Saltillo|Monclova|Piedras Negras|Acuña|Carbonífera|Monterrey|Ciudad De MéxicoEdición Impresa
VIDEO: Joven se gradúa en chanclas ‘feas’ y se vuelve viral en redes Tigres cae ante Pachuca y pierde el liderato general México ayudará a erradicar peste porcina en República Dominicana y Haití Apagan incendio dentro de un depósito de combustible en Cuba Los precios a la alza por inflación; quita 3 días de salario al mes

Zócalo

|

Arte

|

Información

< Arte

Arte

¿Dolores del Río y Francisco I. Madero eran familia?

Por Grupo Zócalo

Hace 4 dias


La diva del séptimo arte formó parte de una familia de talentosos artistas, políticos y activistas

Ciudad de México.- Antes de convertirse en una de las máximas figuras de la Época de oro del cine mexicano, Dolores del Río comenzó su carrera en Estados Unidos haciendo películas mudas. Con la llegada del cine sonoro, consiguió papeles más importantes y se consagró como la primera actriz latinoamericana en ser reconocida en Hollywood.

La diva del séptimo arte formó parte de una familia de talentosos artistas, políticos y activistas. Además de ser prima del cineasta Julio Bracho y otras grandes figuras del cine, compartió un vínculo sanguíneo con Francisco I. Madero, quien se desempeñó como presidente de México entre 1911 y 1913.

Su nombre real era María de los Dolores Asúnsolo y López Negrete, pero adoptó el apellido Del Río a los 17 años cuando se casó con Jaime Martínez del Río, quien era 18 años mayor que ella.

¿Cuál era el parentesco de Dolores del Río y Francisco I. Madero?

La actriz nació el 3 de agosto de 1904 en la ciudad de Durango. Sus padres fueron Jesús Leonardo Asúnsolo Jacques, hijo de pudientes agricultores, y Antonia López Negrete, quien pertenecía a una de las familia las más ricas del país y cuyo linaje se remontaba a la nobleza virreinal, de ahí que ambos hayan formado parte de la aristocracia mexicana.

La mamá de Dolores del Río era prima de Francisco I. Madero, por lo que el político era su tío. La actriz conoció al ex presidente durante su infancia poco después de que inició la Revolución Mexicana y su familia se vio obligada a dejar su casona en Durango para salvaguardar sus vidas.

El impacto de Francisco I. Madero en la vida de Dolores del Río

Así una mañana de 1910, Antonia López Negrete despertó a su hija Dolores, que tenía alrededor de seis años, y la arregló modestamente. Minutos después, la actriz y su mamá partieron en un tren rumbo a la Ciudad de México; sin embargo, el padre de la famosa no pudo marcharse con ellas y tuvo que huir a Estados Unidos.

Ya en la capital mexicana, Dolores y su mamá se encontraron con Francisco I. Madero, quien las apoyó y ayudó a instalarse en una casa de la colonia Juárez, cerca de donde él vivía. No fue hasta 1912 que la actriz y su mamá volvieron a estar juntos.

Con información de Milenio

 

Notas Relacionadas

Más sobre esta sección Más en Arte

Hace 1 dia

Narran arqueólogos vivencias tenebrosas y anécdotas sobrenaturales

Hace 1 dia

INAH recupera dos relieves olmecas de ‘contorsionistas’ en Tabasco

Hace 1 dia

Ilumina con pintura secretos familiares; exhibe Los Malos Comensales

Hace 1 dia

Cruza las fronteras con ritmo sincopado del jazz mexicano; editan Long Line to El Paso

Hace 1 dia

Vuelve a la vida Teresa de Mier con su biografía

Hace 2 dias

Despiden ronca voz de Ángel Sánchez

Hace 2 dias

Concreta ANTIFestival su presencialidad