×
NOTAS MATUTINAS MÁS LEÍDAS
hace 10 años
[Cocina]

Jaime Oliver cocina para ricos y pobres

El Universal

El pasado 1 de abril, Jamie Oliver cocinó para la reunión del grupo del G-20 en la residencia oficial del primer ministro del Re

Imprimir
México, D.F.- El pasado 1 de abril, Jamie Oliver cocinó para la reunión del grupo del G-20 en la residencia oficial del primer ministro del Reino Unido, Gordon Brown, quien eligió al joven chef gracias a que sus recetas ofrecían un precio asequible y un producto de calidad, así logró evitar una abultada cuenta que pudiera haber despertado las críticas de la opinión pública.

Tal acontecimiento reflejó al 100% el estilo culinario por el que Oliver es reconocido internacionalmente, pues este joven británico es todo un maestro en crear platillos deliciosos, nutritivos y, si es posible, baratos.

Para la reunión de los 20 países más desarrollados del orbe, Jamie decidió incluir ingredientes procedentes de cada uno de los rincones de las islas británicas para que los jefes de estado conocieran la poco explorada riqueza gastronómica de la Gran Bretaña.

Jamie basó el menú en alimentos orgánicos, característica que lo ha acompañado desde el inicio de su carrera y de la que se ha valido para desarrollar diferentes proyectos que han transformado la forma de comer de las personas, sobre todo, en su natal país.

Oliver ha sido la estrella de más de 15 programas de televisión dedicados a la cocina, pero no de la forma acostumbrada, sino con un giro propositivo que fomenta la sana alimentación, sin perder un ápice de sabor.

Recientemente, el chef, de 34 años, anunció el lanzamiento de un nuevo proyecto en el que recorrerá las ciudades “menos saludables” de Estados Unidos para ayudar a la población de aquel país a adquirir mejores hábitos en la alimentación, según un reporte del diario The Hollywood Reporter.

El reality show será transmitido por la cadena ABC, quien ya ha ordenado seis episodios de la serie que aún no tiene título ni fecha de estreno. Además, será producida por el conductor Ryan Seacrest, estrella del programa “American Idol”.

Durante una emisión radiofónica de Seacrest, se habló de uno de los éxitos de Oliver, School Dinners, serie dedicada desde 2004 a impulsar a las instituciones educativas de la Gran Bretaña a preparar almuerzos más sanos para los estudiantes.

La reacción de los radioescuchas fue positiva y Ryan decidió contactar a Jamie, quien ya había expresado su deseo de realizar algo parecido en territorio estadounidense.

Por su parte, Oliver declaró que este proyecto se convertiría en “el reto más grande e importante que ha tenido que enfrentar en su vida”, añadiendo que su mayor objetivo es “el plantar la semilla que permita a las personas generar un cambio en su rutina y bolsillo”.

Actualmente, el joven cocinero se encuentra buscando la ciudad adecuada para comenzar, donde llevará a cabo su labor dentro de escuelas, lugares de trabajo y avenidas en general. Asimismo, los residentes aprenderán a utilizar los recursos locales para generar un cambio en su alimentación.

La ejecutiva de la ABC, Vicki Drummer, señaló que la cadena quedó fascinada con Jamie cuando éste fue invitado a participar en una de las emisiones especiales del Oprah Winfrey Show, por lo que no dudaron en aceptar la propuesta de Seacrest.

La efectividad de las campañas televisivas del chef también han sido clave en la apuesta que mantiene con la ABC.

A principios de 2009, un estudio independiente realizado por el Institute for Social and Economic Research reveló que los niños de 11 años de edad que consumen las recetas preparadas por Jamie en School Dinners mejoraron en un 8% su rendimiento escolar en materias como ciencia e inglés.

El análisis se llevó a cabo, principalmente, en escuelas de la población de Greenwich, al sur de Londres, donde se contó con la participación de más de 13 mil niños, según informó el sitio timesonline.co.uk.

Los alumnos ingirieron los platillos de Oliver durante 12 meses y los resultados fueron comparados con la población escolar de siete colegios londinenses que no entraron en el programa de School Dinners.

Los menús ideados por el cocinero incluían alimentos ricos en hierro, mineral que aumenta la capacidad de concentración, tales como vegetales verdes, leguminosas y carne de res.

El carisma de este chef británico lo ha llevado a crear todo un emporio a su alrededor, el cual incluye blogs, libros, revistas, restaurantes —Fifteen y Jamie’s Italian—, programas de televisión —The Naked Chef, Jamie’s Kitchen, Oliver’s Twist y Fowl Diners, entre otros— y hasta su propia compañía productora llamada Fresh One.

De hecho, esta empresa ha creado uno de lo mayores éxitos de Jamie, el reality llamado Ministry of Food, donde enseña a los británicos a preparar recetas sencillas que los alejen del consumo de la comida rápida.

La serie fue galardonada recientemente con el prestigiado premio Royal Television Society Award a la mejor campaña televisiva; además, ha recibido otros reconocimientos como el BAFTA que otorga la Academia Británica de las Artes Cinematográficas y de la Televisión, compuesta aproximadamente por 6 mil 500 miembros.

Por supuesto, la calidad humana que le caracteriza se ha visto reflejada en cada uno de los proyectos emprendidos por Oliver, quien afirma que su éxito es “una rara combinación entre buena suerte y arduo trabajo”.

En el caso del feudo Fifteen, además de un restaurante, se trata de una empresa social cuyas ganancias están dirigidas a una fundación homónima que busca darle una segunda oportunidad a jóvenes de escasos recursos. La comida en Fifteen es servida y preparada por los propios chicos.

El diario The Sunday Times lo incluyó en su lista de los británicos más acaudalados y en abril de este año Jamie logró incrementar su fortuna al firmar un contrato con las vajillas Churchill por un estimado de 40 millones de libras (865 millones de pesos).

A pesar de su enorme fortuna, Jamie continúa enfocándose en las necesidades de la gente con novedosas ideas que originen bienestar a largo plazo.

Jamie Oliver nació en mayo de 1975 y creció fascinado por la actividad que se llevaba a cabo en el restaurant que su padre poseía.

A los ocho años lo dejaban pelar papas y a los 11 ya cocinaba vegetales, por lo tanto, no era de sorprender que tuviera claro el camino que seguiría.

Sus cocineras favoritas son su madre y abuela, de quienes no puede resistir el asado de carne y el pay de limón; sin embargo, admira el trabajo de chefs como Richard Mandalay y Jason Fleming.

Jamie dice que la inspiración para crear nuevas recetas le viene de antiguos libros de cocina, del huerto que mantiene en el patio trasero de su casa y de su familia. En el 2000 se casó con Juliette Norton, madre de sus tres hijas: Poppy, Daisy y Petal.

Al comenzar su carrera profesional, Jamie trabajó para el restaurante River Café, lugar del que guarda grandes recuerdos y con toda razón.

Este feudo fue testigo de su primera aparición ante las cámaras, ya que un documental era filmado en honor al lugar. El carisma de Jamie captó la atención del director y el entonces ayudante de cocina apareció en varias escenas del reportaje.

Un día después de salir al aire, Oliver recibió llamadas de cinco compañías productoras que le ofrecían protagonizar su propio show culinario y citando las palabras del propio Jamie: “El resto es historia”.

TAGS RELACIONADOS:
Imprimir
te puede interesar
[Seguridad]
hace cerca de 12 horas
[Del Río]
hace cerca de 12 horas
[Piedras Negras]
hace cerca de 12 horas
[Coahuila]
hace cerca de 12 horas
[Coahuila]
hace cerca de 12 horas
similares