Saltillo|Monclova|Piedras Negras|Acuña|Carbonífera|TorreónEdición Impresa
El 2 de junio nos vemos en el Zócalo para celebrar el triunfo: Claudia Sheinbaum Chocan dos helicópteros en acto de celebración de la Marina Real de Malasia; reportan 10 muertos Aumenta México aranceles a China y países sin tratado hasta en 50% Agencia ONU para refugiados en Gaza tiene problemas de “neutralidad”: informe Declaran juicio nulo al ranchero acusado de matar a un migrante mexicano en la frontera

Zócalo

|

     

Opinión

|

Información

< Opinión

 

Coahuila

¿Terminaron por algo que se puede resolver?

Por Químico del Amor

Hace 3 semanas

¿Buscó una excusa para alejarse? En otro momento, lo que te reclamó no era causa de conflicto, pero si lo analizas, en ciertas épocas del año encuentra la manera de generar una pelea para que te ofendas y quedarse solo(a).

Lo primero que hay que comprender es que no es tu culpa, aunque tu pareja lo hace ver así, esta crisis no tiene que ver contigo, es una herida que viene arrastrando de exparejas o incluso de su infancia, sin embargo les afecta a ambos.

Una persona que se enoja por todo y estalla no es el peor de todos y no lo hace porque no te ama porque si recuerdas cuando no se porta así es una persona compartida, protectora, cariñosa(o), te ha demostrado muchas veces que si le importas pero con una acción de estas arruina todo lo bueno que hizo por ti.

No te hiere conscientemente pero insiste hasta que te lastima, como te conoce, sabe que botones emocionales tocar para desestabilizarte, el objetivo es que lo dejes solo(a).

¿Porque si se aman no pueden estar bien juntos? Es una explicación compleja pero se remonta a sus primeros años, cuando era niño(a) lo dejaban al último, cuando menos uno de sus padres estaba muy ocupado con sus hermanos, con los problemas de su familia de origen, trabajaba en exceso, o no estaba listo(a) para tener un hijo, inconscientemente al menos uno de sus padres encontraba el modo de alejarse de ella(o de él) y lo dejaban solo(a), la mayor parte del tiempo lo cuido su abuela, así que él o ella sintió que siempre había algo más importante y que no lo querían lo suficiente. En otros casos su padre o madre lo humillaban mucho o con el eran más estrictos que con sus hermanos, no se sintió aceptado(a) por su familia núcleo; tiene un choque que hasta la fecha no ha resuelto con alguno de sus progenitores, si esto coincide con la infancia de tu pareja tiene una herida que aún le lastima.

Es por ello que algunos(as) discuten y terminan contigo en vacaciones, no festejan su cumpleaños, se saturan de trabajo, no contestan llamadas ni mensajes, se anulan, porque para estas personas su nacimiento no fue causa de felicidad para su familia, su cumpleaños le recuerda algo triste, ese día discutían papa y mama, su festejo se pasaba para otro día o se hacía algo irrelevante. Lo mismo ocurre en la navidad o en otra fecha significativa como el cumpleaños de su papa, mama o el aniversario de fallecimiento de algún ser querido, algo muy difícil ocurrió en su pasado que marco a tu cónyugue, por eso no ve estas fechas como felicidad, le recuerda un dolor que no ha podido sanar y por lo tanto evade convivir.

Tu pareja en el fondo no quiere lastimarte lo que más desea es estar bien y juntos, pero estas heridas que no ha resuelto lo ponen muy mal y reacciona de la peor manera. La tristeza es una emoción muy profunda que a muchas personas no nos enseñaron a manejar. En lugar de pedir ayuda se pone a la defensiva y cualquier detalle que hagas que lo conecta con su pasado es un detonante para ofenderte o terminar contigo. Los invito a revisar su caso en el consultorio para superar esta crisis.

Notas Relacionadas

Conmemora Coahuila Día Internacional de la Madre Tierra

Hace 4 horas

Celebra Gobierno del Estado sorteo entre contribuyentes cumplidos

Hace 5 horas

Propone Jaime Bueno recuperar presupuesto para carreteras

Hace 7 horas

Más sobre esta sección Más en Coahuila

Hace 21 horas

Rumbo a China

Hace 21 horas

Debate no prende

Hace 21 horas

Las tres (peores) caras de la mediocridad: soberbia, envidia e hipocresía