Saltillo|Monclova|Piedras Negras|Acuña|Carbonífera|TorreónEdición Impresa
Abuelita confunde ingredientes y prepara buñuelos envenenados; mueren cuatro personas Matt Araiza, pateador con ascendencia mexicana, firma con los campeones Kansas City Chiefs Checo Pérez finaliza décimo en último día de pretemporada de F1 en Baréin ¡El papá de medio mundo, Chayanne, anunció gira 2024! LaLiga suspende partidos de equipos de Valencia tras incendio en edificio

Zócalo

|

     

Opinión

|

Información

< Opinión

 

Coahuila

Gabinete

Por Hormiguero

Hace 2 meses

Finalmente se dio a conocer el Gabinete del nuevo Gobernador de Coahuila, Manolo Jiménez Salinas, y es un grupo de trabajo que manda varios mensajes: por un lado, continuidad con varios funcionarios del Gobierno de Miguel Ángel Riquelme, como los titulares del Trabajo, Nazira Zogby; Infraestructura, Miguel Algara, y Economía, Claudio Bress, aunque este último con funciones reducidas porque toda la promoción de inversiones se irá al nuevo Pro Coahuila, que dirigirá el lagunero Luis Eduardo Olivares, cuya presencia también deja ver la intención de buscar perfiles ciudadanos a ciertos puestos. Además de Olivares, otros que vienen del ámbito de sociedad civil son Susana Estens, de Medio Ambiente, y Emmanuel Garza, de Educación, cuya presencia significa que no se buscó el tradicional perfil “grillo” que agrade al sindicato de maestros. Algara, Olivares y Estens conforman parte de la plana de laguneros, que se complementa con Eduardo Olmos en la resucitada Secretaría de Desarrollo Regional, y Lauro Villarreal, en la Comisión Estatal de Aguas y Saneamiento. Villarreal es actualmente diputado local electo y pintaba para pastor del rebaño del PRI en la próxima Legislatura, pero su entrada al Gabinete indica que la jefatura de la bancada recaerá en su suplente, Carlos Robles Lostanau, actual presidente del PRI estatal. Y esto apunta a otro rasgo del Gabinete de Jiménez, la presidencia de personas de su absoluta confianza, como Óscar Pimentel y Diego Rodríguez en las Secretaría y Subsecretaría de Gobierno, respectivamente; Gabriel Elizondo, en Desarrollo Social, y Federico Fernández en Seguridad.

Las hormigas van a estar muy pendientes de cómo cuaja la revivida Secretaría de Desarrollo Regional con Eduardo Olmos al frente. Es obvio que esta segunda vuelta de Olmos al frente de la dependencia no será como la anterior, de 2007 a 2009, cuando fue nombrado como contrapunto de un alcalde panista, José Ángel Pérez. Con la Alcaldía en manos del PRI ahora, se espera que la SDRL sea más un instrumento de política electoral, y un nombramiento que se maneja es el del diputado Hugo Dávila como subsecretario de Desarrollo Social para La Laguna.

Y al que la carroza de le hizo calabaza el fin de semana fue a Miguel Ángel Riquelme, que ahora estará enfocado en organizar su futuro político. La candidatura al Senado sería la ruta más clara porque, aunque hizo los méritos para que el PRI lo mande arriba de la lista de plurinominales, ese lugar ya se lo agandalló Alejandro Alito Moreno. La pregunta en torno a una campaña de Riquelme en 2024 es si el nuevo Gobernador lo verá como un activo electoral que le ayude a elevar la votación de la alianza PRI-PAN-PRD y jalar a alcaldes y diputados, o si lo verá como una sombra. Por cierto, un par de curiosidades históricas sobre el final del sexenio que acaba de terminar. Una es que fue exactamente 60 años al día que empezó el sexenio del último Gobernador lagunero antes de Riquelme, Braulio Fernández Aguirre, y como que esperar 60 años a tener otro Gobernador de estos lares es bastante tiempo. La otra es que Riquelme es el último Gobernador electo sólo bajo las siglas del PRI y ya no quedan de esos. A partir de hoy, los únicos dos gobernadores priistas del país no sólo son quienes gobiernan La Laguna (Manolo en Coahuila y Esteban Villegas en Durango) sino que ambos llegaron en alianzas con el PAN.

 

Más sobre esta sección Más en Coahuila

Hace 7 horas

No hay nada escrito

Hace 7 horas

Apetitoso tercer lugar

Hace 7 horas

¡Falto yo!, dijo Sheinbaum