Saltillo|Monclova|Piedras Negras|Acuña|Carbonífera|TorreónEdición Impresa
Se reúnen legisladores de EU con el dalái lama pese a críticas de China Encuentran sin vida a persona reportada como desaparecida en Zaragoza, Coahuila Activa Federación más de 6 mil refugios por ciclón ‘Alberto’ Tele Zócalo Nocturno / 19 de junio de 2024 ‘Me beneficié de la 20/11’: Andrés Guardado comentó sobre el debut profesional

Zócalo

|

     

Opinión

|

Información

< Opinión

 

Coahuila

3×1 en debates; Piedras Negras, el más decente

Por Luis Carlos Plata

Hace 1 mes

Si el de Saltillo fue de primera división (es un decir) y el de Torreón una semana después, de segunda, los debates organizados a tropezones por el Instituto Electoral de Coahuila el domingo pasado se situaron en una tercera categoría. Y como agravante: al 3×1.

Concurrentemente Piedras Negras, Monclova y Sabinas tuvieron encuentros entre sus candidatos a Presidente Municipal en un formato apresurado y forzado, con escasa diferencia de horas entre sí.

La ironía: economía de recursos, técnicos y humanos, para un organismo que gasta 600 millones de pesos anuales en preparar una elección local aunque no puede invitar a cinco personas al mismo tiempo a debatir en cualquiera de sus múltiples instalaciones.

Como si se tratase de una sesión en Zoom durante la pandemia, aquello se redujo entonces a una presentación virtual anodina propia de la época del confinamiento.

La actividad cumple, sin embargo, con una función: hacernos creer que “la nueva normalidad” es lo mismo, pero en distinto envase. En este caso que si los candidatos van a plantarse a leer frente a un atril, da lo mismo que lo hagan desde la sala de su casa en shorts, mientras no se vean estos en la cámara del celular. Y no, no es lo mismo. Incluso se demostró en su día: el aprendizaje jamás será igual por vías digitales que presencialmente.

Si la interacción durante un debate presencial con los lineamientos aprobados por el IEC es prácticamente nula, en una plataforma digital se reduce a nada. Particularmente cuando un moderador controla vía remota los canales de comunicación y puede apagar audio, o cortar video, a discreción.

Por otro lado, el hecho de empalmar agendas de tres municipios desvaloriza los eventos por separado, reduciéndolos a mero compromiso por salir al paso de las críticas debido a la falta de promoción de la participación ciudadana.

Como esfuerzo es mejor eso a nada, pues no se puede descalificar a priori todo. De tal forma centrémonos en el más serio y observado de los tres: Piedras Negras, focalizado exclusivamente en la exposición, no en el historial de sus aspirantes.

Como ganadora se puede valorar a Úrsula García, del PAN, quien hizo críticas puntuales a casi todo, y proposiciones basadas en números, con cierto desarrollo, fungiendo extrañamente como ariete contra la Alcaldesa en funciones y el PRI (ninguna contra Morena ni el Gobierno federal, por cierto) pese a existir una alianza entre ambos partidos en el plano nacional.

No hubo efectos ni artificios; ni siquiera escenografía. Discreto uso de láminas. Por un lado Anselmo “Chemo” Elizondo defendió la bandera de la innovación enarbolada por Movimiento Ciudadano, y por el otro Raúl Tamez Robledo la ecología que abandera el Partido Verde. Posiciones centradas, sin aspavientos, congruentes con la plataforma que dicen representar dichos institutos políticos.

Ambos incluso se sometieron a un análisis antidoping el lunes por la mañana, acudiendo al reto lanzado por el candidato del Verde al calor de la contienda. Justo es decirlo: se trata de la segunda elección municipal consecutiva donde sale a cuento el tema del dopaje (y la segunda también en la que participan Norma Treviño vs. Jacobo Rodríguez).

Norma, por su parte, mantuvo una participación muy televisiva, diversificada en minispots para cada ronda programática, salpicados con datos y propuestas. Su apuesta no puede ser distinta en su condición de actual Alcaldesa: que se mantenga el statu quo (o sea ella misma) con el respaldo del Gobierno estatal.

Jacobo, por su parte, lució gris y de su intervención variopinta, sin una identificación concreta en el espectro político pese a representar a Morena-PT, llama la atención un planteamiento: crear una constructora propia para el Ayuntamiento (la cual, eventualmente, ejecute sus propias obras). No sólo el antecedente ha fallado ya en el pasado, como es el ejemplo de la Administración morenista de Múzquiz, pionero de la ocurrencia, sino que ha operado allá sin transparencia durante todo 2024.

Ahí mismo, por cierto, la familia de Jacobo ha desarrollado la mayor parte de la obra pública en los dos primeros años del trienio encabezado por Tania Flores.

Guardadas las proporciones entre municipios, una iniciativa como esa empequeñecería a Piedras Negras, antes que permitirle ahorros de presupuesto, pues no es la misma dimensión de infraestructura que requiere uno y otro municipio.

Más fácil: Piedras Negras no es Múzquiz ni necesita “el modelo Tania” de nuevos conflictos donde no los hay.

 

Cortita y al pie

Si bien cualquier live de Instagram reúne más visitas e interacciones, 14 mil personas lo vieron por Facebook y 3 mil 300 más por YouTube; es decir, idénticas cifras a las que reportaba el debate de Torreón a 24 horas del ejercicio, sólo que La Perla de La Laguna tiene 720 mil 848 pobladores y la ciudad fronteriza 209 mil 456 habitantes (con datos de 2020, el último censo).

Eso significa que a 8 de cada 100 nigropetenses les interesó, audiencia más alta, a comparación de Saltillo (4 de cada 100) o Torreón (2 de cada 100).

 

La última y nos vamos

Ahora bien, cuántos coahuilenses vieron 5 horas completas de debates el domingo. Quizá se cuenten con los dedos de una mano.

Si usted los vio, o en algún momento de su vida por insomnio tiene planes de verlos almacenados en las cuentas de YouTube y Facebook del IEC, único transmisor y difusor, puede que llegue a un par de conclusiones debido al pobre nivel: “el arte de la conversación está muerto, y pronto estarán muertos casi todos los que saben hablar”. Y una más: “Todo lo que una vez fue vivido directamente se ha convertido en una mera representación”.

Esto no lo dice quien esto escribe, sino el francés Guy Debord, en su libro La sociedad del espectáculo (1967). Hace 57 años.

P.D. El próximo jueves en este mismo espacio, si la ocasión lo amerita, el análisis de los debates de Monclova y Sabinas.

 

Más sobre esta sección Más en Coahuila

Hace 17 horas

No a la dieta

Hace 17 horas

Primeros cambios

Hace 17 horas

Enredos con rumores