Saltillo|Monclova|Piedras Negras|Acuña|Carbonífera|Monterrey|Ciudad De MéxicoEdición Impresa
‘Congelan’ contratación de médicos cubanos en México: juez admite amparo Sacerdote es sentenciado a 34 años de prisión por abusar de una menor en Ciudad Juárez Alex Fernández se equivoca al interpretar el himno nacional en la Final de la Liga MX Acusan a ejecutivos de Microsoft de abuso verbal y acoso ‘Nunca le he ido a ningún equipo, pero ahora soy del Atlas’; Canelo Álvarez

Zócalo

|

Arte

|

Información

< Arte

| Arturo Fuentes explora los límites de lo sonoro y lo escénico.

Arte

Da Arturo Fuentes sonido a la incapacidad de vernos

Por Agencia Reforma

Hace 4 meses


Compone una pieza inspirada en la novela Ensayo sobre la Ceguera para conmemorar el centenario del escritor

Ciudad de México.- A partir de Ensayo Sobre la Ceguera, novela de José Saramago en la que el mundo, presa de una pandemia, cae en la oscuridad, el compositor Arturo Fuentes (México, 1975) construye una obra de teatro musical protagonizada por una mujer, la única inmune.

En la historia, los enfermos, todos ciegos, son recluidos en centros a cargo de militares. Ella es encerrada también, toda vez que ha mentido para poder acompañar a su esposo; finge sufrir el mal para sobrevivir.

El proyecto de Fuentes, titulado Cegueira, es impulsado para conmemorar el centenario del Nobel portugués de Literatura, nacido el 16 de noviembre de 1922.

La obra hace eco de lo propuesto por Saramago: “Somos ciegos que, viendo, no ven”. Y el músico, en entrevista, se interroga: “¿Fingimos no ver nuestra realidad para hacer más leve nuestra existencia?”.

Un factor no presente hace tres años cuando comenzó a idear Cegueira es la actual pandemia por Covid-19. Como en la novela de Saramago, esta trajo el encierro y la incertidumbre del contagio.

Como en La Habitación de Carlota, principio de una trilogía sobre mujeres, el compositor eligió a la mujer inmune como protagonista, papel que será interpretado por la soprano y actriz Raquel Camarinha.

La mujer que puede ver me parecía que otra vez entraba en un rol sicológico como los que he manejado en mis otros teatros musicales y óperas. Ahora esta mujer que puede ver, que no tiene nombre, es la que es punta de toda la dramaturgia y nos metemos literalmente a ver lo que ella veía y también lo que ella escuchaba. Estamos en el mundo de la persona que puede ver en un mundo de ciegos”, dice Fuentes, también libretista de la puesta.

El final del teatro musical se aparta del libro de Saramago porque la mujer también terminará ciega, un final trágico como un llamado a “agudizar nuestra visión, a afinar la sensibilidad, poder ‘ver’ en el sentido más místico, filosófico y humano”, subraya el compositor.

Desde el origen del proyecto escénico, junto al percusionista Miquel Bernat y el Drumming Percussion Group de Porto, un referente de la música en Portugal, con quienes ya ha colaborado, Fuentes optó por escribir para voz y cuarteto de percusiones.

El compositor establece que, a nivel escénico, la percusión representa el encierro.

Siempre lo vi como estas jaulas de fierros, de pieles, platillos, metales, y me hacía sentir una especie de jaula en que estas personas vivían; la percusión a nivel escénico representa el encierro o los callejones sonoros por los que van los ciegos”.

Cuando una persona es ciega, agrega el músico, se basa en el sonido, se realza el sentido del oído.

Al empezar a trabajar la música, decidió que en algunas partes los músicos tocarán en completa oscuridad, como si fueran ciegos.

Fuentes planea montar un set de percusiones para ser parte de la escenografía.

En lo musical, incluye un guiño al fado portugués, de la que Camarinha es una destacada intérprete.

En Cegueira imprime un estilo barroco a la obra, con “melodías de la voz que hacen contrapunto con las percusiones y que se transforman en ruidos de la voz, ahogados, secos, nerviosos”, señala.

Esta pieza que se estrenará en otoño, se inscribe en la nueva etapa de Fuentes, más inclinada a “ver la melodía, la armonía y el ritmo” y salir de los parámetros académicos de la música contemporánea.

Fuentes mismo dirigirá la escena, donde ha dispuesto un escenario lleno de sábanas blancas de las camas de los ciegos en cautiverio, “creando una textura blanca y lechosa, como la ceguera que describe Saramago en su libro”, señala.

Por varios pasillos, marcados por cuerdas gruesas, camina la soprano y actriz. Corresponden a las cuerdas descritas por Saramago en su novela.

Las maletas de viaje sobre el escenario son el equipaje de los ciegos llevados a los centros de reclusión, y remite a las valijas de los judíos deportados a los campos de concentración durante la Segunda Guerra Mundial.

A través de altavoces se dan indicaciones a los ciegos, mientras que al fondo del escenario se ubicará una estructura metálica para representar el encierro de la protagonista.

Ya se cuenta con una versión de cámara de la obra, que se estrenará en el otoño de este año.

Notas Relacionadas

Más sobre esta sección Más en Arte

Hace 18 horas

Rompe exposición el canon desde este país hasta Chile; crean muestra conjunta

Hace 18 horas

Invitan a conocer viaje visual de Tina Modotti, repasarán su legado

Hace 18 horas

Mezclan los sentidos con instalaciones; destacan regios

Hace 18 horas

Venden en Nueva York patrimonio, subastan piezas arqueológicas procedentes de México

Hace 1 dia

¿Alcaldía sabe lo que es arte? Critican decisión de borrar rótulos en CDMX, lo llaman clasista y racista

Hace 1 dia

Muere Eduardo Lizalde, importante poeta y ensayista mexicano, a los 93 años

Hace 1 dia

Relata Francisco Serratos el terror del Capitaloceno

Hace 1 dia

Da Pedro Reyes un regalo a Manhattan

Hace 1 dia

Invita Conarte a vivir su verano

Hace 1 dia

Prepara Alex Mercado obra en la que dará a López Velarde gran ritmo de jazz

Hace 1 dia

Invade el grafiti de Banksy a chilenos

Hace 1 dia

Devuelve Francia más de 900 fósiles robados a Brasil