Saltillo|Monclova|Piedras Negras|Acuña|Carbonífera|Monterrey|Ciudad De MéxicoEdición Impresa
Presentadoras de TV en Afganistán tapan sus rostros tras presión de talibanes ‘No nos quedamos cruzados de brazos’: Sheinbaum defiende la estrategia en seguridad de AMLO Karely Ruiz recuerda su vida antes de triunfar en redes sociales; ‘tenía un puesto de dulces en la calle’ VIDEO: Mujeres son captadas robando un celular en una tienda de tintes en Iztacalco Usaron documentos falsos para el examen de admisión de la UNAM y ahora están detenidas

Zócalo

|

     

Opinión

|

Información

< Opinión

 

Coahuila

El ego, malo consejero 

Por Verónica Marroquín

Hace 3 meses

Qué tal amigos y amigas: si bien es cierto que en algunas ocasiones el ego ayuda a que no seamos víctimas de abuso, y salir adelante en otras circunstancias, pero también cuando éste se eleva en nosotros, somos quienes lastimamos.

Este tema es muy extenso y empezaré con el significado del latín y del concepto del ego: la palabra ego significa en latín, YO, en sicología el término se utiliza para hacer referencia a la instancia psíquica que permite que un individuo se reconozca a sí mismo y a su propia personalidad, ser consciente de su propia identidad. Es en sí el arte central de la consciencia humana encargada de dar el sentido de “sí mismo”. Puede ser el exceso de valoración que va más con el egocentrismo, más arrogante, soberbio, presunción, puede su ego ser tan alto que no le permite ver la realidad.

Existe el término egolatría: que es el culto o la adoración de una persona a sí misma.

Egoísmo: que es la tendencia de las personas a profesar un excesivo amor a sí mismas olvidándose de los demás.

Aunque sí es muy importante amarase a si mismo primero, para poder amar a otra persona, ya que nadie puede dar lo que no tiene, si no hay amor a sí mismo, no puede amar al otro. Ya se convertiría en sumisión, en baja autoestima, habría permisividad, no poner límites, y habría abuso.

Egocentrismo: es una exagerada tendencia a la exaltación de la propia personalidad, es decir, de si mismo.

Cuando el ego se convierte en egocentrismo, puede que se pisotee al prójimo, donde te miras por debajo del hombro, pero también la persona ególatra lo que no sabe es que atrás de esa connotación hay un medio profundo.

Una inseguridad profunda, piensa que pierde lo que ha conquistado. Falso yo, una falsa personalidad, vive en el personaje del ego.

Tipos de egos:

1.- El ego sabelotodo: tiene respuesta para todo, aunque no sepa realmente. Opina de las cosas que no sabe, y siempre está con la palabra justa para intervenir sobre cualquier tema. Te da consejos, aunque su vida sea un desastre.

2.- El ego insaciable: es el que quiere ser el centro de atención en cualquier mesa, o reunión. Y hace lo que sea para que todo el mundo lo voltee a ver.

3.- El ego interruptor: es el que no te deja hablar, acapara toda la conversación. Permanente- mente interrumpe sin haber escuchado primero.

4.- El ego envidioso: son las personas que siempre están compitiendo y viendo una rivalidad con el otro, de qué manera te envidia. Siempre que alguien dice algo, ellos tienen algo mejor o peor como experiencia de vida y que deja más elevada su aportación, pero con el afán de que quede mal la otra persona, debe ganar siempre.

5.- El ego prestigioso: son las personas que siempre están esperando que los adulen, que los aplaudan, que los reconozcan, son sutiles: te lo dije, no digas que no te lo advertí.

6.- El ego jinete: son las personas que se suben al caballo de otro, que copian lo que el otro hace y se pueden jalar el cuello de que ellos lo hicieron, como saludar con sombrero ajeno como se dice en nuestro pueblo, te toman ideas y se las apropian, las roban.

7.- El ego sordo: no escucho, no te escucho, realmente no le interesa lo que puedas decirle, ya que está ensimismado con sus pensamientos, solo lo que el piensa importa. Hace como que te escucha, hace la mímica, pero realmente no es así.

8.- El ego manipulador: es la persona que va transando por abajo tejiendo redes para que otras queden mal, va intrigando a su paso, es mentiroso, revela secretos que le fueron confiados. Esconde cosas, se hace la victima para sacar información, no es nada confiable. Revela cosas para quedar bien con quien le conviene, pero queda mal con quien le da su confianza.

9.- El ego orgullo: es la persona que no permiten perder nunca, no les importa qué tengan que hacer para ganar. No importa que destruya a otra persona.

10.- El ego silencioso: no habla, pero es criticón destructivo, es mal intencionado.

Tips para contrarrestar estos egos que ayudan a tu paz y a tu relación con los demás como una persona confiable y buena.

1.- Escucha atenta, no interrumpas, pon atención lo más que puedas, si no entendiste entonces puedes pedir una disculpa para que te lo vuelva a repetir y puedas entender mejor la conversación. Está en momento presente.

2.-Meditar todos los días unos minutos, sentado en silencio, una música suave, ponte atención a ti mismo, calma tu voz interior, tu ego no asalte a la yugular, en un lugar tranquilo.

3.- No hagas, ni saques conclusiones apresuradas, no es necesario tener las riendas siempre, modula, serena, y refrena en sacar estas conclusiones apresuradas como si fueras el juez, verdugo. Cuando haces esto de apresurar a juzgar puedes equivocarte, lastimar, o hasta quedar tú en ridículo.

4.- Eliminar el yo y en lugar puedes decir: la perspectiva que veo, es tal… y saco la palabra yo, que es típica de una persona egocéntrica.

Y bueno la verdad que el ego todos lo tenemos en menor o mayor grado, en algunas ocasiones puede ayudar a ser mejores definitivamente, pero cuando el ego se vuelve elevado, el egocéntrico puede ser dañino para todos, ya que lastima, y al mismo tiempo él mismo o ella misma, pues quien lastima es porque tiene miedo a ser lastimado. Tiene heridas de la infancia de las que ya he hablado en diferentes columnas, que es un tema siempre vigente el sanar esas heridas emocionales de la infancia, que tantos estragos hacen en la vida del ser humano en los primero saños de vida y se van arrastrando hasta la edad adulta, y como consecuencia, lastimando a su paso a más personas, es un círculo definitivamente, que convendría ir a terapia para que las conozcan quienes no las saben, o sea la primera vez que me hace el honor de leer, y quien ya tiene conocimiento de ellas, tener la valentía de ir a terapia y sanar.

El ego cuando deja de ser herramienta asertiva. Empieza con el yoyo, y deja de ser empático. Se vuelve una amenaza pa- ra la persona que está en ese egocentrismo enfermizo, y a su vez no deja vivir en paz, pareciera que siempre está en constante competencia, no descansa con tal de estudiar de qué manera oprime al otro, en lugar de ver como mejor para beneficio de todos, sea personal o comunitario, en su trabajo o con la familia,

Lo mejor es vivir en homeostasis es decir en equilibrio, como decía mi abuelita, ni muy muy ni tan tan. Sabios refranes mexicanos.

Nota importante: alimentarse sanamente no solo es del cuerpo, sino del alma con él amor y la mente de pensamientos y acciones positivas.

Notas Relacionadas

La seguridad y el sector manufacturero

Hace 8 horas

Sanando al niño y la niña interior

Hace 8 horas

La necesidad de aprobación

Hace 8 horas

Más sobre esta sección Más en Coahuila

Hace 8 horas

La seguridad y el sector manufacturero

Hace 8 horas

Sanando al niño y la niña interior

Hace 8 horas

La necesidad de aprobación