Saltillo|Monclova|Piedras Negras|Acuña|Carbonífera|TorreónEdición Impresa
‘Batman: Caped Crusader’ sorprende con increíble clip lleno de acción Luna Bella pide que le agradezcan por aumentar la seguridad en el Metro de CDMX Gana América a Querétaro con doblete de Henry Martín Jaime Lozano dejará de ser técnico de la Selección Mexicana Ryan Reynolds dice que Deadpool & Wolverine es la mejor película que ha hecho

Zócalo

|

     

Opinión

|

Información

< Opinión

 

Nacional

Regresar a la vida pública

Por Peniley Ramírez

Hace 4 meses

Daniel Asaf es el jefe de guardias de AMLO y uno de los seleccionados por Morena como candidato plurinominal a las elecciones de junio próximo. También, desde hace cuatro años, es un empresario en expansión, que combina sus nuevos negocios con sus labores para cuidar al Presidente.

En enero de 2019, unos días después de comenzar como jefe de la Ayudantía de AMLO, Asaf hizo su primera declaración patrimonial. Allí, dijo que había trabajado entre 2014 y 2018 como asesor en la Secretaría de Turismo y director de Promoción Turística en el Gobierno de la Ciudad de México, antes de ser subcoordinador de la estructura electoral durante la campaña de AMLO a la Presidencia. El 1 de diciembre, junto con AMLO, Asaf llegó a Palacio Nacional, con un sueldo mensual neto de casi 100 mil pesos. Otros 40 mil pesos mensuales, declaró, los obtenía por ingresos de “actividad industrial o comercial”.

En ese momento, Asaf no especificó cuál era esa actividad. Sin embargo, desde 2014, él aparecía en registros corporativos como socio de la empresa “7 Cuinos”, que administra restaurantes en la Ciudad de México.

En julio de 2020, Asaf creó una nueva empresa de servicios y la llamó “La mordida del Caimán”. Unos meses más tarde, en diciembre, Asaf se convirtió en uno de siete socios de “Puerco Terco”. Para mayo de 2022, ya ganaba, oficialmente, 70 mil pesos mensuales por 7 Cuinos y Caimán. Luego, declaró que ahora ganaba también por “Belmondo”. Consulté en registros públicos las empresas que llevan Belmondo por nombre. No encontré ninguna en la que Asaf aparezca como socio.

En junio de 2023, Asaf constituyó en la Ciudad de México “Taller de Ostiones Versalles”. En esa compañía, tiene el 39% de las acciones y cinco socios. En total, el año pasado, los ingresos de Asaf como empresario eran casi el doble de lo que declaró cuando llegó a Palacio Nacional.

En los registros públicos que consulté, los negocios son legales y tienen registros corporativos. La pregunta, por ahora, es cómo una persona que se dedica a un puesto tan delicado en el Gobierno ha logrado hacerse de empresas y negocios, al mismo tiempo que sirve en el primer círculo de un Mandatario federal.

Llegué a los negocios de Asaf hace casi dos meses, cuando intentaba conocer más sobre quién es el ayudante de AMLO y cómo llegó a ganarse su confianza.

Hace unas semanas, publiqué en este mismo espacio que, en 2016, la empresa Autofin acusó a Asaf de participar, con su padre, en un fraude tras la compra de dos autos Nissan. Escribí, también, que el caso estuvo dos años en la Fiscalía de la CDMX y, dos días antes de que comenzara el Gobierno de AMLO, el Ministerio Público pidió que se archivara.

En esa búsqueda sobre quién era Asaf, encontré que su tío, Alfredo Asaf, estuvo preso en el penal varonil norte de Ciudad de México por delitos patrimoniales y de abuso de confianza, y que su abuelo, Jorge Asaf, fue convicto por tráfico de cocaína en Nueva York, en la década de 1960. Dos décadas después, su primo, Jorge Patricio Asaf, fue condenado por narcotráfico, en una red de trasiego de cocaína que llegaba hasta Joaquín “El Chapo” Guzmán.

En respuesta, AMLO dijo que aquel artículo se trataba sobre el abuelo de Asaf y que su guardia no tenía nada que ver. Pero no mencionó los antecedentes que describí sobre el propio Daniel, su padre y su primo. Sobre todo, no respondió a la pregunta central: ¿Quién le dio credenciales de seguridad para estar cerca del Presidente y conocer todos sus movimientos?

AMLO, en cambio, dijo que apoyaba a su empleado y llamó a que los periodistas “nos serenemos”. Y entonces, serenamente, seguí investigando a Asaf. Así encontré que llegó al Gobierno con el mote de “empresario”, aunque solo era socio minoritario en una compañía. Así hallé que, sólo después de que llegó a Palacio Nacional, se volvió dueño de una empresa y socio en otras.

Ahora, Asaf se prepara para otro puesto. La semana pasada, fue seleccionado como uno de los asignados directamente a la lista plurinominal de Morena. AMLO dijo que su ayudante era “gente de primera”. Sin embargo, los antecedentes de Asaf y sus negocios aún no están claros, a pesar de los buenos deseos presidenciales.

 

Notas Relacionadas

Tribunal ordena nuevamente recuento total de votos en la Cuauhtémoc

Hace 1 hora

Pide Delgado a TEPJF recapacitar resolución contra AMLO

Hace 2 horas

Avanzan programas para el campo en Coahuila

Hace 2 horas

Más sobre esta sección Más en Nacional

Hace 18 horas

¿Adiós al grado de inversión?

Hace 18 horas

Se los dije: “¡Con AMLO morirá la democracia!”

Hace 1 dia

Sheinbaum se acerca al empresariado