestro balompié; creo que prácticamente en todos sus comentarios estuvo acertado, y en algunos, tal vez no tanto, no porque no esté de acuerdo, sino porque le ganó la pasión, como nos gana a todos cuando hablamos de futbol y no estamos satisfechos.
23 Septiembre 2011 03:00:36
Viva la ‘meritocracia’
¡Ajo y Agua!
Hugo Sánchez


Mi viaje de Madrid a Washington lo hice con mucha ilusión. Fue largo y cansado, pero la emoción lo hizo menos tedioso. La llegada a Washington fue con un pequeño retraso: llegamos a las 9 de la noche, tres de la mañana en mi horario español.

Después de una cena rápida, pero sustanciosa, llegó el momento de descansar, porque el siguiente día sería muy intenso, ya que estábamos citados a las 8:15 de la mañana para trasladarnos a la Casa Blanca.

Acompañado en todo momento por mi esposa, hicimos un recorrido muy bonito; la seguridad era muy estricta por los acontecimientos de hace 10 años (el ataque a las Torres Gemelas de Nueva York y a las instalaciones del Pentágono en la capital estadounidense).

Debo contarles que hay que pasar varias puertas y filtros para poder entrar a la Casa Blanca (y lo mismo a la salida); es simplemente un trámite, así que hay que tener paciencia.

Hicimos un recorrido a varios salones y lugares donde hacen reuniones, comidas o cenas con jefes de estado e invitados especiales. Estuvimos también en la sala de prensa, en la que los presidentes de Estados Unidos informan, no sólo de las decisiones que afectan a su país, sino a todo el mundo.

Nos agradó conocer esos lugares que siempre vemos en la televisión. Fue interesante estar ahí. Tuvimos dificultades para tomar alguna fotografía, todo por cuestiones de seguridad, pero sí rescatamos alguna imagen... la queríamos tener de recuerdo.

Nos recibieron los dirigentes que están encargados de atender a los hispanos y latinos que viven en Estados Unidos, y que con esa labor tan importante que han desempeñado durante varios años han conseguido que se mejore el trato y la estancia que se les otorga.

Fuimos citados a las cinco y media de la tarde para ser trasladados al J.F. Kennedy Center, y ahí pude saludar a personajes como Eugenio Derbez, que iba acompañado de su mujer Rossana; a William Levy, a quien no teníamos el gusto de conocer y, por supuesto, a don Roberto Gómez Bolaños Chespirito, acompañado por Florinda Meza, su esposa.

Previo a la ceremonia, nos entregaron unos folletos con la logística del evento y me di cuenta que yo sería el primero en ser reconocido. Cuál fue mi sorpresa que cuando mencionaron mi nombre me di cuenta que tenía que bajar 15 filas (parecidas a las de un teatro) para llegar al escenario, y toda la gente se puso de pie, pues anteriormente habían puesto imágenes de mis goles en los diferentes equipos en los que jugué.

La sensación que tuve en ese momento fue de una enorme alegría y agradecimiento; fue el momento más bonito de este viaje.

Según el protocolo, tendría 45 segundos para mi discurso de agradecimiento. Fue gracioso, pues hay momentos en los que titubeas, no sabes si hablar mucho o no, pero creo que la mejor opción es decir algo corto y conciso, y eso fue lo que hice: agradecí a los miembros de la Herencia Hispana que me otorgaron este reconocimiento, y dije que quería compartirlo con todos los hispanos en EU.

¡Que te lo digo yo!

" Comentar Imprimir
columnistas