Saltillo|Monclova|Piedras Negras|Acuña|Carbonífera|TorreónEdición Impresa
Desaparecen seis personas en el río Pilón en Montemorelos, Nuevo León Alerta por crecimiento de casos de parvovirus canino en Yucatán No se dejen enganchar por el crimen a cambio de despensas, pide AMLO a chiapanecos Dejan restos humanos en bolsa en Ciénega de Flores, NL EU sanciona a dos mexicanos vinculados al CJNG por tráfico de fentanilo y armas

Zócalo

|

     

Opinión

|

Información

< Opinión

 

Coahuila

“Mamá… hoy te tomo con amor”

Por María José César

Hace 2 meses

“Querida mamá: Tal y como eres te tomo, tal y como eres tomo la vida, tal y como me la has dado. Y así eres justa para mí, lo tomo todo de ti, tal y como viene de ti. Abro mi corazón a lo que me das, incluso lo que fue duro o malo. Así eres mi madre, y así soy tu hijo.”
Bert Hellinger

 

El hoy es un regalo.

Es un regalo para perdonar, agradecer y valorar todo lo que Mamá nos dio.

Porque así como fue, fue perfecto.

Porque así como fue, era necesario.

Porque así como fue, era lo que se tenía para dar.

Lo que Mamá nos dio, hemos de tomarlo y abrazarlo como un legado de amor.

Cómo fuente de lo que se tenía para dar.

Dejar de mirar si era poco o mucho, tomarlo desde el amor y con amor.

Acomodar a mamá en ese espacio de amor y de agradecimiento, es lo que nos permite integrarla en el lugar correcto.

 

Agradecer, honrar, valorar.

Mirar lo que se dio, soltar lo que no se nos dio.

Amar, honrar y aceptar a nuestra mamá nos conduce a la paz y a la reconciliación.

 

Coincido con Bert Hellinger en el abordaje que el realiza en torno a la relación con mamá. Coincido absolutamente con su mirada, sobre cómo el dice que cuando tomamos a nuestra mamá como la fuente de nuestra vida, con todo lo que nos llega a través de ella, tomamos nuestra propia existencia.

En la medida en que tomamos a nuestra madre, tomamos la vida en su totalidad.

 

Luz Rodríguez, terapeuta de órdenes del amor, dice…

“Nuestra madre nos llevó dentro de sí… alimentándonos…. Arrullándonos con su propio corazón… Arriesgó su propia vida para que nosotros tuviéramos la oportunidad de vivir. Con sus aciertos y desaciertos… hizo lo que mejor sabía hacer, no llegaste con un manual. Dentro de ti añoras su abrazo y su presencia… eres y siempre serás parte de ella. Honra y agradece su esfuerzo… si estás aquí es porque ella asumió el riesgo.”

 

Hoy integra a Mamá y a su amor en ti.

Repite con amor y a consciencia:

Querida Mamá.

Te tomo a ti, toda entera, con lo bueno y con lo malo.

Lo tomo al precio entero que a ti te costó y que a mi me cuesta.

Lo aprovecharé para alegría tuya (en tu memoria).

No habrá sido en vano.

Lo sujeto firmemente y le doy la honra,

Y si puedo lo pasaré como tu lo hiciste.

Te tomo como mi madre,

Y te pido me tomes como tu hijo/a.

Tu eres mi verdadera mamá

Y yo soy tu verdadero hijo/a.

Tu eres la grande y yo soy el/la pequeño/a.

Tu das, yo tomo.

Querida mamá, me alegro que hayas elegido a papá para tenerme.

Ustedes dos son únicos para mí.

– Bert Hellinger

 

Hoy toma a Mamá con amor.

Toma su ternura, su tiempo, sus desvelos, sus entregas, todo y tanto que te dio, te ha dado o te sigue dando.

Si hoy tienes a tu madre con vida, acompáñala, abrázala, bésala, visítala, hazla sentir querida. Dale un gesto de tu amor.

Si no puedes tener a Mamá de cerca físicamente, abrázala de alma a alma, en lo profundo de tu corazón y hónrala.

Envíale amor, envíale luz, envíale agradecimiento.

De esa manera la tomas, de esa manera la integras.

Ella desde donde está, sentirá ese abrazo y ese agradecimiento.

Recuerda también que una parte de ella, también está dentro de ti.

 

– Gracias Mamá, Paty Gómez, por todo y tanto amor. Te queremos hasta el cielo y la vida.

 

Más sobre esta sección Más en Coahuila

Hace 7 horas

Ni un paso para atrás

Hace 7 horas

Arteaga y la política ficción; otra de malos perdedores

Hace 7 horas

50 mil “diablitos”