México.- En su ruta de impacto hacia Baja California Sur, la tormenta tropical Lowell provoca intensas lluvias y fuerte oleaje, lo que obligó al cierre del puerto de Cabo San Lucas y la suspensión de al menos dos cruceros provenientes de Los Ángeles, California, con más de 2 mil pasajeros cada uno.

En su ruta de impacto hacia Baja California Sur, la tormenta tropical Lowell provoca intensas lluvias y fuerte oleaje, lo que obligó al cierre del puerto de Cabo San Lucas y la suspensión de al menos dos cruceros provenientes de Los Ángeles, California, con más de 2 mil pasajeros cada uno.

En su avance, el meteoro con vientos de hasta 95 kilómetros por hora, causa estragos en el litoral del Pacífico, desde Nayarit a Sonora, en donde se estableció la alerta verde (fase de acercamiento) por las precipitaciones y fuertes marejadas.

El director de Protección Civil de Baja California Sur, José Gajón de la Toba, dijo que Lowell tiene un radio de 800 kilómetros por lo que toda la entidad está en alerta verde, ante la llegada del ciclón el próximo jueves cerca del municipio de Comondú.

Suspenden clases En Sinaloa, el mal tiempo provocado por el meteoro asociado a un sistema de baja presión, originó el cierre de la navegación en la bahía de Altata y el puerto de Topolobampo, la suspensión de clases y el desalojo de damnificados por las inundaciones, informó el director de Protección Civil, Francisco Díaz Angulo.

El secretario de Administración y Finanzas, Óscar Lara, dijo que se otorgaron permisos de exención en el pago de peaje de la autopista Culiacán-Las Brisas para los vehículos, por inundaciones en los poblados del municipio de Navolato.

En la ciudad de los Mochis, el presidente municipal, Esteban Valenzuela, dijo que la lluvia motivó la suspensión de clases en las escuelas.

En Nayarit, el exceso de agua en las marismas y esteros afectan a pescadores que resienten bajas capturas de camarón.

La Unidad Estatal de Protección Civil en Sonora emitió la alerta azul para 16 municipios de la entidad y la alerta verde para 13 localidades del sur, ante la proximidad de Lowell.

Recuento de daños En Chihuahua, las lluvias en los últimos 15 días dejaron seis personas muertas, más de mil comunidades afectadas, 15 mil hectáreas de cultivo inundadas, 50 poblados incomunicados y otros 43 sin agua potable.

El secretario de Seguridad Pública, Javier Torres Cardona, detalló que tras la declaratoria de emergencia para Parral y Valle de Allende, estos municipios tendrán ayuda del Fondo de Desastres Naturales. También esa instancia liberó apoyos para los municipios Aldama, Coyame, Ojinaga, San Francisco de Conchos, Camargo, La Cruz y Julimes.

En Durango y Coahuila, tras la apertura de las compuertas de las presas Lázaro Cárdenas y Francisco Zarco, autoridades de Protección Civil evacuaron a mil habitantes en las comunidades de Abasolo y Rodeo, en Durango, mientras que en la Laguna, Coahuila, se trabajan en el reforzamiento de bordos del río Nazas. (Con información de G. Rodríguez, J. Cabrera, G. Gaxiola, E. Proa y M. Hernández).