Saltillo|Monclova|Piedras Negras|Acuña|Carbonífera|Monterrey|Ciudad De MéxicoEdición Impresa
Activan Fase I de contingencia ambiental por ozono en el Valle de México Detectan posible caso de hepatitis aguda infantil en niña de 2 años en Puebla Lanza #SelvameDelTren nuevo video; actores y activistas insisten en detener las obras No permitiremos el racismo contra los mexicanos: AMLO lanza advertencia a candidatos en Estados Unidos Cirugía de ‘El Bronco’ concluye con éxito; pasa a recuperación

Zócalo

|

Arte

|

Información

< Arte

| Los danzantes usan una máscara de madera y un sarape, así como una montera en la cabeza; bailan al son del tambor y las flautas de carrizo. Foto: EFE

Arte

Parachicos bailan en las calles de Chiapa de Corzo, Chiapas

Por EFE

Hace 4 meses


Habitantes de la localidad de Chiapas disfrutan de esta tradición que fusiona ritos prehispánicos con la religión católica

Chiapa de Corzo.- Cientos de personas vestidos de Parachicos salieron este sábado a las calles principales de Chiapa de Corzo -en Chiapas –  en un ambiente de esperanza después de un año complejo por el Covid-19 y el accidente vial en el que fallecieron 56 migrantes.

Los parachicos son danzantes tradicionales de la fiesta grande de Chiapa de Corzo, que tiene lugar del 4 al 23 de enero. Sus orígenes son prehispánicos pero con el tiempo se fue fusionando con el catolicismo.

Los danzantes usan una máscara de madera y una prenda de vestir estilo poncho de colores que se denomina sarape. En la cabeza llevan una montera, que es una especie de casco decorado de manera que asemeja el rubio del cabello de los españoles en la época de la colonia.

Con este atuendo salen por las calles a bailar al son del tambor y una flauta llamada flauta de carrizo o pito. En su recorrido bailar por las calles y visitan templos y casas.

Salimos a danzar porque es importante sanar el alma, el corazón y la vida, estamos en tiempo de pandemia, estamos conscientes de eso, creo que lo más importante es que salgamos con esa fe y devoción para que nuestros santos y principalmente Dios nos van puedan salvar”, dijo Guadalupe Rubisel Gómez, patrón de los Parachicos desde 1999.

Gómez, relató que esta danza se realiza desde hace más de 300 años en honor al Señor de Esquipulas y de dos santos del catolicismo: San Antonio Abad San Sebastián Mártir.

Agregó que después de un año de pandemia es necesario prepararse para danzar y cumplir, dijo minutos antes de salir a las calles a danzar con otros cientos de parachicos que van llegando desde todos los estados del país para reencontrarse con el Señor de Esquipulas, al que en 2021 no pudieron bailar.

En esta ocasión, solo bailaron en los patios de las ermitas y las iglesias para respetar las normas, ya que no está permitidos los actos donde se aglomere mucha gente.

Mauricio de la Cruz, expresó que esta es una tradición arraigada del pueblo de Chiapa de Corzo.

Desde niño salgo y esta danza la traigo muy arraigada por motivos muy personales y es muy íntimo, pero la fe en el todo poderoso es la mejor medicina”, compartió.

Mientras avanzaba la comparsa de Parachicos por las calles y lanzaban vivas a los santos y a la Virgen.

Doña María Guadalupe Martínez, habitante Chiapa Corzo dijo: “Es muy importante porque es la alegría de nuestro pueblo, nuestras tradiciones nuestras costumbres y me siento orgullosa de ser chiapacorseña“.

Antes de perderse entre los danzantes y visitantes envío un mensaje de aliento para todos los convalecientes por el coronavirus, “que dios les conceda salud, cuidándonos, protegiéndonos y que toda la gente que esté enferma se fortalezca y salga bien de esa enfermedad“, añadió.

En esta tradición, que comenzó en 1711, se calcula que participan habitualmente alrededor de 6 mil personas, pero por la pandemia el número se redujo considerablemente este 2022.

Los parachicos son dirigidos por un patrón que porta una máscara de expresión severa, una guitarra y un látigo para castigar simbólicamente el pecado y la desobediencia, mientras toca la flauta, seguido por los mayordomos y autoridades que responden con aclamaciones, lo mismo que los jóvenes y niños que imitan los movimientos de los adultos.

La danza de los parachicos es la transmisión de conocimientos ancestrales heredados.

En 2010 declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura).

Notas Relacionadas

Más sobre esta sección Más en Arte

Hace 11 horas

Recibe FIL Medalla Orden de Río Branco, de Brasil

Hace 11 horas

Proyectan a 3 coahuilenses, apoyados Sec filmes

Hace 23 horas

‘Lo que yo sí espero de mi gobierno es la protección de las mujeres’: Poniatowska

Hace 1 dia

Galardona el Fernández a L. Clariond, gana su poesía

Hace 1 dia

Fallece el escritor Domingo Villar, Destacó en la novela negra

Hace 1 dia

Recuperan los museos sus visitas: dice Icom

Hace 1 dia

‘Todos tenemos bestias, en México es la violencia contra las mujeres’, presentan libro ganador del Premio Planeta

Hace 2 dias

Dibujo inédito de Miguel Ángel supera los 23 mde en subasta

Hace 2 dias

Tras acusación de abuso animal, museo retira arañas vivas de la obra ‘Sí, quería’

Hace 2 dias

Más de 60 años de investigación: la trayectoria del arqueólogo Matos Moctezuma, premio Princesa de Asturias

Hace 2 dias

Eduardo Matos Moctezuma, el gran arqueólogo de Tenochtitlán, gana el Princesa de Asturias de Ciencias Sociales

Hace 2 dias

Exhibirán revólver que Francisco I. Madero regaló a Pancho Villa en el Museo Nacional de Antropología