Tags: separos, ramos arizpe, coahuila


Ramos Arizpe.-Familiares de las decenas de detenidos que cada fin de semana terminan en los separos municipales, así como quienes los visitan, exigieron a las autoridades pertinentes atender las pésimas condiciones en que se encuentran las celdas de este municipio debido a que la falta de atención las ha convertido en verdaderos muladares que ponen en riesgo la salud de quienes son internados.

En medio de chinches, piojos y otros parásitos es donde tienen que dormir los reos en lo que esperan que su situación legal se aclare, pero en lo que eso sucede, llegan a verse en una precaria situación compartiendo un reducido espacio.

No son pocos los que se han quejado de que salen con picaduras de insectos, además de que los fuertes olores a orines y otros fluidos corporales están impregnados en los cuartos, a los cuales les falta la ventilación adecuada.

Ante esta problemática, familiares de los detenidos, quienes prefirieron mantenerse en el anonimato, urgieron a la Dirección de Seguridad Pública Municipal a mejorar las condiciones de los emparrillados a donde llegan los detenidos.

Del mismo modo, hicieron un llamado para que las autoridades se mantengan al pendiente en cuanto a las medidas de seguridad e higiene de estos lugares.

Cabe señalar que similar situación se presenta en Saltillo y Arteaga.