Saltillo|Monclova|Piedras Negras|Acuña|Carbonífera|Monterrey|Ciudad De MéxicoEdición Impresa
La SIP urge a AMLO frenar violencia contra periodistas en México Alza de tortillas es por factores mundiales, Guerra en Ucrania es una de las causas: analistas Despega con Chuchuy / 16 de agosto de 2022 Tele Zócalo Matutino / 16 de agosto de 2022 Imposible el rescate; suplican familias no los dejen sepultados

Zócalo

|

     

Opinión

|

Información

< Opinión

 

Coahuila

El agua se agota ¡cuidémosla!

Por Cholyn Garza

Hace 2 meses

Nuestro país atraviesa por una condición de sequía alarmante para algunas ciudades.  Hay lugares donde a pesar del anuncio de posibilidad de lluvias, éstas no llegan.  El campo está sufriendo las consecuencias de la ausencia del vital líquido y resulta verdaderamente preocupante.

No hay duda de que nadie sabe lo que tiene hasta que lo ve perdido.  Esto es en todo.  Se cometen excesos al disponer de ciertos elementos o servicios que son necesarios en la vida diaria.  

Con conocimiento o sin él, nos dejamos llevar por razonamientos erróneos y destructivos que tarde o temprano traerán consecuencias.

Recuerdo en mi niñez, la preocupación en las personas mayores cuando no llovía.  Los niños de esa época, no alcanzábamos a comprender del todo esa inquietud de madres y abuelas que las llevaba a cuidar el agua.

No había programas ecologistas, sin embargo, en la escuela nos enseñaban a cuidar y a respetar todo aquello que significaba beneficio para todos. No se diga en el hogar, para eso estaban la mirada vigilante de las mamás y en ocasiones, las de las abuelas para indicarnos lo que no deberíamos hacer.

Una advertencia que se escuchaba con mayor frecuencia era la de: “No dejes la llave abierta”. Así nos iban educando con observaciones.

Quizás no alcanzábamos a comprender del todo la sabiduría de nuestros mayores, ese sentido común que empleaban en todo momento para conducirnos, pero ¡cuánta razón tenían! Sus advertencias eran de cierta manera, una forma de enseñarnos a valorar, a cuidar lo que era parte de nuestro futuro.  Del futuro de la humanidad si nos referimos al agua, el vital líquido.

La lluvia ha sido siempre una bendición para el campo.  No obstante, la escasez del vital líquido ha causado un grave problema en otras zonas donde la sequía persiste.  Es maravilloso ver florecer los campos y tristeza, por otra parte, ver la aridez en otras tierras. 

La ciudad de México, a pesar de que, en temporada de lluvias, llueve un día sí y otro también, hay colonias que sufren por la ausencia del vital líquido. Colonias pobladas donde el rezago en instalación de servicios se incrementa.

De unos años a la fecha se observa el crecimiento desproporcionado en un buen número de ciudades de nuestro
México. 

El establecimiento de grupos sociales que fueron llegando a algunas ciudades y se fueron apropiando de espacios, ha sido una de las causas de ir modificando la distribución de recursos naturales.

Señales de insuficiencia de agua había; sin embargo, no se tomó en cuenta en su momento.  Al llegar como “paracaidistas” grupos nuevos a seguir poblando las ciudades haciendo énfasis a una necesidad real por sus condiciones de pobreza, estaba el mensaje claro de crear viviendas, ofrecer servicios y todo lo que se requiere para
subsistir.  

No se detuvo a tiempo el avance desproporcionado de los nuevos pobladores.  No se hizo en su momento como tampoco se está haciendo
ahora. 

Las ciudades tienden a crecer, estoy de acuerdo, pero considero que debe hacerse de manera ordenada. De lo contrario, las consecuencias de los errores vendrán a corto o mediano plazo.  

La parte económica es ¡por supuesto! muy importante en el auge y crecimiento de cualquier ciudad.  Sin embargo, la instalación de ciertas empresas en ocasiones no resulta de gran rendimiento para la población.  ¿Por qué?  Porque si bien la utilidad es laboral al dar empleo a un número determinado de personas, también hay que ver el tipo de empresa o negocio que va a instalarse.

Se debería poner en una balanza siempre los beneficios y los posibles daños.

Es muy triste observar ríos secos, acequias que ya no llevan agua que un día fuera utilizada para el riego de parcelas.  El ganado se muere ante la amenazante sequía y un clima extenuante en el norte de
nuestro país.

¿La razón de la escasez de agua en ciertas zonas?  Se comenta desde hace ya un buen tiempo que ha sido la sobreexplotación de los mantos
acuíferos.

¿Quién o quiénes se han beneficiado con esa sobreexplotación? ¿A quién o quiénes corresponde frenarla? 

Creo que el sentido común falló en quienes debieron cuidar de un recurso que es vital para la sobrevivencia humana.  Debemos participar más en el cuidado del agua.  Digamos NO al derroche; al desperdicio que se hace por fugas caseras o porque hay quien se “roba” descaradamente el agua a través de conexiones “hechizas”. 

Son diversos los factores que están llevando a padecer la falta de agua. En algunas ciudades están racionando ya su consumo.  Sería muy bueno que nos  “pongamos las pilas” y actuemos con responsabilidad. Tengamos presente que el agua es vida y se está agotando
¡Cuidémosla!

Notas Relacionadas

La grandiosa idea

Hace 3 horas

Y ahora quién podrá rescatarlos…?

Hace 3 horas

Anaya y Flores en escena

Hace 3 horas

Más sobre esta sección Más en Coahuila

Hace 3 horas

La grandiosa idea

Hace 3 horas

Y ahora quién podrá rescatarlos…?

Hace 3 horas

Anaya y Flores en escena