Saltillo|Monclova|Piedras Negras|Acuña|Carbonífera|TorreónEdición Impresa
Tele Zócalo Vespertino / 18 de mayo de 2024 VIDEO: Verónica Toussaint hace llorar a Chumel Torres; este fue el motivo Conmemoran el natalicio de Juan Rulfo en Colombia Hombre miente a su familia y finge extorsión para no pagar cuenta de 30 mil pesos en el Mamitas Puebla Muere otro profesor en el plantón de la CNTE en Chiapas

Zócalo

|

     

Opinión

|

Información

< Opinión

 

Coahuila

Reyes no gana ni a las canicas

Por Luis Carlos Plata

Hace 1 mes

A nadie le interesa, pero ayer el senador por Coahuila, Reyes Flores Hurtado, perdió su enésimo juicio electoral en fila contra molinos de viento.

Enemigos imaginarios, pues.

Que nadie se confunda: el exdelegado de Bienestar en la entidad no es un Quijote peleando contra gigantes; tampoco un espíritu reivindicativo que lucha por causas justas a contracorriente ni un anacoreta esperando el momento más oportuno para salir a la palestra.

Es, más bien, un troll. De motivaciones viscerales; sin escrúpulos. Con la expectativa de tumbar a alguien con sus acciones legales y, por consecuencia, ocupar ese lugar vacante, aunque de manera unipersonal. “Forever alone”.

Lo mismo emprende un procedimiento contra Ricardo Mejía Berdeja, Luis Fernando Salazar, o un rosario de impugnaciones contra todo lo que se mueva y, al moverse, no sea en su beneficio.

El tema de fondo es más o menos el mismo siempre: dolerse de ser –a su juicio– excluido de la repartición de candidaturas en Morena por un motivo u otro.

Tan sólo en 2024, para dimensionar, acumula nueve juicios para la protección de los derechos político-electorales del ciudadano como parte actora en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

En ocho ocasiones contra la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia de Morena, es decir, contra su propio partido, y una más en contra el Consejo General del Instituto Nacional Electoral.

Se trata de los expedientes SUP-JDC-492/2024, SUP-JDC-0406/2024, SM-JDC-0131/2024, SM-JDC-0130/2024, SM-JDC-0117/2024, SM-JDC-0072/2024, SM-JDC-0067/2024, SM-JDC-0036/2024, y SM-JDC-0002/2024, lo mismo ante la Sala Regional Monterrey que ante la Sala Superior.

No existe otro coahuilense con ese récord. Chicle y pega uno, ha de pensar. No obstante a todo le tira y a nada le da: o lo batean por improcedente, o lo desechan de plano por inexistente.

Y por unanimidad de votos entre los magistrados electorales, independientemente de quien sea el ponente en turno.

Siguiendo el ejemplo, su escudero, Sergio Antonio de la Torre Servín de la Mora, lo mismo denuncia en automático cualquier cosa en el Tribunal Electoral de Coahuila que amenaza en redes sociales. El resultado es el mismo: la nada. No fructifica.

Con la segunda campaña por la gubernatura de Armando Guadiana, y eventualmente a partir de su fallecimiento, a Reyes Flores Hurtado, como senador suplente, le quedó un tercio nada despreciable de la Legislatura para ruñir el escaño.

Sin embargo poco se conoce acerca de sus actuaciones efectivas en la función que desempeña. Su paso por la Cámara ha sido gris y adocenado, para legitimar cualquier iniciativa oficial sometida a votación.

Escondido en el grupo, desde las sombras, de 2022 a la fecha se ha dedicado al litigio estratégico para su causa.

 

Cortita y al pie

Desaparecido y apocado, Reyes no supo aprovechar la posición como delegado de Bienestar en Coahuila, el granero de dádivas clientelares por excelencia, que ostentó durante cuatro años; en el mejor momento (es un decir) de la 4T.

El originario de Torreón, a quien se recordaba por las huelgas de hambre –primero como panista y después como morenista– en defensa presuntamente de la democracia, en el fondo es, como en la superficie un día lo fue, panista de cepa; pura sangre; de los que no ganan ni ganando.

 

La última y nos vamos

Han envejecido las bardas pintadas desde 2022 con el guinda distintivo de Morena en algunos puntos de Saltillo con la inscripción: “Reservado para el Día de Reyes”, en alusión a Reyes Flores.

A 18 meses de su aparición, las pintas se mantienen en la ciudad como vestigio de la derrota personal de quien tuvo en sus manos la posición de poder más grande del Gobierno federal en Coahuila de 2018 a 2022, y no supo, o no pudo, aprovecharla para trascender políticamente.

Y el día esperado nunca llegó. El sexenio federal envejece y la Legislatura vigente fenece. Y Flores Hurtado, parafraseando el disco de grupo Pesado, continúa impugnando cualquier asunto random, Desde la Cantina Volumen II.

 

Notas Relacionadas

Latente impacto de nueva ola de calor; cálida semana en Coahuila

Hace 10 horas

Vinculan a empresa coahuilense con Nahle; exhiben imperio gasolinero en el noreste

Hace 10 horas

Sera al poniente

Hace 10 horas

Más sobre esta sección Más en Coahuila

Hace 10 horas

Sera al poniente

Hace 10 horas

Empleo, inversiones y crecimiento

Hace 10 horas

Adultos desamparados