Saltillo|Monclova|Piedras Negras|Acuña|Carbonífera|TorreónEdición Impresa
‘Batman: Caped Crusader’ sorprende con increíble clip lleno de acción Luna Bella pide que le agradezcan por aumentar la seguridad en el Metro de CDMX Gana América a Querétaro con doblete de Henry Martín Jaime Lozano dejará de ser técnico de la Selección Mexicana Ryan Reynolds dice que Deadpool & Wolverine es la mejor película que ha hecho

Zócalo

|

     

Opinión

|

Información

< Opinión

 

Nacional

El gran contaminador

Por Peniley Ramírez

Hace 2 meses

Pemex es la empresa con mayor cantidad de emisiones de carbono en América Latina. Hace un mes, la petrolera anunció que planea reducir sus emisiones de carbono. La decisión no es simple conciencia ambiental, sino una necesidad financiera urgente.

En los últimos años, Pemex ha lidiado con deudas multimillonarias, ha recibido miles de millones de pesos de Hacienda para resistir y ha batallado para pagar a sus contratistas.

En las próximas semanas, Pemex debe divulgar los resultados financieros del primer trimestre de 2024. Cualquier estrategia que anuncie estará impactada por una noticia que se publicó en los últimos días y no recibió mucho eco: la organización Carbon Majors nombró a Pemex como el contaminador número 12 del mundo y el primero en Latinoamérica, antes incluso que Petróleos de Venezuela y Petrobras.

Y esta es solo la crisis más reciente. En febrero, la calificadora Moody’s rebajó la calificación a Pemex. Para Moody’s, es preocupante la deuda multimillonaria que Pemex ha contraído. Al cierre de 2023, Pemex debía más de 106 mil millones de dólares. Sus estados financieros muestran cómo la empresa estatal ha recibido cientos de miles de millones de pesos del Gobierno federal para amainar las pérdidas.

Para salir de la crisis, en el actual Gobierno, Pemex ha tratado de mejorar sus ganancias en refinación. Compró una refinería en Texas y construyó una nueva, en Tabasco. Además, ha intentado producir más petróleo. El problema es que esto también implica más daños al medio ambiente. Ahora, para pagar su deuda, Pemex puede producir (y contaminar) más, o recibir más dinero de Hacienda.

¿Qué tiene que ver la producción, el daño ambiental y el dinero para las deudas? En los últimos años, las grandes compañías del mundo han sido forzadas a crear nuevos planes para mitigar los riesgos ambientales, sociales y de gobernanza, un concepto que se conoce en finanzas como ESG.

Varios países tienen duras agencias reguladoras que castigan a las empresas que no hacen planes de ESG. En esta nueva economía que gira en torno a la mitigación (aunque sea solo en planes) para prestar dinero, sobre todo a gran escala, las instituciones financieras consideran no solo cuál es el negocio de quien les pide dinero, sus ganancias, deudas y sus estados financieros, sino también sus planes de reducción de carbono.

En el caso de Pemex, hay una línea en el reporte de Moody’s que pasó desapercibida y explica lo que está sucediendo. Dice: “La falta de medidas por parte de Pemex para reducir su exposición a riesgos ambientales, sociales y de gobernanza (ESG) ha obligado a algunos bancos a limitar su exposición a la empresa”. Limitar su exposición significa prestar menos.

Por eso importa mucho ver cómo el mercado reaccionará al plan de sustentabilidad que Pemex presentó y al reporte de que es una gran contaminante.

Moody’s, otras calificadoras y expertos han dicho que la suerte de Pemex recae en la voluntad del gobierno federal para darle dinero. Algunas veces, Hacienda ha inyectado dinero a la petrolera. Otras, simplemente ha reducido la cantidad de impuestos que paga, para ayudarle financieramente.

Ahora, las calificadoras especulan acerca de si un nuevo gobierno mantendrá esta voluntad de “apoyar” a Pemex. Aunque la petrolera reportó ganancias el año pasado, las proyecciones independientes consideran que todavía el déficit de la empresa aumentará, junto con las deudas y los crecientes costos de pagar esas deudas (casi 900 mil millones de pesos en los próximos cuatro años), más los gastos, mucho mayores a los proyectados inicialmente, en los llamados “nuevos proyectos emblemáticos”, como la refinería de Tabasco.

La ayuda financiera del Gobierno no ha revertido el declive financiero de Pemex. Si la petrolera pretende reponerse y salir al mercado a conseguir más dinero de deudas, debe tomar en serio los reportes que la colocan como un gran contaminador, y debe cumplir sus planes para mitigar el cambio climático.

Notas Relacionadas

Tribunal ordena nuevamente recuento total de votos en la Cuauhtémoc

Hace 1 hora

Pide Delgado a TEPJF recapacitar resolución contra AMLO

Hace 2 horas

Avanzan programas para el campo en Coahuila

Hace 2 horas

Más sobre esta sección Más en Nacional

Hace 18 horas

¿Adiós al grado de inversión?

Hace 18 horas

Se los dije: “¡Con AMLO morirá la democracia!”

Hace 1 dia

Sheinbaum se acerca al empresariado