Saltillo|Monclova|Piedras Negras|Acuña|Carbonífera|Monterrey|Ciudad De MéxicoEdición Impresa
No todo es color rosa para Yuya, comparte dolorosa experiencia con la lactancia FBI investiga ‘terrorismo’ por explosión y extraño hoyo encontrado en playa de Nueva York ¿Quién es el Michoacano, el líder del cártel Pueblos Unidos rescatado del penal de Tula? Alec Baldwin explicará a detalle qué ocurrió antes de matar accidentalmente a Halyna Hutchins Hijo de Yahir explota y desmiente haber tenido sobredosis

Zócalo

|

Noticias

|

Información

< Noticias

| El doctor Luis Ríos Schroeder, entrevistado en Tele Saltillo. Foto: Zócalo | Edith Mendoza

Noticias

Maestros que dejan huella: Doctor Luis Ríos Schroeder; ‘teníamos pasión por la enseñanza’

Por Jesús Jiménez 'Chuchuy'

Hace 2 meses


Por sus aulas pasaron poco más de 10 mil alumnos

Saltillo, Coah.- “Llegué a Saltillo el 5 de septiembre de 1947, a las siete de la mañana, en un autobús de la línea ‘Anáhuac’, su terminal estaba en Lerdo y Allende, acompañado por Lorenzo Guerra Galván, los dos veníamos a estudiar, nos recibieron en la casa de mis tíos en la calle de Acuña, y después de desayunar, nos fuimos al Ateneo Fuente”, así describe el profesor, maestro y doctor Luis Ríos Schroeder, cómo fue su llegada a nuestra ciudad, procedente de su natal Piedras Negras.

Con el tiempo, y gracias a su empeño por prepararse y adquirir el mayor conocimiento posible, se volvió un notable impulsor de la educación superior, impartiendo materia en el Ateneo Fuente, en la entonces Escuela Superior de Agricultura Antonio Narro, en el Instituto Tecnológico Regional de Coahuila (hoy ITS) y en la Facultad de Ciencias Químicas, de la cual llegó a ser Director, afirma que fácilmente pasaron por sus aulas, más de 10 mil alumnos.

Entrevistado en el segmento ‘Maestros que dejan Huella’ del noticiario Despega con Chuchuy de Tele Saltillo, el destacado educador rememora al Saltillo de los años 50’s del siglo pasado: “recuerdo que cuando llegamos le preguntamos al profesor Guillermo Meléndez Mata, ¿cuál era la mejor institución para estudiar química, y nos dijo que la Escuela de Ciencias Químicas del Ateneo Fuente, y era apenas el año que iniciaba, porque sus primeros cinco años perteneció al ateneo”.

Conservo aún los recibos de inscripción de esos años que fui alumno, y fue en nuestra graduación, la primera generación, cuando establecimos la plantación de un árbol como símbolo de vida y evolución, tradición que se ha seguido en esa institución durante estos primeros 75 años”, afirma el destacado educador.

Comparte que cuando daba clases en la Narro, “me traía árboles y los plantábamos, hicimos un bosque entre el edificio original de Ciencias Químicas y la biblioteca del Ateneo, y ahí permanecen, callados pero muy elocuentes, árboles que hablan del pasado pero también del presente”.

Cuestionado sobre el momento que empezó a dar clases, comparte que un día le mandó hablar el director don José Cárdenas Valdés, “algo vio él en mí, entonces cursaba yo el último semestre de la carrera, andaba de pantalón vaquero y descamisado, entro a su oficina y me dice ‘van quedar 15 horas vacantes y hemos pensado que tú eres el indicado para dar esas clases’; “imagínate, venir de Piedras Negras, y que antes de graduarte, te tomen en cuenta para impartir química en el Ateneo, era algo por demás trascendente, y desde entonces el saco y la corbata se volvieron permanentes en mi”.

Comparte que jamás tuvo alumnos desordenados “o alguien que me faltara al respeto como maestro, no sé si por mi forma de ser, o porque debíamos imponer orden para beneficio de ellos mismos cuando llegaran a ser profesionistas; entonces los alumnos se sometían a las normas de una institución, no como ahora, que quieren que sea lo contrario, lo cual considero una equivocación muy grande”.

El entrevistado considera que la hoy Facultad de Ciencias Químicas es sin duda alguna una de las más prestigiadas en su tipo de todo el país, “pero cuando comenzamos había la zozobra de que podía ser cerrada, porque tenía muy pocos alumnos, pero comenzó a venir gente del norte, y de otros estados, y fue creciendo”.

Yo recuerdo que para su 15 aniversario me tocó escribir el epilogo de la invitación, y decía ‘esperamos que pronto tengamos un amplio edificio para esta gran escuela, y para cuando llegó a los 20 años, el gobernador don Braulio Fernández Aguirre, quien no era universitario, pero amaba la educación, con el pretexto de los 100 años del Ateneo Fuente y como regalo a la universidad, mandó fincar los edificios de la Rectoría, de la Escuela de Jurisprudencia, y de nuestra amada y querida Facultad d Ciencias Químicas”.

Considera como fundamental para la educación de las futuras generaciones que se sigan invirtiendo recursos en infraestructura educativa, y destaca la dedicación que tenían los profesores de su época, “teníamos pasión por la enseñanza, y si algunos aspectos parecía que no caminaban (hablando de recursos) el ánimo y espíritu por salir adelante, de cada alumno y de cada maestro, eso no nunca decayó”.

Cuestionado sobre el crecimiento y desarrollo que hoy presenta nuestra región comparado con aquel Saltillo al que llegó a la mitad del siglo pasado, “cuando llegue aquí, el edificio del Tecnológico estaba inconcluso, se había proyectado en un inicio para que fuera la sede de la Universidad, ya después se decidió que sería el Tec, pero no había más para abajo, ahí terminaba Saltillo, hoy tenemos una expansión tremenda”.

Recuerdo que el Gobernador Oscar Flores Tapia, decía que cuando terminara el Siglo XX, Saltillo tendría un millón de habitantes, yo le decía ‘no voy contigo’, porque la ciudad va a perder lo más sagrado y lo más preciado: su paz y su tranquilidad, y no cabe duda que el crecimiento demográfico trae sus beneficios, y que hay grupos empresariales muy fuertes generando desarrollo, pero también hoy tenemos muchas más inquietudes y zozobras”, afirma.

Era un Saltillo muy agradable, muy provincial, y les doy un ejemplo, iba yo a Bancomer, de Victoria y Allende, y luego al correo, a recoger correspondencia a mi apartado postal, y de cada 100 personas que me encontraba, saludaba y me saludaban 99, pasó el tiempo y en el mismo recorrido, de esas 100 personas, quizá una me saludaba”.

El camino de la poesía

Cuando me jubilo, el 31 de enero de 1982, pensando qué iba a hacer, y reflexionando que escribía de vez en cuando, y que haciéndolo de repente me encontraba a mi mismo, me dije ‘si se puede’, pero no había un circulo literario, y un día me encuentro a Patricia Valdés, y me dijo si hay uno, el ‘Circulo María L. Pérez’ y participando ahí pude desarrollar esa inquietud de expresar los sentimientos a través de la poesía”.

Le cuestionamos, como un ingeniero y doctor en Química, escribiendo poesía, y nos dice: “la ciencia y la poesía son un complemento, porque la ciencia es poesía, muchos de los descubrimientos científicos se han basado en la imaginación y en las inquietudes, y muchas cosas que en la vida no se resolvían, en sueños y pensamientos se lograron resolver”

El químico alemán (August) Kekulé dijo ‘permitirnos y dejarnos soñar, quizá luego encontremos la verdad’ y sobre esa base fundamental muchos científicos encontraron respuestas a las inquietudes que había en ellos”, expresó finalmente el entrevistado.

¿Quién es don LUIS RIOS SCHROEDER ?

• Es originario de la Ciudad de Piedras Negras, donde nació en 1930.
• Egresado de la Preparatoria Benito Juárez en 1947 de su ciudad natal.
• En 1947 ingresó a la escuela de Ciencias Químicas entonces perteneciente al Ateneo Fuente, a la carrera de Químico Industrial.
• En 1951 se graduó como Químico Industrial (Segunda Generación), y a principios de ese año comenzó a dar clases de Química en el Ateneo Fuente, asignación que siguió desarrollando durante todo su período como docente.
 Su generación fue la primera en celebrar un Aniversario de las entonces Escuela de Ciencias Químicas, estableciendo la siembra de un árbol, costumbre que a la fecha sigue conservándose.
• De 1951 a 1973) impartió clases en la Escuela de Ciencias Químicas, en las materias de Análisis Cualitativo, Análisis Cuantitativo, Fisicoquímica, Química Orgánica, Análisis Industrial entre otras.

•De 1952 a 1971 tomó diversos posgrados, Maestrías y Doctorados en:
Universidad de Austin ,Texas.-1952, 1970
Universidad de California, Berkeley.-1959
Universidad de Carolina del Norte, ChaperHill.-1960
Universidad de Nueva York, Columbia.-1961
Universidad de Sau Paoulo, Brazil.-1970
Universidad Nacional Autónoma de México.-1971.

• Fue Maestro Fundador del Instituto Tecnológico de Saltillo donde impartió clases de1951 a 1956
•De 1959 a 1968 impartió clases de Química Agrícola en la Escuela Superior de Agricultura, hoy Universidad Autónoma Agraria Antonio Narro.
• Fue Maestro del Colegio México.
• En 1963 fué miembro Fundador del Consejo para la Enseñanza de la Química.
• De 1968 a 1971 fue Director de la Facultad de Ciencias Químicas, logrando importantes avances en sus instalaciones y en la adquisición de libros para su Biblioteca.
• De 1973 a 1982 continúo clases de tiempo completo en el Ateneo Fuente.
• En 1973 inicia trabajos con FONAFE, relativos a la cera de candelilla y diseña una planta procesadora y blanqueadora de este producto, que resultó vital para su comercialización y para lograr un mejor nivel de vida de las familias de las comunidades rurales de nuestro estado.
• En 1979 fue Presidente de la Delegación Coahuila de los Profesionales de la Química.
• En período comprendido de 1951 a 1982, se estima impartió clase a poco más de 10 mil alumnos.
• En 1982 se jubila, pero su inquietud lo impulsa a desarrollar una empresa de compra y venta de materiales y productos químicos.

Su faceta de escritor:

•A partir del 2003, inicia una nueva profesión como escritor, formando parte del Círculo Literario María L. Pérez de Arreola, siendo Presidente del período 2011 al 2012, durante el cual se elaboraron 2 libros de Antologías Poéticas al Ateneo por su 145 Aniversario y la Benemérita Escuela Normal por su 120 Aniversario.

Hasta la fecha ha publicado 5 libros de poesía, 8 antologías como co-autor y 8 en proceso de publicación: Reflexiones Poéticas (Sonetos): 2004, 2005, 2006, 2007 y 2008.En su acervo como Poeta, ha desarrollado cerca de 5 mil poemas de su autoría, en una amplia diversidad de temas, con métricas de sonetos, décimas y redondillas, incorporando una métrica novedosa (igualmente de su autoría) llamada INVERBO (poesía sin verbos).

Notas Relacionadas

El salario mínimo en México será de 172.87 pesos a partir del 2022

Hace 1 hora

Un cuarto estudiante muere tras el tiroteo en un instituto de Michigan

Hace 1 hora

Identifican en EU el primer caso de la variante Ómicron del coronavirus

Hace 2 horas

Más sobre esta sección Más en ZocaloApp-home2

Hace 2 horas

Procuraduría de Hidalgo inicia tres carpetas de investigación tras fuga de reos en Tula

Hace 2 horas

La primera mitad del mandato de López Obrador en 12 momentos clave

Hace 4 horas

Autoriza Cofepris, para uso de emergencia, combinación de fármacos inyectables para pacientes Covid

Hace 4 horas

Muere a sus 23 años hijo de Erik ‘Terrible’ Morales

Hace 4 horas

Pide Alonso Ancira retirar imputación por lavado para reparar daño por Agronitrogenados

Hace 6 horas

Explosión de bomba de la Segunda Guerra Mundial deja cuatro heridos en Múnich

Hace 6 horas

Cae aprobación de AMLO; crece preocupación por delincuencia

Hace 6 horas

Detonan autos bomba frente a Cereso de Tula; liberan a nueve reos

Hace 10 horas

Fuertes y unidos llegamos al 2022: Presenta Riquelme su Cuarto Informe de Gobierno

Hace 10 horas

Por Ómicron podrían volver las restricciones; ocupación hospitalaria, el detonante

Hace 10 horas

Estalla rebelión en el IEC; impugnará Gabriela De León cambios

Hace 10 horas

¡A sacar paraguas! Pronostican lluvia y granizo en Región Sureste de Coahuila