Tags: salillo, paleontologia, museo del desierto, museo del desierto, héctor rivera, dinosaurio


México.- Durante el periodo cretácico, que comenzó hace unos 165 millones de años y terminó hace 65 millones de años, la mayor parte de México era mar, a excepción de una porción continental en el norte del País.

En esa zona habitaron varios tipos de dinosaurios, y entre ellos una especie de nodosaurio (género caracterizado por una coraza o armadura en el lomo) conocida ahora sólo como "espécimen B", y nueva para la paleontología.

Fue en el norte de Coahuila donde investigadores del Museo del Desierto de Saltillo encontraron los restos, no sólo de esta nueva especie, sino de muchos otros dinosaurios.

El doctor en paleontología Héctor Rivera informó que se han encontrado cerca de 15 especies, de las cuales seis han sido identificadas.

La razón por la que este nodosaurio aún no tiene un nombre específico es porque posee ciertas características que lo hacen diferente al resto de su especie, señaló, lo que lo convierte en un hallazgo para la paleontología no sólo en México y América Latina, sino en el mundo.

"(Es diferente) por la edad y por los restos encontrados, uno es un hueso de brazo, que tiene como característica que es mucho más prominente en uno de sus lados que la de los otros dinosaurios acorazados que se han descubierto en Norteamérica", explicó Rivera, quien hace su investigación en el Museo del Desierto, donde se encuentran los restos del nodosaurio.

"Y la otra (característica) es una espina grande que a primera vista parecería un cuerno de otro dinosaurio, sin embargo, por las características de la base y por las características de la irrigación sanguínea, que nada más se presenta de un lado y no del otro, indica que es una espina también, diferente a cualquier otro dinosaurio armado también del cretácico tardío de Norteamérica".

La mayoría de los restos de nodosaurios se encuentran en el norte de Estados Unidos y Canadá, y datan de hace 75 millones de años, pero los fósiles del "espécimen B" parecen ser de hace unos 78 millones de años.

Como la zona norte de Coahuila empezó a explorarse por expertos del museo hace apenas unos 10 años, los restos encontrados ahí serán completamente nuevos para el registro de los fósiles de México.

Ya en esa zona, en el 2007, investigadores del museo encontraron restos del edmontonia, un dinosaurio que también pertenece a la familia de los nodosaurios y al que se le puso por nombre "Sofy".

"Como paleontólogo es algo muy interesante poder encontrar una pieza que nos pueda ayudar a entender mucho más del pasado de México", expresó Rivera.

"Sentí mucha alegría por poder encontrar un espécimen de estos dinosaurios los cuales son muy elusivos para la ciencia, para la paleontología no es común encontrarlos, y por otro lado, poder saber que podemos encontrar otros dinosaurios nuevos para México".