Saltillo|Monclova|Piedras Negras|Acuña|Carbonífera|Monterrey|Ciudad De MéxicoEdición Impresa
Investigadores de UAdeC, entre los mejores del mundo; Coahuilenses expertos en biotecnología Vienen megapuentes escolares; En noviembre, solo 17 días de clases ‘Reconecta’ La Josa con saltillenses; enciende el ánimo a 2 mil personas Fomenta DIF Coahuila nutrición saludable en el ámbito laboral: Marcela Gorgón Empistolados irrumpen y saquean caja de ahorro; someten a tres mujeres

Zócalo

|

     

Opinión

|

Información

< Opinión

 

Coahuila

¿Qué viene a mostrarme esto?

Por María José César

Hace 1 mes

Los problemas se convierten en oportunidades para aprender, conocernos a nosotros mismos y valorarnos. Crecemos con cada obstáculo y éstos nos enseñan a elegir quién queremos ser.

Todo en la vida son procesos. Todo viene a enseñarnos algo. Todo siempre tiene un propósito mayor. Me he detenido a pensar, que tal vez esto que me está sucediendo, ¿Viene a mostrarme algo que tengo que mirar?

Coincido con Liliana Daniele, “deberé aprender que no importa lo que suceda, sino que hago yo frente a lo que me sucede.”

¿Qué no me gusta de esta situación que está sucediendo?

¿Qué está en mis manos hacer? ¿O acaso es algo que no tengo el control?

¿Qué tengo que dejar que pase?

Hay momentos en los que uno tiene que enfriarse y detenerse a mirar desde otro espejo como observador. Con esto que me está sucediendo, algo tengo que mirar.

Mirar de adentro hacia fuera. Eso que hoy me causa dolor, incomodidad, incierto, desazón… ¿Tiene que ver conmigo o con el otro?

¿En dónde he de acomodar a esa persona o situación en mis pensamientos y en mi vida?

¿Qué puedo hacer? Mandarle tu luz y tu paz a distancia.

Es normal y natural, que cuando nos concierne afrontar una dificultad, se nos acomode una nube gris mentalmente y no podamos mirar con claridad qué emociones habitan y qué dirección hay que tomar. Pero ante tal circunstancia, es importante que te detengas a observarte y te mires con honestidad qué sucede dentro de ti: física, emocional y espiritualmente. Tal vez he tolerado algo mucho tiempo.

Tal vez los límites han sido carentes.

Tal vez no estaba cómodo en este papel, o esa historia que me había comprado no es mía.

O tal vez esa persona o esa situación hoy me demuestra qué no quiero en mi vida.

¿Cuáles son los patrones inconscientes que te impiden desarrollar comportamientos y pensamientos adecuados para gestionar tus conflictos?

1. Los conflictos repetitivos.
2. Los patrones que te rigen de forma inconsciente.
3. La percepción que tienes del comportamiento.

Si observas tu vida quizás puedas ver que sigues repitiendo las mismas situaciones o conflictos y no sabes cómo solucionarlos.

Entonces… ¿Cuál es la causa de tus dificultades?

¿Quién es responsable de tus problemas?

Deja de sentirte una víctima de tus circunstancias y/o culpar a los demás de tu situación, es el primer paso para empezar a reconocer tu capacidad de influir sobre tus experiencias.

Hay que aprender a acomodar las cosas y a las personas en el lugar que corresponden y no permitir que nos roben la paz, pero haciéndonos responsables de lo que nos toca a cada quien.

¿Cómo puedo mejorar mi vida?

Interpretando tus conflictos desde una nueva perspectiva, desarrollando formas más efectivas de gestionarlos y transformando el estrés en aprendizaje.

Un buen maestro se hace con las dificultades.

Cuando te justificas, impides tu aprendizaje.

Para solucionar asertivamente tus conflictos, aprende a gestionar adecuadamente la culpabilidad por haberlos causado, por sus consecuencias o por no saber solucionarlos.

Cuando las cosas se mueven, no hay manera de que puedas detenerlas.

Quizás no puedas cambiar una situación, pero puedes elegir cómo vivirla.

Cambia tu percepción. Date permiso de darte un clavado a todas esas creencias que influyen en ti y en la manera en la que se maneja tu familia, tu cultura, tu sistema social. Todos los problemas se convierten en oportunidades para aprender, conocernos a nosotros mismos y valorarnos. ¿Qué viene a mostrarte eso? Sólo tú puedes encontrar la respuesta.

“Todavía no soy ni la mitad de la persona que desee ser… aún tengo que trabajar mucho en mí. Soy mi proyecto más importante.”

 

Notas Relacionadas

Crece la presencia del softbol en Saltillo; Softbol para una mente sana

Hace 2 horas

Zona militar, resultado del trabajo

Hace 2 horas

Heredan pasión por los motores; Plymouth de Torreón hace honor a don Félix

Hace 2 horas

Más sobre esta sección Más en Coahuila

Hace 2 horas

Zona militar, resultado del trabajo

Hace 2 horas

El colmo de un pianista, que su mujer se llame ‘Tecla’ y la toque otro

Hace 2 horas

Sexta Zona Militar