Saltillo|Monclova|Piedras Negras|Acuña|Carbonífera|Monterrey|Ciudad De MéxicoEdición Impresa
Blended Family El amor en todos lados ¿Obtendrá México su tercera corona? Celebran la 6a edición del Torneo de Golf del Banco de alimentos de Saltillo Sérum facial: ¿qué es y para qué sirve? ¡No la compres! Aprende a preparar leche de avena en casa

Zócalo

|

     

Opinión

|

Información

< Opinión

 

Coahuila

INE es de los ciudadanos

Por Cholyn Garza

Hace 4 semanas

Inicio mi colaboración de esta semana, compartiendo con los amables lectores una anécdota que vino a mi memoria a propósito de la situación política que vive el país.

Lo que a continuación leerán sucedió durante un proceso electoral organizado por el IFE, hoy INE.

Resulta que en la sesión del Consejo Distrital 01 de Coahuila, estaba por aprobarse la “casilla especial” y dónde se instalaría el día de la elección.  Quedó todo claro, lugar y el número de boletas como lo marca y permite la ley y que son 750. “En acuerdo del Consejo General del IFE número CG/150/99 publicado en el DOF el 13 de diciembre de 1999, se determinó que se entregarán 750 boletas para cada tipo de elección, a los presidentes de mesa directiva de cada casilla especial, para la jornada electoral del 2 de julio de 2000”. 

Quiero mencionar que los partidos políticos que participan en la contienda electoral designan representantes para estar en las sesiones de los diferentes consejos, ya sea locales, distritales y por supuesto el Consejo General.

Por lo tanto, al estar acreditados ante la autoridad electoral, están enterados de todo lo que sucede en cada sesión de Consejo. Además, los representantes tienen voz, es decir, pueden participar dando su opinión, aunque no pueden votar.

El día de la elección a la que me refiero, se instalaron las casillas a la hora indicada y fueron llegando los ciudadanos a votar. Todo iba bien hasta que llegó a las instalaciones de la Junta Distrital del IFE, el representante de un partido, de los llamados de “izquierda” para pedir que se le dieran más boletas para llevarlas a la casilla especial porque “había mucha gente y las boletas que había se iban a acabar”. 

Estaba exigiendo algo que no se puede ni se debe hacer. Las casillas especiales fueron aprobadas para darle oportunidad a los ciudadanos que estuvieran fuera de su entidad federativa, de cumplir con su deber como mexicanos, no para ser utilizadas con la gente que algún partido acarrea.

Está de más decir las descalificaciones que estaba haciendo la persona que exigía que se abriera la bodega para sacar boletas. (bodega custodiada por miembros del Ejército). 

Casos como el que comento hay muchos. Donde la testarudez, la ignorancia y la mala fe, pretenden imponerse a las leyes.

Y en cuestión de elecciones con más razón.  Lo estamos observando con el problema en que han convertido el caso de quien pretende gobernar Guerrero.  

Habría que recordar aquel desagradable suceso en 1988 cuando la “caída del sistema” puso en evidencia al gobierno.  Ante la desconfianza que había en la población y al constante señalamiento por parte de quienes aprovecharon la situación para avanzar, se decidió crear un organismo autónomo. 

Por eso se constituyó el Instituto Federal Electoral, para que el gobierno sacara las manos de las elecciones.

Hoy, convertido en Instituto Nacional Electoral, INE, es el organismo que  continúa organizando elecciones creíbles, no a modo de personas o grupos que pretenden desaparecerlo.

No hay que olvidar que cuando no les favorece una votación a ciertos partidos, siempre alzan la voz y aducen ¡fraude! Es decir, quieren imponerse a cómo dé lugar.

Eso ha sido siempre en esos grupos políticos que sienten desprecio por las instituciones y pretenden desde el poder que hoy tienen, destruir lo que con esfuerzo se ha logrado.

Porque el esfuerzo ha sido de todos los mexicanos, no solo de un hombre o de un grupo político que ha llegado al poder.  Los votantes acudieron a las urnas y el INE avaló el triunfo. Ahí si les gustó.

Un proceso electoral está marcado por tiempos.  Tiempos de registro de candidatos, de entrega de documentos, tiempos de campaña; en fin, todo conforme lo marca la ley.  No se justifica para nada el que por las torpezas que cometen quienes pretenden imponer sus criterios, se destruya una institución que es de los ciudadanos.

Tratar de destruir las instituciones para formarlas a capricho no es bueno para nadie.  Ahora en el poder ¿pretenden regresar al pasado, organizando las elecciones desde el gobierno?.

¿Vamos a permitirlo? Confío en que no sea así.

Notas Relacionadas

Muestra Georgina Cano músculo y popularidad

Hace 3 horas

¿Huachicol fiscal?, ¿o huachicol ‘judicial’ por las carreteras de Coahuila?

Hace 4 horas

Día de los Maestros y Maestras

Hace 4 horas

Más sobre esta sección Más en Coahuila

Hace 3 horas

Muestra Georgina Cano músculo y popularidad

Hace 4 horas

¿Huachicol fiscal?, ¿o huachicol ‘judicial’ por las carreteras de Coahuila?

Hace 4 horas

Día de los Maestros y Maestras