Saltillo|Monclova|Piedras Negras|Acuña|Carbonífera|TorreónEdición Impresa
‘Deja’ coahuilense a México por otro país; competirá en París por Dominicana ‘México está petrificado ante sus cárteles, pueden quitar a un presidente en dos minutos’: Donald Trump Vuelve Peso Pluma a Monterrey; traerá su Éxodo Tour Sueltan Beli y Kenia ‘bomba’; alistan colaboración Tele Zócalo Matutino / 24 de junio de 2024 app

Zócalo

|

     

Opinión

|

Información

< Opinión

 

Nacional

Sororidad, ecos y silencios del 8M en Saltillo

Por Federico Muller

Hace 4 meses

“…No hay varón ni mujer; porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús”.
La Biblia (RVV, 1960)

Sororidad (familiaridad) en la marcha que se organizó para recordar un aniversario más del Día Internacional de la Mujer. Imágenes y percepciones captadas. El observador desde una distancia prudente estuvo al pendiente de la figura de una mujer que se distinguió por el color de su atuendo diferente del morado que predominó en la vestimenta del grupo al que acompañó. Su cerviz era erguida, del dorso colgaba una mochila que sujetaba con un par de correas que sostenía con los hombros. En la cual seguramente guardaba los enseres de crianza, imprescindibles para satisfacer las necesidades primarias de un bebé cuando lo sacan de casa. A la criatura la transportaba en una carriola, que empujaba con su mano derecha al compás que le marcaba el paso cansino del contingente. No debió tener más de 25 años, su mirada avizoraba la llegada al destino prometido. La plaza pública en donde en breve escucharía a algunas oradoras que les hablarían de la emancipación de la mujer en el siglo 21. Su expresión apacible contrastó con la de otra participante que reflejaba astucia, quizá con menos años a cuestas, quien no perdió la oportunidad de rociar aerosol con el que pergeñó la frase, que se lee sobre la pared de una cantina localizada sobre la calle Ignacio Allende de la ciudad: “que mueran los botaneros”.

Otra activista cuadras atrás había dejado la impronta: “No todos los hombres, pero en un feminicidio al menos uno está presente”. En resumen se puede decir que las causas que las unieron fueron muy superiores a las diferencias que se dieron entre ellas, como edad, nivel socioeconómico e instrucción escolar. Silencios en la marcha por el fragor de la batalla. Muchas mujeres buscan pronta solución a sus problemas más sentidos, los cuales, las atosigan día a día. Las decenas de cartelones que se exhibieron en la marcha lo evidenciaron. Pago de la pensión alimenticia para los hijos; protección ante la pareja violenta; paternidad irresponsable; acoso laboral, etcétera. Por ello, teorizar sobre el rol femenino en la sociedad pasó a un segundo término o tácitamente no se habló en el 8M. Pero, no por ello, debe desconocerse la parte teórica del feminismo.

Cuando de una manera desapasionada se revisan los avances y retrocesos de la mujer en los mercados productivos latinoamericanos se pueden identificar fortalezas y debilidades de las féminas, binomio que coadyuva a la elaboración de teorías y modelos, los cuales se pueden materializar a través de la implementación de políticas públicas. Para insertar de manera más equitativa a la mujer en el mercado laboral remunerado. De llevar a cabo esa tarea reflexiva, se han encargado hombres y mujeres. Estas, particularmente han prestado sus servicios profesionales en despachos privados y organismos supranacionales (BM, CEPAL, OCDE, etcétera), recibiendo un buen salario que se les remunera no tanto por lo que hacen, sino por lo que saben. La amortización de los pendientes económicos, inmanentes del diario vivir, siempre ayuda a tener una mayor claridad en el pensamiento. El cual se puede entenebrecer cuando regularmente se aguarda con zozobra la llegada a casa del marido alcoholizado y violento. Sentimiento femenino que en Coahuila no es sólo percepción porque, según cifras que dio a conocer el Tribunal Superior de Justicia y la Fiscalía General de Coahuila, durante 2023 la violencia en contra de la mujer ocupó el segundo lugar dentro de los 10 delitos de mayor incidencia en el estado; tan solo en la Región Sureste de Coahuila se cometieron -oficialmente- 4 mil 173 agresiones en contra de la mujer, desde violencia patrimonial hasta sexual, que representaron 38% del total estatal, que la convierte en la región estatal de mayor riesgo para la integridad femenina.

De la amplia literatura escrita sobre paridad de género en el ámbito de los negocios, provienen frases como “techos y paredes de cristal”, que estuvieron en boga en la campaña política de la sra. H. Clinton de 2016, cuando competía por la Presidencia de Estados Unidos. Y que al final de la jornada electoral no logró “romper”. Utilizar el lenguaje metafórico es un buen recurso literario por la cantidad de símbolos que encierra, difíciles de olvidar, que explican situaciones que suceden en la realidad, y en este caso la de la mujer, que se enfrenta a valores entendidos y normas no escritas que obstaculizan su desarrollo profesional en el campo empresarial. A pesar de las barreras no visibilizadas, la mujer mexicana es la que ocupa el mayor porcentaje en puestos de alta dirección en las empresas, con respecto al resto de féminas de Latinoamérica. En el país, de 2022 a 2023, la inserción de la mujer en los cuadros directivos pasó de 33 a 38%, en un año el incremento fue de 5 puntos. En 2023 por cada 100 cuadros de mando gerenciales, 62 eran hombres y el resto damas. Si se compara la participación femenina mexicana con la de otras naciones del resto del mundo, México se sitúa en el onceavo lugar del ranking mundial. Lugar nada despreciable si se considera la cultura patriarcal que ha prevalecido tan arraigada desde los tiempos de la conquista (El Economista del 8/03/24) Para un futuro promisorio del movimiento femenino, que logre aproximarse a la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres en el mercado laboral. Algunas científicas sociales han llegado a la conclusión “que se requiere encontrar en los hombres aliados que rompan esas losas invisibles y encontremos entre nosotras la sororidad clave para apoyarnos. Crear un clima de confianza adecuado y una cultura en diversidad e inclusión para todas y todos por igual”. Aunque “harán falta otros 131 años para alcanzar la paridad de género, según el Informe sobre la Brecha Global de Género 2023 del Foro Económico Mundial”.

 

Notas Relacionadas

Frena Musk planta por Trump; librará Coahuila el efecto Tesla

Hace 2 horas

Insultar al rival

Hace 2 horas

¡El crimen toca la puerta de Claudia!

Hace 2 horas

Más sobre esta sección Más en Nacional

Hace 2 horas

Insultar al rival

Hace 2 horas

¡El crimen toca la puerta de Claudia!

Hace 2 horas

Lo que Trump sí dijo sobre México