Saltillo|Monclova|Piedras Negras|Acuña|Carbonífera|TorreónEdición Impresa
¡Oficialmente retirado! Ryan García sorprende con un inesperado anuncio Fallece Arturo González, primer Alcalde morenista de Tijuana Tocará ‘Alberto’ tierra en Tamaulipas en la madrugada Inundaciones por desastres naturales amenazan al 45% de México: AMIS ‘Lo veo, pero no como titular’: Andrés Guardado revela que Memo Ochoa se enojó con él

Zócalo

|

     

Opinión

|

Información

< Opinión

 

Coahuila

Monclova, tenemos un problema

Por Luis Carlos Plata

Hace 1 mes

Primero, lo obvio: ¿Quién en su sano juicio vería un debate, transmitido vía Zoom, en domingo a las 10 de la mañana (horario más propicio para salir por la barbacoa o menudo), teniendo por protagonistas a los candidatos a la Presidencia Municipal de Monclova?

De hecho, a ninguna hora y en ningún momento, a juzgar por las estadísticas, pues 24 horas después de transcurrido el evento que se difundió en vivo el fin de semana pasado, había sólo 7 mil 100 visitas registradas en Facebook y mil 900 más en YouTube, en las cuentas oficiales del Instituto Electoral de Coahuila, organizador y propagador único del ejercicio.

Inclusive tres días después el contador no ha cambiado mucho.

Hubo un total de 9 mil observadores entre un universo de 237 mil 169 habitantes en la ciudad (según el censo de 2020), equivalentes a 4 de cada 100 monclovenses, suponiendo que la cantidad íntegramente haya correspondido a ellos como principales interesados (y votan allá por estar empadronados) gracias a la dirección IP de las conexiones, considerando que al tratarse de una señal abierta se podía acceder desde cualquier lugar del mundo.

También cabría preguntarse si al mismo tiempo un solo usuario pudo establecer conexión a través de ambas plataformas, pero contabilizando dos vistas para efectos prácticos.

Por lo demás, se trata de una elección que, en 2021, su antecedente inmediato, se decidió por mil 300 votos de diferencia entre 98 mil 130 emitidos, de una lista nominal de 174 mil 496 ciudadanos.

Aún así se podría dar por ganador a César Flores, del Partido Verde, el más empapado de los temas locales por el bagaje que le da participar por tercera vez consecutiva en la contienda por la Alcaldía (en su récord personal constan 18 mil votos como candidato independiente, en 2018, y curiosamente la misma cifra en 2021 como abanderado de Fuerza por México).

Fue crítico del Alcalde actual, de los adversarios, de Morena y del propio IEC en la organización de la presentación digital. Mostró reflejos para estar atento a la exposición de los demás, puntualizar datos de otros, encauzar la conversación con sus propias investigaciones-presunciones, y abrir espacio a la réplica en un formato que no la otorga por default.

Su apuesta más relevante de campaña es una bolsa de beneficios para los trabajadores de AHMSA (único aspirante que tocó con planteamientos concretos el interminable asunto), estimados en varios millones de pesos en condonaciones.

Mario Dávila, del PAN, igualmente tuvo un desempeño aceptable por las mismas razones: conocimiento a profundidad y capacidad de reacción.

Liz Felán, de Movimiento Ciudadano, entregó una exposición digna de escuelita, para el olvido. Usó el “incluyente” “todes” y nadie se dio cuenta. Tampoco importa.

Ahora bien, hacer de Carlos Villarreal un Alfredo Paredes propio (de quien, por cierto, es su suplente como diputado local), no rentado al PAN, es la meta del PRI, quien destina sus ejércitos en la excapital del Acero para tal fin. A diferencia del debate presencial, en el virtual —desde su casa o donde se ubiquen para la transmisión remota— sí pueden valerse de celulares, apoyo humano y técnico, situación que fue aprovechada por Villarreal para leer su intervención de principio a fin y contar con efectos gráficos. Su participación genera dudas.

Por su parte, Claudia Garza del Toro, de Morena-PT, exhibió no tener un plan para la ciudad (meses atrás se había registrado como precandidata a senadora por Coahuila) y ni siquiera voz propia, repitiendo los dogmas y dictados del autócrata (“la mafia del poder”, “prianistas”, “cuarta transformación”, “atender las causas”, “combate a la corrupción”, “bienestar”, “austeridad”, “pueblo”).

El fenómeno es más grave de lo que se cree. En su libro, 1984, George Orwell planteó la sociedad distópica del Gran Hermano, donde la manipulación del lenguaje, a través de la imposición de la “nuevalengua” como idioma oficial, constituía uno de los elementos de control.

“El propósito de la ‘nuevalengua’ no era sólo proporcionar un medio de expresión a la visión del mundo y los hábitos mentales de los devotos, sino que fuese imposible cualquier otro modo de pensar, al menos en la medida en que el pensamiento depende de las palabras (…) La ‘nuevalengua’ estaba pensada no para extender, sino para disminuir el alcance del pensamiento, y dicho propósito se lograba de manera indirecta reduciendo al mínimo el número de palabras disponibles”.

 

Cortita y al pie

Un detalle interesante. En el debate del 5 de mayo Garza del Toro manifestó su desacuerdo público con el ingreso de celulares a las casillas el próximo 2 de junio, citando un artículo del Código Electoral de Coahuila para reconvenir al IEC y al INE a su prohibición; sin embargo, esa misma petición ya había sido desechada en la sesión del 30 de abril por el Consejo General del INE, entre otras causas, gracias a la presión que Morena ejerció para que sí se pudieran introducir los aparatos a las mamparas de votación. Entonces, ¿en qué quedamos? ¿A quién beneficia?

Su mayor virtud, y no es broma, radica en que a sus 54 años de vida se llama Claudia justo en el 2024.

Monclova, tenemos un problema.

 

La última y nos vamos

El citado domingo hubo un tercer debate entre candidatos a Alcalde, además de Monclova y Piedras Negras, en Sabinas. Nada qué destacar.

Más sobre esta sección Más en Coahuila

Hace 15 horas

No a la dieta

Hace 15 horas

Primeros cambios

Hace 15 horas

Enredos con rumores