Saltillo|Monclova|Piedras Negras|Acuña|Carbonífera|TorreónEdición Impresa
Pide Delgado a TEPJF recapacitar resolución contra AMLO VIDEO: El Mariana y Plex se encaran tras superar báscula en La Velada IV Avanzan programas para el campo en Coahuila Se anuncia nuevo videojuego de Karate Kid Monedas de 1,2 y 5 pesos cambiarán su material; aquí te contamos todo

Zócalo

|

     

Opinión

|

Información

< Opinión

 

Uncategorized

La guerra del agua

Por Juan Latapí

Hace 5 meses

Dicen que si las guerras del siglo XX fueron por el petróleo, la próxima gran guerra será por el agua y tal parece que para allá vamos. En Monterrey la situación del agua ya es crítica al igual que en la CDMX, la situación va empeorando con tintes cada vez más drásticos y consecuencias de pronóstico reservado. Hoy en día usamos más agua de la que la naturaleza puede reponer.

La bronca del agua es más seria de lo que aparenta pero más crítico aún es la apatía generalizada ante esta situación. Un ejemplo de ello es la situación del agua en Cuatro Ciénegas que desde los años 80 y 90 perdió el agua de El Cañón y recientemente el sistema Churince ocasionados por la sobre explotación de los pozos destinados para el riego de cultivos de alfalfa en los valles aledaños de El Hundido y Calaveras.

La situación privilegiada y única del Valle de Cuatro Ciénegas, con diversas especies endémicas, fue decretada como Área Natural Protegida (ANP) en noviembre de 1994, lo que detonó la identidad de la comunidad con la cuestión ambiental encabezada por activos cieneguenses que con su trabajo lograron que este lugar fuera mundialmente conocido.

Hace dos semanas se conmemoró el Día Mundial de los Humedales y aunque el ANP realizó diferentes actividades, el evento no fue noticia a pesar de la vital importancia del humedal de Cuatro Ciénegas para la conservación del agua, sus aportes a los diferentes ecosistemas del Valle y sus beneficios a la comunidad.

Se considera que un humedal es una zona de transición entre los ecosistemas terrestres y acuáticos caracterizada por su baja profundidad. Por lo general se encuentran en llanuras inundadas como en Cuatro Ciénegas. Su flora y fauna están controladas por el agua y su suelo debe permitir la saturación de agua, ya sea estancada o corriente, para que permanezca ahí durante un tiempo considerable para evitar que a lo largo del año el humedal pueda secarse, lo que pondría en peligro la supervivencia de las especies endémicas del Valle de Cuatro Ciénegas.

Actualmente los humedales son el ecosistema más amenazado del planeta y su función como reserva de biodiversidad está en peligro. Se están perdiendo humedales tres veces más rápido que los bosques y más del 80 por ciento de los humedales han desaparecido en los últimos 300 años.

Cuatro Ciénegas es un humedal con diversos sitios donde se encuentran ríos, pozas y lagunas, tanto permanentes como temporales y su importancia en la biodiversidad es que la gran cantidad de especies endémicas están supeditadas a esos cuerpos de aguas que son alimentados por corrientes subterráneas, por lo que la sobre explotación de los pozos de agua se manifiesta en la desecación de esos cuerpos de agua y en el abatimiento del nivel freático en Cuatro Ciénegas. Esta problemática ya se le planteó a la Presidencia de la República a través de la SEMARNAT y oficinas centrales de la CONANP, exponiendo como punto clave la sobre explotación de los acuíferos mencionados. Se estima que en los valles de El Hundido, Calaveras y Cuatro Ciénegas hay más de 500 pozos de agua clandestinos.

A pesar de este panorama desde hace pocos años en Cuatro Ciénegas se han tomado diferentes medidas para la preservación del humedal y desde el año pasado se han empezado a recuperar y conservar los niveles de algunos cuerpos de agua superficial.

Actualmente diversas instituciones están apoyando el humedal de Cuatro Ciénegas mediante organizaciones de la sociedad civil así como el Fondo Mexicano para la Conservación de la Naturaleza, la Fundación Gonzalo Río Arronte, Profauna, Pronatura Noreste y la colaboración de los dueños y usuarios del agua como el ejido Cuatro Ciénegas que han sido clave para tratar de recuperar zonas de inundación, principal hábitat de tortuga de bisagra.

El humedal de Cuatro Ciénegas está en riesgo y si llegara a desaparecer se acabaría la producción agrícola de Cuatro Ciénegas y de los municipios aledaños, mermaría el turismo y lo más importante, se terminaría la disponibilidad de agua de calidad para consumo de los habitantes del Valle. En cambio, los humedales en condiciones estables proporcionan el agua que es utilizada para uso agrícola en Cuatro Ciénegas, Lamadrid, Sacramento, Nadadores, San Buenaventura y Frontera.

Afortunadamente, también desde hace pocos años, cada vez más cieneguenses están participando en el control y cuidado del medio ambiente pero aún queda mucho por hacer, que más cieneguenses y sus autoridades se sumen al cuidado de su entorno. La guerra del agua está a la vuelta de la esquina y se necesitan medidas como las que se han emprendido en Cuatro Ciénegas para evitarla. Por eso, en estos tiempos electorales valdría la pena que los candidatos se pongan a trabajar para elaborar proyectos y propuestas serias en favor del medio ambiente y principalmente en la conservación del agua. Urge menos rollo y más acción.

Notas Relacionadas

Destapan líos de dinero en algunas escuelas…

Hace 17 horas

Indigna video de madre buscadora que denunció negligencia del Semefo en Zacatecas

Hace 21 horas

VIDEO: Elefante aplasta a joven por haber lanzado piedras a su manada en la India

Hace 1 dia

Más sobre esta sección Más en Uncategorized

Hace 17 horas

Destapan líos de dinero en algunas escuelas…

Hace 1 dia

Mentiras

Hace 1 dia

Despido masivo