Saltillo|Monclova|Piedras Negras|Acuña|Carbonífera|TorreónEdición Impresa
Brilla Saltillo en el Estatal; regresan con el pase Son campeones al doble los Charros de Saltillo; presumen otra estrella Busca talento el chiverío; realizan visorias Elegirán inmortales el viernes; esperan quedarse peloteros de Saraperos de Saltillo Arremete Mike Tyson contra el ‘Canelo’; ‘da vergüenza’

Zócalo

|

     

Opinión

|

Información

< Opinión

 

Nacional

La crisis más importante de la CDMX

Por Ana Paula Ordorica

Hace 2 semanas

Resulta paradójico que en una ciudad en la que hay edificios que se desajustan por el suelo reblandecido, y en el que uno de los retos para definir en dónde construir un nuevo aeropuerto fue encontrar un terreno que no se inundara, hoy exista el problema tan complejo de escasez de agua como el que atraviesa la Ciudad de México.

El problema, que es ya una crisis, es completamente evitable. Sí, hay menos agua y vivimos en un país que padece sequía y estiaje, pero la crisis del agua tiene que ver con ausencia de y/o malas políticas públicas.

La crisis que se ha agravado y que explotará en cerca de 140 días dejando a 22 millones de personas con poca o nada de agua se debe a un Gobierno que no le ha dado la atención requerida.

Tan solo hay que ver el presupuesto para darnos cuenta de que el Gobierno no le da la prioridad que merece a la crisis de agua.

Este año la disminución de recursos para la Comisión Nacional del Agua, la CONAGUA, fue de 12.5% y para la infraestructura hidráulica del 28.4%, si lo comparamos con el 2023.

En la primera quincena de este año el porcentaje de áreas con sequía de moderada a excepcional fue de casi 62%, de acuerdo con datos del Monitor de Sequía en México. Y según Manuel Perló, investigador de UNAM-Agua, estamos haciendo un desperdicio pavoroso del agua. Cada segundo que pasa, el sistema de distribución pierde, aproximadamente, unos 14 mil litros por segundo.

Si multiplicamos por 60 segundos, por 60 minutos, por 365 días del año, resulta que estamos tirando al drenaje o al subsuelo miles de millones de litros de agua. Perdemos en fugas el 40% de lo que entra a la red.

A ello hay que agregar la falta de infraestructura para aprovechar la cantidad de agua que sí existe en una ciudad en la que llueve tanto. Me refiero a plantas de tratamiento de aguas.

Las ciudades importantes en países desarrollados tienen plantas de tratamiento de aguas residuales superior al 90 por ciento. En el Valle de México el tratamiento de aguas residuales es de apenas el 6 por ciento.

Con todos estos datos, no se entiende la decisión de reducir el presupuesto a Conagua, y para la infraestructura hidráulica más que como una falta de voluntad política. Esa es la razón de nuestra crisis de agua.

Urge reparar tuberías para dejar de perder agua en fugas; construir plantas de tratamiento de aguas; hacer programas de limpieza de ríos y lagos; y la creación de un fondo para la gestión del agua en la CDMX.

Entiendo que la Red de Agua en el Valle tiene 60 años y que la negligencia no es nada más de este gobierno de la Ciudad. En 21 años los gobiernos del PRD hicieron muy poco por atender los retos para abastecer de agua a la CDMX. Morena ha tenido cinco años para atender esta necesidad básica. Ambos partidos decidieron no hacerlo y por ello ahora hay esta crisis agravada de desabasto de agua.

Desde Versalles la reina María Antonieta dijo que, si la gente tenía hambre, les dieran brioche. Ya solo falta que, con la misma frivolidad, López Obrador diga desde su Palacio que si no tenemos agua, que nos den champagne.

 

Notas Relacionadas

Sin narcopresidente

Hace 1 hora

¡Misión de Estado: silenciar a Loret!

Hace 1 hora

Pío recibe dinero para AMLO… yo fui al banquillo de los acusados

Hace 1 hora

Más sobre esta sección Más en Nacional

Hace 1 hora

Sin narcopresidente

Hace 1 hora

¡Misión de Estado: silenciar a Loret!

Hace 1 hora

Pío recibe dinero para AMLO… yo fui al banquillo de los acusados