Saltillo|Monclova|Piedras Negras|Acuña|Carbonífera|Monterrey|Ciudad De MéxicoEdición Impresa
VIDEO: Crean la cumbia de Alfredo Adame tras polémica pelea Diputado de PAN pide a Sheinbaum presentar proyecto de Cablebús en Chapultepec Citan a comparecer a ex tesorero de Javier Duarte, testigo colaborador de FGR Xiomara Castro se convierte en la primera presidenta de Honduras Gran Premio de Singapur extiende su contrato hasta 2028

Zócalo

|

Arte

|

Información

< Arte

| El montaje reunió a un nutrido grupo de talentos en la danza, canto, música y actuación.

Arte

Transforman leyendas en montajes de teatro; Crean su primer obra

Por Christian García

Hace 2 meses


Producen y dirigen alumnos de PrepaTec un libreto inspirado en historias de Saltillo

Saltillo.-Si algo les debió resultar aterrador a los alumnos de la Preparatoria del Tecnológico de Monterrey Campus Saltillo estos últimos dos meses no fueron los monstruos de Halloween, los espíritus que vuelven a la vida el 2 de noviembre o las leyendas de Saltillo que comenzaron a recopilar para un proyecto escolar, sino saber que ese trabajo era producir su primera obra de teatro.

Bajo el título de Leyendas: Miedos Hasta los Huesos, los alumnos de la clase de Artes y Humanidades sondearon las historias que se cuentan en las calles de la ciudad tales como Mónico y las Brujas, La Taconera, La Casa de las Canicas, La Leyenda del Taxi y La Casa de los Espantos. Estos relatos orales se transformaron, entonces, en pequeñas piezas que combinaron el drama, la comedia, lo tétrico y hasta el musical.

Bajo la guía del director César Alonso Valdés, los alumnos de la escuela se encargaron de darle vida. Entre ellos, especialmente, estuvieron Ana Lucía Niebla, con la dirección artística; Rubén Escudero, en la composición y dirección musical, y Alan Maximiliano, director de escenografía.

Para Escudero, quien además estuvo dentro del comité de escritura del librero, el proceso de conversión de la historia a la dramaturgia fue “investigar bien la leyenda para poner en escena solamente lo necesario, sin necesidad de ir más allá para inventar cosas, sino serle fiel a la historia de Saltillo, a su época, su espacio y su lenguaje”.

Así, el montaje –que duró casi dos meses, según detalló la directora–, pasa de una historia a otra en pequeñas piezas que igual cuentan la historia de un joven que lleva a una chica hasta la puerta de su casa solo para, después, darse cuenta de que es un espíritu, hasta un relato en el que dos jóvenes compran una malbaratada mansión que, de pronto, se revela como el hogar de una serie de apariciones de tiempos remotos, en los que la muerte permea las paredes.

 

La clásica historia del ‘ride’ a un espíritu tuvo su versión musical.

 

Aprendizajes

Leyendas se revela como el producto de jóvenes que inician un trabajo con el desconocimiento, pero también con la curiosidad de crear, de plantear un proyecto que conjugue cantantes, bailarines, actores y músicos para mostrarlo al público.

Para Niebla, esta producción “no fue realmente difícil, sino interesante. Sobre todo en el hecho de darle a los actores las herramientas para que pudieran crear el personaje que les tocó representar; sobre todo porque la mayoría son personas sin experiencia en el teatro. Entonces verlos crecer, ayudarlos y darles consejos, fue lo mejor”, explicó.

Para Escudero, en cambio, esa forma de trabajar en comunidad tiene su traspolación a la metáfora de la música, pues apunta que para él lo más difícil fue “componer las melodías específicas para cada leyenda, componer el score, líneas para los instrumentos y de ahí, ensamblar toda la música. Además somos todos alumnos del Tec, y por eso no tenemos ningún músico profesional, aunque los que trabajan en la compañía del Teatral del Tec sí nos apoyaron”.

Para el trío de alumnos, esta nueva experiencia les dejó muchas enseñanzas. Entre ellas están las que comentó Niebla, pues para ella “tratar a la gente, dirigir algo de una magnitud así de grande fue, también, saber que estoy en un papel en el que logré ser una persona que puede dar las indicaciones para dirigir. Creo que aproveché esa área de oportunidad”.

Maximilano, en cambio, encontró que “nada es imposible de resolver, como me mostró la obra. Porque pueden faltar 10 días o 10 segundos y el problema que se presente se tiene que resolver, porque es factible hacer algo magnífico”, mientras que para Escudero, la enseñanza principal está en “aprender a llevar un producto artístico de la idea a algo concreto. Algo que pueda presentarse, estar ahí”.

Notas Relacionadas

Más sobre esta sección Más en Arte

Hace 9 horas

Vuelve la obra de pueblos originarios a Bellas Artes; inauguran Disrupciones Indígenas

Hace 22 horas

Elena Poniatowska denuncia robo de cuadro de Nahui Olin y señala indiferencia por parte de las autoridades

Hace 1 dia

Niega Sec falta por uso de sarape en marca japonesa

Hace 1 dia

Guiará la pospandemia y el pospatriarcado a la UNAM

Hace 1 dia

Invita Sec Saltillo a tianguis cultural

Hace 1 dia

Imaginan un metaverso en la virtualidad

Hace 1 dia

Gasta SC 5 millones de pesos en pasarela de moda indígena

Hace 1 dia

Premiará Sharjah libro infantil en la FIL Guadalajara

Hace 1 dia

‘Revivirá’ la artista Marina Abramovic sus muertes

Hace 1 dia

¿Es tiempo de eliminar el acento gráfico?

Hace 2 dias

Incumple marca nipona en utilización de diseños tradicionales del sarape

Hace 2 dias

Tejen escritoras su telaraña de maternidades disidentes