×
NOTAS MATUTINAS MÁS LEÍDAS
hace 8 años
[Cuatro Ciéneg

Investigan especies únicas

Cristal Romo

Jóvenes científicos recorren el balneario natural de Ciénegas para estudiar las bacterias y su interacción en el ambiente

Imprimir
Cuatro Ciénegas, Coah.- Las cristalinas y frescas aguas del Río Los Mezquites permiten ver su profundidad y la belleza de sus habitantes, pero más allá de lo que se percibe a simple vista existen seres vivos que han logrado capturar la atención de científicos y estudiantes en todo el mundo, las diminutas bacterias y su infinita grandeza.

Maravillas que capturaron la atención de dos estudiantes de la School of Life Sciences en Arizona State University, Jessica Corman y Drew Bryck, quienes inspirados en las investigaciones de la doctora en Ecología Microbiana de la UNAM, Valeria Souza, llegaron a Cuatro Ciénegas y su balneario natural Río Los Mezquites, para comprobar su hipótesis acerca de la interacción de las bacterias y el ambiente.

El objetivo de esta pareja de universitarios es estudiar los ciclos interactivos entre las bacterias o estromatolitos, que se alimentan de fósforo y aquellos que lo hacen con carbono, y observar el cambio de valor en los nutrientes, y han destinado hasta el 31 de agosto para lograr su cometido.

“Queremos adentrarnos en el DNA, que es la huella del pasado, revisar a través de él, el efecto que pueden causar los estromatolitos con mayor fósforo o carbono y sus reacciones en el agua” apuntó Corman.

Advirtió que las especies únicas en el mundo que habitan el lugar y que se contemplan como el inicio de la vida son fuente de inspiración.

“Los estromatolitos inventaron la fotosíntesis, pescan la energía del sol y la mueven hasta los átomos de carbono y liberan oxígeno cambiando el rumbo del planeta” comenta sonriente.

Plantada a la orilla del río y emocionada por los numerosos contenedores de muestra que colocaron en el fondo de la corriente, Corman asegura que su hipótesis le permitirá también establecer la interacción entre la existencia de bacterias que se alimentan de carbono y la existencia del mismo en el aire de la población.

El fósforo es algo preciado para este estudio “porque hay poco fósforo en el agua como hubo en el Cámbrico temprano o precámbirco, hace más de mil millones de años, porque las rocas que rodean el agua de Ciénegas secuestran el fósforo” dijo.

Felices de realizar el viaje y de encontrar una hospitalidad inmejorable en el dueño del destino turístico, Roberto Arredondo, Corman y Bryck, continúan con sus investigaciones que les ayudarán a terminar sus estudios de doctorado y posgrado, respectivamente, para finalmente aportar su granito de arena a esta gran incógnita del inicio de la vida.


TAGS RELACIONADOS:
Imprimir
te puede interesar
[Nacional]
hace 20 horas
[Liga Mx]
hace cerca de 21 horas
[Desarrollo Rural]
hace 10 horas
similares