Saltillo|Monclova|Piedras Negras|Acuña|Carbonífera|TorreónEdición Impresa
Las razones de la salida de Jaime Lozano de la Selección Mexicana Las dudas que genera el río Sena por la contaminación previo a París 2024 Ejidatarios bloquean tránsito de Ecatepec al AIFA por conflicto territorial Influyente congresista demócrata pide a Biden que renuncie a su candidatura Poder Judicial se niega a emitir orden de captura contra segundo probable tirador contra Colosio: AMLO

Zócalo

|

     

Opinión

|

Información

< Opinión

 

Coahuila

Notable revolucionario inédito

Por Otto Schober

Hace 1 semana

Durante el proceso revolucionario motivado por el descontento en contra del porfiriato, desde el maderismo y el constitucionalismo, por citar dos etapas, Se conocieron infinidad de casos de milicianos notables, con una historia que contar. Muchos de estos casos se perdieron, pasando a las páginas del olvido. 

Hoy rescatamos una de estas hojas extraviadas en el tiempo, como un reconocimiento a quienes participaron en la lucha armada buscando una mejor patria, ofrendando su vida.

José Inés Bermúdez Hernández, que nació en Jaumave, en el área montañosa de Tamaulipas, en 1883, donde residían sus padres, Feliciano Bermúdez del Castillo y Tomasa Hernández. 

Durante su niñez se mantuvo muy cercano al clero y por consecuencia, en la iglesia de San Lorenzo fue donde aprendió a leer y a escribir, también a tocar el piano y a hablar el idioma inglés y el latín y acostumbraba cantar durante la celebración de la misa que oficiaba el párroco del pueblo. 

Aun así, fue autodidacta, durante su juventud se desempeñó como consejero al servicio del pueblo y ante la falta de maestros, impartió clases en la escuela primaria “Benito Juárez” en su poblado natal, enseñando principalmente a leer y escribir. A consecuencia del asesinato del presidente Francisco I. Madero y del vicepresidente, José Ma. Pino Suárez, a la edad de 18 años, organizó un grupo de voluntarios para unirse en contra de quien motivó su asesinato y consiguió el poder ejecutivo de la Nación: el general Victoriano Huerta e independientemente de defender la causa, como contribución para evitar las injusticias en contra de la gente humilde. 

Contrajo matrimonio con la Srita. Matilde Juárez Cervantes y procrearon tres hijos: Margarita, Emilia y Timoteo. 

Dentro del movimiento revolucionario logró el grado de sargento primero. 

Participó en varios combates, pero se tiene que destacar, cuando su destacamento militar estuvo en la población de Tula, en Tamaulipas, donde se enfrentaron a un contingente federal con el que se batieron bizarramente, aunque fue para ellos la victoria, el sargento Bermúdez resultó gravemente herido, no sin antes, haber eliminado varios enemigos, falleciendo más tarde, cuando aún se vivía el fragor del constitucionalismo en 1913. 

Dejó testimonio de su paso por la revolución y por la vida. 

En el caso de su hijo Timoteo, éste casó con Aurelia Guzmán Juárez y procrearon a Isabel, Zenaida, Luis, Isaías, Rebeca, José Inés, Eva, Adán, Feliciano, Timoteo y Eleazar. 

En 2018 sobreviven cuatro, uno de ellos, José Inés, quien lleva orgullosamente el nombre de su abuelo, ahora es maestro de educación primaria retirado y vive en Piedras Negras, Coahuila. 

(Archivo de la familia Bermúdez Burciaga)

Notas Relacionadas

Coahuila, con baja incidencia de acoso cibernético

Hace 1 hora

Da Estado sacudida estratégica a Sedu; aplican enroques en estructura

Hace 8 horas

Paridad de género

Hace 9 horas

Más sobre esta sección Más en Coahuila

Hace 9 horas

Paridad de género

Hace 9 horas

Policías que se detienen mutuamente

Hace 9 horas

Los partidos políticos están en la supervivencia