Saltillo|Monclova|Piedras Negras|Acuña|Carbonífera|TorreónEdición Impresa
Tele Zócalo Matutino / 24 de junio de 2024 app Frena Musk planta por Trump; librará Coahuila el efecto Tesla Debe industria tratar y reutilizar el agua; en riesgo continuidad de empresas Impulsan eléctricos ganancias de GM; supera previsiones En riesgo viabilidad del país por deuda: Emilio Ortíz Leos

Zócalo

|

     

Opinión

|

Información

< Opinión

 

Uncategorized

La Era del meme

Por Juan Latapí

Hace 3 meses

No importa hacia donde se mire, es difícil encontrar alguien que no esté viendo su celular, conectado a las redes sociales y desconectado de su entorno. Hoy los celulares ya son artículos de primera necesidad para estar conectado a cualquier red social.

Hace unos años, a raíz de la pandemia, el uso de las redes se disparó exponencialmente, había tiempo de más -tanto de trabajo como de ocio- para estar conectados todo el día, participando como nunca de la “libertad” de información para ejercer el derecho a participar y opinar sobre cualquier tema, de lo que fuera. A raíz de ello los memes se catapultaron como parte central del nuevo lenguaje digital e incluso como fuente de información.

Y es que la información en las redes ha ido ganando terreno mientras se va perdiendo la confianza en los medios tradicionales. La imagen va desplazando a las palabras y ya es la principal fuente de comunicación; además, el humor y el anonimato de las plataformas facilitan expresarse sin atender la normatividad de lo políticamente correcto porque, a final de cuentas, cualquiera puede hacer un meme con plena libertad. Es por ello que las redes están afectando la estructura del poder tradicional mientras van fortaleciendo a la ciudadanía al hacer visibles a quienes los medios tradicionales no ven.

En un país como el nuestro el sarcasmo popular, que se maneja como un sello cultural y que se aplica para cualquier tema, es sumamente palpable en la forma de interactuar en las redes.

Y es en este entorno que los memes son el canal idóneo para expresarse con el humor del color que sea mientras su difusión va rebasando cualquier tipo de control, de tal manera que el Estado no ha podido lidiar con esta nueva forma de comunicación.

Los memes son una de las formas digitales con las que mejor se pueden expresar las emociones aprovechando la libertad y el anonimato que brindan las redes sociales que permiten a los creadores de los memes expresar su sentir e ingenio y que además se complementa con la sección de los comentarios que muchas veces suelen ser más ingeniosos que los mismos memes.

El flujo constante de imágenes atrapa fácilmente a las personas para que pasen mucho tiempo navegando, ocasionando que cada vez exista menos tiempo para reflexionar sobre la veracidad de la información que se recibe y circula en formatos de fácil acceso y con la habilidad creativa de llamar la atención para que sentimientos, como la ira o el resentimiento, sean más maleables.

Los memes, al ser humorísticos e informativos, suelen ser usados con fines políticos y se han convertido en una herramienta idónea porque son elementos comunicativos que crean y cierran debates rápidamente que los usuarios de las distintas redes sociales aprovechan para usar esa libertad de expresión intentando influir en la opinión pública.

Sin embargo, no en todos los casos su intención es positiva, con los memes también se hostiga, ofende y agrede a figuras públicas como deportistas, artistas, políticos, líderes sociales o simplemente a quien piensa distinto.

El lenguaje de los memes ya transformó la experiencia de comunicación de los usuarios al considerarlo más dinámico, más simple y principalmente más divertido con el uso de imágenes.

Por ejemplo, los usuarios de WhatsApp optan por enviar stickers o emojis, ya que una imagen representa mejor lo que se quiere decir con palabras. Por su parte, los memes al estar formados por imágenes atraen más, no están cargados de mucha información, ni palabras, lo que los hace de rápido consumo y en su lenguaje suele valerse de la ironía, el sarcasmo, la parodia, el humor y, principalmente, cualquiera los puede hacer y difundir.

La creación de un meme a partir de un acontecimiento social despierta la reacción de otros usuarios, quienes deciden compartirlo porque se sienten identificados. Tal es el poder de los memes, que puede llegar a salir de lo digital e insertarse en la realidad, pudiendo desencadenar, incluso, movilizaciones sociales.

Vivimos en la Era del meme y quien sea que tenga el talento para crearlos puede influenciar a quienes los vean, para bien o para mal, aprovechando que las redes sociales han diluido las fronteras entre lo público y lo privado, incluso entre el ocio y el trabajo, al mantenernos conectados constantemente, cambiando la forma de vivir y convivir, entre el deseo de ser reconocido y el temor a ser exhibido y peor aún si es con un meme sarcástico.

Notas Relacionadas

Terapia de acero

Hace 3 horas

Que en AHMSA no sólo se venden vehículos…

Hace 3 horas

Pasa la charola

Hace 3 horas

Más sobre esta sección Más en Uncategorized

Hace 3 horas

Terapia de acero

Hace 3 horas

Que en AHMSA no sólo se venden vehículos…

Hace 3 horas

Pasa la charola