Saltillo|Monclova|Piedras Negras|Acuña|Carbonífera|Monterrey|Ciudad De MéxicoEdición Impresa
Primera caravana del año sale de Honduras Raro diamante negro con un valor de casi 7 MDD será subastado en Londres Gobierno alista campaña contra videojuegos violentos Estará Coahuila bien representado en Nacional de Tiro con Arco Microlino, un auto compacto y elegante totalmente eléctrico

Zócalo

|

Vida

|

Información

< Vida

| Consumo de carne. Foto: José Ignacio Pompé / Unsplash

Vida

Estudio confirma que reducir el consumo de carne combate el cambio climático

Por EFE

Hace 5 dias


Reducir el consumo de carne podría ‘liberar’ tierras, que capturarían 100 mil millones de toneladas de CO2, lo que limitaría el calentamiento global

Austria.- Reducir el consumo de carne y productos lácteos en los países más ricos del mundo ayudaría a reducir en más de 60 por ciento las emisiones contaminantes durante la producción agropecuaria, además de mejorar la salud de la población, indica una investigación publicada en la revista científica Nature Foods.

Si reducimos el consumo de carne también se ‘liberan’ tierras para producir otros cultivos, lo que aliviaría mucho los ecosistemas y mejoraría la seguridad alimentaria en todo el mundo”, explica Martin Bruckner, profesor adjunto de la Universidad de Economía de Viena (WU) y uno de los autores del estudio. 

En declaraciones a Efe, Bruckner detalla que estas “tierras liberadas” podrían capturar unas 100 mil millones de toneladas de CO2, lo que ayudaría a limitar el calentamiento del planeta a 1.5 grados, objetivo principal de la reciente conferencia del clima COP26 en Glasgow (Reino Unido).

El estudio titulado “El cambio en la dieta en las naciones de altos ingresos puede conducir a un doble beneficio climático”, analiza el impacto ambiental de llamada dieta de salud planetaria en 54 países de altos ingresos.

Una agricultura y ganadería más sostenibles

La dieta de salud planetaria está basada especialmente en vegetales y en un menor consumo de productos de origen animal, azúcares y grasa saturada.

Aunque la producción de verduras y hortalizas también influye en el avance del calentamiento global, los investigadores proponen varias estrategias para hacerla menos dañina para el medio ambiente.

La forma más obvia y sencilla de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero es reducir las principales fuentes, es decir, la cría de animales (particularmente de ganado vacuno), la producción de arroz y el cambio de uso de la tierra (de bosques o pastizales a tierras de cultivo)”, sostiene Bruckner. 

Además, si los países más ricos redujeran su consumo de carne, las tierras de cultivo podrían regresar a su estado natural, capturando 100 mil millones de toneladas de CO2, que equivale a unos 14 años de emisiones totales de la agricultura.

Sin embargo, para Bruckner, la efectividad de estas medidas, así como los resultados de la investigación, están limitadas por las actuales políticas agrícolas de la Unión Europea (UE).

El requisito previo para esto es que las áreas liberadas no se utilicen para otros fines, como la producción de bienes de exportación u otras materias primas agrícolas, lo cual es bastante improbable”, se lamenta. 

Un cambio político

La UE es el mayor exportador de carne de cerdo y productos porcinos del mundo. Solo Alemania, España y Francia concentran la mitad de esta producción, destaca el estudio.

Si estos países no reducen la producción y reconocen con “honestidad” la gravedad de la situación, “el mundo será incapaz de limitar el calentamiento del planeta a 1.5 grados”, advierte Bruckner.

O los países occidentales reducen su consumo de carne de forma controlada o el cambio climático reducirá tarde o temprano la producción mundial de alimentos y obligará a todo el mundo a reducir su consumo”, asegura. 

Este cambio en las dietas, inevitablemente asociado a un cambio político, requiere plantear políticas de reforma agraria y medidas climáticas de manera conjunta, explica el estudio publicado por “Nature Foods”.

Medidas más eficaces

El desarrollo económico de algunos países va de la mano de la explotación y deforestación de espacios naturales para extraer o producir productos, agrega.

Por este motivo las políticas planteadas también deben contemplar nuevas fuentes de ingresos para los grandes países exportadores.

Este es el caso de Brasil y Argentina, que según Bruckner “necesitarán encontrar otros ingresos para sus productores agrícolas, que en las últimas décadas han crecido rápidamente y destruido gran parte de ecosistemas como el Amazonas o el Cerrado”.

Evitar la catástrofe climática requerirá cambios en nuestro estilo de vida y en nuestras economías más allá de comprar productos locales y colocar paneles solares en el techo de los edificios”, concluye Bruckner. 

 

Notas Relacionadas

Temperatura de los océanos aumentó a máximos históricos en 2021

Hace 1 semana

Más sobre esta sección Más en Vida

Hace 1 dia

¿Se puede llegar a congelar el gasolina del coche?

Hace 1 dia

Acecha a bebés en México el virus sincicial, pero ¿de qué se trata?

Hace 2 dias

El Ómicron provocó que la gente comenzara a sucumbir ante el miedo: UNAM

Hace 2 dias

VIDEO: Mujer destruye más de 30 vestidos de novia porque no quisieron hacerle un reembolso

Hace 2 dias

Luna de Lobo 2022: ¿qué es y cuándo verla?

Hace 2 dias

Búho del Ártico que llegó al Capitolio causa sensación en Washington

Hace 2 dias

¡No lo dejes pasar! Estos son los primeros síntomas de la variante ómicron

Hace 2 dias

Ayuda Peña Nieto a tiktoker a tomarse una foto en Nueva York

Hace 2 dias

Cannabis podría evitar más contagios Covid

Hace 2 dias

Rara afección de columna vertebral, efecto secundario de vacuna de AstraZeneca

Hace 2 dias

Cucaracha se encontraba atrapada en la oreja de un hombre