Saltillo|Monclova|Piedras Negras|Acuña|Carbonífera|TorreónEdición Impresa
Despega con Chuchuy / 24 de julio de 2024 ‘Deja’ coahuilense a México por otro país; competirá en París por Dominicana ‘México está petrificado ante sus cárteles, pueden quitar a un presidente en dos minutos’: Donald Trump Vuelve Peso Pluma a Monterrey; traerá su Éxodo Tour Sueltan Beli y Kenia ‘bomba’; alistan colaboración

Zócalo

|

     

Opinión

|

Información

< Opinión

 

Nacional

Huevos tibios

Por Amador Narcia

Hace 9 meses

Hablando de huevos, no hay mucho para dónde hacerse: o son tibios, duros, revueltos o estrellados.

Quizás por eso las escurridizas respuestas del Gobierno mexicano cuando se esperaba que fijara postura sobre el artero ataque del grupo terrorista Hamas en contra del pueblo de Israel.

Según la Guía Básica del Conflicto Palestino-Israelí, editada por el Gobierno judío (https://is.gd/WWTgbx) los derechos históricos de ese pueblo sobre la tierra de Israel “datan de tiempos inmemoriales y están consignados en diversos documentos, entre ellos en la Biblia”.

La Organización de las Naciones Unidas refiere que entre 1922 y 1947 tuvo lugar la primera ola de inmigración judía a ese territorio (https://is.gd/M0a94z). Las reivindicaciones árabes a favor de la independencia y la resistencia a la inmigración judía, agrega la publicación, desembocaron en una rebelión en 1937.

Diez años después, las Naciones Unidas propusieron dividir Palestina en dos Estados independientes, uno árabe palestino y otro judío, y que Jerusalén quedara bajo un régimen internacional. La solución no resolvió el conflicto.

Esa zona es el teatro de operaciones de organizaciones terroristas, como Hamas, que se responsabilizó del más reciente ataque. Según The World Factbook, de la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos, Hamas cuenta con 25 mil combatientes (https://is.gd/1ycpW6).

Ha participado en ataques con cohetes, enfrentamientos fronterizos, protestas organizadas y ataques selectivos. Su objetivo es mantener el control de la Franja de Gaza para facilitar los objetivos nacionalistas palestinos. Precisa que ha controlado Gaza desde 2007 y tiene presencia en Cisjordania. También, en campos de refugiados palestinos en el Líbano y en ciudades como Doha, Qatar, y El Cairo, Egipto.

La CIA señala que entre el armamento de Hamas hay ametralladoras ligeras y pesadas, cohetes, morteros, granadas lanzadas por cohetes, sistemas portátiles de defensa aérea, misiles antitanques, vehículos aéreos no tripulados y artefactos explosivos improvisados, incluidos globos armados con artefactos explosivos. Y de ello dio muestra la madrugada (hora de la Ciudad de México) del sábado pasado.

El Gobierno de México se tardó en reaccionar. No condenó el ataque.

Sólo dio orientación a los mexicanos que quedaron varados en la zona.

La canciller Alicia Bárcena informó de dos mexicanos desaparecidos y a casi 48 horas de iniciar el conflicto, su oficina difundió un limitado comunicado: “México reconoce el derecho a la legitima defensa que asiste a Israel, el cual debe regirse por las condiciones establecidas en el derecho internacional. Asimismo, condena el uso de la fuerza, independientemente de quien provenga, principalmente cuando los objetivos han sido civiles, en franca violación al derecho internacional humanitario”.

Y cuando se esperaba que la justicia mañanera alcanzara la condena, comenzaron los huevos revueltos: “Nosotros no queremos tomar partido porque queremos ser factor para la búsqueda de una solución pacífica. Cuando se enfrentan estos conflictos tan lamentables, es una situación de mucha gravedad, que más que condenas lo que requiere es búsqueda de soluciones pacíficas, que se dialogue y que se evite el que escale más la confrontación y la violencia”, dijo el Presidente.

La canciller salió al paso: “Seamos claros. México aboga por la paz, el diálogo y la protección de civiles sin matices. Instamos a terminar con ataques indiscriminados y la violencia contra civiles por parte de Hamas y por parte del ejército de Israel en Gaza”.

La embajada de Israel en México reprochó la falta de condena al terrorismo. Lo mismo el gobierno de Estados Unidos.

A quienes esperaban más, el Presidente respondió: “Nuestro respeto y nuestras condolencias al pueblo de Israel, y nuestro respeto y nuestras condolencias al pueblo palestino, y a todos los pueblos que sufren por la violencia”.

Un verdadero omelette. (Ayer, viernes 13 de octubre, fue el Día Mundial del Huevo)

Notas Relacionadas

Frena Musk planta por Trump; librará Coahuila el efecto Tesla

Hace 2 horas

Insultar al rival

Hace 2 horas

¡El crimen toca la puerta de Claudia!

Hace 2 horas

Más sobre esta sección Más en Nacional

Hace 2 horas

Insultar al rival

Hace 2 horas

¡El crimen toca la puerta de Claudia!

Hace 3 horas

Lo que Trump sí dijo sobre México