Saltillo|Monclova|Piedras Negras|Acuña|Carbonífera|Monterrey|Ciudad De MéxicoEdición Impresa
La SIP urge a AMLO frenar violencia contra periodistas en México Alza de tortillas es por factores mundiales, Guerra en Ucrania es un factor: analistas Despega con Chuchuy / 16 de agosto de 2022 Tele Zócalo Matutino / 16 de agosto de 2022 Imposible el rescate; suplican familias no los dejen sepultados

Zócalo

|

     

Opinión

|

Información

< Opinión

 

Coahuila

Nuevo proyecto de nacion para 2024

Por Cholyn Garza

Hace 1 mes

Se podría decir que en las pasadas elecciones celebradas en seis estados, en realidad no hubo sorpresas.  Cuatro Estados para Morena y dos para la Coalición PRI PAN PRD.  

No hubo sorpresa, pero sí decepción.  Decepción al ver cómo se vende la dignidad por un cargo, por mantener un estatus político.  ¿Importa México? ¡Por supuesto que no!

La soberbia excesiva del presidente de Morena lo llevó a crear en su mente ganar seis de seis.  Afortunadamente no fue así.  Tamaulipas, Hidalgo, Oaxaca, Quintana Roo para el Movimiento del presidente. Durango y Aguascalientes para el PRI, PAN o para la Coalición, como se le quiera ver.

Es verdaderamente lamentable lo que está ocurriendo en nuestro amado país en cuanto a elecciones se refiere.  No se concibe que en un estado donde impera la violencia un día sí y otro también, los votos hayan sido para el partido que tolera que grupos delincuenciales se hayan apoderado de espacios en perjuicio de los ciudadanos.

Por sentido común, si no se quiere hablar de lógica, cuando hay inconformidad se rechaza al partido que se considera protege a delincuentes.  Un gobierno que no ataca a la delincuencia y permite que sus ciudadanos sean victimizados de diferentes maneras, no merece la confianza de sus electores.

No es creíble que pudiera haber casillas donde todos los votos fueron dirigidos a un solo partido.  Solo se entiende por la compra denigrante del sufragio. Reparto de despensas con un sobrecito y varios billetes de quinientos pesos. ¡Qué padre!  Es decir, prácticas de siempre donde la compra de conciencias está por un lado y el “me importa poco la ley” por el otro. Lo importante es mantenerse en el poder, aunque éste deba compartirse o cederse con la delincuencial   

Y luego nos quejamos de que en México están las cosas muy mal, si cuando hay la oportunidad de un cambio, se traiciona de una manera convenenciera, asquerosa y vil a un país maravilloso llamado MEXICO, al que mucho le debemos, pero no se le defiende como deberíamos de hacerlo TODOS.

De la pasada elección queda la reflexión para el 2024, pasando por el 2023 donde se renovarán gubernaturas en otros estados como por ejemplo en el Edo. de México y Coahuila de mis amores, tierra de gente buena y trabajadora.   

Tal vez se vean muy lejanas las elecciones del 2024 pero no es así.  El tiempo transcurre muy rápido y cuando menos pensemos, estaremos inmersos en las campañas políticas para elegir a quien habrá de dirigir los destinos de nuestro país.

Por eso es muy importante que la oposición se mantenga unida, con un buen proyecto, con buenos candidatos y sobre todo con una dirigencia que de resultados.  Se requieren verdaderos liderazgos que convenzan a las bases y a los externos, ya que el futuro de México se va a jugar en las elecciones del 2024.

No podemos ni debemos permitir que se acabe de destruir lo que con tanto esfuerzo, el de todos los mexicanos se logró.  Las instituciones de salud, educativas, culturales, de seguridad y mucho más, deben ser rescatadas y no dejar las decisiones en manos de una sola persona que ha demostrado que no le importa México.

Urge se pongan las pilas en los partidos políticos y se unan. Que tomen en cuenta que un partido político está formado por hombres y mujeres, no solo es un membrete.  Son sus integrantes los que o lo elevan o lo destruyen.  Son las personas las que hacen que un grupo surja y permanezca en el ambiente político y en las preferencias electorales. Pero también se requieren liderazgos que convenzan con su actuación y si no son eficientes, cambiarlos por el bien del partido y del país. Hay que tomar muy en cuenta el ambiente político y social que prevalece actualmente.

Yo, como ciudadana que siempre ha cumplido con su deber cívico al acudir a las urnas y elegir libremente, desearía un nuevo Proyecto de Nación para el 2024.  Proyecto diferente al del actual gobierno que ha sido un verdadero fiasco.  No deseo ver a mi amado México bajo el yugo de una dictadura como Venezuela, Cuba o Nicaragua, que ya se anuncia y se ve venir si no defendemos lo que a todos nos pertenece: nuestro México. 

México requiere de un gobernante que respete las leyes y las instituciones.  Una persona que verdaderamente ame a México, que una y no divida. Que se faje los pantalones para recuperar lo que nos han robado de la manera más vil y descarada.  Han desaparecido los fideicomisos, los tratamientos para los niños con cáncer, pretenden imponer en escuelas una ideología que nada tiene que ver con nuestro pueblo.  La inseguridad se manifiesta en todos los rincones de nuestro país, al darle protección a las bandas criminales, impidiendo actuar a nuestras Fuerzas Armadas que han tenido que soportar la humillación y el desprestigio, por manifestar su obediencia a las órdenes ingratas y ofensivas que reciben. 

Deseamos un México seguro donde nuestros niños puedan jugar, donde las mujeres, las familias, donde todos podamos caminar sin miedo.

Hay mucho qué hacer por nuestro México, solo lo lograremos unidos, sin ceder a chantajes al aceptar un cargo en el gobierno o una embajada.  México no merece más traiciones.

Notas Relacionadas

La grandiosa idea

Hace 3 horas

Y ahora quién podrá rescatarlos…?

Hace 3 horas

Anaya y Flores en escena

Hace 3 horas

Más sobre esta sección Más en Coahuila

Hace 3 horas

La grandiosa idea

Hace 3 horas

Y ahora quién podrá rescatarlos…?

Hace 3 horas

Anaya y Flores en escena