Saltillo|Monclova|Piedras Negras|Acuña|Carbonífera|Monterrey|Ciudad De MéxicoEdición Impresa
Celebra 15 años Fiesta de Toy Story Un ‘malfin’ en la prensa internacional ¡AMLO: ‘Beso del Diablo’ al embajador Salazar! Mano a mano

Zócalo

|

     

Opinión

|

Información

< Opinión

 

Nacional

Solamente representantes electos (parte final)

Por Ricardo Torres

Hace 1 mes

Como lo mencioné la semana pasada, la iniciativa con proyecto de decreto por la que se pretenden reformar, derogar y adicionar diversos artículos de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en Materia Electoral, que el Presidente de México mandó a la Cámara de Diputados, lejos de proponer la eliminación de la representación proporcional en nuestros órganos legislativos (diputaciones y senadurías), busca, más bien, eliminar la representación por mayoría relativa, ya que propone que todos las curules, en ambas cámaras, sean ocupadas por personas con un verdadero margen de representación ciudadana.

Es decir, que la maravillosa propuesta busca elegir a todos los legisladores mediante listas estatales, determinando primero el número de posiciones para cada entidad, para luego obligar a los partidos a presentar listas de candidatos, mismos que podrán ser votados y colocados en la posición que al elector más le convenza.

Dándole al ciudadano la posibilidad real y directa de repartir las diputaciones y quitándoles esa facultad a los presidentes de los partidos políticos, mismos que ahora disfrutan bastante de esa canonjía.

Ahora bien, en la asignación de senadores, la iniciativa presidencial busca asignar solo una senaduría por cada millón 312 mil 500 habitantes, cuando a la fecha México asigna una por cada 984 mil 375 ciudadanos, lo que a la vista de los morenistas nos sobrerepresentan, fundando su consideración, ahora sí, en lo que sucede en el vecino país capitalista de Estados Unidos, el cual asigna una senador por cada 3 millones 329 mil habitantes. Con esta nueva fórmula bajarían de 128 a 96 el número total de senadores.

De igual forma, contempla la iniciativa que para la votación de estos senadores los partidos políticos deberán presentar listas de candidatos, y de acuerdo a la proporción de votos que saquen, en cada uno de los estados, se les asignarán las diputaciones que les corresponden, por lo que correrán el riesgo de que algunos estados no sean representados por partidos.

Como es de verse, aquí tampoco desaparece la representación proporcional, y más bien, el sistema de repartición se hace proporcionalmente a nivel estatal.

Entonces tenemos, que esta valiosa reforma propone que los partidos políticos, por un lado, postulen al senado, solo a candidatos nacidos en la entidad federativa que busca representar, ser residentes con antigüedad domiciliaria mínima de un año y realizar campañas cercanas a la ciudadanía y territoriales, al votarse en cada entidad.

Contrario a lo que ocurre con las actuales listas de las circunscripciones plurinominales que terminan imponiéndonos a representantes de Coahuila con arraigo en otro estado.

Por otro lado, otra de las virtudes será que los ciudadanos podrán, ahora sí, castigar a los candidatos que se han eternizado en los partidos políticos saltando de una curul a otra, por ser incondicionales de sus magnánimos y sobre ponderados dirigentes.

Y lo más importante y valioso de la gran propuesta, es que, todas estas prohibiciones y desventajas para los partidos, que la misma contiene, serán aplicables a todos, incluso al oficialista de Morena.

Y quizá sea por eso que el presidente y su partido se atrevieron a lanzarla, ya que saben que la misma jamás será aprobada. O ¿no me digan que se la estaban creyendo?

Notas Relacionadas

Un ‘malfin’ en la prensa internacional

Hace 32 minutos

¡AMLO: ‘Beso del Diablo’ al embajador Salazar!

Hace 35 minutos

Investigan relación de Covid-19 con cáncer en Coahuila

Hace 5 horas

Más sobre esta sección Más en Nacional

Hace 32 minutos

Un ‘malfin’ en la prensa internacional

Hace 35 minutos

¡AMLO: ‘Beso del Diablo’ al embajador Salazar!

Hace 23 horas

Villano responsable